Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Carmen Ponce de León, de Trastornos de la Alimentación de Hospital U. Quirónsalud Madrid

Bullying y Anorexia

"Quiero estudiar en casa, no voy a volver al instituto".
Ojalá todos los pacientes de Anorexia Nerviosa se expresaran con la misma claridad que Jaime. Él recuerda perfectamente que la necesidad de cambiar su aspecto físico surgió cuando, al empezar la secundaria, se enteró de que varios de sus nuevos compañeros se referían a él como "el flojo". Siempre había sido larguirucho, pero en su antiguo colegio le llamaban por su nombre y, aunque no era un gran futbolista, jugaba con todos. No se había imaginado que esa palabra fuera tan graciosa para quienes la escuchaban ni tampoco que tener un apodo resultara así de doloroso, pero disimuló la rabia y se refugió en una tabla de ejercicios de la red para ponerse en forma.

acoso_escolaracoso_escolar

"¿Por qué en esta casa hay tanta comida de la que engorda?...los padres de mis amigas no compran estas cosas" .
Al escucharla, la madre de Elena recordó que ella misma en la pubertad se había sentido avergonzada por ser la primera que en su clase llevaba sujetador, y deseó que a su hija no le sucediera lo mismo. Después de comentarlo con su marido, acompañó a la niña a un nutricionista para que la ayudara a adelgazar. Sólo un año después, poco antes de su ingreso en el hospital por una Anorexia Nerviosa, Elena contó a su psicóloga que durante el último curso sus compañeros se referían a ella mencionando partes de su cuerpo, que le habían excluido de dos grupos de WhatsApp y que le manchaban intencionadamente la ropa. Ella estaba muy preocupada por cumplir su dieta y cada día más convencida de que adelgazando iba a conseguir el aprecio de los demás alumnos.

Es natural que los padres, los profesores e incluso las víctimas no se den cuenta de que se está produciendo un acoso escolar. Cualquier adulto que busque en su memoria, encontrará episodios humillantes contemplados y vividos, a veces repetidamente en el ambiente escolar o académico.

Investigadores españoles (1) encuentran una altísima frecuencia de afectados por acoso escolar entre adolescentes diagnosticados de Anorexia Nerviosa Con muchos más medios y el aval de instituciones sanitarias y educativas, estudios realizados en Reino Unido y Suecia (2) concluyen que la presencia de episodios/situaciones de bullying debe ser un aspecto a tener en cuenta tanto en la evaluación como en el tratamiento de pacientes con Anorexia, Bulimia Nerviosa y otros Trastornos de Conducta Alimentaria.

El fenómeno del bullying no tiene nada de nuevo. Lo reciente es su descripción y, por tanto nuestra capacidad de estudiarlo y relacionarlo con otros comportamientos. Sin duda, vale la pena emprender acciones que, tras un análisis detallado de este comportamiento grupal, se dirijan a mejorar la convivencia en las aulas.


(1) https://psiquiatria.com/bibliopsiquis/relacion-entre-bullying-escolar-y-trastorno-de-la-conducta-alimentaria/.Este enlace se abrirá en una ventana nueva

(2) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26337405Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Comentarios
  • PATRICIA
    miércoles 13 de marzo de 2019
    Me presento, soy Patricia de Granada y os pido sólo unos minutos para contaros, muy brevemente, mi historia, la de mi hija y por desgracia, la de muchas familias.

    Mi hija empezó desde pequeñita a hacer cosas "raras" que, aparentemente, no tenían mayor trascendencia. A medida que fue creciendo ya adquirieron la dimensión de "manías" aumentando su repercusión tanto en ella como en mí, que no las entendía y le regañaba por hacer esas cosas tan molestas (dar vueltas alrededor mía, tocarme repetidamente en el lado derecho, etc.). La llevé a un par de psicólogas; decían que era ansiedad. Una, en concreto, sí trabajó con ella esas "manías". Todo dio un giro inesperado cuando mi pequeña tuvo que dejar el colegio, y a sus amigos de siempre, para ir al instituto, sufrió acoso escolar por parte de otras dos chicas; siempre fue muy tímida y callada. Aunque reaccionamos en cuanto nos lo contó, aquello la marcó profundamente y creyó que si perdía unos kilitos sería aceptada y mejor valorada entre sus "iguales". Empezó a hacer dieta y ejercicio y eso, le hacía sentir bien consigo misma. Los comentarios de compañeras también le indicaban que iba por buen camino; así que, siguió y siguió… hasta que la situación se convirtió en "sospechosa". La llevé a su médico de cabecera enseguida que presentí que podía haber algo que yo me negaba a creer ¿Mi pequeña? ¡No eso, no podía ser! ¿O sí? Pero aquello fue imparable: Todas sus obsesiones se centraron en un único objetivo: perder más y más peso. Sólo tenía 13 años cuando le diagnosticaron Anorexia Nerviosa y, más adelante, TOC. A partir de ese momento, todos los "parches" que le podía ofrecer un sistema sanitario cuyo "protocolo de actuación" no era más que papel mojado, fueron un fracaso detrás de otro. Empezaron a medicarla con antidepresivos, ansiolíticos y antipsicóticos. Jamás olvidaré la primera vez que mi hija se tomó unas gotitas… sólo unas gotitas y sentí que alguien me había secuestrado a mi hija. Rabia, Dolor, Impotencia, Angustia, Pena, Desesperación,… Durante estos largos ocho años mi hija no ha conseguido salir ni de la Anorexia ni poder tratar sus obsesiones; su estado de desnutrición severo, mantenido en los años, sólo permitía centrarse en la recuperación del peso. Cuando estaba algo mejor empezaba un tratamiento "privado", que no podía continuar porque el peso bajaba a una velocidad mortal. Así un año, otro, otro, otro…hasta cumplir los 21 años. Nunca ha tenido la menstruación, no ha podido terminar sus estudios, sus huesos son los de una persona anciana, dejó de crecer cuando cumplió los 13 años, su estómago ya no acepta ni siquiera el agua, sus piernas apenas la pueden sostener, su cabecita cuelga hacia un lado, no tiene masa muscular; su risa dejó de sonar para siempre; sus ojos apagados y llenos de dolor gritan en silencio… me pregunta, realmente, asustada: "Mamá, ¿por qué ya no puedo llorar?"… Me pide que, por favor, la deje morir, que ella no quiere seguir viviendo así… Yo le digo: "Cariño, ¡Jamás voy a dejar que te apagues! ¡TE PROMETO QUE VOLVERÁS A REÍR!

    OS RUEGO QUE FIRMÉIS Y DIFUNDÁIS EL ENLACE PARA LA RECOGIDA DE FIRMAS:
    He iniciado una campaña de recogida de firmas. Este grave problema debe salir en los medios de comunicación y llegar a la agenda pública y que se indigne la sociedad ante una realidad monstruosa, silenciada. Es nuestra responsabilidad.

    http://chng.it/tntr2gnkL8
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Trastornos de la alimentación
Sobre este blog

Se calcula que cada 18 meses, más de un 4% de adolescentes españolas inician conductas anoréxicas o bulímicas. El equipo de Trastornos de la Alimentación del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, liderado por la Dra. Carmen Ponce de LeónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, quiere acompañaros y ayudaros en este camino. Intentaremos desde este blog resolver dudas y serviros de apoyo. Esperamos vuestras preguntas y sugerencias.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.