Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Sonia García Vizuete, Jefa de Servicio de Medicina del Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sur

El gastroenterólogo Dr. Google

El gastroenterólogo Dr. GoogleEl gastroenterólogo Dr. Google

La consulta de digestivo está cada día más llena. Cada vez vemos más pacientes, y cada vez, las personas que vienen a la consulta tienen más posibilidades de información previa y posterior a la consulta.

Falta saber si esa información es fuente de conocimiento o de confusión, porque en el "doctor Google" tenemos estupendos medios de divulgación y difusión de cuestiones médicas (como, por ejemplo, la web de la Fundación Española del Aparato Digestivo https://www.saludigestivo.es), pero también en internet se alojan todos los mitos y falsedades que tenemos que desmentir una y otra vez en la consulta.

Resulta un poco frustrante que, el paciente al que conoces desde hace años, has estudiado meticulosamente y con criterio, al que has recomendado un tratamiento adecuado a los hallazgos de ese estudio, pasado un tiempo, aparezca por tu consulta porque "ha leído en internet que el medicamento xxxxxx (que tú le recetaste) es muy malo y produce esta o la otra enfermedad horrible y espantosa". Y claro, lo ha suspendido por su cuenta.

Hay muchas personas sensatas, que cuando leen informaciones de este tipo, acuden a la consulta y resuelven sus dudas contigo, lo que es muy razonable. Sin embargo, otras personas, dan más credibilidad a esa información despersonalizada y no contrastada que a la que tú le has dado.

Debo decir que no toda la culpa es de los pacientes. Demasiados médicos no se toman muy en serio la comunicación médico-paciente y prescriben tratamientos que, aunque necesarios, no han sido explicados al paciente debidamente: cómo debe tomarlo, porqué es importante que lo tome de ese modo, para qué se lo mandas (es decir, de qué va su enfermedad) y cuáles son las consecuencias de dejarlo de tomar. También las alternativas que hay.

Al final, cuando un tratamiento no es percibido como útil o necesario, el paciente tiende a abandonarlo, o a no cumplirlo correctamente. Hay incluso estudios que han evaluado la eficacia de esta comunicación médico-paciente en el cumplimiento correcto de las recomendaciones.

También desmentimos continuamente mitos con respecto a la alimentación, como los que ya abordamos en los primeros posts sobre el gluten, pero también con otros como la intolerancia a la lactosa, la infección por Helicobacter o las bondades de una dieta u otra.

Otra consecuencia del miedo a los fármacos es que muchos pacientes nos preguntan es si hay alternativas "naturales" al tratamiento. Normalmente se refieren a "medicamentos" naturales. Debemos decir que no existen esos "medicamentos naturales" sino que las alternativas naturales a muchos problemas de salud digestiva y de otros órganos pasan más bien por cambios en los hábitos de vida y de alimentación, con renuncias y sacrificios, que muy pocas personas están dispuestas a afrontar de forma realista.

En un mundo de soluciones rápidas, y en una sociedad excesivamente "medicalizada" tenemos personas que nos piden un remedio para ya ya ya, pero a la vez que no sea tóxico, ni malo, ni peligroso. Además debe ser barato y, por supuesto, financiado por la Seguridad Social. En el otro extremo tenemos personas que se niegan a tomar medicamentos y sospechan de algún interés oculto de la "mafia farmacéutica" en cualquier tratamiento que les prescribas. Dar respuesta a ambas realidades es, a veces, un equilibrio difícil de conseguir, incluso con conocimiento, paciencia y dedicación.

El gastroenterólogo Dr. GoogleEl gastroenterólogo Dr. Google

Hay por ahí un chiste de médicos que dice "si necesita una segunda opinión tras consultar al Dr. Google, por favor consulte a Yahoo!". Aunque estoy en parte de acuerdo con el fondo de la broma, creo que es parte de nuestra obligación divulgar de forma seria y responsable, combatir una y otra vez, los mitos de internet, informar de forma veraz a nuestros pacientes tantas veces como sea necesario y dar respuesta a las demandas de una población cada vez más informada, para que, como dije al principio, esa información sea generadora de conocimiento y mejora de la salud y no de miedo, incertidumbre y mitos.

Además, aprovecho para felicitar a todos los lectores el Año 2020, en el que seguiremos contado cosas que creamos de interés para todos.

Para saber más:

El cumplimiento terapéutico. Basterra Gabarró, M. Pharm Care Esp 1999; 1: 97-106 ◆ 105

Adherencia y persistencia terapeutica: causas, consecuencias y estrategias de mejora Tatiana Dillaa,, Amparo Valladaresa , Luis Lizanb,c y Jose´ Antonio Sacristan. Aten Primaria. 2009;41(6):342–348

https://www.saludigestivo.es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

https://www.diariomedico.com/salud/se-puede-curar-al-drgoogler.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva

https://www.redaccionmedica.com/virico/noticias/-no-confundas-tu-busqueda-en-google-con-mi-grado-en-medicina--9597Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Comentarios
  • Miriam Vega Suárez
    jueves 10 de septiembre de 2020
    Buenos días. Soy una muchacha con muchos problemas digestivos sobre todo de acidez y le agradecería si me pudiese aclarar cuál es el pH del estómago en el cual el estómago funciona bien ya que he mirado en internet y hay muchas opiniones al respecto pero me gustaría saber la opinión de un médico especialista. No entiendo que si el pH natural del estómago es ácido porque entonces nos mandan a tomar antiácidos y omeprazol y esas cosas. Gracias
    Dra. Sonia García Vizuete
    10/09/2020

    Gracias por su comentario Miriam.

    El pH del estómago es ácido y varía de unas personas a otras, pero normalmente por debajo de 4.

    Cuando se prescriben fármacos para disminuir el ácido gástrico es porque en algunos casos ese ácido hace daño, por ejemplo, en el reflujo que usted cuenta el problema es que el ácido del estómago llega al esófago, donde no debería estar, y le perjudica.

    Si no podemos evitar ese paso anormal hacia el esófago, para mejorar el daño lo único que podemos hacer es provocar una disminución del ácido, bien porque el estómago fabrique menos (lo que hace el omeprazol) o se compense por un alcalino (lo que hace el bicarbonato o los antiácidos). Lógicamente, estos fármacos no hacen al estómago "no ácido", solamente "menos ácido", por eso puede seguir funcionando.

    Un saludo,

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de De tripas corazón
Sobre este blog

Este Blog nace como un canal de divulgación sanitaria sobre nutrición y enfermedades digestivas, con una dimensión clínica pero también social, ofreciendo información veraz y aclarando falsos mitos, contribuyendo en definitiva a una adecuada educación para la salud, tan necesaria en nuestro tiempo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.