Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Mª Jesús García-Dihinx. Cirugía Plástica y Reparadora. Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza

  • La elevación mamaria después del parto

    MastopexiaMastopexia

    Cada vez son más las mujeres que acuden a mi consulta para mejorar el aspecto de sus pechos después del embarazo o tras el periodo de lactancia. Si después del embarazo no te sientes cómoda con el aspecto de tus senos, la Mastopexia es la solución adecuada. La elevación mamaria trata de restablecer la firmeza perdida de los pechos logrando un aspecto más joven y, en consecuencia, poder sentirse con más confianza en una misma.

    El proceso de la elevación mamaria

    La Mastopexia, cirugía encargada de elevar los senos, es el proceso de elevar las mamas y darles una forma y aspecto más juvenil. Con este procedimiento se realizan unas incisiones alrededor de la areola, y en algunos casos se pueden extender hasta la parte baja del pecho para eliminar el exceso de piel sobrante. Seguidamente se reposicionan la areola y el pezón para volver a tensar la piel y cerrar las incisiones.


    Recuperación de la Mastopexia
    Los días siguientes a la operación, a excepción de unas leves molestias (que suelen ser combatidas con la receta de medicamentos para aliviar el dolor o las molestias) no suelen presentar mayores complicaciones o requerir tratamientos específicos. Sí debe evitarse el ejercicio físico para evitar complicaciones durante la recuperación, y es aconsejable evitar levantar o cargar con objetos pesados durante las primeras cuatro semanas. Por eso, suele ser conveniente contar con la ayuda de alguna persona cercana o familiar, durante los primeros días de la recuperación, para evitar sobre-esfuerzos, especialmente en el cuidado de niños pequeños o recién nacidos.

    La Mastopexia es la solución técnica adecuada para aquellas mujeres que, tras el embarazo, no están contentas con el aspecto de sus pechos, ya sea porque ellos se han vaciado, caído, o ambas cosas a la vez. La cirugía de elevación mamaria, además de ayudar a recuperar la forma y el aspecto de tus pechos, ayuda en consecuencia a que se recupere la confianza en una misma.
    Si necesitas más información acerca de la Mastopexia, o consideras que eres una candidata para este tratamiento, en Quirón estamos encantados de poder ayudarte.

  • Lo que un aumento de pecho puede o no puede hacer por una persona

    Una de las cirugías plásticas más frecuentes es el aumento de pechos. Cuando la gente piensa en mejorar el cuerpo de una mujer pasando por el quirófano, la mayor parte de las veces, le viene a la mente este tipo de cirugía. Precisamente, por ser una operación tan habitual y popular, existe muchísima información sobre el tema en la Red. Y todo el mundo proporciona su opinión al respecto. Pero también es cierto que existen afirmaciones, en estos medios, erróneas o, directamente, falsas. Por eso, antes de una operación de aumento de senos, es importarte tener claro lo que se puede esperar o no de ella.

    Lo que sí se consigue: aumentar el volumenfoto postfoto post
    Está claro que lo que sí se puede esperar de la operación es un aumento en el volumen de los pechos. A veces, es necesario aumentar uno más que el otro. En otras ocasiones, solo se requiere introducir el implante en un único pecho. En cualquier caso, el objetivo es que el cuerpo se vea proporcionado. También es habitual que el paciente quiera un aumento muy grande y el cirujano lo desaconseje. Puede haber varias razones para esto. A veces, el cirujano sabe que con unas prótesis tan grandes el cuerpo no se verá proporcionado. También es posible que exista una falta de tejido que impida que se ajusten adecuadamente los implantes. En cualquier caso, el cirujano tiene experiencia y sabe lo que necesita cada persona.

    Lo que sí se consigue: restaurar los senos después del embarazo

    El embarazo afecta a los pechos de las mujeres. Y los resultados pueden ser imprevisibles. Muchas mujeres descubren que, después de la lactancia, sus senos son más grandes que antes. Pero también es frecuente el caso contrario, que el pecho se reduzca. Y toda mujer desea volver a tener el pecho que tenía antes. Una operación de aumento de pecho no afecta a la capacidad para tener más bebés ni a la lactancia materna. Más allá de ello, es aconsejable esperar a no querer más descendencia.

    Lo que sí se consigue: dar un impulso a la confianza en uno mismo
    Un aumento de pechos no hace magia con la vida de las personas. Pero sí es cierto que muchas mujeres se pasan la vida acomplejadas por unos pechos demasiado pequeños o descompensados. Es algo que puede afectar mucho a las personas. Una operación de pecho hace que estas mujeres se sientan bien. Y, cuando una persona se siente bien, puede mejorar muchos más en todos los aspectos de su vida gracias a esa inyección de confianza.

    Lo que no se consigue: levantar unos senos caídos
    Este tipo de operación puede elevar ligeramente el pecho, pero no es una cirugía adecuada, si el tamaño no es, realmente, una preocupación. En esos casos, lo recomendable es, simplemente, una operación de levantamiento de senos. Si el problema es que el volumen es escaso, pero también están caídos los pechos, existe una solución para ello. Se pueden realizar las dos cirugías en una sola intervención.

    Lo que no se consigue: cambiar quién es uno mismo
    Después de una operación como esta se sigue siendo uno mismo. La persona no es distinta. Se puede ser más feliz y tener más seguridad en uno mismo, pero todos los problemas que aparecen en la vida no desaparecen automáticamente. Los problemas siguen ahí, pero las ganas de comerse el mundo aumentan.

    Si todavía no tienes claro qué te conviene, consúltanos cualquier duda. Recibirás consejo de profesionales con una dilatada experiencia en operaciones de aumento de senos.

  • Cirugía estética en el embarazo

    Durante el periodo de gestación son muchas las limitaciones que deben tomarse en consideración, como algunas actividades físicas o medicamentos. En este tiempo la mayoría de las acciones que efectúe la madre pueden resultar contraproducentes para el embarazo. Por este motivo te contamos sobre la cirugía estética en el embarazo, una de las preguntas más frecuentes en las pacientes gestantes.

    Está claro que durante el embarazo se deben evitar algunos procedimientos que no son seguros para el bebé. Ya que muchos de ellos se basan en la aplicación de productos químicos de origen no humano, ni obtenidos por el propio paciente.

    Cirugías estéticas o tratamientos que no se deben realizar durante el embarazo
    Las sustancias antes descritas son también conocidas como químicos heterólogos, los cuales se pueden encontrar en procedimientos como el botox, peelings químicos, colágeno inyectable en la dermis y la hidroxiapatita.

    En este caso, las intervenciones o servicios no se deben realizar durante el embarazo, debido a que podría traer consecuencias perjudiciales para la bebé. Aunque no existen efectos secundarios claros, tampoco se ha encontrado evidencia de que estos brinden la seguridad necesaria durante el proceso en la mujer.

    De igual forma se encuentran los procedimientos que incluyen láseres, en este sentido no importa las longitudes de onda que se empleen. Estos son usuales en tratamientos como depilación, blanqueamiento o eliminación de manchas en la piel, várices, entre otros. Al igual que los químicos se desconoce cuáles serán los efectos adversos durante el embarazo, por ello no se recomiendan durante la gestación.

    ¿Me puedo inyectar ácido hialurónico durante el embarazo?
    Ya que este podría ser considerado como uno de los procedimientos estéticos más solicitados en la actualidad, es necesario destacar que existen opiniones contrapuestas. Muchos expertos y estudios garantizan que se puede emplear de forma segura cuando se ha entrado en el último trimestre del embarazo. Con la salvedad de utilizar anestésicos locales mientras se realiza el procedimiento.

    Por otra parte, existen especialistas que desaconsejan esta decisión, puesto que no se ha estudiado de forma amplia las infiltraciones de ácido hialurónico durante el embarazo. Aunque la decisión final la podría tener la madre, muchos expertos recomiendan esperar la finalización del periodo de gestación para cualquier tipo de procedimiento invasivo.

    ¿Cuáles son los tipos de cirugía estética que se pueden realizar durante el embarazo?
    En el caso de las cirugías estéticas durante el embarazo que sí se pueden realizar se encuentra la mesoterapia o la infiltración con plasma rico en plaquetas.

    La última sustancia antes mencionada, también conocida como RPR es un producto que se obtiene desde la sangre del paciente por lo que se le conoce como producto autólogo.

    Es por ello que no supone riesgo alguno para el bebé o su madre, ya que no es un producto químico nocivo. Dicho procedimiento suele efectuarse para el tratamiento de las estrías que nacen en las etapas finales del embarazo. Sin olvidar su efectividad en las manchas cutáneas que también aparecen durante esta etapa en las zonas expuestas a la luz solar.

    ¿Se pueden efectuar procedimientos quirúrgicos durante el embarazo?
    Bajo esta interrogante es fundamental destacar que cualquier procedimiento quirúrgico durante el embarazo se encuentra contraindicado. Además, tal y como mencionamos con anterioridad, todos los métodos que involucren el uso de anestésicos locales se encuentran contraindicados. Por ejemplo, la lidocaína no posee ningún efecto adverso para la madre, pero resulta tóxico para el feto.

    Es por ello que antes de tomar la decisión final se recomienda que las pacientes acudan a su médico tratante. Este tendrá la facultad y conocimientos necesarios para informar sobre las actividades que la paciente podrá realizar durante el embarazo.

    Si deseas obtener más información o, no dudes en contactar con nosotros, nuestros especialistas te esperan.

  • Abdominoplastia, todo lo que debes saber

    Podemos definir la abdominoplastia como un procedimiento de cirugía en el que el objetivo es corregir los defectos que se tengan en el abdomen, ya sea en la piel, musculatura o grasa, de este modo, se busca mejorar el aspecto.

    Por norma general, las mujeres después del embarazo son las que se someten a este tipo de cirugía, aunque tampoco es extraño ver a hombres que quieren sentirse mejor con ellos mismos.

    Para realizar esta intervención se utiliza anestesia general, realizando una incisión en la parte superior del vello pubiano hasta las caderas. Es entonces cuando se libera la piel sobrante y se realizan suturas en caso de ser necesario.

    Una vez haya terminado la cirugía se debe llevar una faja especial hasta que las cicatrices vayan sanando con el paso del tiempo. No es normal que ocurran complicaciones, aunque puede darse el caso de que aparezca necrosis, que requerirá otro tratamiento más prolongado.

    ¿En qué consiste este tratamiento?
    Dependiendo de la zona que se quiera tratar y del problema, será necesario un tipo de intervención u otro, cada uno con posibles riesgos que el experto que le atienda deberá explicarle para que tenga en cuenta toda la información antes de confirmar la intervención.

    Un factor muy importante es comprobar si la zona que se quiere intervenir está en la parte superior o inferior del ombligo y si afecta o no a los músculos. La cirugía dura entre 2 y 5 horas. Posteriormente, deberá pasar en el hospital un mínimo de dos días.

    ¿Qué tipos de abdominoplastia existen?
    Los diferentes tipos de abdominoplastia que podemos encontrar son los siguientes:

    1. Liposucción. El más indicado cuando la persona únicamente presenta exceso de grasa.
    2. Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical. Cuando en la parte inferior del ombligo existe exceso de piel y grasa. El ombligo no se toca durante este procedimiento.
    3. Miniabdominoplastia con desinserción umbilical. Situación parecida a la anterior, aunque con un exceso moderado de piel sobrante.
    4. Abdominoplastia con cicatriz vertical. Cuando el exceso de piel es superior al indicado en los casos anteriores.
    5. Abdominoplastia en flor de Lys. Únicamente se practica cuando la piel sobrante es excesiva.
    6. Abdominoplastia clásica o estándar. En aquellos casos en los que sobra mucha piel, utilizan la de la región umbilical y las unen con las ingles y el pubis.
    7. Abdominoplastia con extensiones laterales. Se corrigen los excesos que aparecen en los laterales del abdomen.
    8. Abdominoplastia circunferencial o contornoplastia. Cuando una persona pierde peso muy rápido, empieza a aparecer grasa sobrante por todas las regiones. Este método trata de corregir esto.
    9. Abdominoplastia inversa o ascendente. El exceso de piel está localizado en la zona superior del ombligo. Se une a las mamas.

    ¿Cómo hay que prepararse para esta cirugía?
    Las recomendaciones más habituales son:

    • Eliminar el tabaco, hace que la sanación sea más lenta.
    • Durante los seis meses después de la operación hay que mantener un peso estable.
    • La piel abdominal debe estar correctamente hidratada.
    • No consumir medicamentos ni comidas que alteren la coagulación de la sangre.
    • Es necesario acudir al médico para descartar hernias u otros problemas.

    ¿Qué ocurre después de la abdominoplastia?
    Una vez finalizada la intervención deberás seguir en el hospital uno o dos días para recuperarte y vigilar que no aparezca ninguna anomalía. Si existen dolores los especialistas te indicarán qué medicamentos puedes tomarte.

    Un consejo es caminar encorvado para reducir la tensión que aparece en esta zona durante los primeros días. Es importante evitar el deporte.

    En Quirónsalud podemos ayudarte con esta intervención e indicarte cuál es la que más se adapta a tus necesidades. Somos profesionales y contamos con la tecnología más avanzada para tratarte.

  • ¿Es usted una buena candidata para la reducción de mama?

    reduccionreduccionLa reducción de pecho es una intervención quirúrgica que sirve para reducir el tamaño del pecho de las pacientes la que, en la mayoría de casos, tiene un volumen excesivo con relación al cuerpo. Normalmente, esta operación es solicitada por mujeres descontentas con el tamaño de su pecho, que pueden padecer problemas médicos como dolores de espalda y cuello, problemas de respiración o deformidades en el esqueleto, además, también se realiza en hombres que sufren de ginecomastia (tejido mamario super desarrollado). Con esta técnica se elimina el tejido graso, tejido mamario y piel y se eleva la posición de las mamas. El tamaño de la aureola también puede ser reducido si este es excesivamente grande. La finalidad de esta intervención es proporcionar unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

    ¿Quién es buen candidato?

    Como os hemos comentado anteriormente, más que por motivos estéticos, la mayoría de la gente acude a este tipo de cirugía por problemas físicos. En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque también puede realizarse antes si estos problemas físicos son muy importantes. Este procedimiento no está recomendado en mujeres que quieran dar el pecho después del embarazo.

    Los motivos más frecuentes por los que una mujer se somete a esta intervención de reducción son:

    • Dolores en la parte superior de la espalda, en el cuello o los hombros.
    • Erupciones recurrentes debajo de las mamas.
    • Problemas nerviosos crónicos causados por la mala postura, que ocasionan entumecimiento u hormigueo en brazos y manos.
    • Estrías en los senos.
    • Problemas respiratorios.
    • Infecciones recurrentes de quistes mamarios.

    Además, las mamas no son únicamente una fuente de alimento. También son un rasgo distintivo de la sexualidad humana y por ello, puede suponer una gran carga emocional para aquellas mujeres que tienen senos grandes, especialmente para las más jóvenes. Por ello existen varias motivaciones psicológicas que llevan a las mujeres a una intervención de reducción:

    • Atención indeseada que la hace sentirse avergonzada.
    • Limitaciones para poder realizar deportes al aire libre.
    • Traumas derivados de su sexualidad.

    La mejor solución para saber si eres un buen candidato para una reducción de pecho es consultar con un cirujano, el cual evaluará el tamaño y la forma de las mamas y el estado general de salud. Se explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y forma que tendrán las mamas después de la operación y todos los procedimientos que sean mejores para ti. También le explicará que tipo de anestesia se utilizará y la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía. Alguna de la información que debes decirle a tu cirujano es si eres fumador o no, el número de embarazos previos y si está en tu mente volver a quedarte embarazada o dar de mamar.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Tendencia estética
Sobre este blog

En el blog la Doctora García-Dihinx además de hablar de las técnicas más innovadoras y últimos avances medico estéticos, queremos ofrecer consejos y respuestas a aquellos pacientes que están interesados en realizarse algún tratamiento de cirugía plástica y cirugía estética

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.