Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Francois Peinado. Urología. Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Tratamiento de la falta de testosterona (3ª parte)

    TestosteronaTestosterona

    Muchos hombres no son tratados de este déficit porque no son diagnosticados. Si el médico o urólogo no piensa en este síndrome será difícil que solicite un análisis de testosterona. Hasta 9 de cada 10 hombres con síntomas de bajos niveles de testosterona no son tratados. Los hombres suelen atribuir sus síntomas a otras condiciones clínicas y piensan que es proceso normal de la edad (baja energía, depresión, ausencia de deseo sexual, etc…).

    El tratamiento de los hombres con bajos niveles de esta hormona (hipogonadismo) se basa en suplementar la hormona con sustancias específicas como como geles transdérmicos o inyecciones intramusculares. El objetivo es aumentar los niveles de testosterona a rangos medios-normales de 400-700 ng/dL.

    El tratamiento con testosterona no solo producirá un cambio en el deseo sexual. También mejorará la capacidad de pensamiento o la energía por lo que mejorará el humor. También se evidenciarán mejoras en la masa muscular y la osteoporosis. Incluso les hará estar más alerta.

    La testosterona por sí sola no cura la disfunción eréctil puesto que es una patología mucho más compleja en los que los factores cardiovasculares y neurológicos están implicados estrechamente, pero si los niveles son bajos y se tratan correctamente, se puede mejorar la capacidad de erección.

    El tratamiento con testosterona exige siempre un control médico con repetición de análisis de sangre para ver cómo evoluciona el PSA (Antígeno Prostático Específico), las cifras de hemoglobina, etc…

    Los geles o sprays de testosterona se deben aplicar diariamente en la zona de los hombros-brazos o pecho y se debe mantener el tratamiento durante muchas semanas hasta valorar si los niveles se han normalizado.

    El tratamiento con inyecciones de testosterona tiene la ventaja en la periodicidad de su administración; hay formulaciones que permiten inyectarse cada 3 semanas y algunas cada 10 semanas. Estas inyecciones producen un pico de la hormona en el organismo y con el transcurso de los días, sus niveles bajan progresivamente.

    En relación con el tratamiento sustitutivo de testosterona, siempre existe la polémica del miedo en relación con el cáncer de próstata. Se da el hecho paradójico que el pico de incidencia de cáncer de próstata se produce cuando los niveles de esta hormona son los más bajos en el hombre. No hay evidencias que justifiquen su no utilización en los pacientes que lo necesiten. Lo que hay que hacer es controlar al paciente mediante tacto rectal, análisis sanguíneos de PSA y de sangre para ver evolución de las cifras de hemoglobina, hematocrito y ver la evolución de las cifras de testosterona.

    Los hombres que están buscando tener hijos no pueden ser sometidos a tratamientos con testosterona puesto que puede afectar a su fertilidad.

    Los esteroides anabólicos frecuentemente utilizados por los atletas y los levantadores de peso mimetizan los efectos de la testosterona natural con el resultado de aumento de masa muscular, pero a la larga producen una bajada de los niveles de testosterona. Un exceso de esteroides anabólicos puede aumentar los niveles de agresividad, causar acné severo, temblores, encoger los testículos, reducir el número de espermatozoides y producir calvicie.

    Hay medicaciones que pueden aumentar los niveles de la testosterona como son el finasteride que es un fármaco utilizado para reducir el agrandamiento de próstata en la hiperplasia. Hay otros fármacos que pueden reducir los niveles de testosterona como son los corticoides como la prednisona o los narcóticos como la morfina. Los tratamientos para el cáncer de próstata avanzado producen una castración química anulando la producción de testosterona.

    El tratamiento sustitutivo con testosterona puede empeorar algunas enfermedades como la apnea obstructiva del sueño por lo que en estos hombres hay que tener especial precaución. En los hombres con hiperplasia benigna de próstata, cáncer de próstata o insuficiencia cardiaca congestiva se debe tener especial precaución.

    La ingesta de alcohol afecta a los testículos, el lugar de producción de la testosterona y parece que también afecta a la producción de las hormonas relacionadas con la función sexual y la fertilidad. La atrofia testicular es característica de bajos niveles de testosterona en hombres alcohólicos con afectación hepática. El aumento de mamas o ginecomastia es típico de grandes bebedores porque el alcohol puede intervenir en la conversión de la testosterona en estrógenos que son las hormonas femeninas.

    El ejercicio puede ayudar a subir los niveles de testosterona. Después del ejercicio, los niveles de testosterona suben durante un breve período de tiempo (unos minutos hasta una hora). Los niveles de testosterona son más altos por la mañana y van disminuyendo a lo largo del día para ser más bajos a última hora de la tarde. Algunos investigadores aconsejan que la realización de ejercicio de fuerza por la tarde tiene un mayor efecto en la testosterona aunque con el entrenamiento, el cuerpo se adapta y la respuesta al ejercicio disminuye.

    Los expertos aconsejan para aumentar los niveles de testosterona utilizar la mayor cantidad de músculos posibles frente a hacer solo un ejercicio específico. También es mejor levantar pesos pesados frente a múltiples repeticiones de pesos ligeros y tener períodos cortos de descanso durante el entrenamiento físico.

    La paradoja es que los atletas de élite o los amateurs sobreentrenados pueden experimentar una bajada significativa de los niveles de testosterona. En estos casos, además tienen altos niveles de cortisol, la hormona del "estrés". Los signos del sobreentrenamiento son: dolores musculares generalizados, el tiempo de recuperación tras el ejercicio es prolongado, dificultades en dormir-insomnio, pérdida en la consecución de objetivos y fuerza.

Buscador de Men’s Health
Sobre este blog

Blog especializado en el tratamiento de los problemas de próstata y salud sexual del varón.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.