Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Medicina Deportiva del Grupo Quirónsalud

  • Estudia tu pisada: las ‘ruedas’ del corredor también deben pasar una revisión

    Por Claudio Domínguez Pérez, de la Unidad de Podología y estudio biomecánico de la pisada del Hospital Quirónsalud Sagrado CorazónEste enlace se abrirá en una ventana nueva de Sevilla

    PisadaPisadaEn las carreras de Fórmula 1 o Moto GP los pilotos son muy escrupulosos a la hora de elegir neumáticos en función del trazado de la carrera y la climatología. Son su vínculo al suelo y, por ende, determinantes a la hora de coger velocidad sin contratiempos, caídas o salidas de pista. En el caso del running, las ruedas son los pies, los que nos llevan en volandas en cada carrera y la parte del cuerpo que más desgaste tiene. El contacto, y el impacto, se lo llevan ellos. Por eso, es determinante tenerlos en perfectas condiciones y pisar de forma adecuada, sobre todo en carreras de media y larga distancia, en las que la repercusión al resto del cuerpo en caso de no hacerlo correctamente será mayor.

    Para esa puesta punto, los estudios biomecánicos de la pisada son determinantes a la hora de analizar la posición en estática y en dinámica de la persona, realizamos un análisis del pie, así como su relación con otras estructuras como rodilla, cadera, columna, etc.

    El estudio biomecánico de la pisada tiene como finalidad, analizar una serie de gestos, secuencias y fuerzas que definen un patrón de normalidad o patológico en un individuo respecto a su forma de caminar y moverse, capaz de producir dolor y/o lesión. El objetivo es prevenir lesiones relacionadas con un mal apoyo podal, de tipo muscular y osteoarticular como esguinces de tobillo, sobrecargas musculares, metatarsalgias o tendinitis, entre otras.

    Para ello, este análisis se basa fundamentalmente en la realización de una correcta anamnesis, donde conoceremos la actividad física de la persona, el calzado que usa cuando realiza deporte. A continuación, procedemos a la exploración, donde valorará si existe alguna asimetría de miembros y mediremos los rangos articulares y musculares que nos proporcionan información de lo normal y patológico de cada paciente. Del mismo modo, realizamos tests en estática y en dinámica para valorar la musculatura en bipedestación, que nos proporcionan información sobre la elasticidad, tono muscular etc.

    Las plataformas de presiones computerizadas nos ofrecen datos sobre nuestra huella plantar, tanto estática como dinámica, que nos indican la postura corporal, si hay una correcta distribución de las presiones plantares, etc.

    Dentro del estudio podemos observar ciertas alteraciones biomecánicas para las cuales se aconsejará un tratamiento preventivo:

    - Pronación.

    - Supinación.

    - Alteraciones en la movilidad del tobillo.

    - Acortamiento de la musculatura posterior.

    - Desviaciones pélvicas.

    - Asimetrías y disimetrías de miembros inferiores y columna, diferencias de cargas de un miembro respecto a otro.

    - Asimetrías en caderas.

    El estudio de la pisada finalmente nos proporcionara información de si el patrón de la marcha del individuo está dentro de los rangos de normalidad y nos facilitara la instauración de un tratamiento como puede ser:

    - Corrección en la técnica de carrera.

    - Plantillas personalizadas.

    - Ayuda en la selección de calzado deportivo para cada actividad.

    - Ejercicios de estiramiento o fortalecimiento de musculatura.

    Como conclusión podemos decir que el estudio de la pisada ayuda a prevenir lesiones subsanando defectos en la misma y al mismo tiempo nos permitirá obtener un mayor rendimiento y disfrute deportivo.


  • Pronadores Vs Supinadores ¿Y tú cómo pisas?

    Por el Dr. Alejandro Sola Cordón,

    Jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Quirónsalud ZaragozaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    38570640925_6a246caf6b_k (1)38570640925_6a246caf6b_k (1)En los deportes de equipo es más fácil definir a los deportistas según la posición que tienen en el terreno de juego, mientras que en los individuales se les clasifica según su estilo o sus fortalezas a la hora de practicarlo. Así, en el ciclismo están los especialistas en montaña (escaladores) o los que son más fuertes justo antes de llegar a meta (esprínter) y en el tenis están los que juegan de forma más agresiva (también llamados pegadores) o los que son más de toque o están más a la defensiva (conocidos como pasabolas). En el atletismo tradicionalmente se ha diferenciado entre corredores de corta distancia (velocistas) y los de fondo o medio fondo, para carreras más largas, pero en los últimos años también se ha establecido una nueva clasificación aún más específica según la pisada.

    ¿Eres pronador o supinador? Es la duda que buscan responder muchos cuando se inician en el running aunque, en realidad, la pregunta no es del todo correcta porque todos los corredores pronan y supinan en un momento determinado del ciclo de la marcha.

    Lo primero que es necesario saber, antes de definirse de una forma u otra, es que la zancada del corredor se compone de cuatro fases llamadas ‘rocker’. Primero está la fase de apoyo inicial o rocker I (10% del ciclo de la marcha), que es cuando contacta el talón con el suelo. A esta le sigue la fase de apoyo completo o rocker II (20%), momento en que toda la planta del pie contacta con el suelo, y es aquí donde se diferencian los corredores pronadores de los supinadores.

    En este momento el corredor puede pronar ligeramente el antepié con respecto al talón, lo cual sería normal. O también podría pronar excesivamente sometiendo la fascia plantar a una tensión excesiva, apareciendo las lesiones habituales tipo fascitis plantar o espolón calcáneo. O, por el contrario, pronar muy discretamente hasta el punto de casi casi supinar el antepié con respecto al retropié. En este último caso se pierde parcial o totalmente la fuerza de despegue que aporta el dedo gordo, y por ello la potencia de avance y salto, apareciendo lesiones en el lateral del pie.

    Tras apoyar, toca despegar

    La tercera fase sería la de despegue, o rocker III (30%), en la que el pie se apoya exclusivamente sobre las cabezas de los metatarsianos y se prepara para el siguiente ciclo de la marcha. Y la última sería la fase de balanceo (40%), en la que el pie permanece en el aire hasta el siguiente ciclo de apoyo.

    Numerosas causas pueden provocar una alteración en el ciclo normal de la marcha, provocando con ello la aparición de patologías dolorosas a nivel del pie. De todas ellas la más frecuente es el acortamiento del sistema calcaneo-aquileo-plantar (SCAP) o, lo que es lo mismo, una tirantez aumentada de la musculatura de la parte posterior de la pierna, evidenciable fácilmente mediante una exploración clínica en manos expertas.

    Para evitarlas, el estiramiento controlado de dicha musculatura resulta beneficioso. Asimismo, el uso de zapatillas customizadas a tal efecto ayudarán a prevenir y aliviar los síntomas, tanto si eres pronador como supinador. Dicho esto, fuera etiquetas, ¡y a correr!


Buscador de La salud del deporte
Sobre este blog

La actividad deportiva se ha instalado de manera definitiva en nuestro día a día, tanto a nivel profesional como de aficionado. Y es que mantenernos activos gracias a la práctica de algún deporte se ha convertido en un elemento fundamental para disfrutar de una vida saludable gracias a sus múltiples beneficios físicos y psicológicos. Si quieres conocer todo lo que el deporte puede hacer por ti, y cómo practicarlo de forma segura, en este blog podrás encontrar los mejores consejos de nuestros expertos en medicina deportiva.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.