Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del equipo de Cardiología del Hospital La Luz

  • ¡He tenido un síncope! ¿Debo Consultar?

    SíncopeImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoSíncope

    El síncope es una causa frecuente de consulta médica con importantes implicaciones diagnósticas, aunque en la mayoría de los casos es la manifestación de una entidad benigna, en ocasiones puede ser síntoma de patologías mas graves. Por lo tanto es fundamental una correcta valoración médica para intentar determinar la causa. De hecho se considera que el principal factor que condiciona un peor pronóstico en un paciente con sincopes es no estudiar la causa de los mismos y especialmente una causa cardiológica de los mismos.

    Se define como sincope a aquella pérdida súbita y temporal de la conciencia y del tono postural, debido a una disminución repentina del flujo sanguíneo cerebral. La mayoría de los síncopes aparecen sin que exista una enfermedad asociada. La causa más frecuente del síncope es una reacción vasovagal y sólo en un bajo porcentaje es debido a problemas cardiovasculares o neurológicos.

    El síncope vasovagal ocurre cuando se desencadena un reflejo desproporcionado en reacción a determinados factores desencadenantes, como ver sangre, sentir mucha angustia emocional, un dolor intenso... este reflejo nervioso vagal hace que la frecuencia cardíaca y/o la presión arterial disminuyan abruptamente. Como consecuencia, el flujo sanguíneo al cerebro disminuye y genera unos síntomas premonitorios de malestar y mareo intenso (presíncope) que si prosiguen pueden terminar en la perdida de conciencia (sincope). A veces el reflejo es muy rápido y el paciente no es capaz de reconocer los pródromos resultando en un síncope más o menos brusco. En general, el síncope vasovagal es inofensivo y no requiere tratamiento mas allá de unas importantes recomendaciones para intentar reducir los episodios o minimizar sus consecuencias.

    Sin embargo, en otras ocasiones el sincope puede ser la manifestación de una patología cardiológica grave. El mecanismo en estos casos puede ser por un enlentecimiento severo de la frecuencia cardiaca que genere la falta de latidos necesarios para garantizar la perfusión sanguínea del cerebro. Así sucede en los trastornos de la conducción eléctrica del corazón que aparecen frecuentemente con el envejecimiento. Generalmente existen síntomas premonitorios como mareos fugaces que frecuentemente son banalizados hasta que finalmente desembocan en un síncope. En estos casos, el diagnóstico puede ser un reto pues los trastornos pueden ser fugaces y no estar presentes cuando el paciente es evaluado por los servicios sanitarios. Cuando finalmente son diagnosticados el tratamiento de estos trastornos implica el implante de un marcapasos que corrige de una manera eficaz el defecto y mejora el pronóstico y calidad de vida de estos pacientes. En otras ocasiones, el mecanismo son ritmos excesivamente rápidos, tan rápidos que impiden que el corazón se llene y los latidos bombeen efectivamente sangre al cerebro. Así sucede en arritmias que padecen pacientes con patología cardiaca como infartos, prótesis valvulares o ciertas cardiopatías familiares. Igualmente en estos casos el diagnóstico puede ser un reto por manifestarse de nuevo de manera fugaz.

    Sin duda, el mensaje mas importante para un paciente que haya padecido un sincope es que sea valorado y estudiado cardiológicamente y ante la sospecha de una causa arrítmica (bradicardias o taquicardias severas) sea remitido a una Unidad de Arritmias con experiencia para completar el estudio y proporcionarle el mejor consejo y tratamiento.

    Dr. Juan Benezet

    Unidad de Arritmias del Hospital La Luz

Buscador de CardioBlog
Sobre este blog

CardioBlog es el resultado del esfuerzo de un equipo de profesionales altamente motivados en resolver numerosas interrogantes y problemas de la vida diaria en pacientes cardiológicos; y facilitar consejos a aquella población sana interesada en mejorar sus hábitos de vida y controlar sus factores de riesgo cardiovascular. Nuestro objetivo es combinar la experiencia clínica con las últimas actualizaciones científicas en cardiología y prevención cardiovascular, para ayudar a resolver preocupaciones habituales de la población en riesgo.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.