Convirtiéndote en donante, recibirás mucho más de lo que das: la satisfacción de saber que estás ayudando a otras personas a cumplir su deseo de tener un bebé, algo que sin tu ayuda, no sería posible. Para ellas, tú eres su gran esperanza.

En Quirónsalud, los donantes cuentan con la seguridad y tranquilidad de realizar el proceso en un entorno hospitalario, en las mejores condiciones y de manos de expertos médicos. La donación tiene un carácter voluntario y altruista, según se recoge en el Real Decreto Ley 9/2014 de 4 de julio, BOE nº 163.

Quiero donar óvulos

¿Qué necesitas para ser donante de óvulos?

Según la LEY 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, capítulo 2, podrán ser donantes de gametos y preembriones las personas que reúnan los requisitos siguientes:

  • Los donantes deberán tener más de 18 años, buen estado de salud psicofísica y plena capacidad de obrar.

  • Su estado psicofísico deberá cumplir las exigencias de un protocolo obligatorio de estudio de los donantes que incluirá sus características fenotípicas y psicológicas, así como las condiciones clínicas y determinaciones analíticas necesarias para demostrar, según el estado de los conocimientos de la ciencia y de la técnica existentes en el momento de su realización, que los donantes no padecen enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas transmisibles a la descendencia.


La donación se formalizará mediante contrato escrito, previa información por protocolo de consentimiento informado de los fines y consecuencias del acto, así como de los procedimientos y estudios a los que será sometida la donante.

Anonimato

Siempre habrá un anonimato entre el donante y la receptora de óvulos, está garantizado por la ley. Hay que tener siempre en cuenta que donar óvulos no compromete en absoluto a la futura fertilidad o maternidad de la donante.



¿Cómo es el proceso?

Es un proceso sencillo que en todo momento estará bajo un estricto control médico:

  • La primera fase del tratamiento dura entre 12 y 25 días, en función del protocolo utilizado (largo o corto) y de la velocidad de respuesta de cada paciente.
  • La donante se administra diariamente un medicamento en forma de inyecciones por vía subcutánea. Habitualmente se las administra ella misma en su propia casa. El objetivo de este tratamiento farmacológico es conseguir más de un óvulo para que la eficacia de la donación sea mayor.
  • Durante este proceso debe acudir tres o cuatro veces al centro para la realización de análisis de sangre y ecografías de control.
  • Después debe someterse a una pequeña intervención quirúrgica para extraer los óvulos, bajo anestesia general muy leve. El proceso se controla a través de ecografía vaginal mientras el ginecólogo aspira el líquido folicular. Posteriormente se identifican y procesan los ovocitos en el laboratorio de fecundación in vitro (FIV).
  • Después de entre una y tres horas de reposo, la donante puede desplazarse a su domicilio y hacer vida normal.
  • Unos diez días después de la extracción de los óvulos, la donante tendrá la menstruación y desaparecerá cualquier rastro del tratamiento. Si desea volver a donar, podrá hacerlo dos meses después y tantas veces como marca la ley.

¿Existen riesgos?

Los riesgos son prácticamente inexistentes. Excepcionalmente, puede producirse el síndrome de hiperestimulación ovárica, infección, el hemoperitoneo o la torsión ovárica. Pero en todo momento, la donante se encuentra bajo un estricto control médico para minimizar cualquier riesgo.



* La ley 14/2006 de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida establece que la donación se realice de forma anónima, voluntaria, informada y no remunerada.

Quiero donar semen

¿Qué necesitas para donar?

Según la LEY 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, capítulo 2, podrán ser donantes de gametos y preembriones las personas que reúnan los requisitos siguientes:

  • Los donantes deberán tener más de 18 años, buen estado de salud psicofísica y plena capacidad de obrar.

  • Su estado psicofísico deberá cumplir las exigencias de un protocolo obligatorio de estudio de los donantes que incluirá sus características fenotípicas y psicológicas, así como las condiciones clínicas y determinaciones analíticas necesarias para demostrar, según el estado de los conocimientos de la ciencia y de la técnica existentes en el momento de su realización, que los donantes no padecen enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas transmisibles a la descendencia.

chico


La donación se formaliza mediante contrato escrito, previa información por protocolo de consentimiento informado de los fines y consecuencias del acto, así como de los procedimientos y estudios a los que será sometido el donante.


Anonimato

Siempre existirá un anonimato entre donantes de semen y los/as receptores/as, que está garantizado por la ley (ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida). Donar semen no compromete en absoluto a la futura fertilidad y paternidad del donante.





¿Cuál es el procedimiento para donar semen?

Una vez realizados los estudios para comprobar que cumple los requisitos marcados por la ley, el donante acuerda con el laboratorio de andrología los días y horas a los que acudirá para facilitar las muestras de semen. Éstas se obtendrán en una sala adecuada y se procesarán en el citado laboratorio.



* La ley 14/2006 de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida establece que la donación se realice de forma anónima, voluntaria, informada y no remunerada.