Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Francois Peinado. Urología. Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Enfermedades de transmisión sexual en el hombre (ETS)-III: uretritis

    uretritisuretritis

    La uretritis es un cuadro infeccioso que se caracteriza por una inflamación de la uretra masculina que puede ir acompañada de secreción de un líquido purulenta. Hay que distinguir dos grandes grupos de uretritis según la procedencia del germen: la uretritis gonocócica producida por el Gonococo y es la 2ª ETS bacteriana más frecuente y las uretritis No Gonocócicas que están causadas por el resto de gérmenes.

    La infección por Chlamydia (Uretritis no gonocócica) es la infección bacteriana más frecuente del mundo (puede representar entre el 25-50% de todas) y es una de las causas más comunes de epididimitis (inflamación de la parte superior del testículo). Hay otros gérmenes que pueden producir estas uretritis como son el Ureaplasma (20-30%) , el Mycoplasma (15-20%) y la Trichomonas (2-5%).

    En todo hombre sexualmente activo con molestias en la uretra, siempre se debería descartar una ETS. Se debe avisar además de no mantener relaciones sexuales ni sexo oral hasta 7 días después del tratamiento finalizado y que la pareja haya hecho tratamiento.

    Muchos pacientes no presentan secreción uretral por lo que las pruebas de cultivo uretral introduciendo una torunda 2-4 cm más allá del meato de la uretra son determinantes. Otra opción es realizar una prueba de amplificación de ADN en los primeros 30 ml de orina ; estas pruebas son más sensibles que los cultivos.

    Como hemos comentado previamente, la Clamydia es la ETS bacteriana más prevalente del mundo. Su clínica es parecida a la gonorrea con menos síntomas y hasta un 50% de los casos son asintomáticos. La secreción uretral suele ser escasa. A diferencia de la gonorrea, la infección faríngea por sexo oral no es frecuente.

    La gonorrea produce secreción uretral en el 80% de los casos con molestias al orinar en más del 50% de los pacientes a los 2-5 días de la exposición. Hay que notificar a todas las parejas en los 2-4 semanas antes del diagnóstico y se debe realizar test de curación a todos los pacientes.

  • Enfermedades de transmisión sexual en el hombre (ETS)-II

    Enfermedades de transmisión sexual en el hombreEnfermedades de transmisión sexual en el hombre

    Para proseguir con las ETS, la duración media de la infección y por tanto de la propagación varía mucho según el germen. La gonorrea o sífilis suelen tener un período de transmisión corto de días o semanas frente al Herpes genital o el HPV que pueden ser persistentes y transmisibles durante meses o incluso años. La Clamydia es de tipo intermedio. Las consecuencias son que las enfermedades con cortos períodos de transmisión solo afectarán a compañeros sexuales en esos cortos períodos de tiempo mientras las otras pueden afectar a parejas lejanas en el tiempo desde la primera infección.

    Las principales pruebas a realizar son los tests de amplificación de ADN de los gérmenes que estamos intentando diagnosticar. Los cultivos son importantes pero tienen una tasa de sensibilidad menor frente a estas pruebas genéticas. Un punto a destacar es que se debe solicitar expresamente la realización de estas pruebas para que el laboratorio sepa qué buscamos.

    Dado que todas estas pruebas tardan días o semanas en ofrecer los resultados, a la mayor parte de los pacientes se les trata empíricamente, es decir, se hace un tratamiento de presunción para evitar las complicaciones, aumentar el máximo efecto terapéutico e intentar evitar el contagio a otras parejas.

    Los tratamientos para las ETS deben reunir algunos requisitos para aumentar su cumplimiento: deberían ser de dosis única dado que las tasas de no cumplimiento son muy altas. Se ha visto que hasta un 25% de los pacientes sometidos a un tratamiento de 7 días no ha finalizado el tratamiento propuesto.

    Otro punto esencial es el tratamiento de la/s pareja/s sexuales, particularmente en las ETS bacterianas. El problema reside en que solo se trata una minoría, con lo que no se tratan los núcleos infecciosos, de manera que el paciente puede reinfectarse y puede promover la diseminación a otros. Este es uno de los principales motivos por los que las ETS siguen aumentando notablemente.

    Otros consejos son que el paciente pueda recibir tratamiento el mismo día y a todos los pacientes se debería realizar test de HIV, Clamydia, gonococo y sífilis.

  • Enfermedades de transmisión sexual en el hombre (ETS)-I

    ETSETSHace pocas semanas, tuve el honor de ser invitado a la Reunión Anual de Dermatólogos Privados para dar una charla sobre "Patología Genital Masculina en las ETS: la experiencia de un urólogo". Voy a resumir las principales conclusiones de esta exposición.

    Las Enfermedades de transmisión sexual son tratadas por varios especialistas (dermatólogos, ginecólogos, urólogos o médicos internistas) con lo que se genera confusión en los pacientes para saber a qué especialista acudir. Lo cierto es que la mayoría de los pacientes masculinos acuden en primer lugar a los urólogos por la repercusión clínica que tienen las ETS en el pene: secreción uretral, dolor al orinar, verrugas, ampollas, zonas eritematosas, dolor o inflamación.


    Otro dato que puede resultar sorprendente es que las ETS siguen aumentando en todo el mundo a pesar de las campañas de información y las nuevas tecnologías. En los EEUU, se notificaron más de 2 Millones de ETS en el año 2016 con una progresión ascendente en los últimos años. En Europa, la situación es similar y todavía hay una inmensa mayoría de casos que no se declaran por lo que la situación real puede ser mucho más amplia.

    Los principales gérmenes de transmisión sexual son las Clamydias, el gonococo, el HPV, el virus del herpes, el treponema palidum causante de la sífilis, el ureaplasma y mycoplasma. No vamos a hablar aquí de las infecciones por HIV o hepatitis puesto que se salen de la especialidad del urólogo.

    Otro dato esencial para comprender el incremento de las ETS es que más del 90% de las mismas son asintomáticas con lo que si una persona tiene varias parejas al mismo tiempo, puede transmitir de forma exponencial esta infección. Una persona con 2 parejas sexuales expone a 3 personas; una con 3 parejas sexuales afecta a 7 personas y una persona con 4 parejas sexuales puede llegar a implicar a 15 personas. Con el gráfico que se expone a continuación, podemos imaginar la repercusión de las ETS:

    ETSETS

    En el caso de los jóvenes menores de 25 años, más que la poligamia influyen las relaciones únicas "en cadena": tienen varias parejas en períodos cortos de tiempo por lo que si el período de incubación de una de las ETS es de 3-4 semanas, pueden contagiar a la nueva pareja sin haber sido "infieles" a esta nueva pareja.

    La transmisión es más eficaz de hombre a mujer puesto que la vagina actúa de reservorio produciéndose una mayor exposición de tejido vaginal, los microtraumatismos durante el coito facilitan la transmisión, las infecciones son más asintomáticas y por último, algunas pruebas de detección son menos sensibles. Por ello, toda mujer por debajo de 25 años y que haya tenido varias parejas sexuales debería realizarse un chequeo de ETS una vez al año aunque la realidad es que no se suele hacer.

    En España, en el momento actual, son de declaración obligatoria la infección por Chlamydia Trachomatis, el linfogranuloma venéreo, la sífilis, la sífilis congénita y la infección gonocócica.

  • ¿Es segura la marcha atrás?

    Marcha atrásMarcha atrás

    En un artículo publicado en la Revista Internacional de Andrología por Fernando Vázquez aparece un estudio a 25 varones universitarios entre 18 y 25 años sobre la existencia o no de espermatozoides en el líquido preeyaculatorio. Se les pidió al menos 2 días de abstinencia sexual previa para evitar alterar los resultados.

    Este tema genera muchas consultas en Internet, y conocer si existen o no espermatozoides en este líquido es importante desde el punto de vista reproductivo.

    El líquido seminal es una secreción producida por las vesículas seminales y la próstata, que tiene, entre otras funciones, servir de medio de transporte de los espermatozoides, protegerlos de la alcalinidad del pH ácido de la vagina y proporcionarles los nutrientes para su supervivencia. Previo a la eyaculación, durante una relación sexual, las glándulas uretrales secretan un líquido conocido como «preeyaculatorio», el cual tiene como funciones la alcalinización de la uretra y la lubricación del pene para la facilitar el acto de penetración vaginal.

    Es frecuente, especialmente entre los jóvenes, el contacto del pene sobre los genitales externos de la mujer durante la relación sexual para evitar la penetración y la eyaculación en la vagina como método anticonceptivo. Los varones que practican el coitus interruptus como método de planificación familiar secretan el líquido preeyaculatorio, el cual entra en contacto con las paredes de la vagina; este método anticonceptivo sería 100% seguro si el varón tuviese un control total y absoluto sobre la eyaculación del semen. El riesgo de embarazo de estas prácticas sexuales estaría relacionado directamente con la presencia de espermatozoides en el líquido preeyaculatorio.

    En 1966, Masters y Johnson en su libro Respuesta sexual humana refieren la presencia de espermatozoides móviles en el líquido preeyaculatorio, aunque no sustentaron esta afirmación con estudio alguno. Varios autores han publicado resultados contradictorios.

    En este estudio, en el 100% de los casos no había ningún espermatozoide en el líquido preeyaculatorio, por lo que estos investigadores concluyen que el líquido preeyaculatorio secretado por las glándulas uretrales durante la estimulación sexual no contiene espermatozoides, siempre que haya al menos 2 días de abstinencia eyaculatoria. Como consecuencia, tampoco es responsable de los embarazos ocurridos en la práctica del coito interrumpido ni en la práctica del contacto sexual del pene sobre los genitales externos femeninos.

  • Cirugía de próstata y disfunción eréctil

    Cirugía próstata y disfunción eréctilCirugía próstata y disfunción eréctilUna de las consecuencias más temidas por los pacientes en relación con la cirugía de próstata es la repercusión sobre la erección. Para entender bien esta posible consecuencia, hay que diferenciar las dos principales patologías más habituales de la próstata: la hiperplasia benigna y el cáncer.

    Ambas entidades son totalmente diferentes puesto que la hiperplasia es un proceso benigno asociado al envejecimiento. Este crecimiento no maligno de la parte interna de la próstata origina una obstrucción a la salida de la orina con todas las consecuencias conocidas: dificultad para iniciar la micción, chorro fino o levantarse varias veces por la noche a orinar. En cambio, el cáncer de próstata es una enfermedad que no produce síntomas generalmente, asienta en la parte externa o periférica de la glándula y es un proceso tumoral por lo que precisa de un tratamiento específico según el resultado de la biopsia de próstata.

    Un dato anatómico relevante para entender la repercusión de la cirugía de próstata en la erección es la localización de los nervios erectores; ambos nervios pasan a ambos lados de la próstata en su trayecto hacia el pene; estos nervios "abrazan" a la próstata y pasan íntimamente unidos a este órgano lateralmente.

    Un punto que genera confusión en los pacientes es distinguir entre los tipos de cirugía que se realizan según el proceso sea benigno o maligno: en la cirugía de la hiperplasia benigna de próstata no se elimina toda la próstata sino solo la parte agrandada responsable de la obstrucción de la salida de la orina mientras que en la cirugía del cáncer de próstata, se extrae toda la próstata al completo. Para entenderlo mejor y si imaginamos la próstata como una naranja, en la intervención de la hiperplasia se extrae la naranja dejando la cáscara por lo que los nervios erectores permanecen en su lugar mientras en la intervención de cáncer de próstata se elimina toda la naranja por lo que la probabilidad de causar daño a los nervios erectores es mucho más alta.

    Cirugía próstata y disfunción eréctilCirugía próstata y disfunción eréctil

    En la cirugía benigna de la próstata, la lesión de los nervios erectores es mucho menos probable (alrededor de un 5%) pudiendo suceder por perforación de la cápsula prostática o debido a la transmisión de calor o electricidad de los instrumentos utilizados. Hemos de recordar que los factores responsables de la disfunción eréctil (edad, factores de riesgo cardiovascular y hormonales) también son causantes del crecimiento benigno de la próstata por lo que muchos pacientes padecen ambas situaciones de manera concomitante.

    La cirugía del cáncer de próstata o prostatectomía radical extrae por completo toda la próstata. Se intenta siempre que las condiciones clínicas del paciente lo permitan, preservar los nervios erectores mediante una disección fina pero en muchas ocasiones es complicado, difícil o no se logra hacer. En los últimos años, en primer lugar la cirugía laparoscópica y posteriormente con la aparición de la cirugía robótica que permite una visión en 3D y una mayor precisión han intentado paliar este efecto secundario para mantener la erección aunque no siempre obtienen estos resultados. A pesar de estos avances y dependiendo de la técnica quirúrgica, puede haber entre un 60-80% de disfunción eréctil postoperatoria.

    Un punto clave tras la cirugía por cáncer de próstata es iniciar un programa de rehabilitación de los cuerpos cavernosos que puede durar varios meses para evitar la disfunción eréctil y pérdida de longitud de pene característica. Este programa de mejora consiste en la utilización de una bomba de vacío varias veces al día que permite un aflujo de sangre a los cuerpos cavernosos del pene combinado con el estiramiento del pene. Estos ejercicios se suelen complementar con un tratamiento farmacológico diario de un potenciador de la erección.

    Cirugía próstata y disfunción eréctilCirugía próstata y disfunción eréctil

    A partir de los 12-18 meses tras la cirugía radical de próstata, si no se ha objetivado una mejora de la erección, se puede valorar un tratamiento mediante inyecciones intracavernosas de prostaglandina que producen una erección sin estímulo sexual.

    En los casos de fracasos de todos los tratamientos previos, la única opción es la colocación de una prótesis de pene con unos resultados excelentes. Esta prótesis consta de 2 cilindros que se introducen en los cuerpos cavernosos y mediante la colocación de un dispositivo en el interior del escroto (entre los testículos), el paciente puede provocarse la erección a su criterio. Obtendrá la rigidez suficiente para la penetración. El índice de satisfacción es muy alto puesto que permite ofrecer una respuesta garantizada a las relaciones sexuales.


24 resultados
Buscador de Men’s Health
Sobre este blog

Blog especializado en el tratamiento de los problemas de próstata y salud sexual del varón.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.