Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Salud y bienestar mental del Hospital Quirónsalud Digital

  • ¿Qué es el estrés? Causas y síntomas

    Desde hace un tiempo, es habitual oír hablar del estrés y de las consecuencias que tiene en aquellos que lo sufren. Habitualmente se relaciona con la tensión física y emocional que se produce como respuesta a un estímulo que nos molesta o nos agobia. Pero, ¿realmente sabemos qué es el estrés? En este post intentaremos aclarar todas tus dudas.


    Qué es el estrés

    El concepto de estrés, por su amplio uso en muy diferentes contextos, resulta algo confuso y excesivamente amplio. De acuerdo con la Asociación Americana de Psiquiatría, el estrés comprende un patrón de respuestas que una persona experimenta ante estímulos que perturban su equilibrio y que exceden su capacidad para hacerles frente.

    Qué es el estrésQué es el estrés


    Causas del estrés

    Para que se produzca la respuesta de estrés será necesario:

    1. La presencia de un suceso amenazante puntual o persistente en el tiempo.
      • Si se trata de un suceso excepcionalmente amenazante o que acarrea grave peligro para la propia vida o la de personas cercanas, hablamos del estrés agudo y del estrés postraumático.
      • No obstante, los casos más frecuentes se deben a la presencia de cambios vitales significativos que pueden amenazar nuestra estabilidad emocional o social y conllevan un fracaso en las estrategias de adaptación a situaciones adversas, por ejemplo, la ruptura de una relación sentimental no aceptada. Destacamos aquí por su frecuencia el síndrome de desgaste profesional como un tipo de estrés crónico generado en el ámbito laboral.
    2. Vulnerabilidad personal: hace referencia al hecho de que no todas las personas poseen la misma capacidad para afrontar y superar sucesos adversos. Su influencia es mayor en los casos de estrés debido a cambios vitales significativos.

    Síntomas del estrés

    Si hablamos de estrés por cambios vitales significativos las manifestaciones varían e incluyen bajo ánimo, ansiedad o preocupación, sentimientos de incapacidad y deterioro en la ejecución de actividades diarias.

    Para el estrés agudo, los síntomas comprenden dificultades de atención, desorientación, amnesia e hiperactividad. Con frecuencia aparecen taquicardia y sudor.

    Finalmente, el estrés postraumático puede manifestarse con la vivencia recurrente del episodio traumático, pesadillas, desapego de los demás, desmotivación, evitación de situaciones relacionadas con el trauma, hipervigilancia e insomnio.


    Tratamiento del estrés

    El tratamiento psicológicoEste enlace se abrirá en una ventana nueva contribuirá no solo a paliar las consecuencias del estrés, sino también a mejorar la manera en que nos enfrentamos a las dificultades.

    Al comienzo, paciente y psicoterapeuta recogerán información sobre la génesis y mantenimiento del estrés, qué factores intervienen y si son modificables o no. Aquí cobran especial relevancia las técnicas de solución de problemas, puesto que, en ocasiones, las situaciones de estrés prolongado son consecuencia de una dilación excesiva en la toma de decisiones.

    Pero frecuentemente el problema no radica tanto en el suceso, sino en cómo lo afrontamos y cómo nos afecta. En este caso convendrá regular las emociones negativas generadas sabiendo que:

    • Gestionar emociones no significa evitarlas, sino hallar un cauce adecuado para expresarlas o prevenirlas. Por ejemplo, la expresión permanente de quejas no resulta favorable, especialmente en el entorno laboral.
    • Una estrategia poco eficiente para afrontar las dificultades es dejarse llevar por las preocupaciones. Anticiparse continuamente y valorar infinitas opciones para no sufrir, puede llegar a paralizarnos impidiendo nuestro progreso vital. Técnicas como la frase llave (por ejemplo: "calma, ¿qué puedo hacer?") o la detención del pensamiento (stop, aquí-ahora, etc.) serían adecuadas en este caso.
    • El conocimiento de que los pensamientos negativos (anticipaciones excesivamente alarmantes) propician la aparición de emociones negativas, llevará al psicoterapeuta a orientarnos sobre la veracidad de esos pensamientos, mitigando así el malestar que nos producen (reestructuración cognitiva)

    Conviene valorar el coste que supone evitar obsesivamente emociones desagradables puesto que el sentimiento de peligro puede provocar un malestar mayor que la propia amenaza. De ahí la importancia de planificar una exposición gradual al estímulo estresante.


    Cómo reducir el estrés

    Al igual que para mitigar la ansiedad, la práctica de la distracción o desfocalización (contar hacia atrás o realizar una actividad manual), el ejercicio físico, las técnicas de relajación, el mindfulness o las herramientas para la gestión del tiempo contribuirán positivamente en la reducción del estrés.


    Mónica Sagardoy – Psicóloga del Hospital Quirónsalud Digital

  • Causas y síntomas de la depresión infantil

    La depresión es el trastorno del ánimo más prevalente en niños y adolescentes, constituyendo un importante problema de salud pública y siendo la principal causa de discapacidad por enfermedad a nivel mundial entre los 10 y los 24 años. Además, constituye un factor de riesgo de suicidio en adolescentes, uno de los principales motivos de muerte en este grupo de edad.


    La depresión infantil y sus causas

    La etiología de la depresión infantil es multifactorial, basada en el modelo diátesis-estrés. Esto quiere decir que la depresión en niños se desarrolla con más facilidad en aquellos con mayor susceptibilidad o predisposición biológica y que estén expuestos a ciertos factores ambientales. A grandes rasgos se pueden destacar como principales causas de depresión:

    Causas y síntomas de la depresión infantilCausas y síntomas de la depresión infantil

    • Factores biológicos:
      • Genéticos: heredabilidad por parte de antecedentes familiares.
      • Neurobiológicos: hipótesis monoaminérgica donde habría alteraciones en una o más monoaminas (serotonina, dopamina, noradrenalina).
      • Neuroendrocrinos: el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal y el eje hipotálamo-hipofisario-tiroideo.
    • Factores ambientales:
      • Psicológicos: duelo, pérdidas, maltrato, traumas...
      • Familiares: abuso, negligencia, estilos de crianza negativos, problemática relacional intrafamiliar…
      • Sociales: acoso escolar, niños institucionalizados, adoptados…

    Síntomas de la depresión infantil

    A nivel clínico, se manifiestan cambios en el humor, en el pensamiento y en la actividad que conllevan un impacto negativo en el funcionamiento del niño o adolescente. Los más característicos son:

    • Síntomas afectivos:
      • Irritabilidad, puede sustituir o acompañar a la tristeza.
      • Tristeza o sentimientos de vacío.
      • Pérdida de interés y de disfrute con las actividades.
      • Aislamiento.
      • Ansiedad.
    • Síntomas cognitivos:
      • Dificultad de concentración.
      • Olvidos y despistes.
      • Rumiaciones negativas.
      • Baja autoestima.
      • Ideas de muerte o suicidio.
      • Pensamientos delirantes.
    • Síntomas físicos:
      • Inquietud o agitación.
      • Cansancio.
      • Alteraciones sueño y del apetito.
      • Múltiples somatizaciones inespecíficas, como dolor abdominal o cefaleas.

    Tratamiento de la depresión infantil

    El tratamiento de la depresiónEste enlace se abrirá en una ventana nueva infantil debe ser integral, basándose en un modelo biopsicosocial con el que se realizará un abordaje tanto del niño o adolescente como de la familia.

    Es fundamental destacar también la importancia de la participación de la escuela en el proceso terapéutico, ya que en muchas ocasiones deberán colaborar realizando no solo un soporte emocional sino también una adaptación curricular en las diferentes etapas del proceso curativo.

    Los pilares del tratamiento serán:

    • Psicoeducación: imprescindible que tanto el paciente como la familia conozcan en qué consiste la enfermedad, el plan terapéutico y los objetivo, para mejorar así la adherencia.
    • Psicoterapia: la mayor evidencia existe con la terapia cognitivo conductual en sesiones individuales y familiares, así como grupales. También ha demostrado ser útil la terapia interpersonal.
    • Farmacoterapia: estará indicada en casos de depresión infantil moderada o severa junto a la psicoterapia, o en aquellos casos que no han respondido al tratamiento psicoterapéutico. Los más utilizados son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y, dentro de éstos, la fluoxetina y escitalopram.

    Cómo afrontar la depresión de un niño

    Es importante acudir a un especialista ante la duda de que nuestro pequeño pueda padecer una depresión, ya que la identificación temprana y un tratamiento eficaz pueden reducir el impacto negativo. Pero, además, es necesario un manejo adecuado de la situación en el ámbito del niño. Aquí os dejamos unos consejos para ayudaros a afrontar la depresión infantil:

    1. Indagar en las causas de la depresión.
    2. Prestar atención a su autoestima.
    3. Establecer y mantener rutinas.
    4. Evitar que el pequeño tenga estrés.
    5. Comprobar que no se sienta culpable por cosas que no dependen de él.
    6. Mostrarle cariño y amor, ya que necesita un ambiente familiar seguro.
    7. Compartir actividades con ellos.
    8. Tratar la depresión con naturalidad.

    Dra. Berta Cejas – Psiquiatra en Hospital Universitario Sagrat Cor (Barcelona)

  • 10 síntomas psicológicos del alcoholismo

    El trastorno por consumo de alcohol es una enfermedad mental caracterizada por la capacidad disminuida de detener o controlar el consumo del alcohol a pesar de las consecuencias adversas de este. Es lo que en términos coloquiales se entiende como "alcoholismo".

    En función del grado de dependencia y del patrón de consumo puede ser leve, moderado o intenso, y provocar unos efectos psicológicos u otros.


    Síntomas psicológicos del alcoholismo a corto plazo

    Los síntomas a corto plazo se presentan en cuestión de minutos y son principalmente los siguientes:


    1. Lapsos de memoria

    Provoca perdidas de memoria momentáneas o sucesos completos, según la cantidad ingerida. Esto es debido a la afectación de las neuronas del hipocampo (memoria).


    10 síntomas psicológicos del alcoholismo10 síntomas psicológicos del alcoholismo

    2. Cambios emocionales

    Suelen beber para desinhibirse y volverse más sociables, pero la verdad es que se trata de un depresor del sistema nervioso y, por eso, pasados los primeros efectos se pasa a la tristeza, ansiedad o agresividad.


    3. Impulsividad

    Debido a la afectación en el córtex prefrontal, provoca menor control de los impulsos en la toma de decisiones.


    4. Pérdida de conocimiento

    Metabolizar una gran cantidad de alcohol en sangre puede inducir un desmayo o pérdida de consciencia.


    Síntomas psicológicos del alcoholismo a largo plazo

    Los síntomas a largo plazo comienzan a manifestarse en cuestión de semanas, meses o años:


    1. Destrucción neuronal

    Provoca un descenso marcado en la cantidad de neuronas cerebrales debido a la toxicidad del OH.


    2. Trastornos emocionales

    El consumo continuado de alcohol disminuye la cantidad de serotonina, neurotransmisor implicado en el estado de ánimo, lo que lleva a padecer cuadros depresivos y ansiosos. Si sumamos los efectos externos como el rechazo social o la sensación de inutilidad, la gravedad aumenta.


    3. Inmadurez emocional

    El abuso y la situación frente a la sociedad llevan al alcohólico a tener una conducta más inmadura.


    4. Problema en el desarrollo cerebral

    La excesiva ingesta de bebidas alcohólicas puede provocar problemas de aprendizaje y de memoria, sobre todo en jóvenes.


    5. Distorsión de la realidad

    El consumo de alcohol lleva a las personas a generarse desconfianza, autoengaños o ideas falsas, por lo que la depresión se agrava.


    6. Grandes trastornos

    Si a corto plazo ocurren ya daños en el sistema nervioso, a largo plazo son peores y pueden aparecer cuadros de demencia (sd Wernicke-korsakof) o psicosis.


    Riesgos para el alcoholismo en Navidad

    La época navideña es una época especial del año. Para algunos, es época de celebración y de estar con la familia, y para otros de nostalgia por el recuerdo de los familiares y amigos que ya no están. De una manera u otra, tanto las emociones positivas como las negativas se hacen más intensas. Cuando se padece alcoholismo, todas estas circunstancias se convierten en un factor de riesgo muy alto, que pueden hacer que la persona aumente el consumo, o bien que recaiga en el caso de haber abstinencia.

    Concretamente hay dos tipos de factores de riesgo diferenciados en la época navideña:

    1. Los factores de riesgo internos, es decir, emociones o pensamientos propios de la persona. El alcohol tiene un efecto muy importante a la hora de aliviar y disminuir (de manera temporal) la ansiedad, la tristeza o la culpa, por ello muchas personas utilizan el alcohol como anestesia ante ese tipo de emociones.
    2. Los factores externos, que se corresponden con el contexto, las situaciones y las circunstancias que la persona tiene a su alrededor. Las famosas "comidas de navidad" suelen implicar comer y beber en grandes cantidades. Para una persona que padece alcoholismo, el hecho de estar con otras personas que están consumiendo alcohol, aumentará enormemente sus ganas de beber. Además, el hecho de que todo el mundo beba sin restricciones, le proporciona una excusa para hacerlo también.

    Teniendo en cuenta esto, el riesgo de la Navidad reside en el hecho de que se da una presencia muy alta de factores de riesgo internos y externos, concentrados en un mismo período de tiempo. La buena noticia es que no importa la gravedad del problema, el tratamiento basado en la evidencia con terapias psicológicasEste enlace se abrirá en una ventana nueva puede ayudar a las personas con alcoholismo a alcanzar y mantener la recuperación.


    Dr. Joan Francesc Serra Psicólogo clínico en Hospital Quirónsalud Digital

Buscador de Sana-Mente
Sobre este blog

La salud mental influye en las relaciones sociales y en el bienestar emocional. Cuidarla resulta fundamental para alcanzar la serenidad y la calidad de vida que todos buscamos. En este blog, profesionales expertos en psicología y psiquiatría nos invitan a profundizar en los distintos aspectos que influyen en la salud y bienestar mental con el objetivo de comprenderla, cuidarla y desterrar tabúes y estigmas.

Perfil profesional
Sana-MentePsiquiatría y Psicología delHospital Quirónsalud Digital
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.