Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Cómo volver a las rutinas y preparar a los pequeños para la vuelta al cole


    Vuelta al coleVuelta al cole

    Se acerca la vuelta al cole, y con ella, aparecen dudas sobre cómo volver a introducir las rutinas perdidas durante el verano y sobre cómo ayudar a los más pequeños a adaptarse al colegio ó guardería. Os damos aquí las claves.

    Las rutinas son necesarias para los niños por varios motivos:

    • Dan al niño SEGURIDAD Y LIBERTAD, el saber lo que va a ocurrir cada día, día tras día, les hace sentirse seguros, y esta seguridad a su vez, les permite explorar libremente el entorno.
    • ORGANIZAN EL PENSAMIENTO: Con las rutinas entrenamos varias zonas del cerebro de gran importancia, el repetir las rutinas, permite al niño anticipar lo que ocurrirá y esto estimula la parte de anticipación que a su vez permitirá la planificación y ejecución de tareas.
    • MEJORAN LA AUTOESTIMA: Una rutina aparentemente tan sencilla como el vestirse por las mañanas, hará que, una vez la dominen, mejore el autoconcepto del niño, recibirá un mensaje del tipo, YO PUEDO Y ME GUSTA LOGRARLO.
    • AMBIENTE MÁS RELAJADO EN CASA: El caos es el peor enemigo de la tranquilidad y del equilibrio mental, genera ansiedad, falta de concentración y mal ambiente, si n embargo, si todo funciona como una máquina bien engrasada, disminuyen los gritos y el mal humor, el ambiente en casa será más propicio para disfrutar de la familia, para el aprendizaje y para un mejor desarrollo del niño en todos los aspectos.

    Ahora que ya somos conscientes de su importancia, vayamos a la práctica, os vamos a explicar que rutinas empezar a trabajar y cómo implementarlas, y, aunque aquí os indicamos las más básicas dado el inicio del curso, os sugerimos echar a volar la imaginación y crear las rutinas más interesantes para vuestros hijos, desde poner los cubiertos en la mesa, poner la ropa sucia en la lavadora, etc.

    Volver a las rutinas de sueño

    Aquí tenemos una rutina que típicamente se pierde en verano y que es crucial para un adecuado rendimiento académico y social. A continuación os damos las claves para reajustar e reloj biológico que recomienda el doctor Pin, experto en sueño infantil reconocido a nivel internacional y jefe de nuestra unidad de pediatría.

    Los niños deben dormir un mínimo de entre 8 y 9 horas al día, más cuánto más pequeños sean, así que lo primero a hacer es una sencilla resta, deberemos calcular a qué hora deben dormir en base a la hora a la que se deberán despertar cuando empiece el colegio.

    Si un niño se despierta a las 7:00 h, debería acostarse como tarde a las 22:00h, o antes si vemos que no es suficiente.

    El reajuste debe ser gradual y no brusco, iremos adelantando la hora de dormir 10-15 minutos cada 3-4 días así como iremos despertando al niño 10-15 minutos antes de su hora habitual cada 3-4 días.

    Si este niño del ejemplo se acostaba en verano a las doce de la noche y se despertaba a las 9:00 h, no podremos repentinamente llevarlo a dormir 2 horas antes ni despertarlo a las 7:00h, deberemos acostarlo a las 23:45 h y despertarlo a las 8:45 h, tras 3-4 días, lo acostaremos a las 23:30 h y lo despertaremos a las 8:30 y así reajustaremos cada 3-4 días hasta lograr que se duerma a las 22:00 h y se despierte a las 7:00 h.

    Es posible que no logremos que al inicio del curso ya estemos en el punto perfecto, pero no es imprescindible, habrá una pérdida de horas de sueño los primeros días que se irán recuperando conforme normalicemos el horario.

    Para la puesta en práctica, consensuaremos con nuestro hijo/a una actividad previa al sueño reconfortante y relajante, como leer un cuento, darle un masaje, un baño con agua calentita, que nos cuente lo más divertido del día, en definitiva, iremos con esto bajando la excitación del niño y creando una relación positiva con el momento de ir a dormir. Tras esto, iremos a la habitación, y cada familia según sus hábitos, acostará al niño/a, con las luces preferiblemente apagadas, sin ruidos y sin pantallas. Recordad que el sueño no debe ser un castigo ni un momento marcado con una experiencia negativa, por tanto, aunque la frustración será nuestra compañera en esta tarea ya que no lograremos que se duerma en el tiempo previsto, deberemos mantener la calma, no forzarle a dormirse y no enfadarnos porque no se duerma, estamos creando un hábito y un refuerzo positivo con el sueño y, el solo hecho de ir a la habitación a la hora prevista y relajarnos, será el primer logro, y el sueño vendrá después.

    Regular los horarios de las comidas

    También durante el verano los ritmos son caóticos, desayunan tarde, no almuerzan, toman helados, comen fuera de casa, picotean entre comidas, cenan tarde…, así que deberemos empezar a regular esto también, con horarios relativamente fijos de cada una de las comidas, intentando que sean en un lugar concreto y unas normas sencillas de comportamiento, animándoles para que formen parte de la elaboración de las comidas así como la preparación de la mesa.

    Procederemos al igual que con el sueño, adelantando progresivamente las comidas hasta realizarlas en el mismo horario que se harán en período escolar.

    Importante los horarios como por supuesto, el realizar las 5 comidas al día, evitando picoteos y con una composición variada y adecuada, de calidad.

    Pasear con los niños, un hábito saludable para toda la familia

    Trataremos de realizar al menos un pequeño paseo al día, de 30 minutos o más, en un horario concreto, este gesto mejorará la relación con nuestros hijos, y creará un hábito saludable.

    Juega con tus hijos

    Cómo con todo, el tiempo de juego también deberá ser en una franja horaria concreta y, a ser posible, parte de ese tiempo de juego deberían compartirlo con los padres, respetando sus intereses y dejando el juego libre.

    Dales autonomía para asearse

    Conviene la ducha diaria, previa a la cena, en la que fomentemos su autonomía, dándoles la posibilidad de enjabonarse, enjuagarse, secarse, ponerse crema y peinarse. Recordad la limpieza dental después de las comidas o, al menos tras la cena si no es posible hacerlo con la frecuencia indicada.

    Mamá, ¿Qué me pongo?

    También en verano llevan menos ropa, pasan las horas con chanclas y bañador, y, especialmente los más pequeños, practican menos su autonomía. Es momento pues de instarles a que se desvistan y, posteriormente a que se vistan solos, ganarán en independencia y la automatización de actividades cotidianas nos ahorrará tiempo, en definitiva, seremos más eficientes en la gestión del tiempo.

    Recompensas no materiales para unos niños felices

    Con el cumplimiento de las rutinas, les vamos a felicitar efusivamente, y les vamos a motivar a lograr objetivos con recompensas no materiales.

    La información, cuántos más canales utiliza para llegar al cerebro, más eficazmente llega, así que aprovechemos que nuestros hijos tienen 5 sentidos y utilicemos todas las vías para llegar a ellos. Además si el aprendizaje va unido a diversión mejor se integra, así que aquí unos consejos para la implementación de rutinas:

    Dibuja una tabla, a modo de horario en el que de un modo gráfico muestres y anticipes cómo será el día a día, utilizando imágenes con colores vistosos que muestren a niños felices realizando las rutinas.

    Busca o crea cuentos que hablen de estas rutinas, tipo, me lavo los dientes, me visto solito, etc.

    Premia con una guerra de cosquillitas, con un tiempo de juego contigo, celebra una fiesta con quien tú quieras para celebrar un logro, por ejemplo la fiesta del brócoli si lo ha incorporado a su alimentación, la fiesta del sueño si cumple lo pactado, lo que sepas que le motiva y no sea material.

    Cárgate de paciencia, no pierdas la calma, la frustración será tu compañera en este viaje pero tu hijo/a debe ver en ti un ejemplo de una adecuada gestión de las emociones.

    Visita con el niño el colegio y las aulas

    Se trata de adelantar al niño/a lo que va a ocurrir en los próximos días y es aquí donde nuestra creatividad se debe poner en marcha. Os damos algunos ejemplos:

    Lectura de cuentos que expliquen en que consiste el colegio y sus aspectos positivos. Por ejemplo títulos como "mamá va al cole" o "Lo que me gusta del colegio" de Tracey Moroney os pueden ayudar.

    Jugar con nuestro hijo: jugando a que va al colegio y nosotros somos sus profesores y escenificando distintas situaciones potencialmente reales le estaremos dando herramientas de afrontamiento de un modo divertido.

    Visita a la profesora y el aula: Unos días antes, si el colegio o la guardería lo permite, que el niño visite al que será su profesor/a en la que será su aula y así vea que es una figura amiga, en la que los papás confían y en un entorno agradable y seguro. De no ser posible, mostrarle una foto de su profesor/a o una carta que el profesor/a le envía personalmente y en la que indica las ganas que tiene de conocer al niño/a y lo divertido que será.

    Esperamos haberos aportado una información valiosa que estamos seguros que sabréis aplicar desde el cariño y la responsabilidad.

    Texto elaborado por la doctora Mª Ángeles Martí, pediatra de Quirónsalud Valencia

  • Cómo tratar las gastroenteritis en los niños


    GastroenteritisGastroenteritis

    La gastroenteritis agudallamadas también virus del estómago o diarreas se define como una disminución de la consistencia de las deposiciones o un aumento en el número de las mismas (3 o más en 24 horas), que puede ir acompañada de vómitos, dolor abdominal y/o fiebre. Es muy frecuente en la infancia y junto a las infecciones respiratorias representan los principales motivos de consultas en urgencias.

    Las principales causas son infecciones y entre las infecciones los virus producen el 80% de los casos de GEA, siendo el rotavirus el agente etiológico más frecuente, seguido por adenovirus, calicivirus (noravirus) y astrovirus. El rotavirus es el que produce los casos más graves, afectando casi a la totalidad de los niños por debajo de los 4 años de edad.

    Entre las gastroenteristis agudas bacterianas, las bacterias aisladas con mayor frecuencia son Campylobacter spp y Salmonella spp, seguidos de Shigella spp, Aeromona spp, Yersinia spp y E. coli(

    Su mayor es entre octubre a mayo, esta causada principalmente por virus, pero durante los meses del verano hay un aumento en la frecuencia de las gastroenteritis producidas por bacterias: salmonella entre otras como consecuencia

    La infección por salmonela (salmonelosis) es una enfermedad bacteriana frecuente que afecta el aparato intestinal. La bacteria de la salmonela generalmente vive en los intestinos de animales y humanos y se libera mediante las heces. Los humanos se infectan con mayor frecuencia mediante el agua o alimentos contaminados cuando comemos carnes, aves, huevos o productos a base de huevo que estén crudos o poco cocidos, es por esto que sea mas frecuente en la época de calor y de vacaciones.

    Suele ser frecuente la infección por Salmonela por la ingesta de los siguientes alimentos:

    Carne cruda de res, de ave y de pescado. Las heces se pueden introducir en la carne cruda de res y de ave durante el proceso de matanza. Los mariscos y los pescados pueden estar contaminados si se obtienen de agua contaminada.

    Huevos crudos. Si bien la cáscara del huevo puede parecer una barrera perfecta contra la contaminación, algunas gallinas infectadas producen huevos que contienen salmonela antes de que la cáscara se forme siquiera. Los huevos crudos se usan en las preparaciones caseras de la mayonesa.

    Frutas y vegetales. Algunos productos agrícolas, pueden haber sido hidratados en el campo o lavados durante el procesamiento con agua contaminada con salmonela. La contaminación también puede ocurrir en la cocina cuando los jugos de la carne cruda de res o de ave entran en contacto con alimentos sin cocinar, como las ensaladas.

    Los síntomas de la gastroenteritis por salmonela suelen ser similares a las gastroenteritis ausadas por virus pero en ocasiones puede haber otros síntomas como fiebre alta por encima de 40ºC, la aparición de sangre en las heces, el dolor abdominal intenso y los signos de afectación del SNC (irritabilidad, decaimiento, convulsiones)

    La GEA es un proceso autolimitado en la mayoría de los niños, su diagnóstico es clínico y no se precisa la realización de ningún tipo de prueba diagnóstica, ya que su resultado no modificaría la actitud terapéutica. La realización de estas pruebas está, por tanto, limitada a aquellos casos en los que su resultado podría modificar el tratamiento de la GEA

    El riesgo principal de las gastroenteritis es la deshidratación, debida a las pérdidas de líquidos y sales minerales por la diarrea. Por eso lo fundamental es ofrecer que el niño beba muchos líquidos para reponer esas pérdidas. Cuando la diarrea es abundante, especialmente en niños pequeños, es recomendable que beban soluciones de rehidratación oral, cuya composición consigue que se absorba mejor el agua y las sales minerales necesarias. Estas soluciones están disponibles en sobres (en cuyo caso hay que ser cuidadoso para prepararlas con el volumen de agua que indique el fabricante) o ya en forma líquida. Deben administrarse con frecuencia, pero sin forzar al niño a tomarlos, dado que si el niño no tiene sed es poco probable que esté deshidratado. Si ha vomitado es mejor ofrecer cantidades pequeñas de cada vez hasta asegurarse de que lo tolera bien.

    Si el niño tiene hambre y no vomita puede hacer una dieta prácticamente normal evitando al principio bebidas y alimentos muy azucarados (refrescos, zumo de manzana, pastelería) o muy grasos. Es frecuente que se recomienden dietas astringentes (patata, arroz, zanahoria, plátano, etc.), que pueden ayudar a disminuir el número de deposiciones, pero realmente no son imprescindibles

    En los lactantes alimentados con lactancia materna, se debe continuar con esta de manera normal, ya que varios estudios han demostrado que la lactancia disminuye la intensidad y la duración de la GEA. En niños lactados con fórmula, no se deben hacer cambios en su fórmula normal, ni dar biberones con la fórmula más diluida.

    Dado que las gastroenteritis se transmiten fácilmente entre personas deben extremarse durante estos días las medidas de higiene, en especial el lavado de manos frecuente por parte del paciente y los cuidadores, asi como todos aquellos que manipulan y/o preparan alimentos. Además a la hora de la preparación de alimentos asegurándonos de cocinar los alimentos de formal total, así como de refrigerarlos o de congelarlos de manera adecuada, manteniendo los elementos separados:

    Almacena la carne cruda de res, de ave y de pescado apartada del resto de los alimentos en tu refrigerador

    De ser posible, usa dos tablas de cortar en la cocina: una para la carne cruda, y otra para las frutas y los vegetales

    Nunca coloques los alimentos cocidos en un plato sin lavar que antes contuvo carne cruda

    Evita comer huevos crudos

    Existen vacunas frente al rotavirusEste enlace se abrirá en una ventana nueva, el principal virus productor de gastroenteritis, que se administran en forma bebida.

    Debemos consultar al pediatra cuando aparezcan signos de deshidratación, vómitos repetidos, incluso al beber pequeñas cantidades de suero de rehidratación, presencia de sangre en las heces o fiebre alta de difícil de control.


    Texto elaborado por la doctora Adalgisa de Caro, pediatra de Hospital Quirónsalud Murcia


  • Cómo podemos favorecer el establecimiento de la lactancia materna desde el principio

    Comienzo lactanciaComienzo lactancia

    El tipo de parto ya nos va a influir en la lactancia. Si tenemos un niño a término, sano, en un parto sin medicalización y sin separación, al ponerlo sobre su madre, pondrá en marcha unos mecanismos reflejos instintivos, de forma que será capaz de alcanzar el pecho de su madre y ponerse a succionar por sí mismo. Si esto ocurre así, llevamos muchísimo avanzado ya que ese primer agarre espontáneo es óptimo y además, crea impronta por lo que es mucho más probable que esa lactancia sea exitosa a largo plazo. Sin embargo, cuando hay intervención (epidural, oxitocina sintética o separación) este proceso, puede no darse con la misma facilidad y puede ser necesario contar con algún tipo de ayuda. Cuanto más fisiológico y menos intervenido el parto, más fácil será la lactancia tal y como respalda la evidencia científica.

    Si tuviéramos que dar un consejo fundamental, este sería el Piel con Piel inmediato tras el parto y sin separación de ningún tipo al menos durante dos horas. Tanto si es parto como cesárea e insistiendo en que la cesárea no contraindica el Piel con Piel.

    ¿Por qué es tan beneficioso el Piel con Piel?

    En Quirónsalud Valencia tanto si es parto como cesárea el bebé es colocado inmediatamente sobre el pecho de su madre. El pediatra lo verá encima de su madre de forma muy delicada, la vitamina K se le administrará sobre su madre y no se separa para pesar o poner profilaxis ocular hasta pasadas cuatro horas.

    Cuando el bebé se encuentra Piel con Piel con su madre (ninguno de los dos lleva ropa), permanece fisiológicamente más estable. Su frecuencia respiratoria, cardiaca y su temperatura se mantiene constante. Es decir, el pecho de la madre mantendrá al bebe a la misma temperatura. Esto ayudará a que el bebé mantenga la glucemia más alta.

    Por otro lado, la madre con gran sensibilidad en ese momento, al tener al bebé moviéndose encima de su cuerpo y durante las primeras succiones, libera un gran pico de oxitocina que ayuda a que se vincule fuertemente con su bebé a y la involución del útero por lo que se disminuye considerablemente la hemorragia postparto.

    Aprovechar esas primeras horas tras el parto, en las que el bebé se encuentra en el llamado "Periodo Sensitivo" en un estado de alerta tranquilo, nos va a ayudar a comenzar con buen pie. Si se pasa todo el tiempo mamando, llevaremos mucho adelantado. No hay que tener prisa en separarlo y esperaremos hasta que, tras pasar estas dos horas, se quede dormido y no quiera mamar más puesto que luego, entrará en una especie de letargo y estará menos dispuesto a ser amamantado. Por eso, esas primeras 24 horas puede ser normal que el bebé esté más dormido y cueste despertarlo para que mame.

    Sin embargo, pasadas estas primeras 24 horas, es normal que este bebé que estaba tan dormido, se transforme y comience a demandar con muchísima frecuencia lo que suele ser motivo de gran preocupación para padres y familiares. Esto es un mecanismo de estímulo para la subida de la leche. El bebé está haciendo bien el trabajo que le toca. Tanto es así, que solemos prevenir a los padres el segundo día para que sepan que les espera la llamada "noche de las vacas flacas". Que es importante atender las señales tempranas de hambre del bebé sin esperar a que llore, sin mirar la hora desde que terminó la toma anterior.

    Es necesario que estos días de estancia hospitalaria tengamos paciencia y tranquilidad pues, todos estamos aprendiendo y el bebé está calibrando la producción para un futuro.

    Si tenemos en cuenta que la capacidad gástrica del bebé el día 1 es de unos 6ml, y que además vacía rápidamente, podemos entender la necesidad que tiene de hacer muchas tomas de poca cantidad. A la semana, la capacidad gástrica ya aumenta hasta aproximadamente 60ml. Es por esto que el volumen de leche irá aumentando de forma progresiva en función a cómo lo hace el estómago del neonato. El calostro o leche inicial está en el pecho desde aproximadamente la semana 16 de embarazo y cuenta con una composición única y específica para esos días. No necesita ingerir ninguna otra cosa que podría poner en peligro la lactancia. Sólo hemos de asegurarnos de que mame con frecuencia y eficacia.

    El Piel con Piel, atender la demanda del bebé en las primeras señales de hambre y buscar una posición en la que la toma sea indolora, son claves para un buen establecimiento de la lactancia.

    Texto elaborado por Paloma de Miguel, asesora de lactancia IBCLC de Hospital Quirónsalud Valencia

  • ¿Estás embarazada?, Toma nota de estos consejos para disfrutar del verano


    Embarazadas y viajeEmbarazadas y viaje

    El verano es una época ideal para disfrutar del buen tiempo, salir a pasear, disfrutar de comidas y cenas con amigos y familia, hace ejercicio al aire libre … Si además estamos embarazadas, podemos gozar de todas las ventajas de esta época del año, pero debemos tener en cuenta algunos consejos para que las altas temperaturas no nos hagan sufrir demasiado.


    1. Evitar la exposición solar en las horas centrales del día: Durante el embarazo, es frecuente que algunas mujeres presenten hipotensión o bajada de la tensión arterial. Si a esto le añadimos temperaturas elevadas en ciertos momentos del día, es posible que estos episodios sean más frecuentes e incluso mas intensos, acompañados en ocasiones de mareo o pérdida de conciencia.
    2. Adecuada hidratación: En verano es muy importante asegurar un adecuado aporta de líquidos porque el calor excesivo puede llegar a provocar deshidratación. Además, una hidratación adecuada ayuda a prevenir el estreñimiento, la hinchazón de las piernas y pies y las infecciones de orina, los cuales son muy frecuentes en el embarazo.
    3. Utilizar protección solar adecuada para cada tipo de piel, pues es frecuente que aparezcan las típicas manchas de la piel conocidas como cloasma. Éstas son debidas a los estrógenos durante el embarazo y tienen a ir desapareciendo poco a poco tras el parto, pero la exposición solar sin protección puede agravarlas.
    4. Llevar una dieta variada y saludable: En verano es frecuente que modifiquemos un podo la dieta, incrementando la ingesta de ensaladas, fruta y verdura. Esto es muy bueno durante el embarazo, y debemos aprovecharnos de la gran cantidad de frutas que hay de temporada. Sin embargo, también es la época de comer y cenar mas frecuentemente fuera de casa, los helados…. Es importante controlar nuestra alimentación y de forma puntual si queremos, darnos un capricho.
    5. Plantarle cara al insomnio. Muy difícil de combatir. Muchas veces no queda mas que resignarse a ver las horas pasar. Sin embargo, mantener la temperatura adecuada de la habitación, evitar cenas demasiado copiosas, ropa los más cómoda posible para dormir, evitar beber a partir de determinada hora para tratar de no ir tantas veces a orinar por la noche, podría ayudarnos a pasar mejor las noches de verano durante el embarazo.
    6. Aliviar la hinchazón de las piernas y la retención de líquidos. Este es un trastorno muy frecuente durante las semanas finales del embarazo y se agrava aún más con las temperaturas elevadas. Se recomienda elevar las piernas y realizar masajes en sentido ascendente con geles o cremas aptas que incluso se puedan poner un tiempo en el frigorífico para que estén mas frescas y mejoren las molestias. Evitar la ropa apretada y permanecer mucho tiempo en la misma posición también pueden ayudar.
    7. Si se va a viajar, es importante evitar largos trayectos sin parar. Se deben hacer paradas para caminar y mover las piernas. Si no es posible, se recomiendan medias de compresión, pues hay que disminuir el riesgo de la generación de trombos por la inmovilidad de la paciente. Además, hay que hidratarse bien durante el trayecto
    8. Lo más importante: disfrutar del ritmo relajado y tranquilo que parece acompañar siempre al verano y las vacaciones, relajarse todo lo posible y prepararse con mucha energía para la llegada del bebé.

    Texto elaborado por la doctora Paula Soriano, ginecóloga del Hospital Quirónsalud Murcia

  • ¿Qué precauciones debemos tomar con los más pequeños en la piscina?

    PiscinaPiscina

    En verano los niños disfrutan de un bien merecido descanso, y para ello, la piscina es uno de los lugares más populares. Sus beneficios son muchos: se trata de un lugar divertido donde pueden relajarse y refrescarse, socializar y realizar ejercicio físico. Sin embargo, las actividades en piscinas también entrañan una serie de riesgos, por lo que los pediatras recomendamos seguir una serie de precauciones para que nada estropee unas vacaciones inolvidables junto a vuestros hijos:

    • Mantén supervisión directa en todo momento.Especialmente en el caso de niños pequeños incluso aunque lleven flotadores o manguitos, pero también en los más mayores y sobre los que ya saben nadar. Todos los veranos tenemos casos de ahogamientos que lamentar, además de accidentes en niños que realizan saltos peligrosos cerca del bordillo o en zonas de poca profundidad. En la piscina debemos dejar a un lado los dispositivos electrónicos y fijar la vista en lo que más importa. O mejor aún… ¡báñate y juega con ellos!
    • Protégelos del sol.Aplícales crema solar al menos 30 minutos antes de la exposición al sol, y si van a pasar mucho tiempo, renueva la aplicación de crema cada hora y media o dos horas. Es aconsejable evitar las horas centrales del día y utilizar también métodos de barrera (gorras, sombreros, sombrillas, ropa…).
    • Atención con el… ¿corte de digestión?En el mal llamado corte de digestión ocurre una redistribución de nuestro flujo sanguíneo cuando nos sumergimos demasiado rápido en agua muy fría, pudiendo llegar a afectarse el flujo sanguíneo cerebral con las complicaciones que ello puede conllevar (náuseas, vómitos, pérdida de conocimiento…). Aunque no es un cuadro frecuente, aumenta su probabilidad después de una comida copiosa, y cuando el contraste de temperatura entre el cuerpo y el agua es mayor (días de mucho calor, después de hacer ejercicio físico, agua muy fría…). Para prevenirlo: basta con entrar en el agua poco a poco y esperar unas dos horas para bañarnos después de una comida pesada.
    • Ponles gafas de bucear. Evitarás más de una conjuntivitis, ya sea infecciosa o irritativa por el cloro.

    • Ponles sandalias para transitar duchas y zonas húmedas. Con el calor, las zonas húmedas se convierten en una fuente importante de infecciones por hongos.

    • Sécales bien los oídos tras el baño.Sin introducir bastoncillos ni otros utensilios, después del baño sécales bien los oídos con una toalla. Las otitis externas u otitis del nadador son extremadamente frecuentes en verano y están muy relacionadas con la humedad persistente en el conducto auditivo. Aunque habitualmente son infecciones leves, pueden llegar a ser muy dolorosas. Como medidas preventivas en ocasiones también se pueden usar los tapones óticos o los gorros de natación.

    Texto elaborado por la doctora María Mínguez Muñoz, jefa de Servicio de Pediatría Hospital Quirónsalud Torrevieja


22 resultados
Páginas: 1 2 3 4 5 Página siguiente
Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.