Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

Lavados vesicales para aplicar tratamientos en el interior de la vejiga. Conoce en que consiste la BCG

Todo paciente urológico que ha vivido problemas con su vejiga puede haber llegado a conocer que existen tratamientos para aplicación en el interior de la vejiga (intravesical/endovesical) con el fin de actuar directa y localmente en la superficie y las estructuras de la pared vesical, para hacer desaparecer ciertas lesiones y/o procesos de crecimiento en el interior de la vejiga (endoluminal).

2022 04 18 Lavados vesicales 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 04 18 Lavados vesicales 1

Existen diferentes tipos de tratamientos y fármacos aplicados tanto para procesos oncológicos como no oncológicos. Son tratamientos periódicos, siguiendo un programa establecido, que se realizan en el Hospital de Día de Urología y de carácter ambulatorio. La medicación llega a la vejiga a través de una sonda vesical.

Veamos hoy alguno de ellos en relación con el cáncer de vejiga no musculo-infiltrante (CVNMI).

¿Puede la vacuna de la tuberculosis ser útil en el tratamiento del cáncer de vejiga? ¿Podrías imaginar una relación entre la vacuna de la tuberculosis y la prevención de cáncer de vejiga?

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento contra el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo para combatir contra el mismo.

En la actualidad el desarrollo de tratamientos inmunológicos para el cáncer de vejiga está muy de actualidad científica esperando aportar grandes esperanzas en el control y la curación de la enfermedad. Debemos de recordar que la terapia inmunológica y el CVNMI es muy conocida desde hace muchos años de experiencia urológica.

¿Qué es el bacilo de Calmette-Guerin y qué relación guarda con la tuberculosis?

La BCG (Bacilo de Calmette-Guerin) puede ser considerada la primera vacuna del siglo XX. El bacilo de Calmette-Guerin o BCG fue producido en 1925 en el Instituto Pasteur de París por el microbiólogo León Charles Albert Calmette y el médico veterinario Camille Guérin. Se trata de una cepa atenuada de Mycobacterium bovis, un tipo de bacteria de la misma familia que el Mycobacterium Tuberculosis, que ha perdido su virulencia en cultivos artificiales y conserva su poder antigénico (capacidad de activar el sistema inmune).

Además del efecto protector descrito contra la tuberculosis, esta bacteria tiene otras características que la hacen de utilidad en el tratamiento del cáncer vesical. La BCG tiene la capacidad, una vez expuesta a la superficie vesical mediante instilación, de activar la respuesta inmune, es decir tiene la capacidad de activar unas células de nuestro sistema inmune, denominados linfocitos T y desencadenar una cascada de reacciones mediante las cuales estas células reconocen y atacan a las células tumorales.

¿Qué efectos produce la BCG en nuestro organismo?

La BCG desencadena una respuesta inflamatoria en la vejiga para tratar de eliminar las células tumorales que nuestro propio sistema inmune reconoce y ataca.

Como consecuencia de la reacción inflamatoria que provoca se pueden originar síntomas derivados de su mecanismo de acción sobre la vejiga. Podemos considerar que son efectos secundarios de la medicación mientras la reacción inflamatoria acaba con las células tumorales.

2022 04 18 Lavados vesicales 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 04 18 Lavados vesicales 2

Se pueden clasificar en función de su gravedad en menores y más graves:

1.- Los efectos menores son aquellos relacionados con inflamación a nivel local. Y se identifican toda la sintomatología del tracto urinario inferior (STUI) como hematuria (sangre en la orina), escozor al orinar, sensación de urgencia, … y en alguna ocasión febrícula.

Se trata de síntomas similares a los de una infección urinaria del tracto urinario inferior (TUI). Son autolimitados y se suelen resolver en 24-48h sin necesidad de tratamiento.

2.- Como otros efectos más graves se señala fiebre mantenida (>48h), sepsis y otras reacciones sistémicas más raras y graves como la afectación de la médula ósea, neumonía o incluso tuberculosis diseminada. Estos últimos efectos son raros y suelen responder a tratamiento antituberculoso.

¿Existen contraindicaciones para este tipo de tratamiento?

Naturalmente existen una serie de condiciones que, en caso de darse, contraindican el tratamiento con BCG. Entre ellas se encuentran:

  • Hematuria macroscópica (sangre en la orina visible).
  • Instrumentalización de la vía urinaria reciente.
  • Infección de tracto urinario activa.
  • Fiebre.
  • Situaciones de inmunodepresión.
  • Reacción adversa previa a BCG.

¿Cómo se estructura el tratamiento mediante BCG?

De manera similar a la quimioterapia endovenosa, la terapia intravesical mediante BCG, se estructura en un programa de ciclos. Los programas actuales incluyen un ciclo de inducción seguido de un ciclo de mantenimiento (que suele incluir al menos 3).

El ciclo de inducción consiste en un total de 6 instilaciones administradas semanalmente (1/semana). El primer ciclo de mantenimiento se iniciaría a los tres meses de finalización del ciclo de inducción en caso de persistir libre de enfermedad. Este ciclo de mantenimiento consiste en tres instilaciones que se administran de manera análoga, una por semana durante tres semanas.

El segundo ciclo se administraría de nuevo a los 3 meses. De ahí en adelante, el resto de los ciclos de mantenimiento se administrarían exactamente igual cada 6 meses durante una duración total de 1-3 años en función del tipo de tumor, siempre y cuando el paciente se encuentre libre de enfermedad.

Las revisiones periódicas mediante citología, cistoscopia y/o TAC abdominal suelen coincidir con el final de cada ciclo descrito de cara a facilitar la toma de decisiones terapéuticas.

¿Qué evidencia científica tiene este tipo de terapia respecto al cáncer vesical?

La supervivencia global a los 5 años en pacientes con CVNMI tratados mediante BCG se sitúa en torno al 80 por ciento.

La terapia endovesical mediante BCG ha demostrado una respuesta completa en la erradicación del CVNMI en torno al 60 por ciento en un año. Disminuye la probabilidad de recurrencia (reaparición del mismo tipo de tumor) al 20 por ciento al año y 42 por ciento a los 5 años. También ha demostrado disminuir las tasas de progresión (aparición de un tumor más invasivo que el previo).

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de NIGOTA, Ni-gota, ni.go.ta
Sobre este blog

Desde nuestra formación, conocimientos y experiencia, queremos promover y promocionar la Salud, el bienestar urológico en toda la sociedad. Queremos crear un espacio atractivo, rico y útil donde los temas mas prevalentes, relevantes y de interés popular y poblacional puedan tener la mejor respuesta, una respuesta adecuada y avalada por un equipo de profesionales que vive la Medicina y la Urología con vocación de servicio a los demás

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.