Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Torrevieja y Murcia

  • Combate la retención de líquidos este verano con estos consejos

    La expresión "retengo líquidos" es repetida a menudo en las consultas de nutrición y esta suele darse cuando hay una ganancia de peso corporal. Pero, ¿qué es realmente la retención de líquidos?, ¿qué pasa en nuestro organismo? Hablemos de ello.


    Nuestro cuerpo por dentro, el agua corporal

    El agua es el componente básico más importante del cuerpo humano y supone de media el 60% del peso en los adultos. Dos terceras partes del agua está dentro de las células, y el tercio restante, repartida entre los vasos sanguíneos, los vasos linfáticos y los espacios entre células y órganos. El agua de ambos compartimentos (el espacio intracelular y el espacio extracelular) contiene sustancias disueltas que contribuyen al equilibrio hídrico.

    La necesidad diaria de agua está determinada por la cantidad que se pierde y se metaboliza, y por la que se intercambia con el exterior, la cual depende de factores como la temperatura ambiental, el gasto energético, la actividad física o la composición de la dieta. Las necesidades de ingesta de agua también están determinadas por la edad, el sexo, el peso corporal, y las alteraciones relacionadas con la salud (p.ej. fiebre, vómitos y diarrea).

    Retención de líquidosRetención de líquidosCómo se consigue el equilibrio hídrico

    Nuestro cuerpo en condiciones normales gana y pierde agua a diario. Para mantener el volumen de líquidos corporales las ganancias y las pérdidas deben equilibrarse entre sí. Esto es importante, ya que el cuerpo no tiene la capacidad de almacenar agua.

    Ingresamos agua a través de bebidas, alimentos y por la transformación de nutrientes en energía (agua de oxidación); y la perdemos por la respiración, las heces, la transpiración, sudoración y la orina.

    El balance hídrico depende sobre todo de la ingesta de agua y la producción de orina. El tubo digestivo, los riñones y el encéfalo mantienen el contenido de agua corporal relativamente constante. Los mecanismos que sostienen el equilibrio hídrico dependen de varias hormonas, entre las que se incluyen la hormona antidiurética (vasopresina), la aldosterona, la angiotensina II, la cortisona, la noradrenalina y la adrenalina. La sed está regulada por el hipotálamo y controla la ingesta de agua en los individuos sanos.


    El agua y tu alimentación

    El contenido en agua de los alimentos es muy variable, ingresaremos más agua si nuestra dieta es rica en frutas y verduras.

    El agua de oxidación, también llamada agua metabólica, es la formada por nuestro cuerpo cuando transformamos las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas en kcal; se produce alrededor de 107g de agua por cada 100g de grasa, 41g por 100g de proteína y 55g por 100g de carbohidratos.

    Una dieta muy abundante en proteínas puede ser causa de deshidratación si no es acompañada de una ingesta suficiente de agua; también una dieta rica en azúcares en pacientes hiperglucémicos, ya que para eliminar el exceso de glucosa, se pierden grandes cantidades de líquido por la orina; el sodio atrae el agua, y una dieta alta en sodio desplaza agua al flujo sanguíneo, lo cual puede aumentar el volumen de la sangre y posteriormente la presión sanguínea.

    Posibilidades de un desequilibrio hídrico

    Hemos descrito al inicio cómo se distribuye el agua en condiciones normales dentro de los espacios intracelular y extracelular, ¿pero qué puede ocurrir en condiciones anómalas?

    Se produce desequilibrio hídrico cuando hay alteraciones en el contenido de agua y/o sustancias disueltas en ella en los espacios intracelular y/o extracelular más allá de los límites normales, que pueden provocar deshidratación, sobrehidratación, edema, hipervolemia o hipovolemia.

    Las causas son diversas y requieren de una evaluación médica que incluye: la valoración física, conocer todas las fuentes de aporte de líquidos y todas las fuentes de pérdida de los mismos, pruebas de imagen, pruebas de laboratorio, la descripción subjetiva de los síntomas por los pacientes, los cambios repentinos de peso, los fármacos y los signos vitales.


    Causas de la deshidratación

    Entra las causas que pueden provocar deshidratación en el cuerpo son, el bajo aporte de líquidos, sudor, fiebre, vómitos, diarreas, aspiración gastrointestinal, drenajes quirúrgicos, ileostomías, tratamientos diuréticos, insuficiencia renal, diabetes, peritonitis, quemaduras, obstrucción intestinal, postoperatorio, tromboflebitis, pancreatitis aguda, ascitis, cirugía mayor con amplio traumatismo de los tejidos.

    Causas de sobrehidratación

    Por paradójico que pueda parecer, se puede provocar una sobrehidratación en el organismo. Pues bien, si esto ocurre se produciría una intoxicación por agua. Los riñones se sobrecargan y las células comienzan a hincharse de manera transitoria. Debido a esta hinchazón, el cerebro presiona el cráneo y aparecen dolores de cabeza muy fuertes.

    Entre las causas podemos encontrar: el exceso de aporte de agua, enfermedad renal primaria, insuficiencia cardíaca, cirrosis, estrés, hipoalbuminemia, postoperatorios, soluciones de irrigación hipotónica o de agua, soluciones endovenosas hipotónicas, morfina.

    Causas de hipovolemia

    La hipovolemia, es la pérdida rápida e importante de fluidos corporales. Entre sus causas encontramos: Ingesta alterada, hemorragias, fiebre con sudoración exagerada, infección sistémica con hipercatabolismo, quemaduras, diuresis osmótica, desplazamiento al tercer espacio (desplazamiento del líquido vascular a otros espacios, perdiendo esta agua sus funciones), peritonitis, obstrucción intestinal, postoperatorio, tromboflebitis, pancreatitis aguda, ascitis, cirugía mayor con amplio traumatismo de los tejidos.

    Recomendaciones para tu salud

    El agua es indispensable para la vida, un cuerpo sano tiene los mecanismos que le permiten mantener constante su medio interno, a pesar de las grandes variaciones del exterior, esta estabilidad orgánica se conoce como homeostasis.

    No obstante, las fluctuaciones de agua dentro de los límites normales son inevitables, porque a lo largo del día comemos, bebemos, practicamos ejercicio y sudamos, vamos mejor o peor al aseo, etc. Es necesario interpretar las variaciones de peso prestando atención a las entradas y las salidas de agua corporal durante el día.

    Las fluctuaciones del peso corporal llamativas y repentinas no deben relacionarse con la pérdida o ganancia de grasa corporal, es importante saber que para perder 1kg de grasa es necesaria una restricción calórica de 7.000 kcal, esto demuestra que es imposible una pérdida verdadera de peso en muy poco tiempo.

    Lo que sí podemos hacer es mantener una dieta equilibrada, donde el consumo de frutas y verduras sea de al menos 400g al día, vigilar nuestro consumo de líquidos a diario, procurando que el agua sea nuestra bebida principal, realizar una ingesta de sal inferior a 5g al día, y limitar el consumo de alimentos envasados con alto contenido en sodio (≥1,2%), porque todas estas medidas contribuyen a mantener nuestro estado de salud.

    La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) establece el consumo de 2,5 litros de agua al día para la población masculina adulta y de 2 litros diarios de agua para la población femenina adulta. En jóvenes de 9 a 13 años, el consumo recomendado es de 2,1 litros/día para los niños y 1,9 litros/día para las niñas. Según la EFSA, entre el 70% y el 80% de la hidratación diaria debe provenir de diferentes tipos de bebidas, preferiblemente el agua, mientras que entre el 20% y el 30% restante es aportado a través de la ingesta de alimentos sólidos.

    Hay varios métodos para la estimación de las necesidades hídricas basados en la edad, la ingesta calórica y el peso. La obesidad supone un reto a la hora de realizar cálculos basados en el peso sobre las necesidades de líquidos, ya que el agua supone únicamente del 45 al 55% del peso corporal en los pacientes con menores proporciones de masa corporal magra.

    En la práctica clínica hay que individualizar las estimaciones de líquidos para cada paciente, especialmente de aquellos con insuficiencia cardíaca, hepática o renal, y en presencia de pérdidas digestivas continuadas en alto volumen.

    Texto elaborado por Rocío PráxedesEste enlace se abrirá en una ventana nueva, dietista-nutricionista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.