Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Francois Peinado. Urología. Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Láser en la cirugía de próstata

    El sistema láser utiliza un láser de última generación y alta energía en unión de una fibra óptica. El láser elimina el tejido de la próstata agrandada y además va produciendo una fotocoagulación simultánea de los vasos sanguíneos, evitando prácticamente la posibilidad de sangrado, que es siempre la gran preocupación de los urólogos en la cirugía de la próstata.

    El láser verde supuso una auténtica revolución desde su aparición hace ya más de 15 años. Desde el primer láser verde de 80w de potencia, se ha ido mejorando hasta llegar a los 180w del último láser verde.

    Láser en cirugía de próstata

    Pero actualmente, con la irrupción del nuevo láser Cyber Tulio en el mercado y el láser de Holmio, se ha avanzado de manera significativa en el tratamiento de las próstatas de gran tamaño.

    VENTAJAS DEL LÁSER EN LA CIRUGÍA DE PRÓSTATA

    • Puede administrarse con ingreso hospitalario de 24 horas.
    • Virtualmente sin pérdida de sangre. Ideal para pacientes de alto riesgo en tratamiento anticoagulante.
    • Alivio rápido de los síntomas.
    • Recuperación rápida de la actividad normal del paciente.
    • Sondaje vesical generalmente menor de 24-48 horas.
    • Los resultados son perdurables en el tiempo.
    • Ausencia de incontinencia e impotencia.

    ENUCLEACIÓN DE PRÓSTATA

    Esta técnica permite, a diferencia de la vaporización que convierte el tejido prostático en agua, extraer grandes tamaños de próstata que luego son sacados mediante un aparato llamado morcelador cuyo fin es triturar los lóbulos prostáticos que hemos dejado caer en la vejiga a través de la enucleación. Es la única técnica endoscópica que permite operar próstatas de tamaño considerables. Además, esta técnica facilita la obtención de tejido prostático para su estudio anatomo-patológico.

  • ¿Por qué muchos hombres suspenden el tratamiento para la disfunción eréctil?

    ¿Por qué los hombres suspenden el tratamiento para la disfunción eréctil?¿Por qué los hombres suspenden el tratamiento para la disfunción eréctil?

    Un nuevo estudio publicado en la revista International Journal of Impotence Research en marzo de 2020 informa de las razones más comunes por las que los hombres interrumpen su tratamiento para la disfunción eréctil. Las razones más comunes fueron que el tratamiento no funcionó, costó demasiado o tuvo efectos secundarios inaceptables. La pérdida de interés en las relaciones sexuales fue otra razón principal.

    Además, el estudio también recalca lo importante que es educar a los hombres sobre esta disfunción, cómo se puede tratar y la posibilidad de cambiar sus creencias para ayudarlos a hacer uso del tratamiento. Es necesario comprender bien qué factores modifican las decisiones de utilización del tratamiento para ayudar a los pacientes a tomar mejores decisiones.

    La disfunción eréctil puede tener un efecto negativo en la calidad de vida de los hombres, pero las tasas de interrupción del tratamiento son altas. Comprender las razones para la interrupción del tratamiento es fundamental para mejorar el uso del tratamiento y, posteriormente, la calidad de vida en esta población de pacientes.

    La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad persistente de tener o mantener una erección durante la actividad sexual. Ocurre en hasta en un 10% de los hombres menores de 49 años, aumentando hasta un 20% de cada hombre entre los 60 y los 69 años, pero en más del 70% de los hombres mayores de 70 años. La disfunción eréctil puede afectar negativamente la confianza en uno mismo, causar depresión y reducir la calidad de vida.

    La mayoría de los hombres con disfunción eréctil se tratan con inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 orales (fármacos parecidos a la Viagra), pero si esto no funciona, a veces se usan medicamentos inyectables o cremas que se colocan a través de la uretra. Como último recurso, se utilizan las prótesis de pene.

    El estudio

    Los investigadores analizaron los datos de 50 estudios, que cubrieron a más de 14.370 hombres. Preguntaron cómo encontraron el tratamiento y qué factores estaban relacionados con la interrupción del tratamiento.

    Los resultados

    El estudio encontró que las tasas de interrupción debido a una respuesta insatisfactoria (en términos de dureza y duración de la erección) variaron con el tipo de tratamiento, pero ocurrieron en aproximadamente un tercio de los pacientes en todos los estudios. Por ejemplo, en el caso de los hombres que tomaban pastillas, la tasa era de aproximadamente el 12%, pero con las inyecciones, de aproximadamente el 15%.

    La interrupción como resultado de efectos adversos como dolores de cabeza, enfermedad de Peyronie o priapismo y dolor uretral fue informada por menos del 3% de los hombres que tomaban pastillas, el 8% de los hombres que se inyectaban y el 15% de los hombres que usaban supositorios uretrales.

    La interrupción como resultado de efectos adversos como dolores de cabeza, enfermedad de Peyronie o priapismo y dolor uretral fue informada por menos del 3% de los hombres que tomaban pastillas, el 8% de los hombres que se inyectaban y el 15% de los hombres que usaban supositorios uretrales.

    Un pequeño porcentaje de hombres también informó que los factores relacionados con la calidad de la relación sexual tenían que ver con la interrupción del tratamiento. Este factor fue citado por aproximadamente el 7% de los hombres que toman píldoras, el 9% de los inyectables, el 9% de los supositorios y el 7% de los hombres con implantes de pene.

    Alrededor del 6% de los hombres que tomaban píldoras dijeron que dejaron de hacerlo porque sentían que su pareja ya no estaba interesada en la relación sexual, alrededor del 6% porque no estaban emocionalmente preparados para invertir en la relación y el 4% debido a un conflicto con sus parejas. Por tanto, hay una pequeña pero significativa contribución de la calidad de la relación sexual en la continuación del tratamiento.

    "Las percepciones de los hombres sobre sus relaciones sexuales y su disposición emocional para la actividad sexual son importantes al considerar el tratamiento más apropiado para un hombre y su pareja".

    A pesar de la seguridad y eficacia de los fármacos existentes, muchos hombres los interrumpieron porque no querían vincular la actividad sexual al uso de medicamentos, el tiempo de espera hasta la respuesta y el costo del tratamiento.

    Otros conceptos erróneos tenían que ver con el miedo a la drogodependencia, enfermedad cardíaca como resultado de los medicamentos. Al mismo tiempo, la vergüenza o las molestias al comprar el medicamento también fue un factor para algunas personas.

    Trascendencia

    Sorprendentemente, solo 12/50 estudios analizaron los factores psicológicos o cognitivos que conducen al cese del tratamiento, a pesar del origen psicógeno de la disfunción eréctil en casi todos los casos. El costo del tratamiento no se exploró a fondo.

    Los investigadores sugieren que el trabajo futuro debería explorar el papel de las creencias sobre la disfunción eréctil y su tratamiento porque esto podría jugar un papel fundamental en la decisión de continuar o interrumpir la terapia.

    Por ejemplo, las expectativas de los pacientes sobre la efectividad del tratamiento juegan un papel en el despertar de las percepciones del fracaso del tratamiento. Esto sugiere que averiguar qué pensamientos tiene el paciente sobre su tratamiento y tratar de corregir cualquier concepto erróneo al respecto, puede ayudar a promover el uso de este tratamiento.

  • Eyaculación precoz (I)

    Eyaculación precoz

    Ha sido publicada en la "Revista Internacional de Andrología" una serie de recomendaciones de expertos sobre el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con eyaculación precoz.

    En esta primera parte, voy a resumir los datos más relevantes de este estudio. La eyaculación precoz es, junto con la disfunción eréctil, una de las patologías sexuales masculinas más comunes, con una afectación de la población masculina que puede llegar al 20-30%.

    La EP repercute de manera importante la calidad de vida de los hombres que la padecen ya que reduce la autoconfianza, deteriora la relación de pareja y puede causar angustia, ansiedad y depresión; además, los pacientes suelen ser reacios a hablar de sus síntomas ocasionando serios problemas de comunicación médico-paciente. En consecuencia, la EP es una enfermedad que se diagnostica muy por debajo de los casos existentes y frecuentemente mal tratada.

    La eyaculación precoz no tiene una definición totalmente establecida aunque se caracteriza por una eyaculación que siempre o casi siempre sucede antes o dentro del primer minuto tras la penetración vaginal; con incapacidad para retardar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones vaginales; y con consecuencias personales negativas, como angustia, preocupación, frustración y/o tendencia a evitar las relaciones sexuales.

    Ante todo paciente con EP se debe investigar una serie de aspectos básicos como son el tiempo de latencia eyaculatoria intravaginal (el tiempo que transcurre desde la penetración hasta la eyaculación), el control de la eyaculación y la repercusión en el individuo y en la pareja si la hubiera.

    Se desconoce el origen exacto de esta disfunción aunque se sabe que la eyaculación es un reflejo coordinado por un grupo de células de la médula espinal conocido como centro espinal de la eyaculación y hay un neurotransmisor clave en su control que se llama Serotonina. Los niveles elevados de este neurotransmisor retrasan la eyaculación y veremos, más adelante, cómo algunos tratamientos que elevan estos niveles, mejoran el tiempo de eyaculación.

    En relación con el tiempo de latencia intravaginal eyaculatorio, es decir, el número de segundos o minutos entre la penetración vaginal y la eyaculación hay varios estudios que han establecido unos límites para determinar las expectativas de los pacientes. Un tiempo de eyaculación por debajo de 1 minuto se considera muy corto y ahí se sitúan el 90% de los hombres que busca tratamiento; adecuado, se considera alrededor de 5 minutos, deseable más de 8 minutos y muy largo, por encima de los 20 minutos.

  • Eyaculación precoz (II)

    Eyaculación precoz

    En relación con esta patología se ha elaborado una lista de recomendaciones:

    El diagnóstico a través de una historia clínica (médica y sexual) detallada es uno de los puntos fundamentales en el estudio de esta patología siendo el tiempo eyaculatorio intravaginal (intravaginal ejaculation latency time [IELT]) el parámetro más importante.

    Otros datos de gran interés son los antecedentes clínicos del paciente, la relación con su pareja y en algunos casos, su entorno cultural/religioso. Los médicos de atención primaria son los que mejor pueden identificar esta situación por tener una relación más cercana con el paciente.

    La valoración de la relación de pareja es necesaria puesto que la EP puede ser causada por parejas con déficit oculto de excitación sexual y la opinión de la pareja puede contribuir de manera significativa a la comprensión del problema.

    La exploración física forma parte de la valoración inicial y debería incluir un breve examen para identificar enfermedades subyacentes relacionadas con la EP u otras disfunciones sexuales. Esta exploración es especialmente importante en la EP adquirida (aquella que aparece tras haber tenido eyaculaciones normales).

    Hay diversos cuestionarios que son recomendables para ayudar al diagnóstico y caracterizar la Eyaculación Precoz. Otro test importante es la escala de satisfacción sexual de Rust y Golombock .(GRISS), que mide la calidad de las relaciones sexuales y de la función sexual.

    No existen valores sanguíneos o análisis específicos para el diagnóstico de esta alteración.

    TERAPIA SEXUAL

    La terapia sexual y técnicas conductuales son tratamientos eficaces. La práctica frecuente de las técnicas conductuales para el control de la eyaculación por parte del varón y su pareja mejora los resultados y los mantiene a largo plazo, no es dolorosa y no tiene efectos secundarios. La terapia sexual tiene un enfoque global y se centra en la satisfacción sexual del varón y su pareja. la terapia sexual además requiere tiempo y esfuerzo del varón y la colaboración activa y positiva de la pareja (si la hubiere).

    Actualmente, el tratamiento psicosexual más frecuente y eficaz de la eyaculación precoz combina una combinación de técnicas conductuales y cognitivas que incluyen el entrenamiento en relajación fisiológica, el aprendizaje del control del músculo pubocoxígeo y la autosensibilización corporal.


  • Eyaculación precoz (III)

    Eyaculación precoz

    Fármacos

    El uso de fármacos tópicos sobre el pene está respaldado por varias guías. Las formulaciones en crema (lidocaína-prilocaína) y en spray han mostrado aumentos significativos del tiempo de latencia intravaginal (IELT) , logrando un IELT de 8,45 min con la primera y un incremento de hasta 6,3 veces el IELT basal con el segundo. La crema debe administrarse 20 minutos antes de la actividad sexual y el spray solo 5 minutos antes.

    Los efectos secundarios más frecuentes, a nivel local, son la disminución de la sensibilidad del pene, irritación local, posible pérdida de erección, adormecimiento de la vagina de la pareja, sensación de suciedad y necesidad de uso de preservativo con la crema. Se pueden recomendar como un tratamiento de primera y segunda línea en la EP primaria o como adyuvante a fármacos orales.

    Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) (son los famosos antidepresivos) administrados a diario retardan la eyaculación, y su administración a demanda (3-5 horas antes) es menos eficaz. El alargamiento del IELT que producen los ISRS oscila entre 2,6 y 13,2 veces el IELT basal.

    El único fármaco con indicación para la EP es la dapoxetina, que es eficaz tanto en la EP primaria como en la adquirida. La dapoxetina ha demostrado incrementos del IELT basal de hasta 4,3 veces, administrada 30-120 minutos antes del coito, a dosis de 30-60 mg. El resto de ISRS, aunque eficaces y seguros, están fuera de indicación para la EP.

    Los efectos adversos más comunes de los ISRS son disminución del deseo sexual, eyaculación retardada, aneyaculación y orgasmo ausente o retardado, y disfunción eréctil, aunque los de la dapoxetina son usualmente menores, de inicio en la primera semana y pueden desaparecer gradualmente a lo largo de la segunda o tercera semana de tratamiento.

    Los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (IPDE5) aumentan la confianza y la percepción de control sobre la eyaculación y reducen la ansiedad de ejecución y el periodo refractario hasta conseguir una segunda erección tras la eyaculación.

    Tratamiento combinado psicosexual y farmacológico

    Es muy usual la combinación de diferentes opciones de tratamiento en la eyaculación precoz. El tratamiento combinado con medicamentos y psicoterapia/consejo sexual es una buena opción de tratamiento y tiene mejores resultados que ambas por separado, siendo además más satisfactorio para el paciente y su pareja.

    Tratamiento quirúrgico

    No hay evidencias suficientes para recomendar el tratamiento quirúrgico mediante la neurotomía selectiva del nervio dorsal o la crioablación percutánea unilateral del nervio dorsal del pene aunque en algunos estudios han demostrado eficacia.

    Seguimiento y evaluación de la respuesta

    El seguimiento clínico de los resultados del paciente es un punto fundamental y se puede utilizar la escala de Impresión Clínica Global del Cambio (CGIC) como una medida de la respuesta al tratamiento.

    Otro punto esencial es la estimación del IELT por el paciente o su pareja; este dato se correlaciona relativamente bien con la medición objetiva del mismo con cronómetro.

    Para concluir, la eyaculación precoz es una disfunción sexual muy prevalente con una gran repercusión en el paciente y su pareja. Muchos hombres no buscan tratamiento médico especializado a pesar de existir varios fármacos con resultados demostrados; la combinación de estos medicamentos con la terapia psicosexual es el eje principal del tratamiento.

    Si tiene cualquier duda, consúlteme: doctorpeinado@gmail.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Men’s Health
Sobre este blog

Blog especializado en el tratamiento de los problemas de próstata y salud sexual del varón.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.