Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Francois Peinado. Urología. Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual de la población

    Hace unas semanas se publicaba en International Brazilian Journal of Urology un estudio titulado "Impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual de la población. La visión del este y el oeste", que he tenido el honor de coordinar y que ha contado con la participación de especialistas de España -Dres. María Fernanda Peraza Godoy y Eduard García Cruz, Italia -Dres. Marina Di Mauro y Giorgio Ivan Russo- e Irán -Dres. Mehri Mehrad y Mohammad Ali Nilforoushzadeh-.

    Estudio COVID-19 y relaciones sexualesEstudio COVID-19 y relaciones sexuales

    El estudio explora el impacto de la pandemia de COVID-19 en el comportamiento sexual en la población de tres países diferentes, Irán, Italia y España desde la perspectiva de cada país, destacando que la pandemia de COVID-19 ha cambiado radicalmente la forma de vida en todo el mundo, obligando a la población a quedarse en casa y cambiando radicalmente las relaciones interpersonales y de pareja; el trabajo en el hogar, el distanciamiento social, la presencia continua de niños en el hogar, el miedo a las infecciones y la imposibilidad de encontrarse físicamente con otros han cambiado los hábitos sexuales de la mayoría de las personas.

    Es indudable que todavía existen más preguntas que respuestas y en los próximos meses y años, podrán evaluarse los efectos de la pandemia por COVID-19 con más detalle, pero estamos seguros de que COVID-19 tendrá un impacto negativo no solo en términos de afectividad sino también en términos de relaciones sexuales. El impacto del coronavirus será muy importante en la vida sexual de las personas y asistiremos en los próximos meses o años a algunos cambios en las relaciones en todos los niveles.

    Además, deben investigarse los factores psicológicos, sociales y biológicos con respecto a un incremento de la disfunción sexual debido al miedo o la ansiedad, ya que la sexualidad humana es un fenómeno complejo con muchos factores contribuyentes.

    Las recomendaciones generales que se pueden hacer es que comenzar una nueva relación es arriesgado porque tal vez uno de los miembros de la pareja está infectado y tener relaciones sexuales no monógamas también es arriesgado. La única forma segura es tener relaciones sexuales con sexo primario o monógamo, si uno de ellos no sale a la calle o tiene un trabajo de bajo riesgo.

    Por otro lado, el consumo de pornografía refleja esta nueva situación con datos que muestran un aumento sustancial en las visitas a esos sitios web. La pandemia está cambiando radicalmente a la pareja y sus relaciones: el encierro, la dificultad para tener relaciones sexuales, la pérdida de trabajo, los problemas económicos y un futuro incierto pueden actuar como desencadenantes para romper muchos matrimonios. El impacto psicológico y económico de esta pandemia durará meses después del regreso a la normalidad.

  • Relaciones sexuales y coronavirus

    CoronavirusCoronavirus

    Estar encerrado en casa durante tantos días puede llevar a muchas parejas a plantearse mantener relaciones sexuales durante el confinamiento por el coronavirus.

    La primera pregunta que surge es ¿es el COVID-19 sexualmente transmisible?

    La transmisión genital no parece posible, no obstante, dado que se transmite a través de las gotitas respiratorias, los besos y la falta de distanciamiento entre los cuerpos constituyen elementos de alto riesgo para el contagio ya que durante el beso y la respiración cercana, se libera el virus que fácilmente penetra en las vías respiratorias. Estas muestras de cariño forman parte de las relaciones sexuales, por lo que sí existe un riesgo de contagio elevado en caso de que alguno de los que practican sexo tenga el virus.

    En cualquier caso, siempre hay que extremar las precauciones, ya que hay muchas personas asintomáticas pero que están infectadas por el coronavirus, por lo que la recomendación es evitar las relaciones sexuales si no se tiene la seguridad de que las dos personas no lo tienen, bien porque lleven aislados muchos días, o bien, aunque esto es menos definitivo para la decisión, porque no hayan tenido contacto con personas de riesgo.

    Si se va a practicar sexo, serían aconsejables unas precauciones básicas como realizar posturas sexuales que impidan una relación directa cara a cara (en las que uno de los dos dé la espalda al otro) y usar mascarillas ante la más mínima sospecha de que una de las personas haya podido estar en contacto con personas contagiadas o presente algún síntoma.

    Si la pareja tiene enfermedades de riesgo, como son enfermedades cardíacas, diabetes o enfermedades inmunológicas, se desaconseja totalmente el sexo de pareja para evitar al máximo la transmisión del virus.

    Si la principal medida para evitar la infección es no besarse ni practicar posturas que permitan la transmisión de esas gotitas respiratorias y no queremos usar mascarillas o guantes durante el acto sexual, la mejor opción es optar por otras alternativas y es que, las relaciones sexuales son mucho más que la penetración por lo que la masturbación solo o en pareja es otra modalidad para valorar.

    Tras la práctica de cualquier relación sexual, es importante extremar las medidas de higiene. Por eso, una medida muy importante tanto antes como después de las relaciones, será el lavado de manos, puesto que el virus permanece en muchas superficies o puede permanecer en el plástico de muchos juguetes sexuales.

Buscador de Men’s Health
Sobre este blog

Blog especializado en el tratamiento de los problemas de próstata y salud sexual del varón.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.