Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Servicio de Oftalmología del Hospital Rey Juan Carlos

¿Cómo afecta la diabetes a la vista?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que afecta a múltiples órganos, producida por un disbalance metabólico que tiene como protagonistas a la glucosa y la insulina.

2018 07 31 Cómo afecta la diabetes a la vistaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2018 07 31 Cómo afecta la diabetes a la vista

En ella existe un aumento de los niveles de glucosa debido a una baja producción de insulina o por su inadecuado uso por parte del organismo (resistencia a la insulina). Los síntomas clásicos son aumento en la ingesta de líquidos (polidipsia), mayor diuresis (poliuria), incremento anormal en la ingesta de alimentos (polifagia) y pérdida de peso sin razón aparente.

La diabetes mellitus tipo 2 (la forma más frecuente) afecta un porcentaje significativo de la población mayor de 20 años, pudiendo aumentar a más del triple a la edad de 60 años.

Los principales órganos y tejidos dañados son el ojo, el riñón, los nervios y vasos sanguíneos.

La retinopatía diabética es la manifestación más importante de esta enfermedad en el ojo y la principal causa de ceguera legal en personas en edad productiva. Un 13 por ciento de los pacientes con diabetes mellitus 1 con menos de 5 años de duración de la diabetes tendrán algún grado de retinopatía diabética. Si tienen más de 10 a 15 años de evolución de la enfermedad, este valor asciende a un 90 por ciento. De la misma forma, entre un 24 y 40 por ciento de pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tendrán retinopatía diabética si su enfermedad tiene menos de 5 años desde el diagnóstico, cifra que sube a 53 - 84 por ciento si su diabetes fue diagnosticada hace más de 15 años.

El glaucoma, las cataratas y otras alteraciones oculares se presentan antes y con mayor frecuencia en los enfermos con diabetes. Un metaanálisis combinado que comprendió 35 estudios, realizado en todo el mundo desde 1980 hasta 2008, estimó que la prevalencia global de cualquier retinopatía diabética y de la retinopatía diabética proliferativa es del 35,4 por ciento y el 7,5 por ciento, respectivamente

Los altos niveles de azúcar en la sangre producen un deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, lo que lleva a un aumento de su permeabilidad y a la salida anormal de sangre y fluidos hacia la retina. Inicialmente, la enfermedad es asintomática, pero si no existe un adecuado control de la glucemia y exámenes oftalmológicos periódicos, puede llevar a la ceguera irreversible.

Los síntomas de la retinopatía diabética pueden ser:

  • Visión borrosa y pérdida gradual de la visión.
  • Visión de manchas.
  • Sombras o áreas de pérdida de visión.
  • Dificultad para ver de noche.

Algunos factores como la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo influyen negativamente en la enfermedad.

En algunos casos particulares, es necesario complementar el estudio con pruebas de imagen oftalmológicas, como la tomografía de coherencia óptica (OCT), la angiofluoresceíngrafía o la ecografía ocular.

Grandes estudios prospectivos aleatorizados han mostrado que el control intensivo de la diabetes con el objetivo de alcanzar niveles de glucosa próximos a la normoglucemia evita o retrasa, o ambas, la aparición de la retinopatía diabética.

Asimismo, se ha mostrado que la reducción de la presión arterial disminuye la progresión a retinopatía en personas con diabetes mellitus 2. En pacientes con dislipemia, se puede retrasar la progresión a la retinopatía diabética tratando tal desequilibrio, particularmente con retinopatía diabética no proliferativa basal muy leve. Varias series de casos y un estudio prospectivo controlado sugieren que el embarazo puede agravar la retinopatía y amenazar la visión en mujeres con diabetes mellitus 1, en especial cuando el control glucémico es deficiente en el momento de la concepción

Dentro de las opciones de tratamiento de la retinopatía diabética se encuentran la fotocoagulación láser de la retina, la inyección intravítrea de fármacos que disminuyen la permeabilidad vascular y la vitrectomía para los casos más severos. En relación al tratamiento, la fotocoagulación con láser reduce el riesgo de pérdida de la visión en pacientes con retinopatía diabética proliferativa de alto riesgo y en algunos casos de retinopatía diabética no proliferativa grave. Las inyecciones intravítreas de antifactor de crecimiento vascular endotelial se indican para el edema macular diabético que puede amenazar la visión.

La elección de cada uno de ellos estará basada en las características particulares de cada paciente.

El tratamiento está indicado cuando la enfermedad ocular es severa, por lo que su objetivo será detener la disminución de la pérdida visual, recudir el riesgo de ceguera y, en algunos casos, mejorar la visión. Por ello, a pesar de que existen varios tratamientos, lo más importante es evitar que esta enfermedad aparezca.

Algunos consejos para ello son:

  • Control adecuado de la glucemia.
  • Control del peso.
  • Suspender tabaquismo.
  • Control de la presión arterial.
  • Mantener los lípidos en niveles normales.
  • Realizar actividad física periódica.
  • Control oftalmológico periódico.
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de En un abrir y cerrar de Ojos
Sobre este blog

La oftalmología es la especialidad médica que se dedica a una de las partes más pequeñas, pero a la vez más complejas del cuerpo humano. Con este blog pretendemos ayudarte a conocer más sobre esta apasionante especialidad. Te queremos mostrar las patologías más frecuentes que amenazan a nuestro sistema visual, y los increíbles avances que día a día nos sorprenden. No dudes en seguirnos, aprenderás "en un abrir y cerrar de ojos".

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.