Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Consejos para salir con los niños sin riesgos

    Desde el anuncio por parte del Gobierno de que los niños pueden empezar a salir de sus domicilios, muchos padres nos habéis preguntado con aprensión qué opinamos los pediatras. Ahora pueden salir pero, ¿deben salir?, ¿es recomendable?, ¿qué medidas debemos tomar?

    ¿Es recomendable que salgan?

    En general, rotundamente sí. Han estado confinados desde mediados de marzo. Algunos han podido disfrutar de espacios como jardines o terrazas para jugar, pero otros muchos no. Salir, correr, disfrutar del sol: todo eso va a ser beneficioso para su salud física, anímica y mental.

    La excepción la dan los niños con síntomas como fiebre, tos, mucosidad, estornudos o diarrea: en estos casos de momento deben continuar aislados en domicilio, pudiendo consultar por teléfono con su pediatra si es necesario. También habrá que considerar de forma particular el caso de los niños con enfermedades crónicas graves de base.

    Para el resto, vamos a ver cómo podemos salir de casa de forma segura:

    Normas para salir de forma segura con niños

    • Antes de salir: hay que explicarles las medidas que tenemos que tomar ahora y por qué. Ellos han demostrado ya ser muy responsables, y si entienden lo que hacemos seguirán mejor las pautas. Intenta minimizar "imprevistos": pipi, caca, agua, mejor antes de salir.
    • Visita espacios abiertos, poco concurridos.
    • Hay que mantener una distancia de seguridad de 2 metros con otras personas, incluidos otros niños.
    • Enseña a los niños medidas como taparse la boca con el brazo al toser o estornudar.
    • Explícales que deben evitar tocarse la cara.
    • Evita que los niños toquen el mobiliario urbano (esto incluye bancos, toboganes, columpios...)
    • Si tocan algo, que no cunda el pánico: puedes llevar gel hidroalcohólico para limpiarles las manos por el camino.
    • Mascarilla: se puede usar en mayores de 3-4 años, pero si se cumplen bien todas las recomendaciones anteriores, realmente no es imprescindible. En los más pequeños, probablemente sea incluso contraproducente, porque les resultará difícil evitar tocarse la cara con la mascarilla puesta.
    • Al llegar a casa: Quítale los zapatos en la entrada, cámbiale de ropa y ayúdale a lavarse las manos con agua y jabón.
    • Recuerda que en el último mes han disfrutado poco del sol...¡que no se quemen ahora! Si salen alrededor del mediodía y hace un día muy soleado, ponles protección solar en la cara y zonas expuestas.

    Siguiendo estas recomendaciones, las posibilidades de contagio se reducen a mínimos. Nuestros peques han aguantado una cuarentena más estricta que la de los adultos con paciencia espartana. Ellos sí que se merecen un buen aplauso, y tener un pequeño premio por fin.


    Texto elaborado por la Dra. María Mínguez , Jefa de Servicio de Pediatría Hospital Quirónsalud Torrevieja


  • Niños y confinamiento, ¿Qué podemos hacer para sobrellevarlo mejor?

    La situación que estamos viviendo de confinamiento en casa es difícil para todos, sin embargo, es especialmente delicada para algunos colectivos como los menores. Los niños y niñas están viviendo un cambio drástico en sus vidas y seguramente algunos de ellos no llegan a entender cuales son las razones reales que han originado tantos cambios.

    Niños y confinamiento 2Niños y confinamiento 2

    Para ayudarles es fundamental saber que como padres les estamos transmitiendo nuestras sensaciones. Aunque pensemos que cuando hablamos de ciertos temas ellos no están delante, los niños captan de muchas maneras cómo nos sentimos. Si en casa hay nerviosismo, miedo e incertidumbre intensos nuestros hijos e hijas lo van a percibir y lo van a reflejar en sus comportamientos, por ejemplo, teniendo conductas regresivas de búsqueda de seguridad, queriendo dormir acompañados, volviendo a mojar la cama o volviendo a la etapa de las rabietas y a la irascibilidad.

    Es fundamental trasmitirles a los niños que, como padres sabemos lo que tenemos que hacer, fomentando una sensación de control por nuestra parte, afirmando que pase lo que pase estarán seguros. Pero esto implica también expresar las emociones. Podemos decirles a nuestros hijos que estamos un poco asustados por lo que está pasando, pero que vamos a hacer cosas para solucionarlo y que confiamos en que todo saldrá bien. Los niños que ven como sus padres expresan emociones, pero que se hacen cargo de ellas, tiene un modelo saludable al que seguir cuando ellos también las sientan. Este confinamiento puede ser una oportunidad muy buena para ser los modelos de nuestros hijos en la gestión y expresión de las emociones, concretamente en el manejo del miedo, la emoción estrella en una situación de alarma sanitaria.

    Otro punto importante es el manejo de la información. Tanto la sobreinformación como la ausencia de esta pueden ser perjudiciales. La información ha de estar ajustada a la edad del niño y a sus demandas. Tenemos que estar muy atentos a sus preguntas, introduciendo el tema, pero dejando que sea el niño el que dirija, a través de nuestra observación de su conducta verbal y no verbal, para saber si damos más o menos información sobre lo que está pasando. Es especialmente importante estar atentos a las imágenes impactantes que pueden aparecer en la televisión o en internet, por ejemplo imágenes de fosas comunes o cementerios improvisados, ya que si el niño no está preparado pueden producirle un desajuste entre la información que tiene y la imagen que está viendo. En cualquier caso, ocultar lo que está ocurriendo y no contarles nada no es una buena sugerencia ya que ellos son conscientes de que algo muy raro está pasando y su imaginación puede rellenar la falta de información con ideas incluso más negativas y catastróficas.

    Para aportar esa sensación de seguridad son fundamentales también las normas, las rutinas y los límites. Los niños tienen que saber que sus padres siguen ahí, como lo estaban antes. La constancia y la coherencia siguen siendo las claves a la hora de poner los límites y las normas propias de cada familia, aunque en esta situación de confinamiento, se sugiere utilizar mucho más los refuerzos positivos ante las conductas que queramos reforzar que los castigos. Nuestros hijos en esta situación, al igual que los adultos, necesitan más contacto físico y más muestras de afecto, así que, este confinamiento también nos puede servir para darnos más abrazos familiares y fomentar las caricias

    En cuanto a las rutinas puede ser un tema conflictivo. Los niños suelen asociar estar en casa con tiempo libre o vacaciones y los padres tienen que obligar a los niños a hacer lo deberes y tareas escolares. En este punto es importante tener en cuenta que al estar confinados hay que tener mayor flexibilidad con ellos, van a necesitar más periodos de descanso entre tarea y tarea y más descansos largos para cambiar el foco atencional y realizar otras actividades. Las actividades de juego y ocio, además de las que ya habitualmente hacían, tienen que incluir actividad física y movimiento. Cuando podíamos salir esas actividades no era necesario hacerlas en casa, pero en las circunstancias actuales sí. Algunas ideas pueden ser, hacer circuitos con sillas o cualquier tipo de objeto para fomentar la psicomotricidad, música para bailar en familia o hacer una canasta casera colgada en la puerta con una pelota de espuma para jugar al baloncesto. En definitiva, también el confinamiento puede ser una oportunidad para poner en marcha la creatividad y la imaginación con nuestros hijos.

    También es importante no perder el contacto social, cuando podíamos salir, la necesidad social de los niños de relacionarse con el grupo de iguales ya estaba cubierta, pero ahora en confinamiento, es adecuado fomentarla. Los niños y niñas tienen que estar conectados con sus amigos aprovechando y sacándole el mejor partido a la tecnología y a las redes sociales. Las video llamadas conjuntas con sus compañeros del colegio son muy recomendables. También es importante el contacto social con la familia. El confinamiento es una oportunidad para incluir a los niños en las video llamadas a los abuelos, a los tíos y al resto de familia que no vive en casa. Aunque eso no significa que la mayor parte de su tiempo tengan que estar interactuando con una pantalla. Si las normas en casa antes del confinamiento eran ver poco la televisión y estar sólo los fines de semana con los videojuegos, ahora tienen que seguir manteniéndose las mismas.

    Si somos capaces de sacarle partido a las oportunidades que nos brinda esta situación, podremos incluso mejorar el vínculo con nuestros hijos. Pese a las circunstancias tan adversas que estamos viviendo, muchos de nosotros tenemos lo más importante, salud y tiempo para compartir con nuestra familia nuclear, los que vivimos en casa. Si esa es nuestra actitud, los niños pueden adaptarse incluso mejor de lo esperado a esta situación de confinamiento, ya que estarán rodeados de un ambiente de serenidad, confianza y seguridad.

    Texto elaborado por Nuria Javaloyes, psicóloga clínica de Quirónsalud Torrevieja

  • Por qué es importante la vitamina D y en qué alimentos la encontramos


    VitaminaDVitaminaD


    En la situación actual de confinamiento domiciliario por el COVID-19 muchos padres tienen dudas sobre la necesidad de suplementar a los niños con vitamina D por la falta de exposición al sol.

    La vitamina D tiene muchas funciones además de la osificación adecuada. Y una de ellas es la defensa contra las infecciones respiratorias. La OMS en una reciente publicación actualizada en diciembre de 2019 con el título "Administración de suplementos de vitamina D a niños con infecciones respiratorias" señala que "Se sabe que la vitamina D desempeña un papel importante en el metabolismo óseo a través de la regulación de la homeostasis del calcio y el fosfato y que también puede desempeñar un papel importante en la regulación del sistema inmunitario. La vitamina D se produce en el organismo cuando éste se expone a la luz solar, pero también está presente en el pescado azul, los huevos y los productos alimentarios enriquecidos. Además de producir raquitismo, la carencia de vitamina D se ha relacionado con infecciones respiratorias, como la neumonía, la tuberculosis y la bronquiolitis. La neumonía es una forma grave de infección aguda de las vías respiratorias bajas y la principal causa de mortalidad infantil en todo el mundo.

    Algunos estudios indican que la administración de suplementos de vitamina D puede reducir la frecuencia y la gravedad de las infecciones respiratorias en los niños; no obstante, hacen falta más estudios antes de que se puedan hacer recomendaciones específicas."

    Buscando en revistas científicas se encuentran estudios que demuestran el beneficio de la vitamina D en infecciones respiratorias producidas por virus, como la gripe (Vitamin D and influenza – Prevention or Therapy 2018). Como suele ser habitual en ciencia médica no hay estudios completamente concluyentes y suelen terminar con la coletilla de "hacen falta más estudios" para plantear una dosis más alta de vitamina D que la recomendada. Pero, una cosa sí es cierta y es que los casos de deficiencia de vitamina D tienen más predisposición a las infecciones respiratorias.

    La vitamina D es liposoluble, es decir, se disuelve en grasas lo mismo que otras vitaminas: A, E y K. Esto las hace tóxicas cuando se toman en exceso porque no se eliminan por la orina como lo hacen el resto de vitaminas que son hidrosolubles. Por eso un exceso de vitamina C no suele producir complicaciones.

    Qué alimentos contienen más vitamina D

    Los alimentos que contienen más vitamina D son: pescado azul, lácteos, huevos, setas, aguacate. Los pescados con más cantidad de vitamina D son el salmón, caballa, atún, sardinas.

    En un artículo del periódico La Opinión de Murcia del 30 de marzo de 2020 el doctor Antonio Escribano, catedrático extraordinario de Nutrición Deportiva de la UCAM, especialista en Endocrinología, y Nutrición y Medicina Deportiva, ha dicho que, para evitar la entrada de virus y bacterias en el organismo, el cuerpo cuenta con un "sistema defensivo" que "hay que entrenar" con una buena alimentación. En este artículo se refiere además de la vitamina D a otros componentes alimenticios como los probióticos, la vitamina C, el zinc y el selenio. De todos estos componentes que comenta tres de ellos: vitamina D, zinc y selenio están en gran cantidad en los huevos, por lo que es un alimento fundamental frente a las infecciones.

    La conclusión es que conviene tener unos niveles adecuados de vitamina D, que se pueden conseguir con alimentos adecuados y exposición al sol, pero que en caso de duda conviene tomar un suplemento farmacéutico. En los niños la dosis habitual es de 400 unidades internacionales al día.

    Texto elaborado por el doctor Manuel Cidras, pediatra y consultor del Servicio Materno Infantil del Hospital Quirónsalud Murcia

  • Estoy embarazada, ¿Cómo debo cuidarme durante el confinamiento?

    La mujeres embarazadas experimentamos cambios en nuestros cuerpos que pueden incrementar el riesgo hacia ciertas infecciones. Todavía no hay suficientes datos para que la estadística nos ayude a los médicos a determinar si una mujer embarazada tiene, comparada con el resto de la población, mayor probabilidad de contraer Coronavirus o enfermar gravemente a consecuencia del mismo.

    Confinamiento y embarazoConfinamiento y embarazo

    Conocemos muy poco de la pandemia que está asolando el mundo, pero sí sabemos que otros virus, responsables de infecciones respiratorias similares a las provocadas por el Covid-19, aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades graves durante el embarazo. Influenza, SARS, MERS... son solo ejemplos de batallas pasadas que nos recuerdan la importancia de extremar las precauciones ante este tipo de agentes invasores cuando hablamos de mujeres embarazadas.

    Es por todo lo anterior que, adicionalmente a todas las medidas de protección y confinamiento conocidas, es importante, como mujeres embarazadas, que sigamos una serie de directrices y consejos que nos ayuden a vivir esta bonita etapa en mitad de un momento tan atípico.

    Como ginecóloga y mujer actualmente embarazada, os voy a dar una serie de recomendaciones que nos ayudarán a sobrellevar mejor estos días.

    Lo más importante es que si te encuentras embarazada durante el confinamiento es que permanezcas en casa.

    • Protégete: ¿He dicho ya que te quedes en casa? Es importante extremar las medidas de precaución si estás embarazada durante el confinamiento como evitar el contacto con otras personas y lavar tus manos con frecuencia. Hasta el momento no se han documentado casos de malformaciones ni otras complicaciones asociadas a la infección por este virus, sin embargo, como decía al comienzo, hay muy pocos datos todavía y cualquier protección es poca.
    • Come saludable: Estar en casa 24 horas puede hacer que queramos terminar con la despensa. Plantéate unos horarios de comida que sean lo más similares posibles a los que tienes día a día en tu vida normal. No caigas en hacer comidas rápidas. Aprovecha el tiempo en casa y haz una dieta rica y variada. Pon imaginación a tus platos y encima disfrutarás en la cocina. Organízate incluso las comidas para todos los días, en forma de menú. Una forma sana de pasar las horas de los largos días en casa.
    • Intenta tomarte tiempo a lo largo del día para ti: Si estabas llevando algún entrenamiento adaptado o ejercicio tipo yoga o pilates, aprovecha algunos momentos del día para hacer una pequeña rutina y hacer los ejercicios en casa. Eso te despejará y te mantendrá en forma. Busca tutoriales en internet e incluso aprovecha las redes sociales que tanto están ayudando ahora con transmisiones en directo. Eso sí, siempre adaptado a lo que estabas haciendo en tus clases normales. Sin una supervisión no es bueno forzar por el riesgo de lesión o por no ser ejercicios adecuados para ti. Mantente en forma pero con responsabilidad.
    • Teletrabajo: Es posible que durante el día debas pasar algunas horas trabajando desde casa. Intenta no mantenerte demasiado tiempo en la misma posición, levantándote cada cierto tiempo para mover las piernas. Realiza estiramientos y adapta la silla de trabajo para no forzar la posición de la espalda. Si puedes, sobre todo si te encuentras en el tercer trimestre de embarazo, utiliza la pelota de pilates o yoga para que te ayude a reforzar la zona de la pelvis y el suelo pélvico, y además, mejorar los dolores de espalda.
    • Si te toca pasar estos días en casa con peques, cuídate mucho, no fuerces posturas ni hagas excesivos esfuerzos. Adapta los juegos a tus posibilidades. Hay muchísimas opciones de juegos con los peques de la casa y no tienes que estar corriendo detrás de ellos todo el día. Ármate de paciencia y de imaginación.
    • Continúa con tus controles de embarazo según las indicaciones de tu ginecólogo/obstetra y de tu centro de salud. Es posible que ante esta nueva situación, tus citas se hayan visto modificadas e incluso algunas postpuestas. Cuando tengas que ir al hospital o centro de salud, intenta no estar en contacto cercano con otros pacientes, mantén la distancia de seguridad. Acude a tu hora pero no llegues con demasiada antelación para no estar durante mucho tiempo en los hospitales por el riesgo que conlleva.
    • positiva y piensa en todo el tiempo que vas a tener para organizar la llegada del nuevo miembro de la familia. Tienes tiempo para hacer todo con tranquilidad, sin estrés ni agobios. Aprovecha y disfruta.

    Como sociedad estamos viviendo tiempos difíciles. Quizá el tiempo más difícil que ninguno hemos vivido. El embarazo es un momento muy importante y bonito en nuestras vidas, no dejemos que el Coronavirus nos prive de disfrutarlo.


    Texto elaborado por la doctora Paula Soriano, ginecóloga del hospital Quirónsalud Murcia

Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.