Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Isabel Campos, nutricionista del Centro Médico Quirónsalud Toledo

Caries y alimentación

Cómo condiciona nuestra alimentación nuestra salud bucodental

caries y alimentacion_ Servicio Nutrición Quirónsalud ToledoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextocaries y alimentacion_ Servicio Nutrición Quirónsalud Toledo

La salud bucodental es parte de la salud en general. Subestimamos la importancia de nuestra boca y dientes y cómo condiciona nuestra alimentación y nutrición, hasta que aparecen síntomas, como cuando evitamos comer alimentos fríos, calientes o nos duelen cuando comemos sólidos. La alimentación juega un papel importante, pues una mala alimentación puede favorecer el riesgo de sufrir caries, entre otras enfermedades periodontales.

Existen muchos factores que favorecen la aparición, como son:

  • Los microorganismos: Las bacterias que contribuyen a la aparición de caries son los streptococcus mutans, que se pueden transmitir de persona a persona a través de la saliva. Estos microorganismos se encuentran en la placa y en el ambiente de la boca.
  • La susceptibilidad individual: Hay personas más susceptibles a padecer caries por cómo tienen colocados los dientes, la composición y la cantidad de saliva, etc. La saliva se encarga de arrastrar los restos de comida de la boca. Hay personas que producen menor cantidad de saliva. Esto puede ser hereditario o consecuencia de algún medicamento que toman o simplemente porque no beben suficiente agua durante el día.
  • El tiempo: Cuanto más tiempo pasamos sin lavarnos los dientes, el tiempo de contacto con los restos de los alimentos es mayor y, con ello, mayor es el riesgo de caries. Irse a dormir sin lavarnos los dientes es una mala práctica que promueve la formación de caries, no solo porque dejamos restos de alimentos entre los dientes durante hasta ocho horas, sino porque además, el flujo de saliva es menor mientras dormimos. Por eso, los niños que se quedan durmiendo con el biberón, el zumo o con el chupete impregnado en miel en la boca, tienen más riesgo de caries.
  • Alimentos que favorecen las caries: La aparición de caries depende del tipo de alimentos que comemos. Todos sabemos que los alimentos azucarados son los causantes de las caries, pero es mucho más que eso. El azúcar es un hidrato de carbono fermentable, eso quiere decir que se utiliza fácil y rápidamente por las bacterias de la boca. Al descomponerse estos azúcares en la boca, se produce ácido y provoca que el pH de la placa baje (por debajo de 5.5). Con un pH bajo, el esmalte de los dientes comienza a disolverse y se forma un entorno ideal para que aparezcan caries.

Pero se ha observado que el número y la frecuencia de las comidas, la consistencia y la textura influyen más que la composición de los alimentos.

Hay alimentos que hacen que el pH de la boca descienda con más facilidad que otros. Esto es lo que llamamos acidogenicidad, pero no necesariamente quiere decir que los alimentos más "acidogénicos", sean los más peligrosos. También depende de si es muy viscoso o pegajoso. Generalmente los alimentos más peligrosos son los que tienen azúcares fermentables y además son muy pegajosos como las galletas, las frutas desecadas, las mermeladas y las golosinas.

Las bebidas azucaradas, refrescos o zumos azucarados aunque no se quedan mucho tiempo en la boca, se consumen con frecuencia, lo que promueve que se generen ácidos de forma constante, por lo que el riesgo de caries es alto.

El pan, las galletas, los dulces, los pasteles, las rosquillas, y la bollería provocan que el ácido persista más tiempo ya que se combinan los azúcares fermentables con el almidón de las harinas. Por eso se recomienda consumirlos moderadamente, y mejor durante las comidas, cuando el flujo de saliva es mayor.

Pero también hay alimentos que protegen de las caries: Las carnes, pescados y huevos no son utilizados por las bacterias de la boca, por lo que no promueven la formación de caries. Existen sustancias que protegen de las caries y se pueden comer en cualquier momento ya que hacen que salivemos más, aumente el pH de la boca, "ataquen" a las bacterias de la placa o remineralicen los dientes. Estos alimentos son:

  • El queso como el cheddar o gruyere, ya que tiene calcio y fósforo. Además, tienen ácidos grasos y otras sustancias que atacan a las bacterias de la boca.
  • La leche, pues posee componentes protectores (caseína y lactoferrina) además de minerales, que atacan a las bacterias y remineralizan los dientes.
  • Los chicles. Masticar chicle después de comer, neutraliza la acidez del pH porque hace que salivemos más. Pero esto no quiere decir que podamos sustituirlo por el cepillado de dientes. Además, si desechamos el chicle demasiado pronto no nos protegerá, como mínimo debemos masticarlo durante 15-20 minutos para que tenga efecto.
  • El té verde, gracias a que tiene flúor, protege la placa, y los polifenoles hacen que salivemos más y atacan a las bacterias de la placa.
  • Otros alimentos como la sal, los vegetales y las frutas. También alimentos con mucho calcio, vitamina D y fósforo (como el pescado azul, la soja, las legumbres) y alimentos con alto contenido en flúor como el agua, té negro o el pescado.

Para cuidar tu salud bucal, ten en cuenta estas recomendaciones, y no te olvides de visitar a tu dentista, ya que hay que cuidar los dientes, ¡que son los únicos que tenemos!

Comentarios
  • Dra sofia carvajal
    jueves 26 de enero de 2023
    Soy profesional al servicio de la genial odontología Muchisimas graaacias! Buenisima la información y se agradece tambien la dedicacion a la boca. :)

    Gracias a tí, Sofía por tu interés.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Nutre tu cambio
Sobre este blog

Te enseñamos a cuidarte por dentro. Consejos sobre cómo mejorar tu alimentación y ganar en calidad de vida.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.