Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Juan Marín Calahorrano, cirujano general en Hospital Quirónsalud Zaragoza

¿Debo operarme si tengo hernia de hiato o reflujo?

Artículo del Dr. Juan Pablo Marin Calahorrano, el Dr. Fernando Ruiz Marcuello y la Dra. María José Morollón, especialistas en cirugía general del Hospital Quirónsalud Zaragoza

El reflujo gastroesofágico (ERGE), se produce cuando el contenido del estómago vuelve hacia el esófago, traduciéndose en su síntoma típico: pirosis (o como lo denominaría el paciente: "ardor").

El reflujo a menudo ocurre si los músculos donde el esófago se une con el estómago están debilitados, no cierran bien o están alterados.

HigadoHigadoLa hernia de hiato se produce cuando el estómago asciende hacia el tórax, a través del hiato esofágico del diafragma (orificio natural de paso del esófago del tórax al abdomen). Por lo tanto, la hernia de hiato altera los mecanismos antirreflujo de la unión esofagogástrica y puede ser la causante de un empeoramiento del ERGE.

Síntomas de ERGE:

  • Típicos (esofágicos): pirosis ("ardor", "sensación de quemazón, arañazos…"), regurgitación ("volver la comida a la boca"), dolor torácico.

  • Atípicos (extraesofágicos): síntomas laríngeos ("picor/irritación de garganta"), respiratorios, tos…

¿DÓNDE ACUDIR?

Antes de contemplar la posibilidad de cirugía, debe consultar a un gastroenterólogo o especialista en el Aparato Digestivo, que le pedirá unas pruebas para confirmar el diagnóstico.

  • Exámenes de sangre.

  • Manometría esofágica: Mide las presiones para la progresión de los alimentos en el esófago. Descarta otras enfermedades del esófago y valora las alteraciones que ha podido producir el RGE en la presión del esófago para saber cual es la técnica mas adecuada en el caso de que el paciente se opere.

  • pHmetría: Técnica que sirve para valorar la cantidad de ácido que pasa de estómago al esófago. Puede cuantificar si el RGE es leve, moderado o severo.

  • Endoscopia de vías digestivas altas (gastroscopia): Se la hará su endoscopista /Especialista en Aparato Digestivo. Es importante para saber si el RGE ha producido lesiones y ulceraciones en la mucosa esofágica y en que grado. Descarta la presencia de un esófago de Barret que es una lesión que puede llegar a producir un cáncer.

Todas estas pruebas no son necesarias realizarlas por una consulta de RGE porque la mayoría de las veces son casos leves. Hay que realizarlas todas si se plantea el tratamiento quirúrgico, pues con el resultado de ellas podemos predecir el grado de éxito de la cirugía.

TRATAMIENTO MÉDICO:

  • Medicamentos tales como bloqueadores anti H2 (ranitidina) o inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol, esomeprazol…)
  • Cambios del estilo de vida:
    • Alimentación: comidas poco abundantes y divididas a lo largo del día. Evitar alimentos ricos en grasa, picantes, ácidos y el alcohol y el café. Por lo tanto, tomar alimentos desnatados, tomar carnes magras (pollo, pavo, pescado azul). La verdura no suele causar los síntomas.
    • Levante la cabecera de la cama, sobre todo si tiene síntomas nocturnos.
    • No fume, empeora el reflujo.
    • No beba alcohol, aumenta la acidez gástrica y disminuye la función del esfínter esofágico inferior.
    • Evitar la obesidad y sobrepeso, mayor presión abdominal, mayor facilidad para el reflujo.

¿CUANDO OPERARSE?

El tratamiento médico disminuye la cantidad de ácido que produce el estomago, en consecuencia pasa menos ácido al esófago y mejoran los síntomas pero no solucionan la causa de la hernia de hiato y/o del RGE. Para ello es necesario la intervención quirúrgica por laparoscopia.

Indicaciones para operase de reflujo gastroesofágico:

  • Pacientes que no mejoran sus síntomas aunque tome la medicación adecuada. Incluye no solo la persistencia de síntomas, sino también la persistencia de lesiones endoscópicas en pacientes asintomáticos. La situación más frecuente es que el tratamiento médico controle la pirosis pero no las regurgitaciones, especialmente por la noche, acompañadas de broncoaspiración.
  • Pacientes debidamente informados que no quieren seguir tomando esa medicación. Son pacientes principalmente jovenes o de mediana edad.
  • Complicaciones respiratorias de repetición (aspiración, neumonía, laringitis…)
  • Cuando se tiene una hernia paraesofágica y hernia de hiato gigantes, donde parte del estómago está ascendido en el tórax o presenta torsión, se soluciona mediante una cirugía antirreflujo.
  • Problemas más graves en el esófago, tales como cicatrización o estrechamiento, úlceras o sangrado y esófago de Barret.

¿Como se realiza la cirugía?

La cirugía antirreflujo se realiza por laparoscopia (cirugía mínimamente invasiva) lo que significa incisiones pequeñas, con cicatrices pequeñas y recuperación temprana.

En la operación se coloca de nuevo el estómago en el abdomen y se cierra el Hiato esofágico para impedir que la hernia vuelva a producirse. Después se realiza una "corbata" con la parte superior del estómago alrededor del esófago, creando una nueva válvula para reforzar el esfínter esofágico inferior que era débil o estaba dañado, esta técnica se llama Funduplicatura de Nissen.

CirugiaCirugiaPostoperatorio:

El RGE desaparece inmediatamente tras la cirugía. Es como si le cerrasen el "grifo" del reflujo.

Deja inmediatamente la medicación.

Es una cirugía de recuperación rápida al realizarse por laparoscopia.

Habitualmente el paciente se va de alta el primer o segundo día postoperatorio.

Puede empezar a comer al día siguiente de la intervención y reanudar una alimentación normal a los 10 días.

La cirugía del RGE realizada con una indicación correcta por su digestólogo, tiene no solo unos buenos resultados inmediatos sino también a largo plazo con un éxito de mas del 90% de los operados.



Buscador de Cirugía Online
Sobre este blog

El propósito de este blog es acercar la cirugía al paciente y resolver las dudas que puedan surgir en relación a las enfermedades quirúrgicas, de una manera sencilla y cercana, abriendo un canal de comunicación más accesible entre el cirujano y sus pacientes

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.