Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia.

  • Los probióticos y cómo te ayudarán a tener una buena salud

    ¿Qué son los probióticos?

    Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el intestino y mejoran la salud general del organismo, trayendo beneficios como facilitar la digestión y la absorción de nutrientes, y fortalecer el sistema inmunológico.

    Cuando la flora intestinal no está en equilibrio, frecuente tras el uso de antibióticos o cuando no se tiene una alimentación saludable y equilibrada, el intestino acaba siendo poblado por bacterias malas, que no ayudan al sistema inmune y dejan al organismo susceptible a enfermedades.

    Beneficios de los probióticos.

    Los principales beneficios de los probióticos son:

    Combatir y prevenir enfermedades intestinales como colitis, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal.

    Combatir enfermedades como cáncer, candidiasis, hemorroides e infección urinaria.

    Mejorar la digestión y combatir la acidez.

    Combatir el estreñimiento y la diarrea, regulando el tránsito intestinal.

    Aumentar la absorción de nutrientes, como vitamina B, calcio y hierro.

    Fortalecer el sistema inmunológico, por aumentar la producción de macrófagos, unas células de defensa del organismo.

    Impedir la proliferación de bacterias malas en el intestino.

    Ayudar a digerir la lactosa, especialmente en personas con intolerancia a este componente.

    Prevenir problemas como obesidad, colesterol alto e hipertensión.

    Prevenir alergias e intolerancias alimentarias.

    Ayudar a mejorar el humor, pues se ha encontrado una relación directa entre el equilibrio de la flora intestinal con una disminución de enfermedades como la depresión y la ansiedad.

    Podrían ayudar a mejorar condiciones como el autismo, pues algunos estudios parecen indicar que hay mejoras no solo a nivel gastrointestinal sino también a nivel del comportamiento, mejorando la habilidad para concentrarse y escuchar.

    Una flora intestinal sana y rica en probióticos comienza a formarse desde el nacimiento, especialmente cuando el bebé nace por parto normal y cuando es amamantado con exclusividad durante el inicio de la vida.

    Cómo tomar probióticos

    Hay dos formas de ingerir probióticos:

    Por una parte, tenemos la posibilidad de aumentar el consumo de alimentos que son considerados como probióticos naturales, como el yogur o el kéfir.

    Por otra parte, se puede hacer mediante el uso de suplementos con probióticos.


    LacteosLacteos

    Cuales son alimentos probióticos

    Entre los alimentos probióticos podemos encontrar:

    - Yogur natural, estos son la principal y más fácil fuente de probióticos en el mercado en la actualidad.

    - Kéfir, es un producto fermentado con levadura y bacterias, semejante al yogur, pero posee una cantidad más elevada de probióticos.

    - Leche fermentada, son productos especiales que generalmente contienen Lactobacillus agregados por la industria, siendo el Yakult el más famoso.

    - Kombucha, es una bebida fermentada hecha principalmente a partir del té negro

    - ​Productos orientales a base de soja, legumbres y hortalizas como Miso, Natto, Kimchi y Tempeh que pueden ser comprados en tiendas especializadas;

    - Chucrut, es una preparación culinaria que se elabora a través de la fermentación de las hojas frescas del repollo o de la col

    - Los pepinillos, preparación de pepinos en agua y sal, se dejan fermentar durante un tiempo.

    - Masa madre o levadura natural, es un cultivo vivo compuesto por levaduras y bacterias que se producen a través de la fermentación de cereales como el trigo y de los microorganismos que se encuentran naturalmente en el ambiente, siendo utilizada para elaborar diversos productos como pan, tortas y galletas.

    - Algunos quesos como el Cabrales, Roquefort también pueden contener cultivos vivos de microorganismos con propiedades probióticas, siendo importante leer el etiquetado nutricional para confirmar si ese tipo de queso contiene o no estas bacterias.

    Los suplementos probióticos

    Existen en diversas presentaciones cápsulas, líquidos o sobres, los cuales deben ser diluidos en agua o jugos naturales para ser consumidos. Se pueden encontrar en las farmacias y tiendas de productos nutricionales.

    Hay varios tipos de suplementos, que incluyen entre 1 a 10 tipos diferentes de probióticos. Los más importantes son:

    Bifidobacteria animalis: ayuda a fortalecer el sistema inmune, además de facilitar la digestión y a combatir las bacterias transmitidas por la ingesta de comida contaminada.

    Bifidobacteria bifidum: están presentes en el intestino delgado y grueso, ayudando en la digestión de los productos lácteos.

    Bifidobacteria breve: están presentes en el intestino y en el tracto vaginal ayudando a combatir infecciones por bacterias y hongos.

    Bifidobacteria longum: es uno de los tipos de probióticos más comunes en el intestino y ayuda a eliminar las toxinas del organismo.

    Lactobacillus acidophilus: es quizás el tipo más importante de probióticos, ya que ayuda en la absorción de varios nutrientes, además de combatir infecciones y facilitar la digestión.

    Lactobacillus reuteri: están presentes especialmente en la boca, en el estómago y en el intestino delgado, siendo importantes contra la infección por Helicobacter pylori.

    Lactobacillus rhamnosus: están presentes en el intestino y pueden ayudar a combatir rápidamente casos de diarrea, especialmente cuando se viaja a otros países. También puede ayudar a tratar el acné, eccema y la cándida.

    Lactobacillus fermentum: ayudan a neutralizar productos y toxinas liberadas durante la digestión, mejorando el ambiente para el crecimiento de la flora intestinal.

    Saccharomyces boulardii: ayuda a tratar la diarrea por antibióticos o del viajero.

    Alimentos que deberíamos de eliminar de nuestra dieta para un sistema inmunitario fuerte

    Bebidas gaseosas, refrescos.

    Alimentos procesados y algunos congelados, tienen grandes cantidades de azúcar, sal, carbohidratos y grasas saturadas, patatas fritas, comidas preparadas, pizzas.

    Bebidas alcohólicas.

    Carbohidratos refinados, pan blanco provoca inflamación y desgasta el sistema inmune, aún más si lo acompañamos con bebidas azucaradas como refrescos, jugos de frutas o cafés endulzados.

    Sal. Aunque su uso es vital para el sabor de los alimentos, su consumo en exceso puede bajar nuestras defensas. La sal en exceso provoca infecciones y deficiencias inmunológicas ante algunas bacterias.

    Cafeína. Aunque solemos tomar una taza de café por las mañanas, el consumo en grandes cantidades de esta bebida podría afectar nuestra salud.

    Alimentos y bebidas altas en azúcar, kétchup, salsa barbacoa, helados, cereales de caja azucarados. El azúcar debilita el sistema inmune y que la OMS recomienda comer en un promedio de 25 g de azúcar por día para mantener el cuerpo saludable.

    El ejercicio y el sistema inmune

    El ejercicio físico moderado realizado de forma habitual produce un efecto antiinflamatorio sobre el sistema inmunológico, reduce el riesgo de sufrir infecciones, por tanto lo refuerza si comparamos los datos con el sedentarismo.

    La actividad física puede ayudar a eliminar bacterias de los pulmones y las vías respiratorias y por tanto reduce las probabilidades de contraer cualquier enfermedad de respiratoria.

    El ejercicio provoca cambios en los anticuerpos y los leucocitos. Los leucocitos son las células del sistema inmunitario que combaten las enfermedades mediante los anticuerpos, unas proteínas que neutralizan las bacterias y agentes externos. Estos anticuerpos y leucocitos circulan más rápidamente con la práctica habitual de ejercicio, así que pueden detectar y combatir enfermedades más rápida y efectivamente.

    La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después del ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Esta elevación en la temperatura puede ayudar al cuerpo a combatir mejor una infección, similar a lo que sucede cuando uno tiene fiebre.

    El ejercicio disminuye la secreción de las hormonas del estrés como el cortisol. Algo de estrés incrementa las probabilidades de que se presente una infección. Disminuir las hormonas del estrés puede proteger contra enfermedades.

    La práctica deportiva de entre 20 y 30 minutos al día de ejercicio todos los días estaría bien.

    Desde Quirónsalud animamos a nuestros pacientes a llevar una vida saludable que combine una buena alimentación y la práctica de deporte.

    Texto elaborado por Carolina Pérez,Este enlace se abrirá en una ventana nueva nutricionista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Murcia


















  • ¿Qué es la tiroides?

    La glándula tiroidea es un órgano situado en la región anterior del cuello. Consta de dos lóbulos simétricos adosados a los lados de la tráquea y la laringe que están unidos entre sí por el istmo. La tiroides pesa unos 20 gramos en un adulto sano.

    Esta glándula utiliza el yodo para elaborar determinadas hormonas que intervienen en el desarrollo y el metabolismo de nuestro cuerpo. Entre sus funciones está: controlar la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal, los niveles de colesterol, glucógeno y glucosa y, además son fundamentales para la memoria. Estas influyen en el peso corporal y el nivel energético.


    Cancer_tiroides_quironsaludCancer_tiroides_quironsalud


    ¿Qué tipos de tiroides hay?

    La clasificación es muy amplia, pero para simplificar se puede resumir en dos entidades principales.

    El hipotiroidismo

    Este tipo de tiroides se denomina cuando se da la situación clínica en la que existe una insuficiente producción de hormonas tiroideas

    Esta situación puede estar producida por patología a nivel de la glándula tiroidea, siendo la causa más frecuente de hipotiroidismo. Este es el motivo por el que suelen darse casi el 99% de los casos, y de ellas la Tiroiditis de Hashimoto. La otra situación puede ser por insuficiente estimulación de un tiroides normal debido a enfermedad hipotálamo-hipofisaria, estas suele darse con una frecuencia inferior al 1% de los casos, o por resistencia de los tejidos a la acción de las hormonas tiroideas.

    El Hipertiroidismo

    Este tipo de tiroides se denomina así debido a un aumento de la actividad tiroidea.

    La enfermedad de Graves-Basedow es la causa más común, seguida del bocio multinodular y del adenoma tóxico.

    ¿Qué relación tiene el hipotiroidismo con el aumento de peso?

    Debido a que las hormonas tiroides actúan sobre múltiples órganos, las manifestaciones clínicas de la enfermedad son muy diversas.

    La clínica depende principalmente de la severidad del déficit hormonal, del tiempo de evolución y de la repercusión sobre los diferentes tejidos. Éstos síntomas suelen instaurarse de forma progresiva, siendo uno de los síntomas de aparición más precoz la astenia y la ganancia de peso.

    ¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

    Los síntomas del hipotiroidismo varían según la gravedad de la deficiencia hormonal. Los problemas tienden a desarrollarse lentamente, a menudo durante varios años.

    Al principio, los síntomas del hipotiroidismo son apenas perceptibles, como el cansancio o el aumento de peso. O simplemente puedes atribuírsele al día a día o a una mala alimentación. A medida que el metabolismo continúa ralentizando, es posible que los problemas sean más evidentes.

    Los síntomas que puede presentar este tipo de tiroides es muy variado y depende de cada paciente, pero entre ellos podemos mencionar algunos generales.

    Afecta a piel y anejos, produciendo una piel pálida y gris, de aspecto edematoso, piel reseca y áspera. Pieles con mayor frecuencia de hematomas por fragilidad capilar, disminución de vello, uñas más quebradizas y crecen más lentamente.

    Al sistema cardiovascular, puede darse un gasto cardiaco disminuido, alteraciones en la la resistencia vascular periférica, puede producir cambios electrocardiográficos tales como bradicardia sinusal…

    Al sistema nervioso central y periférico, se pueden ver afectadas todas las funciones intelectuales, como son el pensamiento, memoria, aprendizaje viéndose disminuidas.

    Al sistema muscular y respiratorio, afectación mixedematosa de la musculatura, rigidez, dolores musculares…

    Sistema esquelético, este puede verse afectado, y son esenciales para el normal crecimiento y maduración del esqueleto.

    Función renal, hematopoyético, función hipofisaria y suprarrenal, metabolismo energético.

    Aparato gastrointestinal, afectando en forma de estreñimiento, malabsorción…

    Función reproductora, se puede producir una disminución de líbido, oligoespermia, disfunción eréctil, fertilidad reducida, abortos espontáneos…

    ObesidadObesidad

    Causas del hipotiroidismo

    Las causas del hipotiroidismo pueden ser numerosas, entre ellas, enfermedad autoinmunitaria, tratamientos para el hipertiroidismo, radioterapia, cirugía de tiroides y ciertos medicamentos.

    El hipotiroidismo surge cuando la glándula tiroides no produce la suficiente cantidad de hormonas. El hipotiroidismo puede deberse a muchos factores, como puede ser:

    Una enfermedad autoinmune, una de las causas más frecuentes de hipotiroidismo es un trastorno autoinmunitario conocido como tiroiditis de Hashimoto.

    La respuesta al tratamiento para el hipertiroidismo. Las personas que producen demasiada hormona tiroidea suelen recibir tratamiento con yodo radioactivo o medicamentos antitiroideos. En ocasiones al corregir el hipertiroidismo puede acabar disminuyendo demasiado la producción de la hormona tiroidea, lo que ocasiona un hipotiroidismo permanente.

    La cirugía de tiroides ya que al extirpar toda o gran parte de la glándula tiroides se puede disminuir o detener la producción de hormonas, lo que hará necesario consumir hormona tiroidea de por vida.

    La radioterapia. Este tratamiento que se utiliza para tratar el cáncer de cabeza y cuello puede afectar la glándula tiroides y conducir al hipotiroidismo.

    Algunos medicamentos. Hay un gran número de medicamentos que pueden contribuir al desarrollo del hipotiroidismo.


    Factores de riesgo para padecerlo

    Existe susceptibilidad genética para desarrollar por ejemplo la tiroiditis de Hashimoto, siendo más prevalente en pacientes con historia familiar de esta y de otras enfermedades autoinmunes como la insuficiencia adrenal, diabetes mellitus tipo 1, anemia perniciosa, miastenia grave, celiaquía, artritis reumatoide, vitíligo, esclerosis múltiple o lupus, entre otras.

    Además de la susceptibilidad genética, existen factores de riesgo no genéticos tales como la baja/muy alta ingesta de yodo, obesidad, gestación, irradiación local, tratamiento con citoquinas, o la propia edad.

    ¿Cuánto se puede llegar a engordar con el hipotiroidismo?

    El aumento de peso en general es debido a la retención de líquidos en los tejidos y no suele superar el 10% del peso corporal.

    Tratamiento para el hipotiroidismo

    Una vez se confirme el hipotiroidismo mediante una analítica de sangre se procede al inicio del tratamiento y al cambio en las medidas higienico-dietéticas.

    El tratamiento de elección del hipotiroidismo es la levotiroxina (T4). El objetivo del mismo es:

    Resolver los síntomas y signos del hipotiroidismo.

    Conseguir la normalización de los niveles de TSH

    Evitar el sobretratamiento, sobre todo en personas mayores, por el riesgo de efectos adversos que ello conlleva.

    Una vez iniciado el tratamiento con hormona tiroidea, se recomienda reevaluar a las 4-8 semanas de haber iniciado el mismo, y así sucesivamente hasta que se consiga el objetivo deseado de TSH. Una vez estable, se recomienda reevaluar cada 6 meses durante un año, y posteriormente, de forma anual.


    Texto elaborado por el Dr. Jorge Cid,Este enlace se abrirá en una ventana nueva endocrino de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva





  • Objetivo 2022, empezar el año con una buena alimentación

    "Cuando pasen las fiestas me pongo a dieta", "En enero me apunto al gimnasio", "Este año voy a comer más sano". Si te resultan familiares estas afirmaciones es porque son de las frases más repetidas durante la recta final de diciembre y es que uno de los propósitos más comunes de cada año es adelgazar y perder peso.

    Sin embargo, partimos del planteamiento erróneo: no necesitamos perder algún kilo o empezar la dieta en enero, si estas frases las repites año tras año, tienes que cambiar de hábitos y mejorar tu alimentación para decir adiós a las dietas y sus efectos rebotes.

    Cómo prepararnos para el cambio de hábitos

    El cambio de hábitos requiere de un aprendizaje, adquirir nuevas rutinas está en nuestra mano y en caso de necesitar apoyo, consultar a un profesional de la alimentación reforzará este etapa de cambio. Además, todo eso debe ir acompañado de actividad física.


    ¿Es el principio de año el mejor momento para empezar la dieta?

    No es el mejor principio porque no debería de haber un final, tenemos que cuidar nuestro estilo de vida siempre.

    Es cierto que las vacaciones nos permiten parar y pensar, quizás por eso en esta época hagamos algún propósito de enmienda. Si después de estas fechas nos sentimos motivados para empezar algo, sería importante que los objetivos fueran realistas, medibles y abordarlos de uno en uno.

    Por ejemplo, "Voy a incluir una ración de fruta todas las mañanas en el almuerzo". Si necesitamos ayuda para establecer prioridades y planificar dichos objetivos podemos acudir a una Unidad de Obesidad multidisciplinar.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    ¿Por qué la alimentación y el deporte siempre están en la lista de nuevos propósitos de año nuevo?

    Eso es porque ya lo intentamos otra vez y acabamos abandonando nuestros propósitos.

    Las obligaciones diarias y los horarios complicados no ayudan. Por eso es fundamental insistir en que los objetivos deben encajar perfectamente con los quehaceres.

    Pide ayuda si necesitas identificar las causas que te han hecho fracasar anteriormente.

    ¿Cómo empezar a cambiar tu alimentación a principio de año?

    Comentábamos antes que cualquier cambio para mantenerlo en el tiempo tiene que ser realista, medible y progresivo.

    Primero tendremos que identificar qué aspectos de nuestra dieta deben mejorar, después saber priorizar, y comenzar con no más de uno o dos objetivos al día registrando nuestros progresos.

    ¿Cómo mantener una buena alimentación durante los siguientes meses y no solo en enero?

    Guarda tus registros, compara tus avances, establece las siguientes metas de acuerdo a los resultados.

    Únete a personas que compartan y apoyen tu reto. Busca mejorar tus conocimientos dietéticos, la educación alimentaria es la base del cambio.

    ¿Cómo empezar a practicar deporte sin querer dejarlo el mismo día?

    Busca una actividad que te guste, prueba algo nuevo, si tienes obesidad u otra enfermedad que limita tu actividad física, recurre a una persona formada para evitar lesiones y entrenar atendiendo a tus objetivos.

    Es importante saber que caminar, aunque es una práctica que puede mejorar la salud, no destaca por consumir calorías.

    ¿Cómo planificar los objetivos de pérdida de peso?

    Identificar hábitos o costumbres que necesitan cambiarse o instaurarse, ordenarlos para priorizar la intervención, abordarlos de uno en uno para poder integrarlos, medir resultados y corregir errores si fuera necesario. Los profesionales de la salud podemos ayudarte en este proceso.


    Texto elaborado por Rocío Práxedes, Dietista-Nutricionista dEste enlace se abrirá en una ventana nuevae la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Valencia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva

  • Qué comer durante la regla para evitar dolores

    Post elaborado por Rocío Práxedes, Dietista-Nutricionista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Valencia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    Es frecuente durante el ciclo menstrual de las mujeres, el aumento y disminución del apetito, la preferencia por cierto tipo de alimentos o los antojos en determinado momento del ciclo menstrual, lo que pueden explicarse a partir de los cambios hormonales.

    Una adecuada elección de alimentos,Este enlace se abrirá en una ventana nueva puede ayudarnos incluso a atenuar algunos síntomas premenstruales y mejorar la forma de sobrellevar el periodo.



    ¿Cómo afecta la alimentación en el ciclo menstrual?


    Antes de nada, es importante identificar de qué estamos hablando. Hay diferentes desórdenes menstruales, y por lo tanto, distintos tratamientos.


    La dismenorrea primaria afecta al 90% de las mujeres en edad fértil, especialmente a las más jóvenes, es un dolor uterino que ocurre en días previos o durante la menstruación, y no es patológico.


    Entre los factores predisponentes de la dismenorrea primaria están: los antecedentes familiares de primer grado; la edad de la primera regla; las menstruaciones largas e intensas; el consumo de alcohol; fumar; o llevar una vida sedentaria.



    En caso de la dismenorrea secundaria, es decir, debida a otras causas (endometriosis, miomas, malformaciones congénitas, etc.) hay que estudiar cada caso de manera individual y adaptar el tratamientoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, ya sea médico, farmacológico, y/o dietético-nutricional.




    Por otro lado, tenemos el síndrome premenstrual, Este enlace se abrirá en una ventana nuevaun conjunto variable de síntomas físicos y psicológicos que aparecen en la fase lútea y que suelen cesar al comienzo de la menstruación, afectando al 20-50 % de las mujeres en edad fértil.

    Su causa es desconocida y compleja, entre ellas: predisposición genética; concentraciones bajas de calcio, magnesio, vitamina D y B6; desequilibrio hormonal relacionado con estrógenos, progesterona y/o aldosterona; y alteraciones en la síntesis de neurotransmisores, como la serotonina. La solución nunca sería recurrir a suplementos sin más, sino confiar en los profesionales sanitarios para que realicen una buena historia clínica y si se detectan carencias nutricionales o alteraciones hormonales, prescriban el tratamiento más adecuado en cada caso.



    ¿Qué alimentos pueden alterar el ciclo menstrual?


    Más que de alimentos, deberíamos hablar del estado nutricional.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    Las mujeres con muy bajo peso y poca reserva de grasa corporal por una alimentación insuficiente durante mucho tiempo, pueden sufrir de amenorrea. También las mujeres con obesidad, en estos casos por exceso en los depósitos de energía y grasa, pueden sufrir alteraciones hormonales que provoquen anovulación.

    ¿Qué alimentos evitar durante el periodo menstrual?


    La recomendación es evitar el abuso de alimentos procesados, ricos en azúcares, grasas saturadas, sal,Este enlace se abrirá en una ventana nueva así como evitar el consumo de bebidas alcohólicas, la cafeína y el tabaco. Pero no solo durante el periodo menstrual, esto debe convertirse en un patrón de conducta.


    ¿Cómo comer según tú ciclo menstrual?


    Una mujer con sangrados Este enlace se abrirá en una ventana nuevaabundantes necesitará mayor aporte de hierro a través de su alimentación (hígado, carnes, pescados, bivalvos, legumbres...), y de vitamina C para mejorar su absorción (cítricos, frutos rojos, kiwi, pimiento crudo, tomate crudo...).


    Sería interesante incorporar en la dieta alimentos ricos en omega 3, porque puede contribuir a reducir la inflamación (pescado azul, frutos secos).


    Si hay inflamación y/o sensación de hinchazón, elegir técnicas culinarias de fácil digestión también puede ayudarnos (cocciones largas, hervidos, estofados, horneados, usando poca grasa).


    También se recomienda mantener una correcta higiene del sueño, realizar ejercicio físico moderado y aplicar calor tópico.



    ¿Cuándo se ovula se come más?

    Las fluctuaciones hormonales podrían influir sobre la ingesta, el gasto energético y la preferencia por alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas. Sería conveniente incorporar en la dieta alimentos que sacien, es decir, más fibra, a través del consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.


    Si se come dulce de forma racional, una o dos veces al mes, no influirá en el peso corporal, así que tampoco tenemos que prohibirlo. Además, podemos elegir repostería casera, y utilizar como ingredientes harinas integrales y azúcares intrínsecos presentes en alimentos como el plátano maduro, los dátiles o la calabaza asada.


    Qué comer en cada fase del ciclo menstrual


    En líneas generales, se recomienda seguir siempre, no solamente los días de la regla, un patrón de alimentación saludable, en el que predominen los alimentos naturales frescos.


    Desde la Unidad de Nutrición de Quirónsalud recomendamos:


    • Comer más pescado que carne durante la semana.
    • Incluir pescado azul 1-2 veces a la semana.
    • Elegir carnes magras, con poca grasa.
    • Hacer un consumo racional de frutos secos, por ejemplo, un puño cerrado, de 5 a 7 veces por semana.
    • Llevar una dieta alta en fibra. Ayudará la ingesta de verduras en los platos de la comida y la cena, e incluir fruta al menos 2 veces cada día.
    • Consumir legumbres de 2 a 4 veces por semana, ya sea como ingrediente principal de los platos, o como guarnición, o ingredientes de sopas y cremas.


    Todos estos consejos nos permiten incluir en la dieta hierro, vitamina C, omega 3, y reducir el consumo de azúcares, sal y grasa saturada.


    Respecto al uso de suplementos o tratamientos fitoterapéuticos, según el artículo "Desórdenes menstruales: lo que sabemos de la terapia dietética-nutricional" publicado en 2020 en la revista Nutrición Hospitalaria, una revisión sobre 27 ensayos controlados aleatorizados concluyó que no existen pruebas con suficiente calidad para asegurar que sean útiles y seguros; algunos de estos estudios mostraron indicios de muy baja efectividad, por lo que hay que continuar investigando.

    Si los síntomas no permiten a la mujer hacer una vida normal, hay que acudir al médico para que valore un posible tratamiento farmacológico analgésico, hormonal u otras terapias alternativas.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    En Quirónsalud contamos en nuestras Unidades de Ginecología Este enlace se abrirá en una ventana nuevay Nutrición con profesionales sanitarios expertos que te ayudarán a mejorar tu menstruación y cuidar tu salud.

  • Intervenciones sin cicatriz para combatir la obesidad con la laparoscopia

    La laparoscopia es una técnica que cada vez se emplea más, y por especialistas de diferentes ámbitos ya que tiene numerosas ventajas para los pacientes.


    ¿Qué es la laparoscopia y para qué sirve?


    La laparoscopia es el acceso a la cavidad abdominal a través de una óptica conectada a una cámara que se introduce a través de la piel del abdomen, habitualmente el ombligo.


    Este procedimiento nació a principios del SXX de forma experimental en Suecia, pero hasta los años 80 no se extendió su uso, inicialmente en ginecología, ampliando las indicaciones hasta el uso habitual que hacemos en cirugía moderna.



    ¿Qué es la cirugía laparoscópica?



    La cirugía laparoscópica es una alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta.


    Consiste en acceder al abdomen del paciente a través de pequeñas incisiones por las que se introduce una óptica conectada a una cámara y el material necesario (pinzas, suturas, grapadoras, etc.) para realizar un procedimiento quirúrgico.


    Actualmente se emplea en casi todos los campos de la cirugía abdominal, ya que ha demostrado que la recuperación del paciente es mucho mejor, con menos complicaciones, e iguales o incluso mejores resultados que la cirugía abierta tradicional.


    La cirugía laparoscópica requiere un aprendizaje específico, ya que las habilidades y destreza necesarias son diferentes de las de la cirugía tradicional con laparotomía.


    Beneficios para el paciente de la laparoscopia


    Las intervenciones que se realizan por laparoscopia tienen muchas ventajas, tanto para el médico que las realiza como para el propio paciente. Algunas de ellas son:


    • El dolor postoperatorio es mucho menor y, por consiguiente, se reduce la toma de analgésicos al encontrarse bien el paciente.
    • La estancia hospitalaria disminuye, al ser la recuperación más rápida.
    • Apenas deja cicatriz. Las tres o cuatro incisiones se vuelven casi invisibles con el paso del tiempo.
    • Esta técnica reduce el riesgo de infecciones tras la intervención.
    • El tiempo de baja laboral del paciente es menor.


    La laparoscopia es una técnica segura, aunque conlleva unos riesgos que hay que tener en cuenta, como la posibilidad de que se infecte la herida quirúrgica o la zona de sutura interna, que se produzca una la hemorragia o que haya una mala cicatrización de la herida.


    Tipos de intervenciones por laparoscopia


    Esta técnica quirúrgica puede ser usada en todas las operaciones de la cavidad abdominal, como pueden ser las cirugías del aparato digestivo, en urología o en ginecología, además de en otros casos como urgencias por apéndice, o úlceras o en las cirugías de la obesidad mórbida.


    Laparoscopia en cirugías del aparato digestivo, se suele utilizar la para extirpación de la vesícula y corrección del reflujo gastroesofágico. Actualmente también se realizan otras como la cirugía del colon, bazo, suprarrenales, hernias inguinales y abdominales y estómago. Se tratan dolencias como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, el prolapso rectal o el estreñimiento grave.


    Uso de laparoscopia en urología, se utiliza en casos de prolapso vaginal, testículo no descendido, prostatectomía radical por cáncer de próstata, resección de quistes del riñón o cirugía para la incontinencia femenina.


    En la unidad de ginecología también se puede hacer uso de esta técnica para extirpar quistes de ovario, endometriosis, miomas, ligadura de trompas, , embarazos ectópicos, extirpar el útero o en cánceres ginecológicos.


    Por otra parte, se puede hacer uso en las cirugías para tratar la obesidad mórbidaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, ya que se reducen las infecciones y hernias de la pared abdominal.




    Recuperación tras una intervención mediante laparoscopia


    La recuperación postoperatoria es muy rápida, al minimizar la agresión quirúrgica con unas pequeñas incisiones en la piel, y tanto el dolor como las complicaciones son mucho menores.


    En el caso de la cirugía bariátrica, nuestros pacientes suelen irse de alta tras 24h en el hospital, y recuperan la vida normal en una semana tras la intervención.


    Tras un procedimiento laparoscópico hay mucho menos dolor y mejora la función respiratoria rápidamente, lo que acelera la recuperación física del paciente y reduce el riesgo de complicaciones, además del beneficio estético, ya que las pequeñas incisiones apenas son visibles.


    En Quirónsalud Valencia y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva utilizamos este tipo de técnica para las intervenciones que ayudan a nuestros pacientes a combatir la Obesidad. Por ello nuestra Unidad de Obesidad cuenta con los profesionales capacitados para realizar este tipo de técnica en las intervenciones.


    Texto elaborado por el doctor Carlos SalaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, jefe de las Unidades de Obesidad Quirónsalud Valencia y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.