Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Sonia García Vizuete, Jefa de Servicio de Medicina del Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sur

Un médico en la cocina

Un médico en la cocinaUn médico en la cocina

Una de mis grandes aficiones siempre ha sido la buena mesa. Mi madre era (y, afortunadamente, sigue siendo) una gran cocinera, mi abuela también lo era. De ellas heredé el amor por la comida hecha con cariño, y, seguramente, mi pasión por la cocina.

Al unir la medicina con este interés mío personal, me han llamado la atención algunos estudios publicados en los últimos años, que relacionan nuestra manera de comer y cocinar, y nuestra salud.

El primero de ellos es de 2017. En este artículo, se analizaron cómo las diferentes costumbres e implicación de las familias en la preparación de los alimentos y el hecho de comer en familia, mejoraba la tasa de obesidad infantil.

Aunque este estudio está hecho en un país anglosajón, algo diferente del nuestro, encuentran menos niños obesos en las casas en las que se cocina cotidianamente, la comida es "casera", se comen pocos productos precocinados y se suele comer o cenar "en familia".

Otro estudio más reciente también ha demostrado menos obesidad en aquellas personas que comen sentadas a una mesa y de forma "familiar", en la que hay una sola opción para comer y no que cada uno escoja lo que quiera.

Por último, os quería comentar el estudio PREDIMED (de PREvention with a MEDiterranean DIet), de la Universidad de Barcelona, a través de su instituto CIBERon, encargado de estudiar la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Un médico en la cocinaUn médico en la cocina

En este estudio español, los investigadores han observado que el sofrito de cebolla, tomate y otras verduras, cocinado lentamente en aceite de oliva, libera sustancias beneficiosas para la salud, como los carotenoides y flavonoides. Esas sustancias son protectoras frente a enfermedades cardiovasculares derivadas de la obesidad, incluso aunque no exista una pérdida de peso asociada. Estos beneficios no aparecen si se toman esas mismas verduras "por separado", es decir, que hay que hacer el cocinado para que aparezcan estas ventajas.

Todos estos estudios nos dicen que no es importante solamente lo que comemos, sino cómo comemos y cómo cocinamos nuestros alimentos. Debemos recuperar la comida como un acto social y familiar, evitar esa idea de comer como quien echa gasolina al coche.

Y debemos meternos en la cocina. Sobre todo si tenemos en casa niños, adolescentes o personas con alguna enfermedad como diabetes o hipertensión, podemos hacer una importante inversión en salud futura, aprendiendo a preparar unas lentejas, o un estofado. Cocinar sin prisa, usar nuestro genuino sofrito para todo (o casi, tampoco hay que exagerar), y guisar como hacían nuestras abuelas, con amor.

Para saber más:

Effectiveness of differing levels of support for family meals on obesity prevention among head start preschoolers: the simply dinner study Holly E. Brophy-Herb, and col. BMC Public Health. 2017; 17: 184. . doi: 10.1186/s12889-017-4074-5

Deconstructing the Family Meal: Are Characteristics of the Mealtime Environment Associated with the Healthfulness of Meals Served? Kasper N y col. J Acad Nutr Diet. 2019 Aug;119(8):1296-1304. doi: 10.1016/j.jand.2019.01.009.

Mediterranean tomato‐based sofrito protects against vascular alterations in obese Zucker rats by preserving NO bioavailability Rosalia Rodriguez‐Rodriguez y col. Molecular Nutrition and Fodd Research, 2017; 61(9) https://doi.org/10.1002/mnfr.201601010

www.dietamediterranea.com

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de De tripas corazón
Sobre este blog

Este Blog nace como un canal de divulgación sanitaria sobre nutrición y enfermedades digestivas, con una dimensión clínica pero también social, ofreciendo información veraz y aclarando falsos mitos, contribuyendo en definitiva a una adecuada educación para la salud, tan necesaria en nuestro tiempo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.