Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Dermatología de Quirónsalud en Tenerife

  • Molluscus contagiosum

    Moluscos contagiososImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoMoluscos contagiosos

    Los moluscos contagiosos son una infección vírica que se observa con frecuencia en las consultas de dermatología, llegando a suponer un 1% de los casos que observamos a lo largo del año.

    Causa lesiones características, únicas o múltiples, redondeadas, con forma de cúpula y de color rosado que varían entre 2-5 mm.

    El virus causante pertenece a la familia Poxviridae y en ocasiones el cuadro puede verse complicado por irritación en la zona afectada, inflamación, sobreinfección bacteriana, conjuntivitis si afecta a párpados, etc. La frecuencia de aparición es mayor en niños de 2-5 años y en adultos. Es rara su aparición en niños menores de 1 año.

    Esta infección se observa con más frecuencia y de forma más severa en niños que padecen dermatitis atópica o en adultos con algún tipo de alteración inmunológica (por fármacos, diabetes, VIH, etc.).

    En los meses de verano, observamos esta infección con más frecuencia, sobre todo en los niños, debido al uso de piscinas y el contacto directo con zonas de piel afectada, al ir menos cubiertos con ropa.

    En adultos, se han descrito varios mecanismos de transmisión, como el contacto piel con piel, transmisión sexual, etc.

    Además del contacto directo, también se ha descrito su transmisión mediante el uso de esponjas, equipamiento en gimnasios o toallas.

    La infección tiene un curso autolimitado, aunque puede observarse una recidiva hasta en el 35% de los pacientes tras el aclaramiento total de las lesiones.

    No es necesario en los niños dejar de ir al colegio debido a esta infección, pero para prevenir el contagio de otros niños, las zonas afectadas deberían ir cubiertas por ropa. En el caso de los adultos, el uso del preservativo, no evita la transmisión del virus, ya que muchas veces no cubre las áreas afectadas.
    Existen múltiples tratamientos: extirpación mediante técnicas físicas (curetaje, crioterapia;...), ácidos tópicos, cantaridina, hidróxido potásico,... Cada caso debe ser evaluado, según la edad, extensión e historia clínica de cada paciente para determinar la opción más adecuada en cada caso.


    Y ahora te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios.

    Dra. Marina Rodríguez

    Dermatología

    Hospital Quirónsalud Tenerife y Hospital Quirónsalud Costa Adeje

  • Tengo pequeños quistes blancos en mi cara, ¿qué puedo hacer?

    piel adolescenteLos quistes de milium son pequeños quistes blanquecinos de aproximadamente 1 milímetro, que normalmente aparecen a nivel de las mejillas. No presentan clínica, no ocasionan dolor ni problemas de salud. Pero a algunas personas les pueden generar un problema estético.

    Normalmente aparecen de forma espontánea e idiopática (sin causa conocida), pero en ocasiones pueden aparecer tras procesos que provoquen formación de tejido de cicatrización (quemaduras, heridas…). También pueden aparecer en recién nacidos (desaparecen solos) o, en raras ocasiones, se pueden asociar a ciertos síndromes cutáneos, como el síndrome de Bazex-Dupre-Christol, el de Rombo o el de Gardner.

    Son lesiones muy sencillas de tratar con bisturí eléctrico, láser o con una aguja estéril y su tratamiento no deja cicatrices. El dermatólogo recomendará un tratamiento de mantenimiento que evite la nueva aparición de estas lesiones, normalmente cremas tipo emulsión o gel (no grasa) con ácido retinoico, glicólico o ferúlico como principio activo, el uso de maquillajes libres de grasa y una fotoprotección adecuada.


    Dra. Nayra Merino

  • Cuidados dermatológicos durante el embarazo

    embarazoembarazoEl embarazo es una etapa maravillosa en la vida de la mujer, pero exige ciertos cuidados básicos para prevenir problemas derivados de los cambios en la piel, cabello y uñas que se pueden producir durante la gestación.

    En el 90% de las gestantes se puede presentar un oscurecimiento de la piel en distintas localizaciones (abdomen, cuello, pezones, areolas, genitales, axilas, facial), lo cual resulta más frecuente en mujeres de piel oscura. En la mayoría de los casos esta pigmentación desaparece de forma gradual tras el parto, pero puede reaparecer de forma más temprana en gestaciones posteriores. Estas manchas son el resultado del aumento de ciertas hormonas estimulantes de los melanocitos, que son las células que dan color a la piel.

    Para prevenir el empeoramiento de estas "manchas" es importante realizar una fotoprotección adecuadadurante toda la gestación. Además, se pueden utilizar sustancias despigmentantes compatibles con el embarazo para disminuirlas o prevenirlas. Normalmente, las manchas que más preocupan a las pacientes son las localizadas en la cara, que aparecen en el segundo trimestre en el 75% de las embarazadas y puede persistir en más de un 30% de los casos. Estas manchas, llamadas cloasma, responden bien a tratamientos con hidroquinona y tretinoína tras la gestación.

    Las estrías de distensión aparecen en casi todas las mujeres durante la gestación, sobre todo en abdomen, nalgas, mamas, muslos e ingles. Suele existir una predisposición familiar y se pueden minimizar evitando subidas bruscas de peso, hidratando correctamente la piel y aplicando cremas con derivados de la vitamina A tras el parto.

    El cabello y las uñas también pueden presentar cambios durante la gestación. El aumento de vello corporales frecuente durante la gestación, pero desaparece en el postparto. De la misma manera, tras 1-5 meses del parto puede aparecer una caída masiva de pelo del cuero cabelludo que puede durar 1 año. Se llama efluvio telógeno y es totalmente reversible.

    Desde el primer trimestre se puede observar en las uñas una mayor fragilidad, surcos y estrías y un aumento en la velocidad de crecimiento. Todo ello mejora si se evita el excesivo contacto de las uñas con líquidos y se realiza una hidratación adecuada de las mismas con cremas emolientes.

    El crecimiento de nevus o lunares, así como la aparición de nuevas lesiones es frecuente durante la gestación. Es recomendable acudir a un dermatólogo ante cualquier lesión que presente signos de alarma como picor, sangrado, dolor, cambios de coloración o crecimiento excesivo.


    Y ahora te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios.


    Marina RodríguezMarina RodríguezDra. Marina Rodríguez

    Dermatología

    Hospital Quirónsalud Tenerife y Hospital Quirónsalud Costa Adeje

  • ¿Qué champú debo usar?

    De caballo, anticaída, sin jabón… en el mercado hay multitud de opciones, pero a la hora de elegir un champú debemos de tener en cuenta varios factores. Elegir bien el champúElegir bien el champúSu utilización es necesaria, ya que contribuye a eliminar el exceso de grasa, sudor, células muertas y elementos ambientales como la tierra o el polvo. Además, según los componentes del producto que utilicemos, puede mejorar el aspecto cosmético del cabello. Un buen champú puede darle brillo y manejabilidad, mientras otro muy detergente puede dejarlo áspero y apagado al eliminar la cutícula exterior del cabello.

    Las modas más llamativas de los últimos años, ambas sin base científica, han promocionado el champú de caballo o el uso de sustancias "naturales" como el bicarbonato o el vinagre. La primera, al ser un producto rico en biotina, se oferta como una alternativa eficaz contra la caída y la deshidratación; la tendencia "no-poo" se basa en evitar el supuesto daño que ocasionan los componentes químicos de los champús.

    Ambas modas carecen de base científica. Por un lado, la biotina contenida en el champú de caballo no se absorbe por vía tópica, por lo que dicho champú no tiene eficacia sobre la caída. Lo único que se logra es lavar el cabello, al igual que con el resto de champús convencionales. La biotina es una vitamina del grupo B, también llamada vitamina H o B7, que se puede utilizar en algunos tipos de alopecia o caída de cabello, pero por vía oral, que es la única forma por la que dicha vitamina es absorbida por el organismo.

    Por otro lado, la moda "no-poo" puede producir problemas, dado que al no eliminar la grasa y la suciedad podemos estar favoreciendo el crecimiento de microorganismos y con ello promover la aparición de infecciones y de inflamación (eccemas o dermatitis), que pueden producir de forma secundaria caída de cabello (efluvio telogénico).

    En general, el champú se recomienda que sea neutro (pH 4,5-5,5) para que no dañe el tallo del cabello ni irrite la piel del cuero cabelludo, al igual que sucede con el gel para el resto del cuerpo. Esto es especialmente importante en cabello teñido.

    En mi próximo post profundizaré en los componentes de los champús y los tipos que nos podemos encontrar en el mercado, ¡no os lo perdáis!

    Dra. Nayra Merino

  • ¿Qué champú debo usar? II. Los componentes, todo un mundo

    Si leemos las etiquetas de los componentes de los champús nos podemos encontrar con un montón de palabras que no entendemos y que no sabemos cómo pueden afectar a nuestro cabello, cuero cabelludo, etc. Con este post me gustaría esclarecer estos términos para que todos podáis entender de qué nos hablan realmente estas composiciones y qué conviene tener en cuenta a la hora de seleccionar uno u otro.Componentes de los champusComponentes de los champus

    Detergentes

    Son los encargados de eliminar la suciedad, grasa, células muertas… Pueden clasificarse en aniónico (laurilsulfato, sarcosinas o sulfosuccionatos), catiónico, anfotérico (betaínas, sultaínas o derivados de imidazolinio) o no iónico. Los champús precisan dos detergentes: uno primario, presente en mayor concentración y otro secundario, en menor concentración. Los componentes aniónicos son buenos eliminando el sebo, pero sin embargo dejan el cabello áspero y cargado de electricidad estática; mientras los anfotéricos son más suaves y los más comunes en champús de bebés.

    Compuesto espumante

    No hay relación entre espuma y limpieza, a diferencia de lo que a menudo se piensa. De hecho la grasa hace que se produzca más espuma, por lo que al lavar el cabello limpio se produce menos cantidad de espuma.

    Compuestos acondicionadores y equilibrantes del pH

    Dan brillo y crean una película que sirve para dejar el cabello más suave y manejable a la hora de desenredarlo.

    Espesantes

    Espesan el champú y no están relacionados con la efectividad.

    Opacificantes

    Hacen el champú opaco y tampoco tienen relación con la efectividad.

    Secuestrantes

    Evitan que permanezcan residuos de jabón en el cabello seco.

    Fragancias

    Como es evidente, sirven para dar olor a los champús. Es importante tener en cuenta que las personas alérgicas a perfumes deben evitar utilizar champús con este tipo de compuesto.

    Conservantes

    Revienen la contaminación microbiana y fúngica del champú.

    Aditivos especializados

    Con fines comerciales

    Y, después de toda esta explicación, dejo un último post dedicado a los tipos de champús, que son cada vez más. Os espero.

    Dra. Nayra Merino

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Tu piel te protege, cuídala
Sobre este blog

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y nos conecta con el exterior al tiempo que nos protege de él. Está permanentemente expuesto a las inclemencias del frío, el sol, los traumatismos, sin embargo, muchas veces olvidamos esta especial vulnerabilidad y la descuidamos. Con este blog, el equipo de Dermatología del Grupo Hospitalario Quirónsalud en Tenerife quiere ofrecerte sus consejos para cuidar adecuadamente la piel sana, pero también para tratar y prevenir aquellas enfermedades más frecuentes. Desde aquí trataremos de dar respuesta a todas tus dudas.

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.