Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Sº de Cirugía Oral y Maxilofacial & Unidad de Odontología y Periodoncia Hospitalaria. Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Cirugía ortognática: la satisfacción del cirujano... y del paciente

    Dr. Manuel Chamorro Pons

    Cirugía ortognáticaCirugía ortognática

    Personalmente la satisfacción que como cirujano me produce la cirugía ortognática es especialmente intensa.

    La cirugía ortognática es aquel conjunto de técnicas quirúrgicas que persiguen colocar los maxilares, y por tanto los dientes, en su correcta relación. En una relación perfecta.Conoce seguro el lector el caso de alguna persona que presenta un incorrecto desarrollo y posición final de los maxilares.

    Una mandíbula muy grande, desplazada hacia delante que literalmente proyecta los dientes inferiores hacia afuera haciendo que no casen adecuadamente con los de arriba, sería un ejemplo.

    Caben muchas más posibilidades como mandíbulas asimétricas, pequeñas que hacen que los dientes inferiores queden muy retrasados con respecto a los de arriba, ladeadas, etc.

    Maxilares superiores pequeños, estrechos y echados para atrás que ocasionan una cara aplanada y larga, serían otros ejemplos.

    En cualquiera de los casos hay una persona que de una manera u otra sufre por alguna de estas situaciones. No es de extrañar. La cara es nuestra tarjeta de presentación, nuestro aval en la vida, nuestra transmisora de sentimientos. Dentro de la cara la boca y sus labios, los dientes, la posición y tamaño del mentón son esenciales.

    Con una sonrisa equilibrada y atractiva se puede ir a cualquier sitio, se nos abren las puertas. En el caso contrario; una sonrisa pobre que no deja ver adecuadamente los dientes, o que enseña más encía de la cuenta, o que deja ver unos dientes que no casan adecuadamente con sus antagonistas provoca lo opuesto; nos empequeñece, nos deja en mal lugar, nos humilla.

    Genéricamente estas alteraciones se denominan malformaciones dentofaciales, y reúnen dos condiciones: unos maxilares no adecuados en su tamaño o forma y unos dientes en mala posición.

    Lógicamente al no desarrollarse adecuadamente los maxilares, los dientes-que están asentados en ellos- no coincidirán apropiadamente y la relación entre los superiores e inferiores no será correcta. La masticación y la estética facial se verán alteradas.

    Ante un paciente que nos consulta por esta situación, lo primero es obtener un diagnóstico adecuado. Necesitamos saber en qué grado y de qué manera se ha desviado el desarrollo de los maxilares y qué repercusión ha tenido esto en la posición de los dientes. Haremos fotografías de la cara y de la boca del paciente. Tomaremos moldes del interior de la boca y realizaremos un TAC en 3 dimensiones para conocer la forma y posición exacta de los maxilares.

    Una vez obtenido un diagnóstico exacto, comenzará el tratamiento.

    Éste se inicia con una fase de ortodoncia ya que es imprescindible para el buen curso de la operación que los dientes no tengan apiñamientos, inclinaciones exageradas, rotaciones etc. La ortodoncia, en este caso, no persigue el tratamiento de las deformidades dentofaciales, sino hacer posible la cirugía. Con unos dientes montados o torcidos, sería imposible operar, pero la correcta relación entre los dientes de arriba y de abajo sólo se conseguirá con la intervención quirúrgica. La operación requiere anestesia general e ingreso en el Hospital. Las técnicas quirúrgicas en la cirugía ortognática se han desarrollado mucho en los últimos años.

    Actualmente los pacientes permanecen en el Hospital tan sólo 2 días y desde el principio mantienen su boca abierta y pueden comer. Recalco esto porque muchos pacientes nos preguntan cuántos días tendrán que estar sin poder abrir ni mover la mandíbula. Esta pregunta tiene mucha lógica y se basa en que hace años, al no contar con los medios de fijación ósea que tenemos ahora, mantenían a los pacientes con la boca bloqueada durante varias semanas, lo que era muy duro para los recién operados. Actualmente esto no es así y el postoperatorio es muy llevadero. Los pacientes ingieren una dieta Túrmix desde el primer día y pasan a una dieta blanda en 8 -10 días. En tres, cuatro semanas los pacientes están haciendo una vida normal; trabajando, viajando etc.

    El grado de satisfacción de los pacientes es muy alto. La estética de la cara y el perfil mejoran de una forma radical, y la masticación se hace de forma correcta descargándose las articulaciones, equilibrándose la sonrisa y las proporciones faciales.

    Es muy satisfactorio para el cirujano poder solucionar un problema importante que afecta a la función masticatoria y a la estética facial simultáneamente de forma definitiva y poder sentir y apreciar la satisfacción en los pacientes operados.

    La cirugía ortognática nos satisface a todos los miembros del equipo, cirujanos, ortodoncistas, personal de la consulta…

    Pero fundamentalmente satisface al paciente, le cambia la vida.

    Por eso esta cirugía nos entusiasma, a todos nos da alegría.

  • ¿Puede ayudarnos el dentista a dejar de fumar?

    Dr. Miguel Carasol Campillo

    ¿Puede ayudarnos a dejar de fumar el dentista?¿Puede ayudarnos a dejar de fumar el dentista?

    El tabaco daña gravemente la mayoría de los órganos del cuerpo humano, incluida la boca, donde el cáncer oral y las enfermedades periodontales, entre otras patologías, son muy relevantes. Por otro lado, las consultas dentales atienden a muchos fumadores, lo que las convierte en claros centros para intentar prevenir y tratar esta adicción de la forma más sencilla posible, refiriendo los casos más complejos a unidades especializadas. En este post trataremos del abordaje del paciente fumador, omitiendo los aspectos clínicos derivados de la patología oral causada por el tabaco, motivo de numerosas publicaciones especializadas.

    Cómo abordar el hábito tabáquico desde la consulta del dentista

    ¿Puede ayudarnos a dejar de fumar el dentista?¿Puede ayudarnos a dejar de fumar el dentista?

    Debido a que el tabaco afecta directamente a la cavidad oral, y con especial frecuencia a los tejidos periodontales, los dentistas, sobre todo los periodoncistas, encontramos más fumadores en nuestras consultas que en la población general, por lo que el equipo dental está mejor posicionado para aconsejar sobre educación y cesación tabáquica a sus pacientes.

    Sin embargo, los dentistas no han adoptado de forma adecuada los programas de prevención y cesación tabáquica, de forma que actualmente los médicos intervienen bastante más que los dentistas en el consejo para dejar de fumar.

    ¿Cómo organizar la consulta para ayudar a los fumadores que quieren dejarlo?

    Idealmente, la planificación para ayudar a los pacientes en los programas de cesación debe basarse en intervenciones graduales en la consulta, pudiendo seguir un modelo parecido al descrito en la siguiente Tabla.

    Intervención Actividad

    Cuidado básico (Breve intervención)

    • Identificar al fumador.
    • Valorar su disposición a dejar de fumar.
    • Pedir permiso para reconducir el uso de tabaco en visitas posteriores.

    Cuidado intermedio (5-10 minutos)

    • Sesiones motivacionales para preparar la cesación.
    • Listado de los recursos necesarios para realizar el cambio.
    • Se pueden incluir fármacos para la cesación.

    Cuidado avanzado (20 minutos o más)

    • Intervenciones intensivas y múltiples.
    • Cuidados complejos para desarrollar un plan de cesación detallado. Incluye: uso de farmacoterapia, análisis de fracasos previos y ajuste de las recomendaciones.

    En todo caso, dejar de fumar es una misión complicada pero no imposible, y su profesional dental puede y debe contribuir a ello desde su consulta, teniendo en cuenta que cualquier resultado positivo, por pequeño que sea, beneficiará su salud oral y general, mejorando al mismo tiempo el ejercicio y el prestigio profesional de su dentista.


Buscador de El espejo del alma
Sobre este blog

Las enfermedades de la cara y al cuello son extraordinariamente importantes por afectar a zonas del cuerpo críticas en el día a día de todo ser humano. Comer, masticar, respirar sin dificultad, dormir y descansar, e incluso sonreír son actividades que damos por supuestas pero que pueden verse afectadas gravemente tras traumatismos, tumores, infecciones o por enfermedades congénitas. El cirujano maxilofacial es el especialista central en estas enfermedades. Tanto el punto de vista médico, como el quirúrgico, como la repercusión social y personal de la patología de la cabeza y cuello son importantes para atender y cuidar apropiadamente a nuestros pacientes. Sin olvidar, claro está, a los odontoestomatólogos, periodoncistas, ortodoncistas y odontopediatras con los que trabajamos en estas tareas. En este blog describimos situaciones clínicas, informamos sobre tratamientos, y reflexionamos sobre lo que significa ser médico y cirujano maxilofacial en estos tiempos de cambio y avance continuo. Todo el equipo del Servicio de Cirugía Maxilofacial estaremos encantados de atenderte.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.