Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Hugo Santos, Jefe de Equipo de Neurocirugía del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • ¿Qué es la siringomielia?

    La siringomielia es una enfermedad neurológica de carácter crónico que consiste en la formación de un quiste lleno de líquido cerebroespinal en la médula espinal. Este quiste recibe el nombre de siringe.

    Este tipo de patología suele tener un carácter progresivo. El quiste, con el transcurso del tiempo, tiende a ganar tamaño y puede llegar a dañar la médula y generar síntomas molestos como por ejemplo dolor.

    La acumulación de líquido se puede originar de diferentes maneras, pero la más común es debida a una afección del tejido cerebral dentro del canal espinal.

    SiringomeliaSiringomelia

    Causas de la siringomielia

    Las principales causas de la formación de la siringe son las siguientes:

    • Malformación de Chiari, que consiste en una afección en la que el tejido cerebral se proyecta dentro del canal medular.
    • Tumores en la médula espinal.
    • Traumatismo de la médula espinal.
    • Defectos congénitos.
    • Meningitis: enfermedad inflamatoria de las meninges (membranas que rodean el sistema nervioso central).

    Esta patología suele afectar en mayor medida a los hombres frente a las mujeres y debido a su carácter progresivo, a lo largo del tiempo se va expandiendo lentamente provocando mayor daño a medida que presiona más la médula espinal.

    Síntomas de la siringomielia

    En cuanto los síntomas más comunes podemos destacar:

    • Dolor de cabeza.

    • Dolor en cuello, espalda y brazos.

    • Pérdida de masa muscular.

    • Alteración de los reflejos.

    • Escoliosis.

    • Disminución sensibilidad temperatura y dolor.

    • Espasmos y rigidez en las extremidades.

    • En algunos casos, la siringomielia puede conllevar complicaciones y llegar a producir una parálisis o dificultades motoras.

    Diagnóstico de la siringomielia

    Si padeces estos síntomas o si ha tenido una lesión medular es recomendable acudir a su neurocirujano de confianza para que te valore a fin de detectar una posible patología o descartarla. Incluso si la lesión medular fue hace años se recomienda revisiones periódicas para descartar la posible aparición de la enfermedad.

    Los pacientes deben someterse a una profunda valoración neurológica. Para identificar la siringomielia se suelen usar las resonancias magnéticas de la cabeza y columna vertebral. Con ellas se podrá detectar, por lo general, las anomalías propias de esta enfermedad.

    Tratamiento de la Siringomielia

    El tratamiento recomendado en la mayoría de los casos es la cirugía.

    Los resultados de la cirugía dependen del origen, la edad y el estado del paciente, además del tiempo de evolución y la envergadura de la siringomielia. Éstos pueden controlar el avance progresivo de la siringomielia para evitar un mayor daño en la medula espinal y mejorar de la sintomatología y por tanto el funcionamiento del sistema nervioso e incluso, en ciertos casos, conseguir su desaparición.

    En algunos casos, esta patología puede ser asintomática y solo necesitará una vigilancia y seguimiento por parte del especialista.

    Si tiene Chiari se procederá a la descompresión de las amígdalas cerebelosas a través de una craneotomía, y en su caso de extirpación de los arcos posteriores de C1 o C2.

    Otro tratamiento es la derivación de la siringomielia a espacio subaracnoideo. Se suele utilizar cuando no hay Chiari o cuando la siringomielia está tabicada.

  • Hematoma subdural crónico bilateral

    El hematoma subdural crónico es el acúmulo de sangre venosa extravasada entre el cerebro y la duramadre.

    Este sangrado venoso está ocasionado generalmente por un traumatismo banal.

    En su génesis pueden verse involucrados antecedentes como la edad, la ingesta de antiagregantes plaquetarios, el ácido acetilsalicílico , medicamentos anticoagulantes, diabetes, alteraciones de la coagulación o hábitos tóxicos como el alcoholismo.

    La evolución clínica en un paciente con esta patología es insidiosa y suele presentar síntomas generales como dolor de cabeza, alteración del comportamiento, inestabilidad a la marcha o síntomas localizadores como debilidad en unas extremidades y alteraciones en el habla, entre otras, según la envergadura y localización del mismo.

    Hay que diferenciarlo del hematoma subdural agudo, mucho más agresivo y con índice de mortalidad alto.

    Diagnóstico:

    Se sospecha tras una evaluación clínica integral del paciente.

    El diagnóstico de certeza se realiza mediante un TAC cerebral o bien resonancia magnética donde son visibles láminas extraparenquimatosas entre el cerebro y la duramadre, adyacente a la parte interna del cráneo con compresión cerebral, borramiento de las circunvoluciones, colapso de los ventrículos o desviación de línea media.

    Los hematomas subdurales son generalmente unilaterales, pero hay casos en que son bilaterales.

    Tratamiento Quirúrgico

    El tratamiento quirúrgico es el de elección, si las condiciones de salud del paciente no lo contraindican:

    • Se pueden hacer dos trépanos (agujeros) en el cráneo justo en donde está ubicado el hematoma
    • Hacer una minicraneotomía para tener más control de la cápsula del hematoma
    • Insertar un drenaje para evacuación progresiva
    Presentación de un caso

    Presentamos el caso de un paciente varón de 66 años con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes II, antiagregado con ácido acetilsalicílico y traumatismo craneoencefálico antiguo.

    Diagnosticado de hematoma subdural crónico bilateral.

    Como síntomas presentaba:

    • inestabilidad,
    • incontinencia urinaria y
    • trastornos cognitivos progresivos.
  • Artroplastia Discal Lumbar en L5-S1

    El caso que nos ocupa es de una paciente joven con una discopatia degenerativa severa en el último disco lumbar.

    Como consecuencia de esto la vida personal de la paciente estaba limitada por el dolor.

    Dada la edad de la paciente, y para que recuperara su calidad de vida exponencialmente y sin tener sobrecarga en los discos intervertebrales superiores, elegimos la opción de tratamiento quirúrgico mediante la realización de una Artroplastia Discal sustituyendo el disco enfermo por una prótesis de disco (M6L).

    Tras la cirugía la vida de la paciente ha vuelto a ser la de una persona de su edad, sin limitaciones físicas más allá de las lógicas medidas de higiene postural.

    Esta paciente apostó, no solo por curarse del dolor, sino por una vida activa a través de su futuro a largo plazo.

    La lordosis fisiológica de la columna y la ausencia de fusión le confieren un prometedor futuro físico en el tiempo.

  • Quiste epidermoide

    Los quistes epidermoides son tumores benignos, de lento crecimiento y que se manifiestan por irritar y desplazar a las estructuras encefálicas.

    En el caso que describimos en este post, el paciente presentaba dolor trigéminal (neuralgia de trigémino).

    Se trata de un quiste epidermoide conocido también por TUMOR PERLADO, ya que presenta un color blanco, perlado, muy característico.

    En este caso el tumor estaba ubicado a un lado (izquierdo) del cerebelo. A ese sitio se le denomina ángulo pontocerebeloso.

    Intentamos mostrar paso a paso la resección de la lesión con una total conservación tanto de los nervios como de los vasos arteriales y venosos de la región.

    La resección se considera completa.

    El curso de la evolución clínica del paciente fue normal, quedando curado para siempre su dolor del trigémino.

17 resultados
Páginas: 1 2 3 4 Página siguiente
Buscador de Todo pasa por tu cerebro
Sobre este blog

Blog de neurocirugía en el que se tratan las principales patologías cerebrales, lumbares y de columna basadas en casos de pacientes reales atendidos por nuestro equipo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.