Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Sonia García Vizuete, Jefa de Servicio de Medicina del Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sur

Cuando los gases son un problema: el síndrome de intestino irritable

Síndrome del intestino irritableSíndrome del intestino irritable

El síndrome de intestino irritable (SII) o colon irritable es un problema de salud muy frecuente que vemos en la consulta de aparato digestivo. Aunque es difícil dar cifras exactas se estima que aproximadamente el 10 % de la población española lo sufre.

La falta de exactitud en las cifras se debe a que los síntomas que produce este problema pueden confundirse con otras enfermedades y por lo tanto a veces los límites no están demasiado claros.

Pero, ¿qué es el intestino irritable? Es un trastorno que se incluye dentro de los llamados trastornos funcionales del aparato digestivo, que son problemas de salud intestinal en los que no tenemos alteraciones analíticas o anatómicas que lo causen. Por ejemplo, la colitis ulcerosa es una enfermedad autoinmune en la que aparecen úlceras intestinales que, a su vez, causan los síntomas.

Pues bien, en el colon irritable no tenemos nada de eso, es decir, se define más bien por lo que no es: no es una alergia o intolerancia alimentaria, no es una enfermedad celiaca, no es una enfermedad autoinmune….

Para poder diagnosticar a un paciente de SII, lo único que tenemos es la historia clínica: el paciente cuenta síntomas desde hace tiempo, habitualmente malestar, gases, diarrea o estreñimiento o alternancia entre ambos, que aparecen y desaparecen sin que, aparentemente, nada concreto los desencadene o ayude a que mejoren.

Los expertos en este problema establecieron los criterios de Roma para ayudarnos a diagnosticarlo. En su versión III establecen que debe cumplirse la presencia de:

1. Dolor/molestias abdominales de repetición (≥ 3 días/mes en los últimos 3 meses), más

2. Dos o más de:

a. Mejoran con la defecación.

b. Asociados con cambios en la frecuencia de las deposiciones.

c. Asociados con cambios en la forma de las heces.

En la versión IV se amplió el concepto para englobarlo dentro de los llamados "Trastornos de la interacción cerebro-intestino", que son un conjunto de problemas gastrointestinales relacionados con alteraciones en la motilidad, sensibilidad visceral, inmunidad mucosa, flora intestinal y en el procesamiento del sistema nervioso central.

En el diagnóstico de esta enfermedad, deben incluirse todos aquellos estudios no invasivos que permitan descartar enfermedades similares. Normalmente es suficiente un análisis de sangre, de heces y un test de hidrógeno espirado: con estos tres simples test de laboratorio podemos descartar la mayoría de las enfermedades digestivas que podríamos confundir con el SII. En algunos pocos casos serán necesarios estudios endoscópicos o de imagen como ecografía intestinal o resonancia magnética.

Otra cosa que no es el intestino irritable es una enfermedad mental. Las manifestaciones digestivas de la depresión o la ansiedad son muy frecuentes pero este es un problema diferente e independiente. Para complicarlo un poco más, el malestar que produce el SII puede acabar causando problemas adaptativos al producir dolor crónico.

Porque hay que señalar que, si bien el colon irritable no es un problema grave de salud, puede producir un impacto serio en la calidad de vida de las personas. Los pacientes (que son sobre todo, mujeres) experimentan síntomas sobre los que no tienen control, que no saben por qué les ocurren y que les provocan situaciones incómodas como episodios de incontinencia de gases o de heces, hinchazón de tripa o dolor.

El colon irritable no puede curarse pero sí tratarse: existen pautas de alimentación y diferentes estrategias farmacológicas y nutricionales para mejorar los síntomas y disminuir su intensidad, su frecuencia y su impacto sobre la calidad de vida.

Nuestro trabajo como especialistas en digestivo es encontrar el camino para poder ayudar a cada paciente de forma personalizada, adaptando estas herramientas a los síntomas y características de cada uno.

Para saber más:

https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/sindrome-del-intestino-irritable/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Documento de consenso sobre las dietas de exclusión en el síndrome del intestino irritable (SII) Revista Española de Enfermedades Digestivas vol.110 no.12 Madrid dic. 2018

http://dx.doi.org/10.17235/reed.2018.5941/2018/

Síndrome del intestino irritableSíndrome del intestino irritable

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de De tripas corazón
Sobre este blog

Este Blog nace como un canal de divulgación sanitaria sobre nutrición y enfermedades digestivas, con una dimensión clínica pero también social, ofreciendo información veraz y aclarando falsos mitos, contribuyendo en definitiva a una adecuada educación para la salud, tan necesaria en nuestro tiempo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.