Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona

  • El corazón y las emociones: el síndrome de Takotsubo

    13533653_xxl13533653_xxl

    Desde siempre se ha relacionado al corazón con las emociones. Se ha considerado al corazón como el órgano responsable del amor y del desamor, de la bondad y de la maldad, y tendemos a decir frases como "tiene un gran corazón" o "no tiene corazón, etc.


    Los conocimientos actuales han acabado con esta visión romántica, trasladando la génesis de las emociones al cerebro, y han convertido al corazón en un sofisticado, pero poco glamuroso órgano que tiene como única misión latir para permitir la circulación de la sangre.


    Sin embargo, también es bien conocido que las emociones afectan a la función cardíaca: el número de infartos de miocardio aumenta después de catástrofes naturales, y en situaciones que generan mucha tensión como por ejemplo en partidos de fútbol, donde pueden producirse infartos en relación con obstrucciones coronarias.


    TakotsuboTakotsubo


    Recientemente se ha descrito una nueva enfermedad que simula un infarto y que guarda relación con las descargas hormonales que se producen durante una emoción intensa. El cuadro clínico es muy similar a un infarto de miocardio convencional, pero las pruebas diagnósticas permiten descartar que se trate de una obstrucción coronaria. Parece que en estos casos el musculo cardíaco es especialmente sensible a las catecolaminas secretadas durante la emoción, se altera la contractilidad cardiaca y el corazón adopta una morfología característica, como el de un artilugio japonés que se utiliza para pescar pulpos, el Takotsubo (imagen inferior). Dado que esta enfermedad se describió en Japón desde entonces se conoce con este nombre.




    Dos casos diagnosticados recientemente ilustran perfectamente esta patología. Una paciente de 65 años, sin antecedentes de interés, debía tocar el piano ante un auditorio importante, lo que le generaba mucha ansiedad. Pocos minutos antes de iniciar el concierto, sufrió un dolor en el pecho intenso y mucho malestar. Fue trasladada al Hospital con la sospecha de que se trataba de un infarto. En el centro hospitalario se realizó una coronariografía que mostró que las arterias coronarias eran normales, pero que el ventrículo izquierdo tenía la morfología típica de Takotsubo. Se realizó el tratamiento correspondiente y la recuperación fue completa. Una segunda paciente, de 68 años, estaba en el Hospital haciendo compañía a su marido, recientemente sometido a una intervención quirúrgica. Estando allí recibió la noticia de que en su domicilio habían entrado a robar. Sufrió una crisis de ansiedad seguida de un dolor torácico muy intenso y alteraciones del electrocardiograma. De nuevo el estudio cardiológico completo descartó que se tratara de un infarto convencional: las arterias coronarias eran sanas y la morfología del ventrículo en el ecocardiograma y en el ventriculograma eran típicos de Takotsubo. También en este caso la recuperación fue total.


    Desde su descripción en la década de los 90 se han identificado muchos casos de esta nueva enfermedad. Su diagnóstico se basa en las alteraciones morfológicas del ventrículo izquierdo, la normalidad de las arterias coronarias y el antecedente de emoción intensa previa. Es importante pensar en este diagnóstico, ya que el tratamiento y el pronóstico son diferentes del infarto de miocardio. Los pacientes con Sindrome de Takotsubo deben ser vigilados en la fase más aguda, por si aparecen complicaciones durante el período de contractilidad alterada. Sin embargo por lo general la función cardíaca se recupera totalmente.

  • Practicada con éxito en el Hospital Quirónsalud una ablación septal cardíaca percutánea

    Prueba de esfuerzo

    El equipo de cardiología del Hospital Quirónsalud ha llevado a cabo con éxito recientemente una ablación septal percutánea. Se trata de la primera vez que una operación de este tipo se practica fuera de la sanidad pública, y es una vez más el Hospital Quirónsalud uno de los pioneros en introducir técnicas nuevas en el ámbito privado. La operación, que ha resultado un éxito, está indicada para aquellos pacientes que padecen una hipertrofia septal obstructiva y no responden adecuadamente a los tratamientos médicos.



    "En el caso del paciente que hemos tratado en el Hospital Quirónsalud, las alternativas médicas le producían braquicardias y fuertes cefaleas que le limitaban la calidad de vida. Como no padecía ninguna alteración de las válvulas, una miectomía quirúrgica –una operación a corazón abierto y circulación extracorpórea– se dejó como segunda opción. Se optó por esta otra técnica de la ablación septal percutánea", comentaba el Dr. Jaume Riba, cardiólogo del centro y que hizo el seguimiento del paciente.


    Esta técnica consiste en provocar un infarto controlado en el paciente para de esta forma reducir el grosor del músculo hipertrofiado que causa los problemas. En el caso del paciente operado en el Hospital Quirónsalud, estos consistían básicamente en ahogos o disneas que le imposibilitaban ya no solo la práctica deportiva a la que estaba habituado, sino incluso la realización de pequeños esfuerzos y su actividad profesional durante el último año.


    El Dr. Bruno García, hemodinamista con gran experiencia previa en un centro público de referencia, fue el encargado de practicar la intervención, asistido por la Dra. Laura Galián, experta en imagen y la encargada de efectuar la ecocardiografía transtorácica con la que se delineó el territorio de cada uno de los ramos septales del corazón del paciente. Ambos pertenecen al equipo de cardiología liderado por la Dra. Pilar Tornos del Hospital Quirónsalud.



    Técnica compleja y multidisciplinar

    Aunque sobre el papel pueda parecer una intervención sencilla, en realidad se trata de una técnica compleja que requiere de la intervención de un equipo multidisciplinar muy bien coordinado que pueda llevar a cabo un seguimiento pormenorizado del paciente para poder reaccionar en caso de cualquier imprevisto como es la pérdida del ritmo eléctrico del corazón, que puede suceder en un 10% de las intervenciones. Esto es uno de los motivos principales que ha llevado a que ningún centro privado haya optado por este tratamiento hasta la fecha.


    En un primer momento, el equipo ha de realizar simultáneamente un cateterismo y una ecografía, para de esta forma detectar la zona del músculo del corazón que es excesivamente gruesa y provoca la obstrucción de la sangre a la salida del ventrículo. "Una vez detectado, hemos de buscar la rama septal de la coronaria que irriga esa zona, obstruirla y alcoholizarla. De esta forma se matan las células de esa porción de músculo cardíaco y se produce un infarto controlado", explicaba el Dr. Bruno García.


    El objetivo último que se persigue es provocar una cicatriz que reduce el grosor del músculo septal, de forma que se aumenta el caudal porque hay una mejor salida de sangre y desaparecen los síntomas negativos asociados a la hipertrofia. "Transcurridos entre tres y seis meses se tiene que comprobar que la cicatrización se ha estabilizado y se mantiene el ancho necesario, como es el caso del paciente que hemos tratado en el Hospital Quirónsalud, que presenta una evolución muy favorable", añadía el Dr. García.


    El resultado de la operación ha sido un éxito y ha permitido que el paciente ya esté disfrutando de una vida normal e incluso practique deporte. Pero esta operación no está indicada para todos los casos en que se presenta la hipertrofia. "Existen varias contraindicaciones, quizás la principal es que no haya el grosor suficiente del tabique. Aunque el infarto está controlado, no se puede delimitar exactamente la cantidad de músculo que se convertirá en tejido cicatrizal. Así, si el grosor no es suficiente, se corre el riesgo de que se pueda romper la separación que hay entre los dos ventrículos y crear una comunicación entre ellos", apuntaba el Dr. Bruno García.


    El paciente, que acudió recientemente a su revisión de control, a la salida agradecía al equipo su destreza: "me encuentro perfectamente. Era un no vivir. No podía hacer ninguna actividad, el cansancio era tremendamente frustrante. Tener que medirte las fuerzas hasta para ir a buscar el coche… ahora ya me han dado permiso para volver a coger la bici. Era impensable hace un año".

  • Cáncer y corazón

    Consulta Cardiología paciente

    Los avances en el tratamiento de los procesos oncológicos han permitido una mejoría en la supervivencia de los pacientes con cáncer, sin embargo uno de los principales efectos indeseados de los fármacos oncológicos son las complicaciones cardiovasculares.


    Ello se describe como cardiotoxicidad, que es el resultado del efecto directo del tratamiento sobre la estructura y función del corazón, o puede ser debido también al desarrollo de enfermedad cardiovascular especialmente en aquellos pacientes que tienen factores de riesgo como la diabetes, hipertensión o tabaquismo.



    De entre las complicaciones que pueden aparecer secundarias a los tratamientos oncológicos se encuentran la disfunción ventricular e insuficiencia cardiaca, la enfermedad coronaria como la angina o el infarto de miocardio, las complicaciones de las válvulas cardiacas, arritmias, hipertensión arterial, enfermedad trombo-embólica, hipertensión pulmonar o complicaciones a nivel del pericardio.


    La disfunción ventricular y la insuficiencia cardiaca son las complicaciones más frecuentes y puede aumentar la mortalidad de los pacientes que reciben quimioterapia. El trabajo en equipo de los oncólogos y los cardiólogos es esencial para prevenir y tratar de forma correcta la cardiotoxidad, siempre procurando mantener el tratamiento quimioterápico para procurar un mejor pronóstico de estos pacientes. La afectación miocárdica puede aparecer de forma inmediata tras el inicio de un fármaco o incluso años después. También la radioterapia puede tener afectación directa sobre la función miocárdica por lo que este factor también será considerado en los pacientes con riesgo de sufrir complicaciones cardiológicas. Las complicaciones pericárdicas también son una complicación frecuente en los pacientes oncológicos, habitualmente presentándose en forma de derrame pericárdico, que es la acumulación de líquido en el saco que envuelve el corazón.


    Es fundamental, en los pacientes oncológicos que realizan quimioterapia cardiotóxica, el seguimiento mediante ecocardiografía- Doppler des del inicio del tratamiento y en los años posteriores, según considere el facultativo responsable. La realización de esta técnica de forma seriada permite detectar de forma precoz la afectación cardiaca y así poder iniciar tratamiento para mejorar el pronóstico de vida de estos pacientes.


    Dra. Laura Galian Gay

    Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Barcelona

Buscador de De corazón
Sobre este blog

Bienvenido al blog del servicio de cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona. Este espacio está creado para aconsejarte e informarte sobre las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en todo el mundo. La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, y es por este motivo por el que te ofreceremos información periódica para que puedas actuar en consecuencia. Estamos abiertos a que nos plantees tu duda o cuestión. Será un placer atenderte.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.