Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Mª Jesús García-Dihinx. Cirugía Plástica y Reparadora. Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza

  • Borrar un tatuaje, ¿funciona realmente?

    tatotatoSin lugar a dudas que un tatuaje puede ser una buena manera de darle atractivo a determinadas zonas del cuerpo y transmitir aspectos esenciales de nuestra personalidad. De hecho, en los últimos años, ha sido posible observar un aumento en esta tendencia y ver a cada vez más personas echar mano de este recurso.

    A pesar de esto no siempre se trata de una historia feliz. En algunas ocasiones la impulsividad y el deseo de estar a la moda pueden llevarte a tomar decisiones apresuradas y de las cuales te retractes con el paso del tiempo. Por suerte para ti los tatuajes ya no son necesariamente una decisión para toda la vida.

    En la actualidad existen herramientas que pueden ayudarte a eliminar los tatuajes de manera poco invasiva y, lo más importante de todo, sin dañar la superficie de tu piel. Si quieres saber más al respecto, presta mucha atención a los conceptos que a continuación te explicamos.

    ¿Cómo funciona la eliminación de tatuajes?
    Para lograr una correcta eliminación de los tatuajes de tu cuerpo será necesario utilizar un sistema de láser específico y moderno. Básicamente existen tres tipos diferentes que pueden ayudar en este proceso:

    • Laser de Rubí.
    • Laser de Alejandrita Q-Switched.
    • Láser de Neodimio-Yag Q-Switched.

    Estos emiten una potente luz que es absorbida por los pigmentos de la piel sin llegar a generar daños en su superficie. Toda esta energía lumínica transferida desde la máquina a la epidermis se convierte en calor, cuestión que ocurre en un período de tiempo muy corto y que produce una fragmentación de la tinta.

    Cuando ocurre esto, las moléculas que conforman el dibujo sobre nuestra piel se dispersan y hacen desaparecer de manera definitiva el tatuaje. El láser en cuestión debe configurarse en diferentes longitudes de onda que permitirán eliminar los diferentes colores. Pero de eso ya se encargará el especialista a cargo.

    ¿Cuánto demora el proceso?
    Es importante mencionar que el tamaño del tatuaje y la cantidad de colores utilizados en su estructura serán determinantes a la hora de establecer plazos para la obtención de resultados. Antes de tomar cualquier determinación, el especialista revisará tu tatuaje y te dirá más o menos el número de sesiones que serán necesarias para borrarlo.

    Para que te hagas una idea del tiempo que tomará alcanzar la meta que deseas, cada sesión tiene una duración aproximada de entre 15 y 30 minutos. En la mayoría de los casos suele bastar con 2 sesiones, aunque en el peor escenario se elevará hasta las 4. Lo único que debes tener en cuenta es que entre cada sesión deberá transcurrir un tiempo de entre 40 y 60 días.

    Una de las preguntas más habituales de los pacientes antes de comenzar con el tratamiento es si la técnica produce dolor. La respuesta es categórica: NO.

    ¿El tratamiento funciona realmente?
    Este tratamiento requiere de técnicas complejas y maquinaria de altísimo nivel. Es por esto que posee índices de éxitos diferentes según sea el lugar en el que decidas llevarlo a cabo. Nuestra recomendación es que no te dejes llevar por precios módicos, puesto que en estos centros no suelen contar con la tecnología necesaria para lograr resultados de calidad.

    Para asegurar tu plena satisfacción con este procedimiento lo mejor será buscar un centro de cirugía estética consagrado y de prestigio. Por supuesto, la lectura de las reseñas creadas por otros usuarios debe ser de forma indiscutible una de tus guías a la hora de tomar una decisión.

    Si te hiciste un tatuaje del que ya no quieres saber nada ¡Tranquilo! En el campo de la cirugía estética tenemos una solución para ti.

  • Cuatro cirugías para rejuvenecer tu rostro

    facialfacialLucir una piel sana y atractiva es un aspecto fundamental en la estética moderna. Gran parte de nuestra belleza se encuentra en cómo se ve nuestro rostro, por lo que mantener un cuidado activo de esta zona es fundamental para sentirnos a gusto con nuestra apariencia.

    Sin embargo es inevitable que el paso del tiempo haga lo suyo. Conforme vamos sumando años a nuestra vida, los tejidos de la piel se debilitan y comenzamos a notar una flacidez nueva e irritante. Es un desgaste natural que envejece nuestro semblante y para el que muchas personas buscan solución.

    Es por esto que en este artículo queremos hablarte de 4 cirugías sumamente efectivas para rejuvenecer tu rostro. Presta mucha atención.

    Lifting Facial

    La palabra lifting proviene del término anglosajón traducido como "Elevación". Esto es precisamente lo que se obtiene mediante esta cirugía estética, donde los tejidos son reacomodados y se combate de forma efectiva la flacidez.

    Este procedimiento puede llevarse a cabo sobre el cuello, la cara o la papada, quitando unos años de encima de forma rápida y segura. Es perfecto para quitar las arrugas que aparecen en la frente, por ejemplo, así como para estilizar el cuello y eliminar los excesos de grasa.

    Los resultados se logran a través de incisiones en zonas estratégicas de la cara, como los bordes del cuero cabelludo. De esta manera se evitan dejar cicatrices visibles y se cumplen las expectativas de cada paciente. La intervención dura entre 3 y 5 horas, se lleva a cabo con anestesia general y su recuperación tarda alrededor de dos semanas.

    Hilos Tensores

    La aplicación de los hilos tensores es una de las maniobras más modernas y eficientes que podrás encontrar en el sector de la cirugía estética. Este procedimiento se encuentra pensado de forma específica para acabar con las arrugas de la cara y evitar impactar sobre la salud de la persona.

    La técnica utilizada es sencilla pero delicada, por lo que requiere que un profesional correctamente certificado la lleve a cabo. Esta consiste en la inserción de una aguja por debajo de la piel, la cual consigue estirar los músculos y tensar los tejidos internos.

    Lo mejor de todo es que no deja ningún tipo de marcas en la superficie de la cara. Además de esto no requiere cirugía, por lo que se realiza con anestesia general y exige tan solo un reposo ligero durante los días posteriores.

    Blefaroplastia

    La blefaroplastia se encarga de manera específica de atender los párpados. Esto significa que mediante esta cirugía podrás mejorar de forma considerable el aspecto de tus ojos, eliminando las bolsas de grasa y piel que se generan tanto en la zona superior como inferior.

    Para realizar esta operación se llevan a cabo incisiones por la parte interior del párpado, evitando así la creación de cicatrices visibles. Desde allí se procede a extraer la grasa sobrante, así como a eliminar cualquier tejido que deteriore la estética de la persona.

    Es una operación sencilla y ejecutada bajo los efectos de la anestesia local. Tiene una duración aproximada de 1 hora y en tan solo una semana se podrán observar los resultados definitivos.

    Rinoplastia

    Posiblemente ya estés familiarizado con este término y sepas que se encuentra relacionado con la nariz. Esta cirugía se encuentra enfocada en la corrección de la forma y proporción que tengan los pacientes en esta zona, otorgándoles resultados altamente satisfactorios.

    Es una operación que se realiza con anestesia local y que tiene una duración aproximada de entre 1 y 3 horas. Además de ayudar a mejorar la estética, la correcta ubicación del tabique puede acabar con los problemas respiratorios y evitar los ronquidos.

    Esperamos que con este artículo hayas aprendido un poco más sobre las diferentes alternativas que la cirugía plástica tiene para tu rostro. En caso de que necesites mayor información con respecto a alguna de estas no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

  • ¿Cuál es la diferencia entre la abdominoplastia y la liposucción?

    postpostAl momento de buscar mejorías en la estética de nuestro cuerpo, sin lugar a dudas que el aspecto del abdomen juega un rol crucial. No solo nos ayuda a obtener una apariencia saludable, sino que también contribuye a aumentar el atractivo de nuestra silueta.

    Es por esto que muchas personas buscan intervenciones que entreguen soluciones rápidas y efectivas, eliminando el exceso de grasa y combatiendo la excesiva elasticidad de la piel.

    En el mundo de la cirugía estética existen diferentes tratamientos al momento de trabajar sobre la apariencia del abdomen. Los más comunes son la Liposucción y la Abdominoplastia, reconocidos por sus buenos resultados y escasos índices de riesgo.

    A pesar de que trabajan la misma zona del cuerpo, sus procedimientos son totalmente diferentes y apuntan a solucionar problemas específicos de nuestro aspecto. Si no tienes muy claro en qué se diferencian, a continuación te lo explicamos de la forma más clara posible.

    La liposucción

    Como su nombre lo indica, la liposucción consiste en la extracción de grasa en determinadas partes del cuerpo. No es un procedimiento específicamente indicado para el abdomen, puesto que también puede llevarse a cabo en piernas, caderas, glúteos, etc.

    En otras palabras, es una técnica que permite al cirujano estético remodelar la figura de una persona de acuerdo a sus necesidades y preferencias.

    Al contrario de lo que muchas personas creen, este procedimiento no tiene ninguna relación con la obesidad o el sobrepeso. A través de esta intervención no se logra un control sobre la masa de la persona, sino que simplemente se elimina la grasa acumulada en determinadas zonas.

    Para lograrlo se utiliza una cánula, la cual se conecta a una máquina extractora que succiona el tejido adiposo.

    En el mundo de la cirugía estética, la liposucción es la segunda intervención más solicitada después del aumento de pecho. El procedimiento dura entre 1 y 4 horas dependiendo de las zonas que se busque trabajar y de la cantidad de grasa existente en el paciente.

    La liposucción suele asociarse con el abdomen debido a que es una de las partes del cuerpo que mayor acumulación de grasa sufre. Por suerte para los pacientes, esta intervención no deja ningún tipo de cicatriz.

    La abdominoplastia

    A diferencia de la liposucción, la abdominoplastia es una técnica de cirugía estética que se lleva a cabo de manera específica sobre el abdomen de las personas.

    Consiste en uno de los procedimientos más complejos y requiere de avanzada tecnología médica. Su principal propósito es devolver a esta zona del cuerpo la fuerza y firmeza perdida por el paso del tiempo y el inevitable debilitamiento de los tejidos.

    A esta intervención suelen someterse mujeres que han pasado por embarazos o que han sufrido un aumento en la elasticidad de la piel propio del envejecimiento.

    La principal acción del cirujano a cargo será la de reforzar los componentes del abdomen. Para esto eliminará el exceso de piel y tensará los músculos, proporcionando un aspecto mucho más saludable y atractivo de la zona.

    Esta intervención dura entre 2 y 4 horas dependiendo de las condiciones de cada paciente. Se lleva a cabo a través de una incisión en la zona superior del vientre, mediante la cual el cirujano realiza las acciones necesarias.

    A pesar de dejar una leve cicatriz, esta resulta totalmente invisible gracias a su ubicación estratégica.

    Una tendencia en el mundo de la cirugía estética es combinar ambos procedimientos para así lograr resultados óptimos y duraderos. En cualquier caso, antes de tomar cualquier decisión, te recomendamos consultar con un especialista y determinar las necesidades y opciones que presenta tu caso.

  • Todo lo que necesitas saber sobre la blefaroplastia

    blefaroblefaroAl escuchar la palabra blefaroplastia son muchas las personas que no pueden asociarlo con nada en específico. Por supuesto, la situación cambia si nos adentramos en el mundo de la cirugía plástica y comenzamos a hacer investigaciones sobre las posibles alternativas que tenemos a nuestra disposición.

    Si eres de esas personas que todavía no se familiarizan con el término, te invitamos a que descubras todo lo que necesitas saber sobre la blefaroplastia.

    ¿Qué es la blefaroplastia?

    La blefaroplastia es una cirugía estética que tiene como objetivo corregir el exceso de piel en los párpados. Apunta principalmente a tratar las bolsas que se generan en la zona inferior de los ojos y a la caída natural que se genera en los tejidos que rodean al ojo.

    Por lo general estos problemas tienen un origen genético, donde el paso del tiempo y la fuerza de gravedad actúan sobre el rostro, generando un aspecto antiestético y envejecido que incomoda a muchas personas.

    ¿En qué consiste la operación de la blefaroplastia?

    La cirugía de párpados es un procedimiento sencillo que otorgará resultados satisfactorios en poco tiempo. Esta operación se lleva a cabo con anestesia general y tiene una duración aproximada de entre 1 y 2 horas.

    Para corregir los problemas estéticos de esta zona se aplican incisiones en los pliegues naturales de la piel, permitiendo eliminar de forma sencilla el exceso de tejido. Gracias a esto los cirujanos pueden actuar de forma cómoda y evitar dejar marcas sobre el rostro de los pacientes.

    En el caso de las tan molestas bolsas, el procedimiento se enfocará en la eliminación del exceso de grasa. Para lograr esto no se requerirán de incisiones en la superficie de la piel, puesto que los mejores resultados se obtienen por la vía transconjuntival.

    El cirujano alcanzará la membrana conjuntiva y realizará una incisión para extraer la grasa sobrante. Este procedimiento no deja ningún tipo de marca visible en el paciente.

    ¿Cuánto dura el postoperatorio de la blefaroplastia?

    Tras finalizar la cirugía, los pacientes deberán quedarse bajo observación médica durante 1 o 2 días. Pasado este tiempo podrán volver a sus casas y comenzar su proceso de recuperación definitivo.

    Las molestias provocadas por la blefaroplastia se caracterizan por inflamación y dolor en la zona intervenida. Sin embargo estos síntomas suelen ser atenuados con analgésicos y antinflamatorios recetados por el cirujano a cargo.

    El paciente podrá retomar sus actividades con normalidad tras unos 4 días de descanso, obteniendo el aspecto definitivo a partir de la segunda semana.

    Beneficios de la blefaroplastia

    La blefaroplastia es una intervención bastante sencilla y con resultados sumamente satisfactorios para las personas que someten a ella. Esto se debe a que soluciona de manera oportuna tanto necesidades estéticas como funcionales en los ojos, presentando una serie de beneficios que vale la pena considerar.

    • Eliminación de las bolsas: La principal preocupación de las personas que se someten a una blefaroplastia es que su rostro ha perdido el vigor y el atractivo que tenía años atrás. La aparición de las bolsas entrega un aspecto envejecido que baja la autoestima y afecta a la calidad de vida de las personas. A través de la blefaroplastia es posible eliminar por completo estas bolsas, devolviendo a los pacientes la seguridad en sí mismos y entregándoles la apariencia que tanto desean tener.
    • Mejora el campo de visión: Uno de los aspectos que más destacan en la blefaroplastia es que mejora la capacidad visual de las personas. No te confundas, los problemas de vista que puedas tener no se solucionarán con esta operación, pero si notarás una mejora en el rango de percepción que tienen tus ojos. Esto se debe a que la flacidez que sufre el párpado superior puede acabar cubriendo parte del ojo, situación que reduce el campo de visión que poseen las personas. Al eliminar el exceso de piel este inconveniente desaparece.

    Si quieres tener más información con respecto a la blefaroplastia, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales y solicitar todo el asesoramiento que necesites.

  • El aumento de pecho y las preguntas más comunes

    postpostSi estás pensando en someterte a una cirugía que aumente el volumen de tus senos, es probable que te surjan un montón de dudas al respecto.

    Buscando en internet es difícil saber qué información es certera y cuál busca únicamente convencerte de que tomes la decisión, por lo que en este artículo intentaremos dar solución a las preguntas más comunes respecto al aumento de pecho.

    ¿Duele el proceso de recuperación?

    Cualquier tipo de intervención quirúrgica a la que te sometas tendrá cierto impacto en tu cuerpo y este reaccionará a él. Esto significa que es normal sentir molestias durante los días siguientes a tu paso por el quirófano.

    De todas maneras, con un equipo médico de calidad y con la atención correspondiente al caso, podrás recibir un tratamiento post operatorio que disminuya cualquier tipo de dolor al mínimo.

    ¿Se verán las cicatrices?

    Otra pregunta que suele surgir cuando hablamos de cirugías estéticas y en especial del aumento de pecho tiene relación con las cicatrices.

    Es importante señalar que independiente del tipo de procedimiento siempre quedará alguna marca en el cuerpo y por eso es importante ponerse en manos de cirujanos experimentados.

    Ellos realizan intervenciones con la mínima incisión y en los lugares que menos a la vista quedan, por lo que jamás tendrás que preocuparte de que alguien pueda ver tu pequeña cicatriz.

    ¿Cuánto cuesta la operación?

    Es importante señalar que establecer un precio a priori resulta bastante complicado. Son muchos los factores que entran en juego al momento de realizar un cobro por este servicio, partiendo por las características de cada paciente y sus expectativas de la operación.

    El prestigio del cirujano, las condiciones que ofrezca la clínica, el tipo de aumento de pecho que preferirás y todo el proceso de atención en general influirán de manera directa en la tarifa final de tu operación.

    Lo mejor que puedes hacer para solucionar estas dudas es acudir a una consulta y comenzar tu proceso de investigación con la supervisión de un cirujano.

    ¿Implante o Grasa?

    Cuando se comienza a investigar sobre el aumento de pecho siempre te encuentras con los diferentes métodos que existen para lograr los resultados esperados. Muchas mujeres se debaten entre si es mejor realizarse un implante o si utilizar la técnica del lipofilling.

    La primera de estas es la más clásica y consiste en instalar un implante al interior del seno. La calidad de estos productos aumenta con el pasar de los años y la tecnología moderna evita cualquier tipo de complicación.

    De todas maneras es importante destacar que siempre existen riesgos leves que podrían requerir un tratamiento posterior, como es el caso de la contractura capsular.

    En el caso del lipofilling, el cirujano procederá a retirar grasa de otra parte del cuerpo para luego incorporarla al interior de tus senos. Este procedimiento evita los posibles rechazos que el cuerpo puede tener y genera un aspecto mucho más natural.

    Eso sí, deberás aguantar dolores en dos zonas distintas de tu cuerpo.

    ¿Qué es la contractura capsular?

    Durante el proceso de adaptación de los implantes puede ocurrir que estos no se adhieran de manera correcta y que se cree una sobrepoblación de tejido en la zona. Esto causará inflamación, dolor y deformidad en el pecho.

    Por suerte para ti estos casos se presentan de manera muy poco común y, en el caso de que aparezcan, pueden ser tratados con una prescripción de antibióticos.

    Implante liso o rugoso

    Otra duda que suele aparecer de cara a esta operación se encuentra en el tipo de implante a utilizar. Para simplificar, la prótesis rugosa ofrece menor índice de riesgo en cuanto a la aparición de la contractura capsular.

    Esto se debe a que se adhiere de mejor manera a los tejidos internos, a diferencia del implante liso que tiene mayores posibilidades de desplazamiento.

42 resultados
Buscador de Tendencia estética
Sobre este blog

En el blog la Doctora García-Dihinx además de hablar de las técnicas más innovadoras y últimos avances medico estéticos, queremos ofrecer consejos y respuestas a aquellos pacientes que están interesados en realizarse algún tratamiento de cirugía plástica y cirugía estética

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.