Problemas de salud más frecuentes

Problemas de salud más frecuentes

Durante esta etapa de 3 a 5 años, los niños son más activos y muestran gran interés en su entorno, tanto en los objetos como en las personas que lo componen.

Esta interacción es fundamental para su desarrollo psicomotor, aunque también conlleva a una serie de riesgos tanto de sufrir lesiones accidentales, por su gran movilidad y curiosidad, así como también de adquirir diversos tipos de infecciones, dado que los niños inician a esta esta edad la escolarización.

Los cambios en el estilo de vida, que favorecen el sedentarismo, se acompañan de otros riesgos para la salud infantil, al favorecer el desarrollo de trastornos de la alimentación, que cada día afectan a un mayor número de niños.


Problemas nutricionales

Los trastornos de la alimentación pueden iniciarse desde una edad temprana, en donde la combinación de malos hábitos alimenticios y factores socioeconómicos pueden llevar al desarrollo tanto de desnutrición/ malnutrición, como de obesidad infantil.

La desnutrición es un problema asociado a la pobreza y malas condiciones socioeconómicas, aunque es posible que cierto grado de malnutrición, pueda presentarse en niños con malos hábitos de alimentación que no ingieren cantidades suficientes de alimentos. También es posible que los niños que presentan problemas de salud con afectación de la absorción de los nutrientes a nivel intestinal desarrollen un estado de malnutrición.

Otro problema que se observa cada vez con más frecuencia es la obesidad infantil. En este caso la alimentación basada en la ingesta de alimentos procesados con alta proporción de azúcares refinados y grasas aporta más calorías que las que el niño necesita, en especial cuando tiene un estilo de vida sedentario, llevando a que este exceso se acumule en forma de grasa.


Infecciones

Los niños en esta etapa incrementan su interacción y contacto físico con otros niños lo que, unido a un sistema de defensas que aún no se encuentra completamente fortalecido, favorece el desarrollo de distintos tipos de infecciones.

Las enfermedades infecciosas que con mayor frecuencia ocurren entre los 3 y 5 años son:

  • Infecciones de vías respiratorias altas, como resfriados o catarros y bajas como bronquitis y neumonías
  • Infecciones de los oídos (otitis)
  • Infecciones de la garganta (amigdalitis y faringitis)
  • Enfermedades infecciosas gastrointestinales trasmitidas por alimentos contaminados o por virus o bacterias (gastroenteritis)
  • Infecciones urinarias
  • Infecciones de la piel (dermatitis, celulitis)

En esta etapa las infecciones producidas por agentes virales son las más frecuentes, por lo que no siempre es necesario usar antibióticos para tratarlas.

La vacunación de los niños por su parte constituye una poderosa herramienta para luchar contra varios tipos de infecciones.

Muchos virus y bacterias causan infecciones que son prevenibles por vacunas, tal es el caso del sarampión, parotiditis, rubeola, influenza, neumococo y Haemophilus…

Las vacunas deben comenzarse a aplicar desde el nacimiento. Son distribuidas en esquemas que permiten que al alcanzar los 18 meses el niño se encuentre protegido contra la mayoría de las enfermedades prevenibles con vacunas.


Recomendaciones para reducir el riesgo de adquirir enfermedades trasmisibles

  • Cuidar tanto la preparación como la manipulación de los alimentos.
  • Vacunar a tu hijo.
  • Si tu hijo está enfermo no lo lleves a la guardería o la escuela.
  • Procura no fumar en presencia de los niños y que éstos nunca estén en contacto con el humo del tabaco.
  • Lava frecuentemente las manos de los niños con agua y jabón, particularmente al llegar a casa y si se ha estado en contacto con personas enfermas.
  • Ofrécele alimentos naturales ricos en vitaminas A y C, como son limón, naranja, lima, mandarina, así como las verduras de hoja verde oscura, para mantener en buen estado el sistema inmunológico.
  • Ventila diariamente la casa para que el aire se renueve.

Es importante recordar que se debe consultar con el pediatra si tu hijo presenta algún síntoma de enfermedad. Será quien indicará el tratamiento y seguimiento más adecuados para tu hijo.



Bibliografía

  • Atmar RL, Englund JA. Rhinoviruses. En: Cherry JD, Harrison JG, Kaplan SL, Steinback WJ, Hotez PJ. Textbook of pediatric infectious diseases. Saunders Elsevier. Philadelphia. 7ª ed. 2013. p. 2109-27.
  • AEP Asociación Española de Pediatría. Cruz Tratado de Pediatría, 11ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2014
  • Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría". 6º edición. Ed. Panamericana. J. Guerrero-Fdez. A. Cartón Sánchez. A. Barreda Bonis. 2017
  • Nelson textbook of paediatrics .Miller EK, Williams JV. Rhinoviruses. En: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme III JW, Schor NF.. 20ª ed. Elsevier. Philadelphia. 2016. p. 1612-3.
  • www.familiaysalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva. AEPAP
Seleccionar
Categoría

Edad