Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Sonia García Vizuete, Jefa de Servicio de Medicina del Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sur

Disfagia

Doctor, me cuesta tragar…

Llamamos disfagia a las dificultades que algunas personas tienen para tragar. Puede ser algo leve y sutil, como una cierta dificultad para pasar los alimentos, o algo muy serio, que impida la correcta nutrición del paciente, que provoque atragantamientos importantes que obliguen a "desatascar" el esófago o, incluso, que los alimentos vayan a la vía respiratoria provocando neumonías.

DisfagiaDisfagia

Fundamentalmente hay dos tipos de disfagia:

La disfagia motora, que es aquella provocada por alteraciones en los movimientos necesarios para poder pasar los alimentos desde la boca hasta el esófago. En este caso, a menudo la causa no es una enfermedad de la faringe o el esófago propiamente, sino que el problema es más general, y la dificultad para tragar un síntoma más (aunque a veces puede ser el único).

La sufren, por ejemplo, los pacientes con Parkinson, demencia, Miastenia gravis, ELA (esclerosis lateral amiotrófica), ICTUS u otros.

En estos pacientes, la dificultad para tragar es poco "lógica" ya que aparece más con los alimentos líquidos o la saliva que con los alimentos secos y sólidos. Además, puede aparecer y desaparecer, lo que resulta un poco desconcertante y dificulta el diagnóstico.

Estos pacientes suelen quejarse de que, al tragar, tienen tos, se les va "para el otro lado" o también sufren aspiraciones de contenido alimentario a las vías respiratorias.

Esta forma de disfagia suele ser progresiva y asociada a la evolución de la enfermedad que la causa. Al principio puede manejarse con espesantes y gelificantes de los líquidos, pero, a menudo, termina siendo necesario el uso de soportes artificiales para conseguir el mantenimiento de la nutrición correcta y evitar la aspiración a los bronquios.

La otra forma de disfagia es la disfagia mecánica. En este caso el mecanismo es más sencillo, ya que suele deberse a que en algún tramo del trayecto faringo-esofágico hay un problema obstructivo. Es decir, algo ocupa lugar en el camino que deberían seguir los alimentos y por eso les cuesta pasar.

En este caso, la dificultad para tragar es más lógica, aparece con alimentos que son naturalmente algo más difíciles de tragar para cualquiera, como la carne seca, los alimentos que tienden a hacerse una bola (arroz, pan), los comprimidos de gran tamaño o los alimentos algo gomosos como el pulpo.

Todo aquello que crezca en el camino de los alimentos, causará disfagia en mayor o menor medida: un tumor, una cicatriz en forma de anillo por el reflujo, un musculo que no se relaja correctamente, un divertículo. Dependiendo de donde se sitúe esta obstrucción (más alta o más baja) la persona contará dificultades al paso en la garganta, regurgitación de los alimentos que no pueden pasar, dolor en el pecho, atascos continuados (usando una bella palabra castellana que me enseñó un paciente, se "añusgan" al tragar).

En este caso, la dieta deberá ser liquida o blanda y muy húmeda para facilitar el paso de los alimentos. El tratamiento será, en cualquier caso, el del problema que causa la estrechez en el camino.

Existen formas mixtas, en las que hay alteraciones motoras y mecánicas, como en el reflujo gastroesofágico que cursa con esofagitis eosinofílica, en la que los pacientes tienen un esófago rígido y poco móvil, pero también anillos que dificultan el paso. Otro ejemplo sería la acalasia, donde hay un esófago con problemas motores y un músculo que no se relaja e impide el paso de los alimentos.

Cuando alguien sufre dificultades objetivas para el paso de los alimentos, debe consultar con un médico, especialmente si se atraganta continuamente, si ha tenido que ir alguna vez a urgencias porque se ha "añusgado" o si ha tenido problemas respiratorios por esta causa.

Serán los médicos de digestivo y, a menudo, otorrinolaringólogos y neurólogos, quienes en la mayor parte de los casos averigüen la causa del problema y traten de solucionarlo.

Para saber más:

https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/mes-disfagia/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de De tripas corazón
Sobre este blog

Este Blog nace como un canal de divulgación sanitaria sobre nutrición y enfermedades digestivas, con una dimensión clínica pero también social, ofreciendo información veraz y aclarando falsos mitos, contribuyendo en definitiva a una adecuada educación para la salud, tan necesaria en nuestro tiempo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.