Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de los residentes de Psicología de la FJD

El Covid-19 como estresor y procesos de afrontamiento para hacerle frente

La situación actual del covid supone un escenario de incertidumbre que nos exige un esfuerzo extra para manejar el estrés que genera en nuestras vidas. Convivir con el coronavirus genera unas demandas que repercuten en nuestro estado emocional. Ante estas circunstancias tan especiales, las personas ponemos en marcha estrategias de afrontamiento para hacer frente a los estados de estrés.

2020 10 21Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2020 10 21

Esta pandemia supone un factor de estrés severo para cualquier persona ya que se trata de una experiencia totalmente excepcional. La amenaza que genera el virus puede causar miedo e impotencia. Es en este tipo de condiciones en las que se pone en marcha una respuesta adaptativa para facilitar el afrontamiento.

Las estrategias de afrontamiento que utilizamos en situaciones de exigencia y estrés pueden desempeñar un papel importante en nuestro bienestar emocional y nuestra salud. Sin embargo, también pueden dar lugar a síntomas o trastornos que dificulten nuestro día a día. Un aumento de las emociones negativas, síntomas de ansiedad, depresión, enfado ypreocupación por la salud son reacciones frecuentes en esta situación que estamos viviendo.

Todos tenemos unestilo particular de afrontar las situaciones estresantes. Algunas personas se enfrentaran con mayor o menor grado de ansiedad y con mayor o menor grado de respuestas fisiológicas (hiperventilación, incremento de tasa cardiaca, tensión muscular…).

Afrontar una situación significa poner en marcha esfuerzos cognitivos, conductuales y emocionales para manejarla. Que afrontemos de una determinada manera va a depender, por una parte, de nuestro estilo habitual, nuestra personalidad y vivencias pasadas, aunque también del tipo de situación a la que nos enfrentemos.

El afrontamiento consiste en un proceso. Lo primero que hacemos ante un estresor es generar una respuesta emocional. Estas emociones a pesar de poder generar malestar, están cumpliendo una función: El objetivo es ayudarnos a evaluar la situación y a poner en marchar acciones que nos devuelvan a un funcionamiento normal.

Todas las emociones se activan junto a los cambios fisiológicos que las caracterizan. Una vez puesta en marcha la emoción, podemos valorar la situación estresante y decidir si podemos o no hacer algo para cambiarla. Llevaremos a cabo un afrontamiento centrado en el problema si consideramos que podemos hacer algo, o centrado en el manejo de la emoción si consideramos que no podemos hacer nada para cambiar la situación. También es posible una combinación de ambos tipos de afrontamiento.

Veamos algunos ejemplos de estas formas de afrontamiento que nos puedan servir para entender como nos enfrentamosa la situación actual creada por el covid-19.

Algunas estrategias que pueden asociarse a mayor bienestar y que pueden considerarse adaptativas son:

  • · Crear un plan de acción: es una de las estrategias que se asocia a mejor manejo del estrés. Como ejemplo la panificación de protocolos de seguridad y su cumplimiento, crear nuevas rutinas de trabajo o de ocio…
  • · Aceptar la propia responsabilidad: Cuando nos hacemos cargo de nuestra parte de responsabilidad sobre un problema, estamos en disposición de aportar soluciones. Un ejemplo puede ser tomar conciencia de que reducir en número de contagios está en nuestra mano si cumplimos con las recomendaciones. También es nuestra responsabilidad ocuparnos de nuestro autocuidado y buscar espacios y momentos que nos permitan sentirnos mejor.
  • · Autocontrol: Es decir, no precipitarse ni dejarse llevar por la impulsividad. Esta estrategia frente a las situaciones estresantes se asocia a resultados positivos. Un ejemplo podría ser no dejarse llevar por noticias sin fundamento o no implicarse en anticipaciones catastrofistas. Por otro lado, en los casos de un excesivo autocontrol en el que no compartimos nuestros problemas o emociones con nuestros seres queridos, puede suponer un mayor malestar a largo plazo.
  • · Expresión emocional: hablar de lo que sientes con alguien de confianza puede ser una buena estrategia para amortiguar el estrés. Por ejemplo, expresar tus emociones sobre la situación de incertidumbre puede ayudarte a elaborar lo que está pasando, sentirte comprendido y recibir afecto positivo.
  • · Recurrir a ayuda: Además del apoyo emocional, podemos recurrir a los demás para recibir ayuda instrumental. Ejemplos pueden ser que alguien nos realice la compra si nos encontramos mal o que algún familiar cuide de nuestros hijos mientras estamos trabajando.
  • · Reevaluar la situación de manera positiva: Se trata de una acción complementaria al resto de estrategias. Consiste en la búsqueda del crecimiento personal ante la experiencia estresante teniendo en cuenta los aspectos positivos que puedan generarse a raíz de dicha vivencia. Por ejemplo, la valorar la cercanía y el contacto con tus seres queridos tras experiencia de confinamiento.

Por el contrario, también existen estrategias que pueden llevar a mayor malestar y que pueden generarnos consecuencias negativas a largo plazo:

  • · Estrategias de evitación como intentar no pensar y tratar de olvidarse del problema: Son estrategias que, aunque pueden llevar a un cierto alivio del malestar a corto plazo, pueden dificultar el proceso de puesta en marcha de otras estrategias más adaptativas. También nos puede llevar a cometer comportamientos imprudentes como no cumplir las medidas de seguridad. Como ejemplo podemos recurrir a las reuniones masivas de gente o no hacer uso adecuado de la mascarilla o higiene de manos.
  • · Entrar en confrontación con los demás: Una de las respuestas emocionales normales en situaciones de elevado estrés es la irritabilidad. Es una estrategia que puede generar malestar y consecuencias negativas ocasionando conflicto con otras personas y ocasionando una expresión inadecuada de emociones.
  • · Tomar alcohol o drogas: estas estrategias buscan un alivio del malestar emocional inmediato generando a medio y largo plazo mayores problemas, aumento de la ansiedad y síntomas depresivos.

Como podemos ver, la forma de afrontar una situación de tal magnitud como es la crisis actual del coronavirus depende tanto de nuestro estilo de afrontamiento personal, como de las situaciones a las que nos vemos expuestos por culpa de la pandemia. Un afrontamiento activo de problemas concretos, un adecuado manejo emocional, el autocuidado y recurrir a apoyo social pueden ser estrategias que alivien y amortigüen el impacto del estrés en nuestra salud.


Francisco Javier Bonilla Rodríguez y Beatriz Villar Sevilla

Residentes del Servicio de Psicología

Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz


Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Psicología y salud
Sobre este blog

Hábitos beneficiosos para nuestra salud mental y bienestar psicológico. Educación sobre nuestras emociones y pensamientos. Consejos para promover el bienestar psicológico...

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.