Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Francois Peinado. Urología. Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • ¿Por qué muchos hombres suspenden el tratamiento para la disfunción eréctil?

    ¿Por qué los hombres suspenden el tratamiento para la disfunción eréctil?¿Por qué los hombres suspenden el tratamiento para la disfunción eréctil?

    Un nuevo estudio publicado en la revista International Journal of Impotence Research en marzo de 2020 informa de las razones más comunes por las que los hombres interrumpen su tratamiento para la disfunción eréctil. Las razones más comunes fueron que el tratamiento no funcionó, costó demasiado o tuvo efectos secundarios inaceptables. La pérdida de interés en las relaciones sexuales fue otra razón principal.

    Además, el estudio también recalca lo importante que es educar a los hombres sobre esta disfunción, cómo se puede tratar y la posibilidad de cambiar sus creencias para ayudarlos a hacer uso del tratamiento. Es necesario comprender bien qué factores modifican las decisiones de utilización del tratamiento para ayudar a los pacientes a tomar mejores decisiones.

    La disfunción eréctil puede tener un efecto negativo en la calidad de vida de los hombres, pero las tasas de interrupción del tratamiento son altas. Comprender las razones para la interrupción del tratamiento es fundamental para mejorar el uso del tratamiento y, posteriormente, la calidad de vida en esta población de pacientes.

    La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad persistente de tener o mantener una erección durante la actividad sexual. Ocurre en hasta en un 10% de los hombres menores de 49 años, aumentando hasta un 20% de cada hombre entre los 60 y los 69 años, pero en más del 70% de los hombres mayores de 70 años. La disfunción eréctil puede afectar negativamente la confianza en uno mismo, causar depresión y reducir la calidad de vida.

    La mayoría de los hombres con disfunción eréctil se tratan con inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 orales (fármacos parecidos a la Viagra), pero si esto no funciona, a veces se usan medicamentos inyectables o cremas que se colocan a través de la uretra. Como último recurso, se utilizan las prótesis de pene.

    El estudio

    Los investigadores analizaron los datos de 50 estudios, que cubrieron a más de 14.370 hombres. Preguntaron cómo encontraron el tratamiento y qué factores estaban relacionados con la interrupción del tratamiento.

    Los resultados

    El estudio encontró que las tasas de interrupción debido a una respuesta insatisfactoria (en términos de dureza y duración de la erección) variaron con el tipo de tratamiento, pero ocurrieron en aproximadamente un tercio de los pacientes en todos los estudios. Por ejemplo, en el caso de los hombres que tomaban pastillas, la tasa era de aproximadamente el 12%, pero con las inyecciones, de aproximadamente el 15%.

    La interrupción como resultado de efectos adversos como dolores de cabeza, enfermedad de Peyronie o priapismo y dolor uretral fue informada por menos del 3% de los hombres que tomaban pastillas, el 8% de los hombres que se inyectaban y el 15% de los hombres que usaban supositorios uretrales.

    La interrupción como resultado de efectos adversos como dolores de cabeza, enfermedad de Peyronie o priapismo y dolor uretral fue informada por menos del 3% de los hombres que tomaban pastillas, el 8% de los hombres que se inyectaban y el 15% de los hombres que usaban supositorios uretrales.

    Un pequeño porcentaje de hombres también informó que los factores relacionados con la calidad de la relación sexual tenían que ver con la interrupción del tratamiento. Este factor fue citado por aproximadamente el 7% de los hombres que toman píldoras, el 9% de los inyectables, el 9% de los supositorios y el 7% de los hombres con implantes de pene.

    Alrededor del 6% de los hombres que tomaban píldoras dijeron que dejaron de hacerlo porque sentían que su pareja ya no estaba interesada en la relación sexual, alrededor del 6% porque no estaban emocionalmente preparados para invertir en la relación y el 4% debido a un conflicto con sus parejas. Por tanto, hay una pequeña pero significativa contribución de la calidad de la relación sexual en la continuación del tratamiento.

    "Las percepciones de los hombres sobre sus relaciones sexuales y su disposición emocional para la actividad sexual son importantes al considerar el tratamiento más apropiado para un hombre y su pareja".

    A pesar de la seguridad y eficacia de los fármacos existentes, muchos hombres los interrumpieron porque no querían vincular la actividad sexual al uso de medicamentos, el tiempo de espera hasta la respuesta y el costo del tratamiento.

    Otros conceptos erróneos tenían que ver con el miedo a la drogodependencia, enfermedad cardíaca como resultado de los medicamentos. Al mismo tiempo, la vergüenza o las molestias al comprar el medicamento también fue un factor para algunas personas.

    Trascendencia

    Sorprendentemente, solo 12/50 estudios analizaron los factores psicológicos o cognitivos que conducen al cese del tratamiento, a pesar del origen psicógeno de la disfunción eréctil en casi todos los casos. El costo del tratamiento no se exploró a fondo.

    Los investigadores sugieren que el trabajo futuro debería explorar el papel de las creencias sobre la disfunción eréctil y su tratamiento porque esto podría jugar un papel fundamental en la decisión de continuar o interrumpir la terapia.

    Por ejemplo, las expectativas de los pacientes sobre la efectividad del tratamiento juegan un papel en el despertar de las percepciones del fracaso del tratamiento. Esto sugiere que averiguar qué pensamientos tiene el paciente sobre su tratamiento y tratar de corregir cualquier concepto erróneo al respecto, puede ayudar a promover el uso de este tratamiento.

  • Impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual de la población

    Hace unas semanas se publicaba en International Brazilian Journal of Urology un estudio titulado "Impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual de la población. La visión del este y el oeste", que he tenido el honor de coordinar y que ha contado con la participación de especialistas de España -Dres. María Fernanda Peraza Godoy y Eduard García Cruz, Italia -Dres. Marina Di Mauro y Giorgio Ivan Russo- e Irán -Dres. Mehri Mehrad y Mohammad Ali Nilforoushzadeh-.

    Estudio COVID-19 y relaciones sexualesEstudio COVID-19 y relaciones sexuales

    El estudio explora el impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual en la población de tres países diferentes, Irán, Italia y España desde la perspectiva de cada país, destacando que la pandemia de COVID-19 ha cambiado radicalmente la forma de vida en todo el mundo, obligando a la población a quedarse en casa y cambiando radicalmente las relaciones interpersonales y de pareja; el trabajo en el hogar, el distanciamiento social, la presencia continua de niños en el hogar, el miedo a las infecciones y la imposibilidad de encontrarse físicamente con otros han cambiado los hábitos sexuales de la mayoría de las personas.

    Es indudable que todavía existen más preguntas que respuestas y en los próximos meses y años, podrán evaluarse los efectos de la pandemia por COVID-19 con más detalle, pero estamos seguros de que COVID-19 tendrá un impacto negativo no solo en términos de afectividad sino también en términos de relaciones sexuales. El impacto del coronavirus será muy importante en la vida sexual de las personas y asistiremos en los próximos meses o años a algunos cambios en las relaciones en todos los niveles.

    Además, deben investigarse los factores psicológicos, sociales y biológicos con respecto a un incremento de la disfunción sexual debido al miedo o la ansiedad, ya que la sexualidad humana es un fenómeno complejo con muchos factores contribuyentes.

    Las recomendaciones generales que se pueden hacer es que comenzar una nueva relación es arriesgado porque tal vez uno de los miembros de la pareja está infectado y tener relaciones sexuales no monógamas también es arriesgado. La única forma segura es tener relaciones sexuales con sexo primario o monógamo, si uno de ellos no sale a la calle o tiene un trabajo de bajo riesgo.

    Por otro lado, el consumo de pornografía refleja esta nueva situación con datos que muestran un aumento sustancial en las visitas a esos sitios web. La pandemia está cambiando radicalmente a la pareja y sus relaciones: el encierro, la dificultad para tener relaciones sexuales, la pérdida de trabajo, los problemas económicos y un futuro incierto pueden actuar como desencadenantes para romper muchos matrimonios. El impacto psicológico y económico de esta pandemia durará meses después del regreso a la normalidad.

  • Webinar gratuito sobre disfunción eréctil

    El próximo jueves, 2 de julio, a las 19.00 horas celebramos un webinar gratuito sobre disfunción eréctil en el que contestaremos a todas tus dudas.

    Puedes participar a través de este enlace, te esperamos: https://youtu.be/GcbgQr9E8AMEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Webinar disfunción eréctilWebinar disfunción eréctil

  • Relaciones sexuales y coronavirus

    CoronavirusCoronavirus

    Estar encerrado en casa durante tantos días puede llevar a muchas parejas a plantearse mantener relaciones sexuales durante el confinamiento por el coronavirus.

    La primera pregunta que surge es ¿es el COVID-19 sexualmente transmisible?

    La transmisión genital no parece posible, no obstante, dado que se transmite a través de las gotitas respiratorias, los besos y la falta de distanciamiento entre los cuerpos constituyen elementos de alto riesgo para el contagio ya que durante el beso y la respiración cercana, se libera el virus que fácilmente penetra en las vías respiratorias. Estas muestras de cariño forman parte de las relaciones sexuales, por lo que sí existe un riesgo de contagio elevado en caso de que alguno de los que practican sexo tenga el virus.

    En cualquier caso, siempre hay que extremar las precauciones, ya que hay muchas personas asintomáticas pero que están infectadas por el coronavirus, por lo que la recomendación es evitar las relaciones sexuales si no se tiene la seguridad de que las dos personas no lo tienen, bien porque lleven aislados muchos días, o bien, aunque esto es menos definitivo para la decisión, porque no hayan tenido contacto con personas de riesgo.

    Si se va a practicar sexo, serían aconsejables unas precauciones básicas como realizar posturas sexuales que impidan una relación directa cara a cara (en las que uno de los dos dé la espalda al otro) y usar mascarillas ante la más mínima sospecha de que una de las personas haya podido estar en contacto con personas contagiadas o presente algún síntoma.

    Si la pareja tiene enfermedades de riesgo, como son enfermedades cardíacas, diabetes o enfermedades inmunológicas, se desaconseja totalmente el sexo de pareja para evitar al máximo la transmisión del virus.

    Si la principal medida para evitar la infección es no besarse ni practicar posturas que permitan la transmisión de esas gotitas respiratorias y no queremos usar mascarillas o guantes durante el acto sexual, la mejor opción es optar por otras alternativas y es que, las relaciones sexuales son mucho más que la penetración por lo que la masturbación solo o en pareja es otra modalidad para valorar.

    Tras la práctica de cualquier relación sexual, es importante extremar las medidas de higiene. Por eso, una medida muy importante tanto antes como después de las relaciones, será el lavado de manos, puesto que el virus permanece en muchas superficies o puede permanecer en el plástico de muchos juguetes sexuales.

  • Sustitutos de la viagra (II parte)

    Los pacientes con cardiopatías pueden tomar los fármacos para la disfunción eréctil a excepción de los pacientes que estén en tratamiento con fármacos o parches cardíacos cuya acción es disminuir la presión arterial.

    En términos generales, si un paciente puede subir más de 2 pisos andando, son fármacos seguros. En casos dudosos, una visita al cardiólogo asegurará el tratamiento.

    Sustitutos viagraSustitutos viagraTambién hay otros formatos de medicación para el tratamiento de la disfunción eréctil, como las grageas bucodispensables que se absorben en la boca. Acaba de aparecer un spray oral de sildenafilo (Viagra) que permite ajustar las dosis de administración de forma más eficaz. La dosis de 25 mg que corresponde a la dosis mínima del sildenafilo corresponde a 2 pulsaciones mientras que la dosis máxima del sildenafilo, 100 mg, son 8 pulsaciones en la boca. De esta forma, el paciente puede regular a demanda la dosis que considera que precisa. El fármaco se llama Bandol.

    Una desventaja del tratamiento con fármacos y que comentan muchos pacientes es que con el tiempo van perdiendo eficacia en muchos pacientes, por lo que necesitan más dosis y cambiar de productos.

    En los pacientes operados de cáncer de próstata (en los que suelen lesionar los nervios erectores) o en los pacientes diabéticos de larga evolución, muchas veces, estos fármacos no dan los resultados deseados por lo que se tiene que evaluar el siguiente escalón de tratamiento.

    A lo largo de estos años, muchos pacientes no tomaban estos fármacos condicionados por el precio de la "pastilla azul", pero toda esta situación ha cambiado radicalmente con la aparición de los genéricos. En Inglaterra, ya se distribuyen sin necesidad de receta médica.

    La queja más frecuente de los pacientes que siguen el tratamiento es la falta de espontaneidad para tener relaciones sexuales. Desean fármacos con menos efectos secundarios que les permita tener relaciones sexuales sin condicionar la toma de la pastilla a la relación.

    El primer escalón del tratamiento de la disfunción eréctil son las pastillas y, si no funcionan, se pasa al segundo: las inyecciones dentro de los cuerpos cavernosos de una sustancia llamada Prostaglandina, o una crema que se introduce por vía uretral. Se produce una erección sin necesidad de estímulo sexual. En la mayoría de los casos, las inyecciones no gustan por la incomodidad de pincharse y las cremas no suelen ofrecer los resultados esperados.

    El último escalón del tratamiento es la colocación de una prótesis de pene que permite tener todas las relaciones sexuales que se deseen. El índice de satisfacción por parte de los pacientes es muy elevado.

    En estos momentos, hay un gran interés en investigar en nuevos fármacos para la disfunción eréctil. El último fármaco que se está desarrollando es un gel que podría provocar la erección en 5-10 minutos. Está siendo desarrollado por una compañía llamada Futura Medical. Todavía habrá que esperar al menos 3-5 años para ver los resultados de los estudios.

32 resultados
Páginas: 1 2 3 4 5 Página siguiente >>
Buscador de Men’s Health
Sobre este blog

Blog especializado en el tratamiento de los problemas de próstata y salud sexual del varón.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.