Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Mª Jesús García-Dihinx. Cirugía Plástica y Reparadora. Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza

  • Abdominoplastia: descúbrela

    AbdominoplastiaAbdominoplastiaTener un vientre plano es un reto al que se enfrentan, incluso, las personas más delgadas. Conseguir que la zona del abdomen aparezca plana, firme y tonificada no siempre es fácil, por mucho que se haga ejercicio y dieta. En estos casos, la cirugía consigue corregir estos problemas, especialmente, a través de la abdominoplastia.

    ¿En qué consiste la abdominoplastia?

    Esta operación de cirugía plástica está diseñada para ayudar a que el abdomen recupere la firmeza. Hay que tener en cuenta que existen diversas técnicas de abdominoplastia, adecuadas para los diversos problemas que pueda tener una persona en la zona del vientre. El cirujano será quien determine cuál es la más adecuada para cada caso, en función del estado de la piel.
    La operación de abdominoplastia dura 2 horas y consiste en extraer la grasa que sobra en el área del bajo vientre y la posterior corrección del espacio existente entre los músculos de la pared abdominal. De esta manera, el paciente puede lucir un abdomen terso y firme otra vez. Todo el proceso deja una ligera cicatriz de pequeño tamaño en la zona del pubis.
    Las abdominoplastias se hacen bajo anestesia general y requieren un ingreso hospitalario de un par de días.

    Después de la operación

    El postoperatorio de una abdominoplastia requiere de controles por parte del cirujano, que comprobará que la evolución del proceso es la adecuada. Además, el paciente debe llevar una faja de contención durante unas semanas. Aunque podrá reincorporarse rápidamente a su trabajo, deberá iniciar la actividad física de forma progresiva, pasadas 4 semanas desde la fecha de la operación.
    Los resultados de la operación son visibles en poco tiempo y mejoran a medida que desaparece la inflamación propia de los primeros días de cirugía.

    El tummy tuck

    Una de las técnicas más novedosas de abdominoplastia es el tummy tuck, menos agresiva de lo habitual y destinada a eliminar la barriguita que pueda tener una persona delgada y no puede erradicar mediante la tradicional dieta o con ejercicio.
    El tummy tuck se conoce también como miniabdominoplastia y consiste en retirar parte de la piel y grasa del abdomen inferior, suturando las fascias de los músculos y haciendo también una lipoaspiración abdominal. Si se hace dieta y ejercicio antes de la operación, la operación se minimizará.
    Esta minioperación puede hacerse ambulatoriamente, con anestesia local y sedación, y permite el alta del paciente 12 horas después. A los 3 días, el paciente ya puede reincorporarse al trabajo, aunque debe llevar faja abdominal y tener cuidado con el ejercicio físico.

    Hay que tener en cuenta que el tummy tuck no es una técnica para adelgazar, sino que está pensada para reducir los depósitos reactivos de grasa en la zona de la barriga.

  • Diferencia entre abdominoplastia y miniabdominoplastia

    Cuando es necesario retirar el exceso de piel que se sitúa debajo del ombligo, es posible que se requieran ciertas cirugías en la pared abdominal. Es por ello, que es necesario conocer las diferencias entre abdominoplastia y miniabdominoplastia, para saber cuál es la más recomendada según los especialistas.
    Conocer en que se distinguen ambas cirugías es de suma importancia, esto se debe a que si bien conocemos su similitud, debemos entender que tienen ciertos parámetros que las hacen diferentes. Por lo tanto, en ambas, el objetivo que se pretende es una reconstrucción de la musculatura abdominal. Es decir, se vuelven a tensar los músculos para que estos recuperen su firmeza, luego de haber retirado la piel sobrante. A su vez, se diferencian en los siguientes aspectos:

    1. Sobrante de piel. No obstante, una de las diferencias principales radica en la cantidad de piel flácida existente, la cual será retirada posteriormente. Si es mucha cantidad, será necesario realizar una abdominoplastia. En caso contrario, si el excedente es poco, pero antiestético, se realiza una miniabdominoplastia.
    2. Longitud de la cicatriz. Por otro lado, tenemos la discrepancia en cuanto a la cicatriz. Si al paciente se le practicó una miniabdominoplastia tendrá una cicatriz pequeña en el bajo vientre justo encima del pubis, muy parecida a la que se produce tras una cesárea. En cambio, si se le practicó abdominoplastia la cicatriz suele ser de mayor longitud, y varía dependiendo de la cantidad de piel excedente. Hay pacientes a los que se le extirpa la piel sobrante del abdomen y de la zona baja de la espalda, para estos pacientes la cicatriz rodea toda la cadera.
    3. Reconstrucción del ombligo. Otra de las desigualdades entre ambas técnicas se presenta en la reposición del ombligo. En caso de practicarse la miniabdominoplastia es muy raro cuando se necesita tocar esta parte del abdomen. Sin embargo, en la abdominoplastia se reconstruye por completo, ya que al momento de eliminar la piel flácida es necesario volver a tensar la parte de arriba y debajo del abdomen, ocasionando que el ombligo pierda su forma. Esta acción se lleva a cabo mediante una técnica llamada umbilicoplastia, la cual consiste en cambiar la forma, altura, tamaño o localización del ombligo según las necesidades de cada paciente.
    4. Tiempo de la cirugía. Cabe destacar que, ambas intervenciones se deben realizar en un quirófano equipado y no se deben ejecutar de manera ambulatoria. Por lo tanto, la diferencia en los tiempos se ve reflejada porque la abdominoplastia dura hasta 4 horas máximo. Mientras que la miniabdominoplastia al ser una cirugía menor, el tiempo se reduce a la mitad. Aun así, es importante mencionar que en ambos casos el paciente debe permanecer ingresado en la clínica durante al menos 24 horas, como parte del postoperatorio.

    Abdominoplastia o miniabdominoplastia: ¿Cuál elegir?
    Si bien ya conocemos las similitudes y diferencias entre ambas cirugías, es importante saber que el único encargado de recomendar la intervención que más se adapte a tu caso es el médico cirujano. Esa no debe ser una elección a dedo, se deben realizar ciertos estudios, crear una historia para conocer la situación del paciente y luego se plantean los objetivos.

    De acuerdo a esto, es necesario mencionar que dichas operaciones no son para adelgazar ni le dan al abdomen una definición musculosa. Son técnicas permanentes que funcionan, aun así, si posterior a la intervención hay cambios drásticos en el peso es probable que sus resultados positivos disminuyan considerablemente. Es por ello, que resulta importante mantener un peso constante y posponer la intervención si se desea quedar embarazada.

    Si requieres más información sobre la abdominoplastia o miniabdominoplastia, no dudes en contactarte con nosotros. Nuestros especialistas cuentan con la preparación necesaria para abordar cada uno de los casos. Realiza el cambio que tanto deseas en compañía de los mejores.

  • Abdominoplastia, todo lo que debes saber

    Podemos definir la abdominoplastia como un procedimiento de cirugía en el que el objetivo es corregir los defectos que se tengan en el abdomen, ya sea en la piel, musculatura o grasa, de este modo, se busca mejorar el aspecto.

    Por norma general, las mujeres después del embarazo son las que se someten a este tipo de cirugía, aunque tampoco es extraño ver a hombres que quieren sentirse mejor con ellos mismos.

    Para realizar esta intervención se utiliza anestesia general, realizando una incisión en la parte superior del vello pubiano hasta las caderas. Es entonces cuando se libera la piel sobrante y se realizan suturas en caso de ser necesario.

    Una vez haya terminado la cirugía se debe llevar una faja especial hasta que las cicatrices vayan sanando con el paso del tiempo. No es normal que ocurran complicaciones, aunque puede darse el caso de que aparezca necrosis, que requerirá otro tratamiento más prolongado.

    ¿En qué consiste este tratamiento?
    Dependiendo de la zona que se quiera tratar y del problema, será necesario un tipo de intervención u otro, cada uno con posibles riesgos que el experto que le atienda deberá explicarle para que tenga en cuenta toda la información antes de confirmar la intervención.

    Un factor muy importante es comprobar si la zona que se quiere intervenir está en la parte superior o inferior del ombligo y si afecta o no a los músculos. La cirugía dura entre 2 y 5 horas. Posteriormente, deberá pasar en el hospital un mínimo de dos días.

    ¿Qué tipos de abdominoplastia existen?
    Los diferentes tipos de abdominoplastia que podemos encontrar son los siguientes:

    1. Liposucción. El más indicado cuando la persona únicamente presenta exceso de grasa.
    2. Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical. Cuando en la parte inferior del ombligo existe exceso de piel y grasa. El ombligo no se toca durante este procedimiento.
    3. Miniabdominoplastia con desinserción umbilical. Situación parecida a la anterior, aunque con un exceso moderado de piel sobrante.
    4. Abdominoplastia con cicatriz vertical. Cuando el exceso de piel es superior al indicado en los casos anteriores.
    5. Abdominoplastia en flor de Lys. Únicamente se practica cuando la piel sobrante es excesiva.
    6. Abdominoplastia clásica o estándar. En aquellos casos en los que sobra mucha piel, utilizan la de la región umbilical y las unen con las ingles y el pubis.
    7. Abdominoplastia con extensiones laterales. Se corrigen los excesos que aparecen en los laterales del abdomen.
    8. Abdominoplastia circunferencial o contornoplastia. Cuando una persona pierde peso muy rápido, empieza a aparecer grasa sobrante por todas las regiones. Este método trata de corregir esto.
    9. Abdominoplastia inversa o ascendente. El exceso de piel está localizado en la zona superior del ombligo. Se une a las mamas.

    ¿Cómo hay que prepararse para esta cirugía?
    Las recomendaciones más habituales son:

    • Eliminar el tabaco, hace que la sanación sea más lenta.
    • Durante los seis meses después de la operación hay que mantener un peso estable.
    • La piel abdominal debe estar correctamente hidratada.
    • No consumir medicamentos ni comidas que alteren la coagulación de la sangre.
    • Es necesario acudir al médico para descartar hernias u otros problemas.

    ¿Qué ocurre después de la abdominoplastia?
    Una vez finalizada la intervención deberás seguir en el hospital uno o dos días para recuperarte y vigilar que no aparezca ninguna anomalía. Si existen dolores los especialistas te indicarán qué medicamentos puedes tomarte.

    Un consejo es caminar encorvado para reducir la tensión que aparece en esta zona durante los primeros días. Es importante evitar el deporte.

    En Quirónsalud podemos ayudarte con esta intervención e indicarte cuál es la que más se adapta a tus necesidades. Somos profesionales y contamos con la tecnología más avanzada para tratarte.

Buscador de Tendencia estética
Sobre este blog

En el blog la Doctora García-Dihinx además de hablar de las técnicas más innovadoras y últimos avances medico estéticos, queremos ofrecer consejos y respuestas a aquellos pacientes que están interesados en realizarse algún tratamiento de cirugía plástica y cirugía estética

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.