Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del servicio de Traumatología de los Hospitales Quirónsalud Alicante, Torrevieja, Murcia y Valencia

  • Lesión de hombro, la artroscopia te ayuda a solucionarlo.

    Artroscopia de hombroArtroscopia de hombro

    La artroscopia de hombro es una de las cirugías más habituales que se realizan para reparar las lesiones que se han producido en las articulaciones.

    Es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, en el que realizando pequeñas incisiones en la piel, dos o tres pequeños cortes, se introduce una cámara y con la visión de pocos milímetros se pueden diagnosticar y tratar lesiones del hombro sin necesidad de realizar grandes incisiones, obteniendo imágenes de alta calidad del interior y acceder a estructuras del hombro de difícil abordaje.

    ¿Cuándo está indicado una artroscopia de hombro?

    Actualmente la artroscopia de hombro permite tratar un gran número de lesiones en esta articulación.

    Es una técnica a la que se recurre con mucha frecuencia para tratar problemas en los tendones y ligamentos del hombro, y puede ser de gran ayuda también en fracturas articulares para reducir de forma más adecuada y menos lesiva los fragmentos óseos.

    Entre las patologías que se pueden tratar con una artroscopia de hombro encontramos:


    - Lesiones de manito rotados

    - Síndrome subacrominal

    - Artrosis acromioclavicular

    - Luxación recidivante del hombro

    La artroscopia de hombro está recomendada para pacientes que presentan estas patologías y el rango de esas suele rondar desde los 16 años hasta los 80.

    Cómo se hace una artroscopia

    Con esta técnica se permite acceder a los dos compartimentos que forman la articulación del hombro: la articulación glenohumeral y la articulación subacromial y poder diagnosticar y tratar patologías que clásicamente se trataban por cirugía abierta.

    Para ello se introduce una cámara a través de pequeñas incisiones en la piel de entre 0,5 y 1 cm. En cuanto al número de incisiones suelen ser de 2 a 4 mini cortes.

    La duración del procedimiento depende del tipo de lesión existente en el hombro y de la reparación que vaya a practicarse.

    Hay que tener en cuenta diferentes factores que pueden hacer variar la duración de una cirugía de este tipo. La experiencia del cirujano es importante, ya que se trata de un procedimiento que tiene una curva de aprendizaje. También depende del grado de lesión y la calidad del tejido. Pero por lo general tienen una duración de 30 a 90 minutos.

    ¿Cómo es la recuperación de una artroscopia de hombro?

    Como he comentado antes, se trata de una cirugía mínimamente invasiva, eso significa que se realizan incisiones de 1cm aproximadamente. Es por esto que se trata de una cirugía muy poco agresiva si se compara con una cirugía abierta, donde se lesiona de una forma más importante el tejido.

    Por lo que en general se sufre un menor dolor los días siguientes a la cirugía y solemos encontrar menos problemas de movilidad articular, consiguiendo un postoperatorio menos complicado para el paciente.

    Las lesiones de hombro

    Existen múltiples lesiones en esta articulación, pero en términos generales nos referimos a una lesión de hombro como una alteración en los tejidos que pertenecen a la articulación y que provocan un déficit de movilidad, dolor o limitación funcional del mismo.

    Cómo curar una lesión de hombro

    Depende del tipo de lesión que tengamos que tratar existen tratamientos diferentes.

    En el caso de roturas de tendones se suele suturar dicha lesión consiguiendo restaurar la función del tendón lesionado.

    Si el problema consiste en un aumento de la movilidad del hombro que provoca una luxación, el tratamiento va orientado a reparar el tejido para reducir esa movilidad anómala de la articulación.

    Lesiones de hombro más comunes.

    El abanico de lesiones que pueden tratarse mediante artroscopia es muy amplio, pero las más frecuentes serian:


    - Síndrome subacromial: por inflamación de la bursa subacromial y/o reducción de dicho espacio.

    - Rotura manguito rotador: lesión de uno o varios de los cuatro tendones que lo forman.

    - Luxaciones de hombro e inestabilidad de hombro: provocada normalmente por traumatismo previo pero también puede darse en casos de hiperlaxitud.

    - Hombro congelado o capsulitis adhesiva: disminución del rango de movilidad del hombro por rigidez y engrosamiento de su cápsula articular.

    - Lesiones traumáticas: Fracturas de glenoides, fracturas de húmero proximal, luxaciones acromio-claviculares

    Cómo identificar una lesión de hombro

    El paciente suele acudir a la consulta por cuadro de dolor en hombro de un tiempo de evolución tras un sobreesfuerzo o un traumatismo previo, aunque en muchas ocasiones puede no recordar el inicio exacto del dolor.

    Es muy importante realizar un correcto análisis y estudio para averiguar las características del problema junto con una exhaustiva exploración física.

    En el caso de que el especialista lo crea oportuno pueden ser de gran ayuda la solicitud de pruebas de imagen complementarias como una radiografía, ecografía y resonancia magnética.

    La artroscopia de hombro puede ser una herramienta no solo para el tratamiento del problema, sino en ocasiones también como método diagnóstico ya que obtenemos imágenes de gran calidad y conseguimos explorar la lesión desde dentro de la articulación.

    En los centros de Quirónsalud contamos con un equipo de traumatólogos especialistas en lesiones de hombro, capaces de diagnosticar y tratar este tipo de patologías.

    Texto elaborado por el doctor Rogelio Carratalá,Este enlace se abrirá en una ventana nueva especialistas de la Unidad de Traumatología de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • El codo de tenista, ¿qué es y cómo se cura?

    El llamado codo de tenista o epicondilitis, es un cuadro clínico que se caracteriza por dolor en la cara externa del codo. Esta molestia empeora al coger objetos, empuñarlos o hacer fuerza para desenroscar, es decir molestias que pueden notarse al hacer tareas cotidianas.

    Codo de tenistaCodo de tenista

    El dolor de esta parte del codo puede ser desde leve hasta severamente incapacitante, pudiendo aparecer únicamente al hacer determinados movimientos, o ser una molestia más permanente.

    Se debe a una inflamación del origen de la musculatura extensora de la muñeca y los dedos. El tejido que une las importantes masas musculares del antebrazo a una superficie de hueso relativamente pequeña en el codo,está constantemente sometido a tensiones, microlesiones y microreparaciones, cuyo equilibrio constituye la salud.

    Cuándo por un motivo o por otro, se rompe este equilibrio y las microlesiones no llegan a repararse y se van acumulando, llega un momento que el organismo lanza una reacción inflamatoria, que en sí misma no es curativa, sino defensiva, y ahí es cuando aparecen los síntomas.

    Por tanto tenemos dos aspectos: el cuadro inflamatorio, causante de los síntomas y por otro lado la lesión del tejido, que es la que desencadena el cuadro inflamatorio.

    Hay que tener en cuenta que no en todas las ocasiones, estos síntomas o similares se deben a esta causa, existiendo múltiples patologías que pueden estar detrás de unos síntomas similares, por lo que una exploración física y un estudio por imagen (radiografía y ecografía, en primera instancia) son fundamentales para establecer el diagnóstico, y por ende el tratamiento. Por tanto te recomendamos que si sientes alguna de las molestias mencionadas acudas a tu centro más cercano de Quirónsalud para ser valorado por un profesional.

    Síntomas de Codo de Tenista

    Para saber cuáles son los síntomas del codo de tenista, podemos hablar de algunos que son comunes a la mayoría de casos.

    Lo característico es el dolor localizado en la cara externa del codo, sobre la zona de hueso prominente. Este dolor se exacerba al coger, empuñar o realizar esfuerzos con la mano. Frecuentemente tras el reposo prolongado (descanso nocturno…) hay un mayor dolor y puede incluso presentarse la dificultad para mover el codo, que progresivamente va mejorando a lo largo de las primeras horas.

    Cuándo consultar con tu médico

    Es recomendable llevar un control de los síntomas y no dejarlo pasar. En caso de que los síntomas siguen un curso progresivo, incrementando su intensidad y duración, o bien la persistencia en el tiempo (pongamos unas 2 semanas) , es una señal. La propia musculatura nos está indicando la necesidad de hacer un diagnóstico específico, valorado por un profesional, y establecer un plan de tratamiento.

    Causas de Codo de Tenista

    En ocasiones podemos encontrarnos con casos en los que hay un traumatismo concreto que desencadena el cuadro. Otras veces, puede estar provocado por un sobresfuerzo bien definido.

    Podemos decir que en muchas ocasiones, la causa del codo de tenista resulta de una suma de factores, de esfuerzos, de la capacidad reparadora del organismo, y causas todavía no completamente definidas, que desembocan en esta patología

    Pacientes que suelen padecer el Codo de Tenista

    El perfil más frecuente es en pacientes en la edad media de la vida, que realizan trabajos o deportes que obligan a hacer reiterados gestos de esfuerzo con la muñeca en extensión y la mano cerrada.

    Tratamiento del Codo de Tenista

    El tratamiento de la eepicondilitis debe enfocarse en las dos vertientes del proceso. En primera instancia controlar la reacción inflamatoria, para lo que pueden usarse, generalmente de forma secuencial, reposo, antiinflamatorios orales o una infiltración con corticoide.

    Una vez ha cedido dicha inflamación hay que promover la curación y regeneración del tejido dañado, la fisioterapia, le EPI (Electrolisis Percutánea Intratisular), las infiltraciones con factores plaquetarios (PRP) y toda una gama de tratamientos en desarrollo, que van dirigidos a esta regeneración del tejido, con lo que obtendríamos la curación definitiva.

    En ocasiones (aproximadamente un 3% de los casos), a pesar de todos estos tratamiento no se consiguen los objetivos deseados, teniendo la posibilidad de recurrir a la cirugía (artroscópica o abierta) que busca quitar el tejido degenerado y reanclar los tendones al hueso generando una cicatrización efectiva e indolora.

    En los centros de Quirónsalud de Alicante contamos con un equipo de profesionales capacitados para la valoración, diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías.

    Texto elaborado por el doctor Luis Sánchez NavasEste enlace se abrirá en una ventana nueva, traumatólogo de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Cómo aliviar el dolor del juanete, lo que tienes que saber

    ¿Qué es un juanete?

    El "juanete" o Hallux Valgus es una deformidad del pie, que puede aparecer en la juventud, o más frecuentemente, a partir de la edad adulta.

    Se caracteriza porque el borde interno del pie va abultándose, y el dedo gordo se desvía hacia los otros dedos, pudiendo llegar a angularse de forma importante, colocándose debajo de los otros dedos.

    Este proceso es progresivo, es decir, el tiempo de progresión es muy variable.

    Es un proceso complejo, en el que intervienen diversas articulaciones del pie.


    intervencion juaneteintervencion juanete


    Síntomas del juanete de pie

    Los síntomas son variables en cada paciente, siendo frecuente el enrojecimiento y dolor sobre la zona desplazada, que además al ensanchar el pie, produce un incremento del roce del calzado. No es infrecuente que el juanete se acompañe de otras deformidades en el resto de los dedos del pie.

    Si tuviéramos que mencionar los síntomas más frecuentes serían:

    • Abultamiento en la parte exterior del pie, en la base del dedo gordo.
    • Hinchazón, enrojecimiento o dolor alrededor de la articulación del dedo gordo del pie.
    • Callos o callosidades: frecuentemente estos aparecen en el primer y segundo dedo del pie ya que se rozan entre sí.
    • Tener un dolor continuo o, dolor que aparece y desaparece.
    • Notar un movimiento limitado del dedo gordo del pie.

    Desde Quirónsalud te recomendamos que consultes con un especialista en caso de:

    • Dolor continuo en el pie o dedo gordo,
    • Elevación o bulto redondeado que sobresale del dedo gordo del pie,
    • Disminución de la articulación del pie o dedo,
    • Incomodidad en el zapato debido al juanete.

    Causas del juanete

    Las causas exactas por las que se producen los juanetes se desconocen.

    Si es verdad que podemos mencionar algunas posibles causas, como son:

    • Tipo de pie heredado
    • Estrés o lesiones en los pies
    • Deformidades presentes al nacer

    Por el momento no se sabe si el calzado apretado, de tacón alto o estrecho puede causar el juanete en el pie o contribuir a su aparición.

    Los juanetes podrían estar relacionados con ciertos tipos de artritis, en particular con los tipos inflamatorios, como la artritis reumatoide.


    Operación de juanete

    QuirófanoQuirófano


    Existen diversas técnicas quirúrgicas para su tratamiento. La indicación depende de diversos factores como el grado de afectación y de deformidad del pie, la edad, la presencia de otras patologías asociadas etc.

    La cirugía percutánea permite abordar deformidades cuándo no hay afectación significativa de las articulaciones involucradas.

    En casos en los que los pacientes tengan la deformidad más avanzada se puede asociar diversos procedimientos, fundamentalmente dirigidos a reorientar el dedo.

    Para ello puede ser necesario el realizar unos cortes muy precisos en el hueso (osteotomía), a través de cuya forma y dirección se puede cambiar la forma del hueso, corrigiendo la deformidad que se presenta consiguiendo alinear el dedo.

    Si existe patología asociada, como es (metatarsalgia, dedos en martillo, etc.), se corrigen en el mismo acto quirúrgico por abordajes independientes.

    Cuándo operar el juanete

    La decisión de operar el juanete depende de cada caso y paciente.

    Los juanetes juveniles tienen un enfoque distinto que los que se presentan en una edad más avanzada como la edad mediana.

    A la hora de determinar si es necesaria la operación para la corrección, se deben llevar a cabo una serie de pruebas como son: estudios y mediciones angulares radiográficos, así como la progresión de la deformidad y la intensidad de los síntomas en cada caso particular.

    Duración operación de juanete

    Una de las preguntas más frecuentes que reciben los médicos de Quirónsalud es el tiempo de la intervención.

    Esta depende de cada caso, entre los factores que intervienen son, en primer lugar, el tipo de cirugía del que se trate y, en segundo lugar, la presencia de patologías asociadas.

    Teniendo esto en cuenta, la cirugía de juanete o Hallux Valgus, puede durar desde 30 a 90 minutos.

    Postoperatorio de una cirugía de juanete

    Tras la cirugía es fundamental mantener el pie elevado, más alto que la cadera, para favorecer el retorno venoso y disminuir la inflamación.

    Sobre todo, en los primeros días hay que evitar tener el pie en la posición que habitualmente tomamos al estar sentados ya que el pie tiene una gran tendencia a inflamarse, lo cual repercute en un incremento de las molestias, un empeoramiento en la cicatrización de las heridas y una rigidez global del pie.

    Inicialmente se llevará un vendaje compresivo para ayudar a la contención del edema y la inflamación.

    Posteriormente, se llevará un calzado ortopédico que previamente te habrá prescrito tu cirujano.

    Es importante el cuidado y control de los vendajes, que muchas veces son un apoyo para mantener la corrección realizada.

    También hay que seguir las indicaciones del cirujano, que normalmente indica un tratamiento antinflamatorio y analgésico, específicamente diseñado para cada caso.

    Si te has dado cuenta de que tus molestias son cada vez más fuertes y te impiden caminar de forma cómoda o simplemente hacer vida normal, es el momento de acudir a un especialista.

    En Quirónsalud contamos con un equipo de profesionales altamente cualificado que permiten ofrecer a nuestros pacientes el mejor trato humano, profesional y tecnológico.

    Texto elaborado por el doctor Luís Sanchez Navas, jefe de traumatología de Quirónsalud Alicante

  • Rotura de menisco, una de las lesiones de rodilla más frecuente

    rotura_meniscorotura_menisco

    Las roturas meniscales son una de las lesiones más frecuentes en la rodilla. En la actualidad y especialmente en las personas jóvenes la actitud del cirujano debe ser la preservación del menisco procediendo a su sutura.

    El menisco aporta amortiguación y estabilidad al cartílago articular, estructura que determina la duración y funcionalidad de la articulación . La extirpación del menisco conduce al deterioro del cartílago articular y en consecuencia acorta la vida de la rodilla.

    El cartílago articular no tiene capacidad para cicatrizar, ni la ciencia médica en la actualidad es capaz de regenerarlo. Podemos, eso sí, crear tejidos cada vez más parecidos pero sin llegar nunca al hialino original. En consecuencia, hemos de actuar antes de que el cartílago se deteriore preservando el menisco.

    ¿Cuál es la función del menisco?

    La función principal del menisco es la condroprotección, es decir, la protección del cartílago articular distribuyendo las cargas de manera que se reducen las presiones de contacto de la articulación, aumentando la congruencia y la estabilidad articular, proporcionando amortiguación al conjunto de la articulación.

    En resumen, protege a la rodilla de la aparición de la artrosis.

    ¿Cómo sé que se me ha roto el menisco?

    Dolor, los síntomas clínicos principales son :

    • Dolor
    • Inflamación
    • Limitación de la movilidad de la rodilla que puede acompañarse de bloqueo mecánico de la articulación
    • Imposibilidad de realizar una vida normal.

    ¿Cómo se rompe un menisco?

    La rotura meniscal se produce generalmente por un giro de la rodilla en posición de semiflexión, especialmente si el pie queda trabado en el suelo.

    1/3 de la lesiones meniscales se relacionan con la actividad deportiva.

    Diagnóstico rotura de menisco

    El diagnóstico se basa fundamentalmente en la historia clínica y en la exploración del cirujano. Estos elementos son claves y sin ellos no puede hablarse de un diagnóstico médico como tal. Las pruebas que utilizamos de manera complementaria son la radiografía simple en carga y la resonancia magnética.

    En la actualidad empleamos así mismo, los estudios de laboratorios go5D que mediante un conjunto de pruebas objetivas nos aportan abundante información para el diagnóstico de estas lesiones.

    Cómo se realiza una operación de menisco

    La cirugía meniscal se realiza por artroscopia, técnica mínimamente invasiva que aporta precisión y reduce notablemente las complicaciones.

    El objetivo de cualquier cirugía que realicemos es la preservación meniscal, es decir, la conservación de la mayor cantidad de tejido posible. En personas jóvenes se debe intentar siempre la sutura, en personas por encima de 45 años se intentará la sutura en aquellas lesiones que estén próximas a la pared meniscal, que tiene mayor irrigación sanguínea y en consecuencia mayor capacidad de cicatrización.

    Reservaremos la meniscectomía parcial solo aquellas lesiones de personas que ya no son biológicamente activas por su edad o que resulta imposible su sutura.

    La literatura médica aporta gran cantidad de trabajos que demuestran que la extirpación del menisco conducen a la artrosis en un periodo de tiempo que depende de las características del enfermo, pero , que puede situarse en torno a cinco años.

    Resultados de la cirugía de menisco

    En términos generales, diremos que los resultados a medio y largo plazo son excelentes en función de la cantidad de menisco que hayamos podido conservar. En términos generales , diremos que si la cirugía esta bien indicada el pronóstico es muy favorable.


    Texto elaborado por el doctor Pedro Ripoll,Este enlace se abrirá en una ventana nueva jefe de la Unidad de Traumatología de Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • Qué es el síndrome del túnel carpiano, lo que tienes que saber


    Tunel CarpianoTunel Carpiano

    El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía periférica que se produce cuando el nervio mediano se comprime dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca.

    El túnel carpiano, se encuentra en la entrada de la mano en la muñeca, un pasadizo estrecho y rígido formado por un ligamento en el techo y los huesos en la base de la mano y que contiene los tendones flexores y el nervio mediano.

    Cualquier proceso que provoque ocupación del espacio (inflamación de alguno de estos tendones, presencia de líquido, etc.) provoca la disminución de espacio y el atrapamiento del nervio. Algunas veces, el engrosamiento de los tendones irritados u otras inflamaciones estrechan el túnel y hacen que se comprima el nervio mediano.


    ¿Cómo saber si tengo problemas con el túnel carpiano?

    Los síntomas generalmente comienzan gradualmente y se manifiestan con sensaciones de calor, calambre o entumecimiento en la palma de la mano y los dedos, especialmente del pulgar y de los dedos índice y medio.

    Los síntomas a menudo aparecen durante la noche, con una sensación de adormecimiento de las puntas de los dedos. Una persona con síndrome del túnel carpiano puede despertarse con la sensación de tener la mano dormida y sintiendo la necesidad de "sacudir" la mano o la muñeca.


    ¿Cómo se cura el túnel carpiano sin cirugía?

    En las etapas iniciales, con síntomas leves, el síndrome del túnel carpiano puede aliviarse sin cirugía con medidas de tratamiento simples mediante el empleo de férulas, la toma de Antiinflamatorios y los cambios o interrupción de las actividad.


    ¿Qué pasa si no se trata el túnel carpiano?

    Con el paso del tiempo los síntomas pueden agravarse en una mayoría de los pacientes y pueden hacerse constantes.

    A los síntomas sensitivos y la sensación de hormigueo y dolor nocturno puede añadirse una sensación de torpeza o de debilidad puede dificultar la motricidad fina, como abotonarse la camisa. Estas sensaciones pueden provocar que se caigan las cosas de las manos. Si la condición es muy severa, los músculos en la base del pulgar pueden atrofiarse y empeorar la función motora de la mano.


    ¿Cuáles son las causas del túnel carpiano?

    El Síndrome de Túnel Carpiano es muy frecuente en personas que desarrollan actividades que requieren la flexión y la extensión de manera repetitiva principalmente de la muñeca, como las tareas del hogar, trabajos en cadenas de montaje, carpinteros, pintores o un uso prolongado del ratón del ordenador.

    Otra de las causas más frecuentes es padecer distintas enfermedades como la diabetes, la artritis reumatoide o la enfermedad tiroidea, además de ser común en las mujeres que se encuentran en los últimos meses de embarazo.


    ¿Cuál es el tratamiento?

    En los casos avanzados el tratamiento que precisa es la intervención quirúrgica.

    La intervención quirúrgica consiste en la liberación de la compresión del nervio en el canal carpiano.

    Uno de los grandes avances en la cirugía de esta neuropatía ha sido el abordaje mediante la técnicas mínimamente invasivas, incluyendo la cirugía endoscópica, aquella en la que se puede liberar el nervio en todo su recorrido en la muñeca con la ayuda de una pequeña cámara y una óptica.

    La intervención se realiza con una incisión de apenas un centímetro, y con una mínima afectación de las partes blandas, lo que posibilita un postoperatorio menos molesto, con mínimo dolor y una movilidad casi inmediata. La recuperación con este procedimiento es significativamente más rápida que con la cirugía abierta tradicional.

    En la Unidad de Cirugía de Mano de Quirónsalud Valencia Este enlace se abrirá en una ventana nuevasomos especialistas y tenemos una amplia experiencia en la cirugía mínimamente invasiva del túnel carpiano. Así mismo empleamos otras técnicas mínimamente invasivas como la artroscopia para el tratamiento de múltiples lesiones de la mano, muñeca y codo.

    Texto elaborado por el doctor Vicente CarrataláEste enlace se abrirá en una ventana nueva, especialista del Servicio de traumatología del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

9 resultados
Páginas: 1 2 Página siguiente
Buscador de No más lesiones, te cuidamos
Sobre este blog

Bienvenido al blog "No más lesiones, te cuidamos", espacio donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre lesiones y patologías musculoesqueléticas avaladas por los mejores médicos traumatólogos de los Hospitales Quirónsalud Alicante, Torrevieja, Murcia y Valencia

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.