Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. J. L. Carrasco, Dir. Científico Unidad de Personalidad y Comportamiento de Ruber Juan Bravo

  • Vacaciones libres de discusiones

    No es fácil la convivencia familiar tras más de diez meses en los que cada uno de sus miembros atiende a sus responsabilidades y los momentos en común se reducen a las tardes entre diario y a los fines de semana, realmente compartidos en buena parte de las ocasiones con la familia, los amigos y los propios hobbies. No es fácil si, además, en el núcleo familiar los hijos están en plena adolescencia, un periodo que, como define la OMS, es de crecimiento y desarrollo humano tras la niñez y antes de la edad adulta. Una de las etapas de transición más importantes en la vida, ya que se caracteriza por un ritmo acelerado de cambios y experiencias en las que se ‘impone’ la distancia con los padres y los conflictos aumentan. Por este motivo, hablar y reflexionar sobre las vacaciones en familia puede servir de orientación previa a todos para tratar de lograr que transcurran de la mejor forma posible.

    Vacaciones sin discusiones

    Es importante, por tanto, establecer con tiempo cómo van a ser estas vacaciones, sus objetivos, las normas a seguir, los horarios y la necesidad de descanso y de compartir actividades en familia. Es más importante aún transmitir a los hijos que se trata de un periodo deseado por todos, en el que cada miembro puede descubrir además nuevos aspectos de sus familiares, compartir y dialogar. Si bien es cierto que, precisamente, en esta época los horarios se relajan y las salidas aumentan, es necesario seguir un orden, mostrar confianza hacia los hijos y tratar de aprovechar ese tiempo negado el resto del año para acercarnos más a ellos, para comprenderlos mejor y para que ellos, también, nos conozcan mejor.

    A veces, incluso, realizar a cabo ciertas actividades solo con el adolescente, sin que esté involucrada toda la familia o hermanos menores, como salir a pasear con la excusa de alguna novedad o hacerle partícipe de responsabilidades, es un buen camino.

    Vacaciones sin discusiones

    Un aspecto importante en esta época del año es interiorizar, precisamente, que la convivencia en las vacaciones, una rutina ‘nueva’ por imposición del día a día, puede acarrear conflictos. Por eso se debe recordar la importancia de minimizar los comportamientos y los enfrentamientos, tener más paciencia, no tomar decisiones drásticas y aprovechar estos momentos de relajo para dialogar sobre otros aspectos de la vida que no suelen ser la prioridad el resto del año, como notas, actividades, futuro…

    Es un buen momento para ‘ampliar miras’, detenerse en el detalle sin que detrás exista la necesidad de ‘educar’ o dar un ‘sermón’, simplemente disfrutar. Desde la Unidad de Personalidad y Comportamiento (Orientación familiar y Prevención) del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo deseamos a todas las familias unas felices vacaciones y les recordamos que todo nuestro equipo está disponible para ofrecer orientación en caso de dudas tanto antes de sus vacaciones, como a la vuelta en el caso, siempre reducido, de que la situación haya sido desbordante y la convivencia haya destapado aspectos de los hijos que pueden resultar preocupantes.

  • La conflictividad de los jóvenes se destapa en verano

    Vivir día a día con un adolescente no es una tarea fácil. En parte, porque la adolescencia es una etapa complicada para el propio individuo en desarrollo que asiste a numerosos cambios, tanto físicos, como hormonales y emocionales. En parte, también, porque esta transformación acaba produciendo cambios importantes en el comportamiento y en la actitud de los chicos y chicas que confunden a sus padres. Es el momento en que parece que el lazo de la comunicación está roto.Conflicto en adolescenciaConflicto en adolescencia

    Buena parte de los progenitores se queja de que sus hijos adolescentes están de mal humor de forma casi permanente, solo dan malas contestaciones, la desobediencia es continua y, al parecer, todo les molesta.

    Aunque estas actitudes son en la mayoría de las ocasiones un proceso normal, es importante estar atento a ciertas señales que nos pueden indicar que no se trata solo de un problema de la adolescencia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva Debemos de cerciorarnos de que se están produciendo consecuencias perjudiciales en la vida de nuestros hijos (están tristes, empiezan a suspender o tienen problemas para relacionarse). Es entonces cuando ha llegado el momento de hablar con ellos, de no retrasar la comunicación, y puede que probablemente sea necesario abordar el problema con un profesional. La barrera más importante que aún hoy nos impide ayudar a nuestros adolescentes es mantener ideas equivocadas como ‘todo es fruto de la adolescencia’ o‘ ya se le pasará’.

    Durante las vacaciones salen a flote muchos de los problemas que han pasado desapercibidos durante el curso debido a una menor convivencia. Debemos estar atentos cuando detectemos problemas para respetar las normas en el hogar, si acumula castigos, insulta o agrede verbalmente de manera repetida, miente con frecuencia, tiene baja autoestima o hay sospecha de consumo de sustancias.

    También en los casos en los que no sabemos cómo tratarle, nos agotamos cuando interactuamos con él/ella, sentimos que ya no tenemos autoridad o no confiamos en ellos. En todos estos casos es conveniente consultar con un especialista. La nueva Unidad de Personalidad y Comportamiento: Orientación familiar y prevención,Este enlace se abrirá en una ventana nueva del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, de Quirónsalud, ofrece además la posibilidad de acudir a su Escuela de padres, donde orientar, compartir, e instruir a las familias en el manejo de este tipo problemática y las estrategias adecuadas para mantener una comunicación positiva con los hijos.

Buscador de La máscara de la alegría
Sobre este blog

Bienvenidos, este nuevo espacio en la red nace con el objetivo de extender los "lazos" entre padres e hijos, aumentar el conocimiento sobre la posible existencia de trastornos de comportamiento y personalidad, y aportar la mayor información necesaria que contribuya a preservar la salud mental de nuestros adolescentes y jóvenes.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.