Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del equipo del Dr. Meneu, Jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del CH Ruber Juan Bravo

  • Colelitiasis (piedras en la vesícula biliar). Tratamiento

    Dr. Juan Carlos Meneu.

    Colelitiasis

    La presencia de cálculos vesiculares puede ser detectada incidentalmente en pacientes que no presentan ningún síntoma abdominal o que tienen síntomas que no son interpretados como originados por litiasis.

    Se hace el diagnóstico en ocasión de una ecografía de rutina en busca de otras afecciones abdominales u, ocasionalmente, por palpación de la vesícula durante una cirugía. Esta definición implica que sabemos qué síntomas son específicos de los cálculos vesiculares.

    Prevalencia de la litiasis vesicular

    En Europa, casi el 10% de todos los adultos tienen litiasis biliar, siendo 3 veces superior la prevalencia en mujeres durante el período fértil, que en hombres.En términos generales, la prevalencia en las mujeres es el doble que la de los hombres.

    La prevalencia se eleva con la edad en ambos sexos y a la edad de 65 años, alrededor de 30% de las mujeres tienen litiasis vesicular y el 20% de los varones (hablamos de epidemia de colelitiasis)

    Para los 80 años, el 60% de hombres y mujeres presentan litiasis vesicular.

    Factores de riesgo para desarrollar colelitiasis

    Se han descrito los siguientes factores, asociados a un incremento en la aparición de colelitiasis (de colesterol, principalmente).

    Se asume que el 70% de los casos responde a factores ambientales y un 30% tienen un componente genético.

    1. Mujeres
    2. Embarazos múltiples.
    3. Anticonceptivos orales.
    4. Obesidad.
    5. Pérdida ponderal rápida.
    6. Niveles plasmáticos elevados de triglicéridos.
    7. Dieta rica en grasas animales (no hay litiasis de colesterol en las dietas vegetarianas).
    8. Diabetes.
    9. Factores genéticos.
    10. Ayuno prolongado.
    11. Nutrición parenteral total.
    12. Cirrosis.
    13. Resecciones de ileon.
    14. Vagotomía previa.
    15. Estados hemolíticos.
    16. Estenosis biliares.
    17. Quistes congénitos.
    18. Colangitis esclerosante.
    19. Pancreatitis crónica.
    20. Divertículos periampulares.

    Riesgos de la litiasis vesicular. Historia Natural

    No ha habido ningún estudio de seguimiento a largo plazo desde la formación del primer cálculo hasta la muerte del paciente, por razones obvias.

    Se estima que de los pacientes seguidos por colelitiasis asintomática, el 20%-30% se vuelven sintomáticos en el transcurso de 20 años.

    Se estima además que el riesgo anual de desarrollar síntomas es de 1%-2% y de desarrollar complicaciones biliares también del 1%-2% en el grupo de los asintomáticos. Sin embargo, en los que debutaron con síntomas, el riesgo de nuevos síntomas en el mismo año es del 5-30% y el riesgo de desarrollar complicaciones es del 7% al año.

    El riesgo de presentar cáncer de vesícula es 0.3% en 30 años en un estudio, y 0.25% para mujeres y 0.12% para hombres en otro estudio, en un período similar.

    Algunos estudios sugieren un riesgo mucho mayor de cáncer cuando los cálculos tienen más de 3 cm de tamaño. Hay estudios en animales que sugieren la existencia de otros co-factores para el desarrollo del cáncer. Es muy infrecuente encontrar cáncer de vesícula sin cálculos, excepto en la rara afección de pólipos adenomatosos.

    Se ha demostrado que la colelitiasis, especialmente si se acompaña de colonización bacteriana crónica, atraviesa la secuencia de inflamación crónica - metaplasia - displasia - neoplasia.

    Síntomas de litiasis vesicular

    Colelitiasis


    Los síntomas típicos son:

    • Dolor en el hipocondrio derecho o epigastrio, que a menudo se irradia al hombro derecho, forzando al paciente a permanecer en reposo, y que no se alivia con la movilización intestinal. Lo más común es que el dolor sea constante, y no cólico.
    • El estudio danés sobre prevalencia identificó "dolor nocturno en el cuadrante superior derecho" como el síntoma más sugestivo en los hombres, y un "dolor fuerte y opresivo, provocado por comidas grasas" como el síntoma que presenta una mejor correlación con la presencia de cálculos de vesícula en la mujer.

    Los síntomas atípicos son:

    • Muchos pacientes se presentan con síntomas vagos de indigestión y distensión, estando más probablemente relacionados con un síndrome de colon irritable. Sin embargo, algunas veces es muy difícil decidir si los cálculos son o no los responsables de los síntomas.
    • Por ejemplo, la ubicación del dolor es a menudo epigástrica, y puede ser equivocadamente interpretado como úlcera péptica, particularmente si el dolor aparece durante las comidas y en la noche.

    Indicaciones de la colecistectomía

    Es difícil ponerse de acuerdo sobre cuáles síntomas son específicamente biliares y que por consiguiente deben ser tratados mediante una colecistectomía.

    Colelitiasis

    Sin embargo, cuando no hay ningún síntoma en absoluto, es claro que la cirugía no aporta ningún beneficio a los pacientes con litiasis vesicular asintomática, e inclusive en pacientes que han presentado un episodio de dolor litiásico no complicado.

    Los riesgos de la operación superan los potenciales riesgos de complicaciones si se dejan los cálculos. Dada la supuesta frecuencia y disfuncionalidad del transportador apical de ácidos biliares sodio dependiente (ASBT), 1-2% de los pacientes sufren de diarrea crónica después de su colecistectomía, y requieren secuestradores de ácidos biliares para su manejo.

    Excepciones a la politica abtencionista de colecistectomia profilactica en asintomaticos

    a. Dificultad para acceder a cuidados médicos.

    b. La colecistectomía en pacientes asintomáticos con litiasis vesicular debe ser considerada en individuos que habiten en regiones de alto riesgo de cáncer.

    c. Los pacientes con inmunosupresión, por ejemplo, tras un trasplante. Estos pacientes pueden tener un riesgo mucho mayor de presentar una complicación como una colangitis. Asimismo, drogas como ciclosporina A y tacrolimus (FK 506) son también prolitogénicos, ya que disminuyen la función de la bomba que extrae las sales biliares (BSEP). Por ello se contempla la colecistectomia pretrasplante de órganos.

    d. Los pacientes que presentan diabetes insulino-dependiente no tienen una mayor prevalencia de cálculos, pero en la ancianidad tiene un mayor riesgo de desarrollar complicaciones inflamatorias.

    e. Los pacientes con pérdida de peso rápida, los cicladores de peso y aquellos que tienen mayores riesgos de complicaciones en general.

    f. Los pacientes con vesículas calcificadas en 'porcelana', ya que también tienen un mayor riesgo de evolucionar hacia un cáncer.

    g. Litiasis en edad pediátrica.

    Riesgos asociados a la colecistectomía

    El riesgo de mortalidad global por colecistectomía varía de 0.14 a 0.5% en diferentes series, dependiendo de la edad y el estado de salud de los pacientes.

    Actualmente existen evidencias que muestran que la colecistectomía produce un riesgo levemente menor de cáncer de colon derecho en mujeres después de los 15 años de operadas.

    También hay un aumento del reflujo biliar gastroesofágico y de diarrea después de la colecistectomía (en pacientes con síndrome de colon irritable y deposiciones disminuidas de consistencia).

  • Predictores de complicaciones en cirugía. Seguridad del paciente quirúrgico

    Dr. Juan Carlos Meneu Díaz

    Seguridad del paciente quirúrgico

    Aproximadamente el 40% de las complicaciones intrahospitalarias se relacionan con procedimientos quirúrgicos, y al mismo tiempo, la tasa de complicaciones es entre 2-4,5 veces mayor en la cirugía que en la medicina general.

    Las complicaciones quirúrgicas a menudo son prevenibles, y en general, sus consecuencias son más graves. Por ello supone una enorme responsabilidad profesional moral y ética, que debemos atender poniendo todos los medios para minimizar su frecuencia y para incrementar la seguridad del paciente.

    Seguridad del paciente quirúrgico

    Listado de verificación quirúrgica (OMS)

    Por ello, es importante desarrollar actitudes encaminadas a la disminución de este riesgo. El cálculo es sencillo 234 millones de personas se operan cada año, y >1 millón muere a causa de las complicaciones. Al menos la ½ son evitables, con el uso, entre otras herramientas, del Listado de verificación (500.000 vidas en el límite cada año), segun datos de la OMS.

    Seguridad del paciente quirúrgico

    Factores predictores de morbimortalidad operatoria

    Recientemente se han identificado los siguientes factores predictores de morbilidad y mortalidad operatoria. Por ello debemos entender el concepto de Seguridad.

    Es el conjunto de elementos estructurales, procesos, instrumentos y metodologías, basadas en evidencia científicamente probada, que propenden a minimizar el riesgo de sufrir un evento adverso en el proceso de atención de salud o de mitigar sus consecuencias.

    Otros conceptos a tener en cuenta en el manejo de la seguridad del paciente quirúrgico:

    • Incidente (near miss): acción u omisión que podría haber dañado al paciente, pero por azar, la prevención o la mitigación de la misma no lo dañó.
    • Evento Adverso (EA): daño resultado de una intervención sanitaria relacionada con la atención clínica, y no por las condiciones basales del paciente. Estos EA son mayoritariamente prevenibles.
    • Evento Adverso Prevenible : daño atribuible a un error por acción u omisión, por fallo en el cumplimiento de una práctica sanitaria a nivel individual o de sistema (guía clinica, protocolo, lex artis).

    Factores asociados a la cirugía

    1. Cirugía de urgencias.
    2. Transfusión intraoperatoria.
    3. Tiempo operatorio.

    Datos de laboratorio

    1. Creatinina plasmática; incremento de complicaciones asociado a cifras de Cr > 1,5, prediciendo en general complicaciones cardíacas. Tambien se ha asociado a riesgo incrementado de mortalidad.
    2. Hipoalbulinemia preoperatoria.
    3. Leucocitosis.
    4. Hiponatremia.

    Comorbilidades

    1. ASA, se ha definido como factor predictor de riesgo postoperatorio, tanto de complicaciones como de mortalidad.
    2. Disnea, se ha identificado como factor de riesgo independiente de morbilidad, y de mortalidad.
    3. Eventos cardíacos previos (o cirugia cardíaca).
    4. Sepsis preoperatoria.
    5. EPOC.
    6. Ascitis.
    7. ACVA.
    8. Diabetes.
    9. HTA.
    10. Diálisis.

    Relacionados con el paciente

    1. Edad; la edad avanzada se relaciona con un incremento en las complicaciones y en la mortalidad de los pacientes sometidos a procedimientos quirúrgicos. En la mayoria de los estudios realizados, se establece un punto de corte a los 65 años, a partir de esta edad, el riesgo aumenta.
    2. El indice de masa corporal; la obesidad (definida como IMC > 30 ó 35 segun los estudios) se relaciona con mayor tasa de complicaciones (morbilidad). EL IMC < de 18.5 tambien es predictor de complicaciones. La obesidad, no ha sido identificada en algunos estudios como factor predictor de mortalidad, mientras que el peso < 18,5, si se ha realacionado con incremento de mortalidad.
    3. Es estado funcional.
    4. Uso prolongado de esteroides.
    5. Tabaquismo activo.
    6. Abuso de alcohol.
    7. Pérdida ponderal reciente.
  • El robot en la cirugía colorrectal

    Dr. Juan Carlos Meneu Díaz

    Optimización de recursos en Cirugía

    Cirugía robótica

    Actualmente tanto los cirujanos como los sistemas de salud públicos o privados tienen la necesidad de proporcionar evidencia del valor de los servicios que ofrecemos. Entendiendo por valor el equivalente a la tasa pronóstico/coste, focalizándonos, no solo en la supervivencia -la tasa de supervivencia a 5 años-, sino en los beneficios de las políticas de resultados centradas en el paciente, como pueden ser la duración de una discapacidad o invalidez y los efectos de los tratamientos innecesarios.

    Y por ello, la optimización de los recursos implica la obtención de los mejores resultados junto con una razonada utilización de los recursos disponibles, de tal manera que el gasto en que se incurre genere el mayor de los beneficios en el paciente.

    Cirugía Robótica

    EL debate sobre la utilización del robot en la cirugía colorrectal se ve rodeado de una "excitación" que sin duda remeda los inicios del abordaje laparoscópico.

    Estabilidad en el campo visual, visión en 3 dimensiones, incremento en los grados de libertad relacionado con los movimientos, el desarrollo de instrumentos que dan cabida a estas opciones técnicas, eliminación del temblor fisiológico y mejora de la ergonomía, son ventajas indiscutibles del robot en cirugía.

    Por ello la pregunta en el aire es: ¿aporta valor?, es decir, ¿ofrece beneficios respecto a la cirugía laparoscópica? y ¿a qué coste?

    Se estima, en base a los datos publicados disponibles que la robótica implica un alto coste en su etiqueta (€1.425 a €3.900 por procedimiento), además del coste inicial del robot (entre €450.000 y €1,875 millones) y el coste de mantenimiento (€75.000 a €127.500).

    Cirugía robótica

    En el ámbito de la cirugía laparoscópica, ya se demostró que aunque de inicio se incurre en mayores costes, inmediatamente se compensaba al reducirse las estancias hospitalarias y acelerarse la incorporación más precoz al puesto laboral entre otras variables analizadas.

    En el ámbito de la prostatectomía robótica, en un estudio usando modelos de coste utilidad, se deduce que la mejoría en los resultados justifica el incremento de coste inicial.

    En el ámbito de la cirugia robótica, un metanálisis demuestra, al compararla con la cirugía laparoscópica, los siguientes beneficios:

    1. Disminuye la pérdida sanguínea.
    2. Menor tasa de conversión a cirugía abierta.
    3. Disminución del íleo adinámico.

    Cirugía robótica

    En el estudio ROLARR (Robotic versus Laparoscopic Resection for Rectal Cancer) no se evidenciaron diferencias en:

    • Tasa de conversion.
    • Calidad de la escisión mesorectal.
    • Positividad del margen circunferencial.
    • Ganglios resecados.
    • Complicaciones a 30 días.
    • Mortalidad perioperatoria.

    Es decir, aún no está perfectamente establecido el beneficio del robot sobre la cirugía laparoscópica. Pero también es cierto que cronológicamente y comparado con la laparoscopia, el robot está aún en edad infantil, y el futuro está por escribir.

    Existen dos ventajas inherentes al robot: el avance tecnológico indiscutible que representa, la posibilidad de deslocalización del cirujano si fuese preciso, la comodidad para los cirujanos y la facilidad de acceso a determinados espacios anatómicos mediante el robot, que se traduce potencialmente en incremento de la resecabilidad de los tumores y por tanto de la tasa de curación. Todos ellos son motores de cambio, y en cierta medida imparables.

    Pero ello no debiera derivar en el uso del "robot por defecto", algo en lo que podríamos incurrir si cada hospital tiene un robot y cada cirujano puede operar cualquiera de sus pacientes mediante el uso de esta tecnología.


  • Metástasis hepáticas en cáncer de colon. Por qué el hígado primero

    Dr. Juan Carlos Meneu Díaz

    Introducción

    El carcinoma colorrectal es el cuarto tipo más frecuente en los EEUU, por detrás del cáncer de mama, de pulmón y de próstata.

    Metástasis hepáticas en cáncer de colon

    Metástasis hepáticas en cáncer de colon

    La edad media en el momento del diagnóstico es de 68 años, y la tasa de supervivencia global (incluyendo todos las etapas o estadios) es de 65% a 5 años.

    En el momento de ser diagnosticados, el 39% de los pacientes presentan una fase localizada, el 36% tiene afectación regional (ganglios), y el 25% presenta metástasis en el hígado (metástasis sincrónicas), lo que representa un factor que ensombrece el pronóstico si no son tratados adecuadamente, al enfrentarnos a una enfermedad a distancia.

    Tratamiento de las metástasis sincrónicas y del tumor primario.

    La secuencia de tratamiento no ha sido definida claramente, y las estrategias disponibles (abordaje colorrectal inicial (ACI), abordaje colorrectal y hepático simultáneo (ACHS) ó abordaje hepático inicial (AHI), son motivo aún de controversia.

    Metástasis hepáticas en cáncer de colon

    No cabe duda de que los síntomas derivados del tumor primario, en caso de existir, marcan la pauta de forma clara. Por el contrario, la mayoría de pacientes no tiene síntomas limitáneas (de colon o recto) en el momento del diagnóstico.

    • Abordaje colorrectal inicial (ACI, técnica clásica).

    El abordaje tradicional para este tipo de pacientes ha sido el tratamiento secuencial; primero abordar el tumor de colon y después las metástasis hepáticas. Pero este modelo presenta la desventaja del crecimiento de las metástasis que puede convertirlas en irresecables, especialmente en los pacientes que sufren complicaciones tras la cirugía colorrectal, pues así se retrasan la quimioterapia y la propia resección hepática.

    • Abordaje colorrectal y hepático simultáneo (ACHS).

    Por ello en la última década se ha desarrollado la resección simultánea de ambas lesiones (colon e hígado), junto con la administración de quimioterapia perioperatoria. Pero la combinación de dos cirugías de envergadura incrementa el riesgo postoperatorio.

    • Abordaje hepático inicial (AHI, técnica inversa).

    En el año 2006 Mentha y colaboradores propusieron el tratamiento inverso, o "abordaje hepático inical (AHI)", en el caso de metástasis hepáticas sincrónicas de carcinoma colorrectal.

    Evidencia científica disponible a favor de la AHI

    Disponemos de 3 estudios observacionales -nivel IV de evidencia- (1998 y 2010), publicados en la literatura científica, y una cohorte retrospectiva (nivel III de evidencia), incluyendo 121 pacientes con metástasis sincrónicas que fueron elegidas para tratamiento hepático en primer lugar (abordaje hepático inicial , AHI)

    Fase de quimioterapia sistémica preoperatoria. Casi el 100% de ellos fueron tratados inicialmente con quimioterapia; el 81% de ellos presentaban un primario en el recto.

    Ninguno fue intervenido de entrada del tumor de colon y sólo el 7% presentó alguna complicación relacionada con el tumor primario durante el tratamiento quimioterápico previo a la resección hepática.

    Fase de cirugía en el hígado. Tras la quimioterapia sistémica de inducción el 93% de los 121 pacientes, recibió resección hepática (60% de ellas resecciones mayores, siendo el 93% de ellas R0). En relación a la cirugía hepática, la morbilidad asociada fue del 20% y la mortalidad del 1%.

    Fase de cirugía en el colon o recto. A continuación se procedió a la cirugía del tumor primario de colon/recto, lo que pudo realizarse en el 74% de los pacientes, con 50% de morbilidad y 6% de mortalidad perioperatoria.

    Resultados AHI. Globalmente, el 72% de los pacientes fueron sometidos a las dos fases de tratamiento. Los resultados son comparables a los obtenidos en los pacientes con metástasis hepáticas resecables, metacrónicas y una vez tratado el cáncer de colon primario. Ofrecen con una probabilidad de supervivencia a 3 años que varía entre 41%-89% y a 5 años entre 31%-89%, con riesgo de recaída de 52%.

    Los resultados son similares a los obtenidos en las distintas estrategias:

    Metástasis hepáticas en cáncer de colon

    Nuestra recomendación

    1. El abordaje hepático inicial (AHI), debe considerarse en pacientes con carcinoma colorrectal metastásico con primario localmente avanzado, y oligosintomático o asintomático, con el objeto de tratar la enfermedad sistémica, que condiciona el pronóstico, sin dilación innecesaria.
    2. Este hecho es especialmente relevante en pacientes con cáncer de recto, que precisen neoadyuvancia y una intervención quirúrgica compleja, con probable confección de un estoma de protección. En estos casos, el retraso en el tratamiento sistémico, sería muy peligroso.
  • Prevención del cáncer de colon. Pruebas de detección de carcinoma de colon. Colonoscopia virtual

    Dr. Juan Carlos Meneu.

    El cáncer de colon es, en nuestro país, el tumor maligno con mayor incidencia (15%) según datos de la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica).

    En los varones, el carcinoma colorrectal (CCR) es el tercero en frecuencia, detrás del cáncer de pulmón y de próstata. En las mujeres es el segundo en frecuencia, detrás del de mama.

    Según datos de la SEOM, se calcula una incidencia de 32.240 pacientes al año en España, siendo responsable de 14.700 fallecimientos y una prevalencia a cinco años de 89.705 casos.

    Supervivencia en el CCR. Valor de la detección precoz

    La mayoría de los casos se diagnostican entre los 65 y los 75 años, con un pico máximo a los 70 años, aunque se registran casos desde los 35-40 años. Los casos que aparecen a edades tempranas, suelen tener una predisposición genética.

    En la actualidad la supervivencia relativa a 5 años en etapas localizadas es del 90,5%, mientras que en aquellos con afectación locorregional es del 71,9%, siendo del 12,5% en los que presentan metástasis a distancia.

    Por tanto, el diagnóstico precoz puede tener un enorme impacto en la supervivencia de los pacientes con un CCR. La mortalidad del cáncer de colon se puede reducir mediante la detección precoz y las medidas de prevención del mismo, como es la polipectomía.

    Cáncer de colon

    Test de sangre oculta en heces (bioquímico guaiaco-TSOH). Test inmunoquímico fecal (TIF)

    Se recomienda su uso anual, en el caso de que sea el único procedimiento de cribado a realizar. Se usa en combinación con la sigmoidoscopia flexible cada 5 años, se recomienda el TSOH cada 3 años.

    Cáncer de colon

    El TSOH no debe realizarse anualmente en combinación con la colonoscopia en los pacientes con riesgo medio de CCR. Cualquier resultado positivo, debe condicionar la realización de una colonoscopia.

    La mayor desventaja de este método de cribado es que no detecta las lesiones que no sangren, que sangren poco, o de lo hagan de forma intermitente. También resulta un inconveniente, que siendo de carácter químico, el reactivo puede detectar la presencia del grupo "hemo" de carácter no humano, procedente de los alimentos ingeridos.

    Para compensar estos defectos de detección, es necesario que el TSOH se realice en 3 tomas fecales sucesivas tras una estricta dieta previa.

    Cáncer de colon

    Solo deben usarse aquellos test químicos (guaiaco) con sensibilidad mayor del 70% y especificidad mayor del 90% para detectar un cáncer.

    Test de detección de DNA en heces

    En estudios recientes se ha demostrado que el test de detección de DNA fecal es más sensible que el TSOH o el TIF para descubrir un carcinoma colorrectal, lesiones avanzadas precancerígenas, pólipos con displasia de alto grado y pólipos serrados de > 1 cm.

    Sin embargo la especificidad fue mejor con el uso de TIF y el porcentaje de pacientes excluidos por déficit de procesamiento de las muestras de DNA fue mayor que en el TIF Por este motivo, y por la falta de definición de un intervalo de realización adecuado del test, el panel de expertos del NCCN, no lo incluye en sus recomendaciones.

    Cáncer de colon

    Colonoscopia óptica (CO)

    El procedimiento de cribado más completo, al permitir la exploración de todo el colon y la resección de los pólipos en una misma sesión. Es por tanto el "gold standard" con el que se compara cualquier otro procedimiento de cribado.

    Reduce la mortalidad ce cáncer de colon en más del 50%. En cada incremento de 1% en la tasa de realización de colonoscopias de cribado, se reduce el riesgo de cáncer de colon un 3%.

    Cáncer de colon

    Se acepta que en la colonoscopia de cribado, la polipectomía debe hacerse en los pólipos de tamaño >1 cm. Por otro lado, en los pólipos diminutos (menores de 5 mm), se da la circunstancia de que resultan neoplásicos una minoría de ellos, y a su vez, <1% son avanzados histológicamente.

    Por ello la Asociación Americana de Gastroenterología, ha establecido que los pólipos diminutos (< 5mm) no son causa suficiente para colonoscopia y polipectomía.

    Calendario de cribado propuesto por NCCN en función de los antecedentes familiares

    1. Teniendo 1 Familiar de primer grado con CCR con CCR en cualquier edad: colonoscopia inicial a los 40 años (o 10 años antes de la edad de diagnóstico más precoz en la familia). Repetir la colonoscopia a intervalos de 5 años si resulta positiva en hallazgos endoscópicos
    2. Teniendo 1 familiar de primer grado con CCR > 60 años: colonoscopia inicial a los 50 años (o 10 años antes de la edad de diagnóstico más precoz en la familia). Repetir la colonoscopia a intervalos de 5-10 años si resulta positiva en hallazgos endoscópicos.
    3. Teniendo 1 familiar de segundo grado con CCR < 50 años: colonoscopia inicial a los 50 años (o 10 años antes de la edad de diagnóstico más precoz en la familia). Repetir la colonoscopia a intervalos de 5-10 años si resulta positiva en hallazgos endoscópicos.
    4. Teniendo 1 familiar de primer grado con adenoma avanzado (displasia de alto grado, adenoma de >1 cm, vellosos o tubulovellosos): colonoscopia inicial a los 50 años (o a la edad de diagnóstico del adenoma). Repetir la colonoscopia a intervalos de 5-10 años si resulta positiva en hallazgos endoscópicos.

    Colonoscopia virtual (CV) ó colonoscopia por TAC (TAC-C)

    La CV (colonoscopia virtual), tiene la ventaja de no ser invasiva y no requerir sedación, el índice de complicaciones es muy bajo y adicionalmente, puede ser más coste-eficiente que la colonoscopia óptica convencional.

    Cáncer de colon

    Por el contrario, cualquier hallazgo positivo en la CV, condiciona la realización de una colonoscopia óptica indefectiblemente. Y además, hasta en el 16% de los pacientes, se encuentran hallazgos patológicos extracolónicos, lo que constituye un dilema que obliga a maniobras adicionales. La sensibilidad de la CV para pólipos diminutos (< 5 mm) es 0%.

    La estrategia lógica para pólipos mayores de 1 cm es la polipectomía endoscópica, la abstención en los diminutos, pero existe controversia en qué hacer con los pólipos de 6mm-9 mm.

    La evidencia científica disponible demuestra que la mejor estrategia es repetir la CV cada 5 años, y referir para polipectomia endoscópica todo hallazgo de pólipos mayores de 5 mm.

18 resultados
Páginas: 1 2 3 4 Página siguiente
Buscador de El Blogbisturí del Dr. Meneu
Sobre este blog

Bienvenido al blog del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo. Este espacio está creado para aconsejar e informar sobre las enfermedades del aparato digestivo, de la cirugía general, de la cirugía laparoscópica, de la cirugía robótica, de la cirugía de la carcinomatosis, de la cirugia endocrina, de la cirugía metabólica y de la obesidad, de la cirugía de colon y de recto y de la proctología, ademas de la cirugía oncológica, entre otros aspectos. El cáncer del aparato digestivo es una de las principales causa de muerte en todo el mundo. Estamos abiertos a responder a cualquier duda o cuestión. Será un placer intentar resolverla.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.