Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia.

  • Las preguntas frecuentes sobre la obesidad, los especialistas de Quirónsalud responden.

    Texto elaborado por Roció Práxedes y Carlos SalaEste enlace se abrirá en una ventana nueva de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud de Valencia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva



    ¿Cuándo tiene una persona sobrepeso?


    La Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.



    El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos.



    Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).




    En el caso de los adultos, hablamos de sobrepeso (SP) cuando el IMC es igual o superior a 25 y menor de 30. Y de obesidad (OB) cuando el IMC es igual o superior a 30. Por lo tanto, SP y OB son dos términos diferentes.




    Síntomas de la obesidad



    El sobrepeso y la obesidad pueden causar un impacto negativo, dañino, crónico y, si se trata tardíamente, irreversible sobre el estado de salud de las personas.



    El Instituto de Investigación para el Desarrollo de la Nutriología resume los riesgos o consecuencias de presentar exceso de peso:

    • Metabólicamente, el incremento del tejido adiposo genera cambios bioquímicos y funcionales en el adipocito (células que componen el tejido graso) que lo convierten en un emisor permanente de citoquinas proinflamatorias tales como el factor de necrosis tumoral, la interleucina 1, la interleucina 6, además de radicales libres que llevan al organismo a un estado permanente de estrés oxidativo que estimula la hiperplasia (aumento anormal del tamaño de los adipocitos) y genera un círculo vicioso llamado metainflamación o inflamación de bajo impacto, que condiciona la aparición de Diabetes Mellitus tipo 2, hígado graso no alcohólico, dislipidemias, enfermedades cardiovasculares entre otras.



    • En términos gastrointestinales, la obesidad incrementa significativamente el riesgo de presentar enfermedad por reflujo, esofagitis erosiva, cáncer gástrico, litiasis vesicular, pancreatitis aguda o pólipos, entre otras condiciones.


    Además, el sobrepeso y la obesidad también condicionan la aparición de apnea del sueño, problemas cardiovasculares, problemas articulares, dermatológicos, renales y psicosociales, muy difíciles de tratar.


    • Desde el punto de vista inmunológico, aunque la persona con sobrepeso u obesidad vive en un permanente estado inflamatorio directamente proporcional con el nivel de adiposidad de su cuerpo, esta acumulación de grasa produce un estado de envejecimiento prematuro de la respuesta inmunológica a consecuencia de la acumulación de grasa ectópica en la médula ósea.


    La obesidad está asociada con una respuesta fallida frente a las vacunas y la respuesta frente a agentes virales. La pandemia por la COVID-19 ha desnudado de la peor manera todo el daño que la obesidad puede ejercer sobre el cuerpo y el riesgo elevado de complicaciones que el paciente con obesidad puede presentar.



    Además, todas estas alteraciones condicionan un mayor riesgo de padecer algunos cánceres, hasta 8 veces más, sobre todo de boca, faringe y laringe, hígado, riñón, esófago, estómago, próstata, vesícula, páncreas, mama, colon, ovario y endometrio.




    Causas de la obesidad


    La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas.



    Un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa y/o azúcar, un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.


    A menudo los cambios en los hábitos alimentarios y de actividad física son consecuencia de cambios ambientales y sociales asociados al desarrollo y de la falta de políticas de apoyo en sectores como la salud; la agricultura; el transporte; la planificación urbana; el medio ambiente; el procesamiento, distribución y comercialización de alimentos, y la educación.


    A qué médico acudir para el tratamiento de la obesidad



    El tratamiento del sobrepeso y la obesidad requieren un abordaje multidisciplinar Este enlace se abrirá en una ventana nuevaque abarque tratamiento dietético, ejercicio físico y modificación de la conducta, siendo en ocasiones necesaria la utilización de fármacos o la cirugía bariátrica.


    Pruebas diagnóstico del sobrepeso



    El índice de masa corporal (IMC) es la más simple, rudimentaria, poco sensible pero ampliamente utilizada herramienta para clasificar el estado antropométrico de los individuos.



    Es importante conocer la cantidad y la distribución de la grasa corporal. El aumento de la masa grasa en el tronco es un factor de riesgo metabólico. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece el valor máximo saludable del perímetro abdominal en 88 centímetros en la mujer, mientras que en el hombre el valor es de 102 centímetros.



    La bioimpedancia eléctrica es una técnica que nos permite analizar la composición corporal y diferenciar entre masa grasa y masa libre de grasa.


    Tratamiento al sobrepeso en pacientes


    Sin lugar a dudas, el cambio de hábitos de vida es la base del tratamiento del sobrepeso y de la obesidad.

    En el plano individual, las personas pueden optar por: limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares; aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; y realizar actividad física periódica, al menos 150 a 300 minutos de actividades aeróbicas moderadas a la semana, o bien, 75 a 150 minutos si son ejercicios más intensos, y además, 2 o más días de actividades de fuerza.
    La responsabilidad individual solo puede tener pleno efecto si las personas tienen acceso a un modo de vida sano. En este sentido, compartimos responsabilidades políticos, docentes, sanitarios e industria alimentaria. Los profesionales sanitarios debemos basar nuestros tratamientos en la evidencia científica, la deontología y la calidad humana.



    En algunos pacientes seleccionados, además de reforzar el cambio de hábitos, puede estar indicado el apoyo terapéutico con análogos de GLP-1 (Semaglutida o Liraglutida), o el Balón Intragástrico,Este enlace se abrirá en una ventana nueva tanto el endoscópico de 6 meses como el ingerible tipo Elipse.





    Cuándo se recomienda la cirugía para paliar la obesidad




    En términos generales, consideramos que la cirugía bariátrica está indicada en pacientes con un IMC superior a 35 si presentan algunas comorbilidades mayores asociadas Este enlace se abrirá en una ventana nueva(Diabetes, Hipertensión, Dislipemia, Apnea del Sueño, Osteoartritis, déficit de autoestima, etc.) o superior a 40 incluso aún sin manifestar comorbilidades todavía.



    En el caso de la Cirugía Metabólica de la Diabetes está indicada en pacientes con IMC superior a 30 y Diabetes tipo 2 con mal control metabólico.Este enlace se abrirá en una ventana nueva



    Dada la elevada incidencia de la Obesidad a nivel mundial pandemia – globesidad y diabetes – diabesidad, estos criterios se van flexibilizando, dado que es la mejor, más efectiva y segura propuesta terapéutica posible para los pacientes con obesidad y/o diabetes.



    En cuanto a la edad límite para indicar la cirugía bariátrica o metabólicaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, se establece entre los 18 y los 65 años, sin embargo, debido al gran beneficio que aporta para la salud, se amplía hasta los 70 o 75 años si las comorbilidades son muy invalidantes, y entre los 14 y los 18 años en el entorno de unidades específicas multidisciplinares de obesidad del adolescente como la nuestra en Quironsalud Valencia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva



    Solicita más información en la unidad de obesidad de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Cómo será tu vida tras la reducción de estómago, te lo contamos.

    Texto elaborado por Rocío Práxedes, dietista-nutricionista, y Carlos Sala, jefe de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Valencia.

    La reducción de estómago consiste en una intervención quirúrgica mínimamente invasiva por vía laparoscópica para disminuir la capacidad del estómago en un 70% y eliminar casi por completo la producción de Grelina (hormona que da la sensación de hambre). De esta manera, las ingestas son mucho menores al reducir el volumen del estómago y sin tener sensación de hambre.

    La reducción de estómago, también es conocida como gastrectomía vertical o manga gástrica.

    Recuperación reducción de estómago

    Tras la intervención el ingreso en el hospital del paciente es de 24h o incluso, hay casos en los que no se llega a pasar la noche. A partir de los 2-3 días el paciente hace una vida tranquila y a la semana de la intervención puede llevar una vida completamente normal.

    Estilo de vida tras la reducción de estómago

    La recuperación del ritmo de vida es progresiva. En una semana tras la intervención el paciente está haciendo una vida completamente normal, pero los grandes esfuerzos físicos se aconsejan a partir del mes postoperatorio.

    Este tipo de cirugía no es una solución rápida. Es parte de un viaje continuo hacia la transformación de su salud a través de cambios en el estilo de vida.

    Después de la cirugía, el paciente se sentirá satisfecho y lleno tras la ingesta de menos cantidad de comida de lo que solía hacer anteriormente.

    Tras la cirugía en el paciente se producirán cambios positivos en su cuerpo, su peso y su salud, todo ello si se mantiene la dieta y las rutinas de ejercicio recomendadas por su programa bariátrico.

    Alimentación tras la reducción de estómago

    Todos los pacientes de reducción de estómago, reciben las pautas dietéticas aportadas por el dietista-nutricionista, de forma completamente personalizada a su caso.

    En todos los casos los pacientes necesitan incorporar progresivamente los alimentos y sus diferentes texturas. Por lo general se inician con una dieta líquida, compuesta por zumos de frutas, infusiones, caldos, leche desnatada y suplementos proteicos.

    Se continúa con una dieta triturada, incorporando alimentos como los yogures desnatados, las compotas de frutas y los purés.

    La siguiente etapa es una dieta blanda con alimentos cocidos, que se pueden masticar fácilmente; y finalmente, se incorporan las frutas y las verduras crudas, de manera que los pacientes pueden comen todos los grupos de alimentos pero en cantidades pequeñas e ingeridas lentamente.

    Es importante mejorar la calidad de los alimentos de consumo habitual. Hay que saber que no son necesarias las prohibiciones, sino ordenar la frecuencia de consumo de los diferentes alimentos.

    Por la limitación de la capacidad gástrica, se aconseja separar el agua de las comidas.

    El peso después de la cirugía de reducción de estómago

    La educación alimentaria tiene que formar parte del tratamiento. El conocimiento ayuda a los pacientes a realizar mejores elecciones en la cesta de la compra y en las comidas fuera del hogar.

    El tratamiento psicológico también ayuda a manejar la relación que existe entre la comida y la vida social, y el control de la ingesta en situaciones adversas.

    ¿Se puede recuperar el peso tras una operación de obesidad?

    Es tan importante la propia intervención quirúrgica como el seguimiento, es decir, el mantenimiento de los hábitos saludables adquiridos.

    El "Talón de Aquiles" de la reducción de estómago son los dulces, tanto los sólidos blandos como las bebidas edulcoradas, ya que la absorción de los alimentos es la misma pero las calorías aportadas son muy superiores.

    Es importante mantener una correcta, sana y completa alimentación.

    Revisiones tras cirugía de reducción de estómago

    Los especialistas de Quirónsalud aconsejamos mantener las revisiones y la atención para siempre, pero es especialmente importante el primer año, porque es cuando se inculcan los hábitos saludables y se incorporan a la rutina diaria del paciente.

    Normalmente, las revisiones postoperatorias son a la semana de la intervención, a los 15 días, al mes, mes 2, 3, 6, 9 y 12, al año y medio, y a los 2 años. A partir de ahí las revisiones son anuales.

    Si quieres saber más sobre este tipo de cirugía en Quirónsalud te informamos.









  • La relación entre tu peso y la pérdida de memoria

    Texto elaborado por el doctor Carlos Sala Este enlace se abrirá en una ventana nuevajefe de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva y ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


    La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) es una enfermedad que actualmente afecta a 180 millones de personas en todo el mundo. Se espera que el número total de pacientes con DM2 ascienda a más de 300 millones en el año 2025 como consecuencia del crecimiento demográfico, el envejecimiento, la obesidad y el sedentarismo.



    En los últimos años, se ha objetivado que los pacientes con Diabetes tipo 2 tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia, tanto de origen vascular como enfermedad de Alzheimer.



    La enfermedad de Alzheimer, es la causa más común de demencia y se caracteriza por un trastorno amnésico progresivo con aparición posterior de otros cambios cognitivos, conductuales y neuropsiquiátricos, que impiden la función social y las actividades de la vida diaria.



    La enfermedad de Alzheimer se considera la nueva epidemia del siglo XXI. Se estima que para el año 2050 el número de personas con Alzheimer ascienda a 131.5 millones.


    Todos los 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y auspiciado por Alzheimer's Disease International.



    El Alzheimer es la principal causa de demencia en todo el planeta y en España afecta a unas 800.000 personas.



    Relación entre la obesidad y el alzheimer



    Múltiples estudios han puesto de manifiesto una clara relación entre la Obesidad y la Diabetes tipo 2-DM2 Este enlace se abrirá en una ventana nueva(característicamente asociada a la obesidad), y como consecuencia un deterioro cognitivo inicial y la evolución a demencia y enfermedad de Alzheimer.


    Los altos niveles de glucemia, es decir de azúcar en sangre, propios de la Diabetes Mellitus tipo 2 incrementan los valores de beta-amiloide (proteína relacionada con la neuropatología del Alzheimer). Parece que se debe por una resistencia a la insulina a nivel cerebral; mecanismo parecido a la DM2 a nivel sistémico, que causa degeneración neuronal y trastorno cognitivo propio de la demencia. De hecho, se ha denominado Diabetes tipo 3.



    Relación de la alimentación con la posibilidad de sufrir demencia



    Una dieta rica en grasas y carbohidratos, además de ser causa de obesidad, provoca acumulación y depósito de lípidos, también a nivel cerebral, alterando el funcionamiento de las sinapsis – conexiones entre las neuronas, que es la lesión inicial en la Enfermedad de Alzheimer.


    En fases más avanzadas de la enfermedad, estas neuronas mueren, acelerando el deterioro cognitivo.




    Qué estilo de vida se recomienda llevar para evitar este tipo de enfermedades.


    Entre las recomendaciones de los especialistas de Quirónsalud están:


    • Es recomendable hacer una vida sana, con ingesta limitada de grasas y carbohidratos.
    • Hacer ejercicio para mantener un buen estado de vascularización y oxigenación.Este enlace se abrirá en una ventana nueva
    • No fumar.
    • Promover una actividad intelectual importante, adquirir nuevos conocimientos (música, idiomas, estudios, lectura, etc.).
    • Mantener una vida social activa, para evitar la aparición de deterioro cognitivo leve o retrasar la progresión de la demencia.

    Alimentos que cuidan tu cerebro



    Lógicamente, una alimentación saludableEste enlace se abrirá en una ventana nueva, con consumo limitado de grasas y carbohidratos, puede contribuir a retrasar la aparición de la enfermedad, además de favorecer la pérdida de peso que mejore el control de la glucemia y no catapulte el desarrollo de DM2 aumentando el riesgo de la DM3 o Enfermedad de Alzheimer.


    Si tu dieta incluye todo lo necesario para el organismo no solo mejorará la salud sino que también ayudará a combatir el deterioro cognitivo y mejorará el estado de ánimo, la memoria y la rapidez de pensamiento.


    Entre los alimentos que se recomiendan podemos encontrar:


    El aceite de oliva virgen. Este reduce el edema cerebral y el estrés oxidativo, y protege las neuronas después de una isquemia.


    Los arándanos y otros frutos rojos. Estos contienen propiedades antioxidantes y, además, unos pigmentos que protegen tu sistema nervioso. A día de hoy existen algunos estudios que demuestran que los arándanos pueden mejorar la memoria.


    Los tomates. Tiene antioxidantes que protegen las neuronas de los radicales libres que pueden dañar las células.



    Cuidar tu alimentación tendrá muchos beneficios para tu salud cardiovascular y cerebral, y te ayudará a prevenir algunas enfermedades de riesgo.



    Si quieres conocer más sobre la relación entre la obesidad y el Alzheimer en la Unidad de Obesidad de Quirónsalud nuestros expertos te ayudarán.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Las diferencias entre colesterol bueno y malo que te ayudarán a mejorar tu salud.


    Texto elaborado por el doctor Jorge CidEste enlace se abrirá en una ventana nueva, endocrino de Quirónsalud Alicante, Torrevieja y Murcia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva



    Colesterol bueno

    El colesterol HDL (lipoproteínas de alta intensidad) es conocido como el "colesterol bueno" porque circula a nivel del torrente sanguíneo, y ayuda a eliminar otras formas de colesterol, absorbiéndolo y transportándolo al hígado, dónde se procesa para usarlo o eliminarlo.

    Los niveles más altos de colesterol HDL están asociados con un menor riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en todas las células y tiene varias funciones útiles, entre ellas construir las células del cuerpo. Se transporta a través del torrente sanguíneo unido a las proteínas.



    Alimentos que contienen colesterol del bueno


    Esta es una de las preguntas frecuentes a los profesionales de Quirónsalud.Este enlace se abrirá en una ventana nueva



    Los alimentos que contienen colesterol bueno, son aquellos ricos en grasas buenas. Entre ellos podemos mencionar:



    • Pescados como el atún, la sardina y el salmón.
    • Frutos secos como las nueces, las castañas, las almendras o las avellanas.
    • Determinadas frutas como los higos, el aguacate, la acelga y las espinacas.



    Riesgos del colesterol bueno



    A pesar de las creencias el tener cifras muy elevadas de HDL tampoco es lo más recomendable.

    Varios estudios han demostrado que los niveles altos de colesterol HDL pueden estar asociados con un mayor riesgo de aterosclerosis y eventos cardiovasculares. En estas situaciones, las partículas de HDL son disfuncionales en sus propiedades antiaterogénicas.

    Las partículas grandes de HDL tienen un contenido reducido de proteínas antiinflamatorias y lípidos que pueden explicar sus propiedades disfuncionales.




    Nivel normal de colesterol bueno



    Los niveles deseados de colesterol HDL están entre los 40 y los 60 mg/dL en los pacientes.


    Colesterol malo



    El colesterol LDL, también conocido como colesterol malo, es el que se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma, obstruyéndolas.



    Alimentos con colesterol malo


    Entre los alimentos que contienen colesterol malo, y por tanto hay que consumirlos con cuidado, son:

    Todos aquellos enriquecidos con grasas saturadas y trans como los lácteos enteros, la carne roja, los embutidos, los ultraprocesados…



    Riesgos para el paciente del colesterol malo


    Está demostrado que aquellas personas con cifras de colesterol LDL elevadas tienen más riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardioEste enlace se abrirá en una ventana nueva o el ictus.



    Niveles normales de colesterol malo



    El nivel deseado es tener un colesterol LDL menor a 100 mg/dl, aunque en algunos casos puede ser incluso mucho menor debido a enfermedad cardiovascular previa, diabetes...



    Control del colesterol malo


    Entre las recomendaciones que solemos dar en la Unidad de Nutrición de QuirónsaludEste enlace se abrirá en una ventana nueva a nuestros pacientes para controlar el colesterol malo se puede mencionar:

    • Elegir grasas más saludables,
    • Limitar la grasa saturada,
    • Tomar fibra soluble,
    • Mayor consumo de frutas y verduras,
    • Disminuir la ingesta de alcohol,
    • Actividad física regular.



    Diferencias entre el colesterol bueno y colesterol malo


    Entre las principales diferencias que encontramos entre el colesterol bueno y el malo, podemos decir que mientras el colesterol LDL aumenta el riesgo cardiovascular, el segundo tiene propiedades antitrombóticas y antinflamatorio.



    Tratamiento del colesterol


    Pues fundamentalmente para controlarlo hay que hacer ejercicio físico regular diario, y mejorar la dieta aumentando el consumo de frutas, verduras, pescado, cereales y legumbres, y así como el aceite de oliva, así como disminuir los procesados, grasas saturadas, y la ingesta de alcohol, la abstención del tabaco, entre otros.



    Qué seguimiento tienen que llevar las personas con colesterol



    El seguimiento es a largo plazo, en la mayoría de los pacientes de por vida, e incluye un análisis de sangre (colesterol total, LDL, HDL, Triglicéridos entre otros), la modificación del estilo de vida (evitar el sedentarismo), y el control de los factores de riesgo cardiovasculares como la obesidad, la presión arterial, la diabetes, y si fuera precisa la prescripción de fármacos para reducir la mortalidad debido al colesterol elevado.



    Si quieres más información sobre el colesterol y sus posibles riesgos en tu salud consulta con nuestro equipo de profesionales.Este enlace se abrirá en una ventana nueva







  • Mantén tu peso en la menopausia, te guiamos

    Texto elaborado por la Rocío Práxedes, Dietista-nutricionista de la Unidad de Obesidad y Nutrición de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    La menopausia es una situación fisiológica en la vida de la mujer, en la que se pone fin a la etapa reproductiva.

    En ella los ovarios dejan de producir óvulos, lo que significa el cese de la menstruación y conlleva la disminución de la producción de estrógenos y la aparición de una serie de síntomas, más o menos acusados en unas mujeres o en otras, que pueden paliarse y/o prevenirse con unos buenos hábitos de vida y, en caso necesario, con un tratamiento adecuado e individualizado.



    Síntomas de la menopausia

    Los síntomas más inmediatos suelen ser sofocos y sudores, nerviosismo, irritabilidad, trastornos del sueño, humor depresivo, ansiedad, dificultad de concentración, cansancio, dolores de cabeza o palpitaciones. También aparece una tendencia al aumento de peso y a la redistribución de la grasa corporal con una mayor acumulación en la zona abdominal.



    ¿Por qué se engorda en la menopausia?

    La menopausia está causada por la disminución de estrógenos. Esta reducción puede causar cambios en la salud ósea, cardiovascular y el sistema urinario, así como modificaciones en los niveles de energía, incremento de peso y sofocos, afectación del estado de ánimo, y por tanto, de la calidad de vida.



    ¿Cómo se debe actuar ante esto?

    Esta es una de las preguntas más frecuentes a los profesionales de la salud de Quirónsalud en consulta.


    Primero, con absoluta aceptación y normalidad. Estamos hablando de una etapa fisiológica de la vida, no de una enfermedad. Y segundo, en este momento de la vida será más importante que antes atender a las necesidades nutricionales y realizar ejercicio físico, dedicando más tiempo al autocuidado. Trabajar la motivación y la autoestima pueden ser también aspectos clave.




    ¿Cómo sería el tipo de alimentación que hay que llevar?

    En líneas generales, la dieta para las mujeres en la menopausia no dista demasiado de las recomendaciones que debería tener en cuenta el resto de la población, eso sí, las necesidades de energía, disminuye con los años.


    Podemos precisar algunos consejos para las mujeres en esta etapa:


    • Limitar el consumo total de grasas a menos de un 35% del total de calorías, sobre todo si provienen de grasas saturadas de origen animal, aunque hay que tener en cuenta que están presentes también en vegetales (palma, coco), principalmente en los alimentos procesados, productos de bollería, patatas fritas, etc. De esa manera se conseguirá no sólo controlar el peso, sino también mantener a raya los niveles de colesterol.
    • Enriquecer la dieta en pescado (azul y blanco), porque nos aportará ácidos grasos esenciales de la serie omega 3, muy útiles en la prevención y el tratamiento coadyuvante de algunas enfermedades cardiovasculares e inflamatorias.

    • Se recomiendan los lácteos desnatados, cereales integrales, hortalizas y legumbres, frutas, pescados, carnes frescas magras (con poca grasa), frutos secos sin sal (almendras, avellanas, castañas, nueces) y aceite de oliva virgen para cocinar y en crudo.

    • Consumo moderado de carnes grasas, bebidas azucaradas y bebidas alcohólicas. Se desaconsejan los embutidos y patés, la bollería y la pastelería y los lácteos enteros.


    • Son aconsejables las infusiones, por su contenido en sustancias fitoquímicas, contribución a la ingesta de agua y efecto saciante, aunque no debe abusarse de aquéllas que contengas teína, y consultaremos a nuestro médico especialista acerca de su consumo en caso de padecer alguna enfermedad digestiva.


    ¿Qué provoca el aumento de peso durante la menopausia?


    El aumento de peso predispone a que los sofocos y sudoraciones nocturnas se den con más frecuencia e intensidad.


    El exceso de peso aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo II, osteoartritis y algunos cánceres (endometrio, mama y colon).



    ¿Qué probabilidades hay de aumentar de peso después de la menopausia?


    A pesar de los cambios hormonales y metabólicos en esta etapa, hay que desterrar creencias como que el incremento de peso y la menopausia van siempre de la mano o como que no es posible adelgazar.


    Algunas causas del incremento de peso durante esta etapa no tienen vínculo directo con la menopausia en sí, sino con la edad. Hay una relación entre cumplir años y aumentar de peso absolutamente fisiológica. Se estima en un 5% por década a partir de los 36 años y hasta los 65 años.


    Por lo tanto, es importante ajustar expectativas, es decir, no es una meta realista pretender pesar lo mismo que 30 años atrás, nuestra edad y nuestra forma de vida deben ser tenidos en cuenta para que el objetivo de pérdida de peso sea alcanzable y el resultado duradero.



    ¿Cuál es la mejor forma de prevenir el aumento de peso después de la menopausia?


    • Llevar un estilo de vida saludable.Este enlace se abrirá en una ventana nueva Como dice la expresión popular "menos plato y más zapato". Alejarnos del sedentarismo, evitar el tabaco y no beber alcohol o al menos reducirlo.

    • Durante la menopausia es importante enriquecer la dieta con alimentos fuente de calcio como lácteos desnatadosEste enlace se abrirá en una ventana nueva, pescados que se consuman enteros (con espinas), legumbres, frutos secos y algunos vegetales como el brócoli, la col, las acelgas o los berros.
    • El pescado también nos aportará ácidos grasos esenciales de la serie omega 3, muy útiles en la prevención de algunas enfermedades cardiovasculares Este enlace se abrirá en una ventana nuevae inflamatorias, porque contribuyen a disminuir las concentraciones elevadas de triglicéridos y a reducir el riesgo de ateroesclerosis; además, disminuye la inflamación implicada en trastornos como la artritis reumatoide.
    • El ejercicio físico diario Este enlace se abrirá en una ventana nueva(al menos 30 minutos) mantiene la masa muscular, evita el aumento de peso y ayuda en la lucha contra la osteoporosis.


    ¿Cuántos kilos se pueden coger en la menopausia?



    Según datos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), la proporción de grasa corporal, que a los 20 años es del 26%, sube al 33% a los 40 años y al 42%, a los 50.


    La menopausia modificará la distribución de la grasa corporal, acumulándose más en la zona del tronco, aunque existe una parte importante del aumento de peso relacionado con ingerir más energía de la que se gasta. Debemos repasar por tanto nuestros hábitos dietéticos.




    ¿Cómo se puede eliminar la grasa abdominal en la menopausia?


    La salud debe ser nuestra prioridad. La actividad física regular puede ayudar a reducir el peso corporal, a mejorar la presión sanguínea, los triglicéridos y el colesterol LDL. Además, reduce la resistencia a la insulina.


    Cuando el ejercicio físico tiene como objetivo la pérdida de peso, para obtener los resultados esperados es fundamental acertar con el tipo de ejercicio, la intensidad, y el modo de ejecución, busca ayuda profesional.


    En cuanto a la dieta, será fundamental reducir el consumo de grasas saturadas, azúcares y alcohol, así como el tamaño de las raciones de algunos grupos de alimentos.


    En la Unidad de nutrición de Quirónsalud Este enlace se abrirá en una ventana nuevacontamos con los profesionales cualificados que te acompañarán y orientarán en esta etapa y la alimentación que tu cuerpo necesita para mantener tu peso y vitalidad.




    Existen medicamentos para evitar coger peso durante la menopausia


    Hay estudios que evidencian el uso excesivo y no justificado de productos de fitoterapia y suplementos a partir de la menopausia. Éstos sólo estarían indicados cuando hay una necesidad aumentada de algún nutriente o sustancia beneficiosa para la salud contenida en los alimentos y no puedan ser cubiertos por la dieta. En cualquier caso, requiere evaluación, prescripción y seguimiento profesional.


    Los medicamentos no están exentos de efectos secundarios e interacciones con los nutrientes. Su administración necesita un diagnóstico y un seguimiento.


    Una dieta alta en fibra puede ayudarnos a prevenir la obesidad y controlar el apetito.


    La base del cambio está en los hábitos de vida.


    Lo que sí resulta claro es que estamos hablando de una etapa fisiológica de la vida, no de una patología, así que no debería tratarse esta etapa con fármacos, a menos que sea estrictamente necesario.

    Si quieres controlar tu peso durante la menopausia consulta a nuestros especialistas en nutrición de Quirónsalud.Este enlace se abrirá en una ventana nueva













Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.