Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de los residentes de Psicología de la FJD

Duelo perinatal: fallecimiento de mi bebé

Pérdida perinatal: pérdida ocurrida en cualquier momento de la gestación hasta el primer mes de vida del bebé, que incluye: abortos espontáneos o inducidos, embarazo ectópico, reducción selectiva (aborto inducido de uno o más fetos en una gestante múltiple), muerte de un gemelo en gestación, feto muerto intraútero o durante el parto, muerte de prematuro o de neonato. Así como la cesión de un niño en adopción.

2019 08 21 Duelo perinatal, fallecimiento de mi bebé 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2019 08 21 Duelo perinatal, fallecimiento de mi bebé 1

Duelo perinatal: Respuesta natural de padres y familiares ante una pérdida perinatal. Implica la pérdida de otros aspectos, p.ej., expectativas truncadas, pérdida del hijo proyectado, pérdida de una etapa de la vida y de identidad como padre/madre, duelo por la infertilidad, pérdida de compartir la vivencia con el entorno que sí tiene o espera hijos…

Se considera que un 22 por ciento de las madres que han tenido una pérdida perinatal sufre algún trastorno psicológico como depresión o ansiedad, y un 15-20 por ciento de las parejas tienen problemas para superar el duelo.

Aunque no hay acuerdo acerca de cuándo termina el proceso de duelo perinatal, hay autores que afirman que puede durar de dos a cuatro años, aunque al cabo de seis meses-un año del acontecimiento ya no suele constituir el centro de la vida emocional de los padres.


Manifestaciones frecuentes:

  • Emocionales: Tristeza.Añoranza.Culpa.Rabia.Autocrítica.Desesperanza.Miedo intenso/pánico.Soledad.Vacío interior.Alivio, en casos de embarazos no deseados o embarazos de riesgo.Sensación de duelo socialmente desautorizado.
  • Físicas: Dolor.Trastornos del sueño y alimentarios.Cansancio, fatiga, debilidad.Molestias gástricas.Opresión en el pecho.Nudo en la garganta.Dificultad para tragar o para hablar.Falta de aire.Hipersensibilidad al ruido.
  • Cognitivas: Búsqueda del significado de la pérdida. Ambivalencia ante la idea de un nuevo embarazo. Bloqueo mental. Incredulidad. Confusión. Desorganización. Dificultades de atención, concentración y memoria. Pensamientos e imágenes recurrentes.
  • Perceptivas: Pseudo-alucinaciones visuales, auditivas o movimientos fetales fantasmas.Sueños relacionados con el bebé y percepción de ralentización del tiempo.
  • Conductuales: Desapego y evitación social, sobre todo de mujeres embarazadas y bebés.Hiperactividad o hipoactividad.Mantenimiento de la conexión con el bebé perdido.

Proceso de duelo en la pérdida perinatal (Payás, 2010)

  • Aturdimiento y choque: Aparecen como síntomas frecuentes ansiedad, lloros, desesperación, agresividad, aturdimiento e incredulidad.
  • Evitación y negación: Puede producirse minimización de la importancia de la pérdida, mantenimiento de la actividad para manejar la sintomatología, culpabilidad con pensamiento rumiativo, sustitución de la pérdida decidiendo tener otro hijo inmediatamente, aislamiento social, tratar de esclarecer la pérdida buscando las causas y los posibles culpables, etc.
  • Conexión e integración: En esta etapa los padres pueden no oponer tanta resistencia a expresar abiertamente sus sentimientos. Sienten la necesidad de hablar de lo sucedido, de su relación con el bebé y lo que echan de menos. Ya no se culpan ni responsabilizan a nadie. Aparece la tristeza y los rituales de conexión con el bebé: visitar o pasear por el sitio donde está su cuerpo, planificar una pequeña ceremonia familiar el día de su aniversario…
  • Crecimiento y transformación: Aparece la integración y los cambios, extrayendo de forma continua los frutos de la relación perdida y su aplicación en la vida presente y futura.

2019 08 21 Duelo perinatal, fallecimiento de mi bebé 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2019 08 21 Duelo perinatal, fallecimiento de mi bebé 2

¿Qué se puede hacer si tenemos cerca a una persona que está pasando por un duelo perinatal?

  • Permitir la expresión emocional de la pérdida y normalizar las reacciones. Escuchar sin juzgar sus sentimientos, ni interpretarlos. Escuchar, más que a hablar. Facilitar la comunicación con preguntas acerca de su estado de ánimo. Preguntar en qué se les puede ayudar, no intentar adivinar sus necesidades.
  • Apoyar a ambos miembros de la pareja equitativamente. Se suele considerar que los padres no sufren, ni deben llorar o mostrar su dolor. Asimismo, se suele ignorar a las madres en los trámites administrativos. Ambas actitudes suponen una exclusión en los asuntos relacionados con sus bebés y pueden constituir factores de riesgo para el desarrollo de un duelo complicado.
  • Favorecer la compañía de familiares cercanos si los padres lo desean, ya que para los abuelos y otros familiares también es una pérdida. Al igual que asegurar la intimidad de los padres y de los familiares para facilitar la despedida y el duelo.
  • Los padres a veces no han pensado si quieren tener recuerdos o si quieren nombrar a su bebé. Se debe apoyar las decisiones que tomen, ya que puede ser importante la posibilidad de obtener y conservar objetos relacionados con el recién nacido; sin embargo, también hay que respetar que algunos padres no quieran interactuar con su bebé, tomar fotografías, conservar recuerdos o celebrar un funeral.
  • Evitar frases hechas: "No os preocupéis, tendréis otro bebé"; "Mirad el lado positivo, hubiera nacido con problemas graves…"; "Debéis ser fuertes por su otro hijo/familia…"; "Es voluntad de Dios"; "el tiempo lo cura todo" y frases culpabilizadoras: "Tendría que haber venido antes al hospital…"; "No tendría que haberse tomado la medicación…".
  • No se debe recomendar una nueva gestación hasta que no se haya producido una recuperación física y psicológica. El embarazo tras la pérdida perinatal está asociado con un aumento de la ansiedad materna y vulnerabilidad emocional, sobre todo cuando el intervalo entre los embarazos es corto. El periodo de espera tras una pérdida es variable, por lo tanto, no pueden establecerse recomendaciones dogmáticas al respecto y el periodo de espera dependerá de diferentes factores individuales.

Habla si tienes palabras más fuertes

que el silencio, de lo contrario,

guarda silencio (Eurípides)


Adela Sánchez-Escribano Martínez

Residente del Servicio de Psicología

Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

Comentarios
  • Stefhani Medina
    viernes 27 de diciembre de 2019
    Hace dos meses perdí a mi bebé!
    Tenía 27 semanas de gestación, 5 días antes de perderlo me hice un ultrasonido donde todo estaba bien!
    Sigo sin entender que pasó?
    Todos los días lo recuerdo, tengo la urna de sus cenizas en casa, no quiero tenerlo lejos de mi!
    Lo extraño, siento movimientos en mi vientre!
    Estoy desapegada de mi pareja, tengo ansiedad, cambios de humor muy drásticos!
    Toda la gente no deja de preguntar & querer dar consuelo pero es algo que no tolero!
    Algún consejo!

    Hola Stefhani,

    El duelo es un proceso que necesita tiempo para poder elaborarlo, es normal lo que comentas en relación a las sensaciones y el estado emocional en que te encuentras.

    Es importante que puedas hablar con personas de confianza sobre cómo te encuentras y quizá poder señalar que no necesitas consejos, solamente ser escuchada.

    Date un tiempo, si notas que no te vas encontrando mejor pide ayuda a un especialista y si aparecen pensamientos que te generan mucho malestar siempre puedes acudir a urgencias de tu hospital de referencia.

    Un afectuoso saludo.

  • Karina
    jueves 9 de abril de 2020
    Hola hace 3 semanas perdí a mi bebe, tenía 27 semanas exactas. Lo perdí y no supieron la causa; tengo sus cenizas la casa, me duele verlas pero las necesito cerca. Casi no he podido llorarlo y desahogarme ya que tengo una hija de 2 años y no quiero que me vea llorar, pero quiero desahogarme... Mi esposo se ha portado muy comprensivo y atento pero siento que entre nuestra depresión estamos olvidando un poco a nuestra hija de 2 años. Me siento culpable por no haber logrado que naciera bien, siento coraje hacia mí misma y me siento culpable también porque l único que quiero es irme con mi bebé y me hace sentir culpable querer irme porque no sería justo para mi hija y mi esposo. No sé qué hacer, me siento perdida...

    Hola Karina,

    Siento mucho la pérdida de tu bebé.

    En este momento es normal que te sientas muy triste, incluso que aparezcan ideas de que lo que deseas es desaparecer.

    Estás haciendo muy bien en proteger a tu otra hija para que no cargue con tu malestar, pero sería importante que puedas dar un lugar a la tristeza y compartirlo con tu pareja o algún familiar que pueda escucharte y de esta manera tener espacios de calidad para pasar con tu hija de 2 años.

    Si en algún momento aparecen ideas claras de hacerte daño o de morir, siempre puedes acudir a Urgencias de tu hospital de referencia, allí habrá doctores que sabrán cómo ayudarte. No estás sola.

    Si crees que te puedes beneficiar de ayuda psicológica, solicitala y encontrarás apoyo para superar este momento.

    Un saludo afectuoso.

  • Hola mi nombre es Mayde hace un mes perdi a mi bebe por un aborto inducido por motivos de salud muy complicados y ahora me siento tan culpable, nose que hacer en si he peridio total interes de mi persona y la vida en si, y cada vez suelo pensar y si no lo hubiera hecho? si tan solo hubiera escuchado a otros especialistas? mi bebe estaria con migo. es muy doloroso y la verdad nose que ya hacer.
    domingo 24 de mayo de 2020

    Hola mi nombre es Mayte.
    hace un mes perdí a mi bebe de 23 semanas de gestación, por motivos de salud tengo múltiples cálculos renales y los especialistas sugirieron interrumpir el embarazo, en ese momento me invadió el miedo y decidimos con mi pareja hacer un aborto inducido, pero ahora las consecuencias son mayores, sufrimos de depresión, ansiedad, falta de sueño, por mi parte he perdido el sentido de mi vida, las ganas de estar en este mundo, no sé qué hacer solo pienso si hice lo correcto? y si no lo hubiera hecho? si .. si... tantas preguntas que tengo y no encuentro solución alguna, ya no sé qué hacer. ¿Algún consejo...?

    Hola Mayte.

    Antes de nada, queremos darte el pésame por el fallecimiento de tu bebe. Las emociones que comentas son esperables en la situación que estáis atravesando, tenéis que elaborar un duelo por la muerte de vuestro hijo y eso conlleva un proceso. No hay un tiempo estipulado para haber realizado el duelo y poder mirar esta situación sin mucho sufrimiento, pero si percibís que pasadas unas semanas, las emociones de tristeza y la ansiedad no se calman, podéis solicitar iniciar seguimiento con Psicología Clínica para que os acompañen en este proceso.

    Y si en algún momento aparecen ideas claras de querer quitarte la vida o hacerte daño, siempre puedes acudir a urgencias de tu hospital de referencia, allí hay profesionales 24h todos los días que sabrán como ayudarte.

    Un abrazo.

Buscador de Psicología y salud
Sobre este blog

Hábitos beneficiosos para nuestra salud mental y bienestar psicológico. Educación sobre nuestras emociones y pensamientos. Consejos para promover el bienestar psicológico...

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.