Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Torrevieja y Murcia

  • Los probióticos y cómo te ayudarán a tener una buena salud

    ¿Qué son los probióticos?

    Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el intestino y mejoran la salud general del organismo, trayendo beneficios como facilitar la digestión y la absorción de nutrientes, y fortalecer el sistema inmunológico.

    Cuando la flora intestinal no está en equilibrio, frecuente tras el uso de antibióticos o cuando no se tiene una alimentación saludable y equilibrada, el intestino acaba siendo poblado por bacterias malas, que no ayudan al sistema inmune y dejan al organismo susceptible a enfermedades.

    Beneficios de los probióticos.

    Los principales beneficios de los probióticos son:

    Combatir y prevenir enfermedades intestinales como colitis, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal.

    Combatir enfermedades como cáncer, candidiasis, hemorroides e infección urinaria.

    Mejorar la digestión y combatir la acidez.

    Combatir el estreñimiento y la diarrea, regulando el tránsito intestinal.

    Aumentar la absorción de nutrientes, como vitamina B, calcio y hierro.

    Fortalecer el sistema inmunológico, por aumentar la producción de macrófagos, unas células de defensa del organismo.

    Impedir la proliferación de bacterias malas en el intestino.

    Ayudar a digerir la lactosa, especialmente en personas con intolerancia a este componente.

    Prevenir problemas como obesidad, colesterol alto e hipertensión.

    Prevenir alergias e intolerancias alimentarias.

    Ayudar a mejorar el humor, pues se ha encontrado una relación directa entre el equilibrio de la flora intestinal con una disminución de enfermedades como la depresión y la ansiedad.

    Podrían ayudar a mejorar condiciones como el autismo, pues algunos estudios parecen indicar que hay mejoras no solo a nivel gastrointestinal sino también a nivel del comportamiento, mejorando la habilidad para concentrarse y escuchar.

    Una flora intestinal sana y rica en probióticos comienza a formarse desde el nacimiento, especialmente cuando el bebé nace por parto normal y cuando es amamantado con exclusividad durante el inicio de la vida.

    Cómo tomar probióticos

    Hay dos formas de ingerir probióticos:

    Por una parte, tenemos la posibilidad de aumentar el consumo de alimentos que son considerados como probióticos naturales, como el yogur o el kéfir.

    Por otra parte, se puede hacer mediante el uso de suplementos con probióticos.


    LacteosLacteos

    Cuales son alimentos probióticos

    Entre los alimentos probióticos podemos encontrar:

    - Yogur natural, estos son la principal y más fácil fuente de probióticos en el mercado en la actualidad.

    - Kéfir, es un producto fermentado con levadura y bacterias, semejante al yogur, pero posee una cantidad más elevada de probióticos.

    - Leche fermentada, son productos especiales que generalmente contienen Lactobacillus agregados por la industria, siendo el Yakult el más famoso.

    - Kombucha, es una bebida fermentada hecha principalmente a partir del té negro

    - ​Productos orientales a base de soja, legumbres y hortalizas como Miso, Natto, Kimchi y Tempeh que pueden ser comprados en tiendas especializadas;

    - Chucrut, es una preparación culinaria que se elabora a través de la fermentación de las hojas frescas del repollo o de la col

    - Los pepinillos, preparación de pepinos en agua y sal, se dejan fermentar durante un tiempo.

    - Masa madre o levadura natural, es un cultivo vivo compuesto por levaduras y bacterias que se producen a través de la fermentación de cereales como el trigo y de los microorganismos que se encuentran naturalmente en el ambiente, siendo utilizada para elaborar diversos productos como pan, tortas y galletas.

    - Algunos quesos como el Cabrales, Roquefort también pueden contener cultivos vivos de microorganismos con propiedades probióticas, siendo importante leer el etiquetado nutricional para confirmar si ese tipo de queso contiene o no estas bacterias.

    Los suplementos probióticos

    Existen en diversas presentaciones cápsulas, líquidos o sobres, los cuales deben ser diluidos en agua o jugos naturales para ser consumidos. Se pueden encontrar en las farmacias y tiendas de productos nutricionales.

    Hay varios tipos de suplementos, que incluyen entre 1 a 10 tipos diferentes de probióticos. Los más importantes son:

    Bifidobacteria animalis: ayuda a fortalecer el sistema inmune, además de facilitar la digestión y a combatir las bacterias transmitidas por la ingesta de comida contaminada.

    Bifidobacteria bifidum: están presentes en el intestino delgado y grueso, ayudando en la digestión de los productos lácteos.

    Bifidobacteria breve: están presentes en el intestino y en el tracto vaginal ayudando a combatir infecciones por bacterias y hongos.

    Bifidobacteria longum: es uno de los tipos de probióticos más comunes en el intestino y ayuda a eliminar las toxinas del organismo.

    Lactobacillus acidophilus: es quizás el tipo más importante de probióticos, ya que ayuda en la absorción de varios nutrientes, además de combatir infecciones y facilitar la digestión.

    Lactobacillus reuteri: están presentes especialmente en la boca, en el estómago y en el intestino delgado, siendo importantes contra la infección por Helicobacter pylori.

    Lactobacillus rhamnosus: están presentes en el intestino y pueden ayudar a combatir rápidamente casos de diarrea, especialmente cuando se viaja a otros países. También puede ayudar a tratar el acné, eccema y la cándida.

    Lactobacillus fermentum: ayudan a neutralizar productos y toxinas liberadas durante la digestión, mejorando el ambiente para el crecimiento de la flora intestinal.

    Saccharomyces boulardii: ayuda a tratar la diarrea por antibióticos o del viajero.

    Alimentos que deberíamos de eliminar de nuestra dieta para un sistema inmunitario fuerte

    Bebidas gaseosas, refrescos.

    Alimentos procesados y algunos congelados, tienen grandes cantidades de azúcar, sal, carbohidratos y grasas saturadas, patatas fritas, comidas preparadas, pizzas.

    Bebidas alcohólicas.

    Carbohidratos refinados, pan blanco provoca inflamación y desgasta el sistema inmune, aún más si lo acompañamos con bebidas azucaradas como refrescos, jugos de frutas o cafés endulzados.

    Sal. Aunque su uso es vital para el sabor de los alimentos, su consumo en exceso puede bajar nuestras defensas. La sal en exceso provoca infecciones y deficiencias inmunológicas ante algunas bacterias.

    Cafeína. Aunque solemos tomar una taza de café por las mañanas, el consumo en grandes cantidades de esta bebida podría afectar nuestra salud.

    Alimentos y bebidas altas en azúcar, kétchup, salsa barbacoa, helados, cereales de caja azucarados. El azúcar debilita el sistema inmune y que la OMS recomienda comer en un promedio de 25 g de azúcar por día para mantener el cuerpo saludable.

    El ejercicio y el sistema inmune

    El ejercicio físico moderado realizado de forma habitual produce un efecto antiinflamatorio sobre el sistema inmunológico, reduce el riesgo de sufrir infecciones, por tanto lo refuerza si comparamos los datos con el sedentarismo.

    La actividad física puede ayudar a eliminar bacterias de los pulmones y las vías respiratorias y por tanto reduce las probabilidades de contraer cualquier enfermedad de respiratoria.

    El ejercicio provoca cambios en los anticuerpos y los leucocitos. Los leucocitos son las células del sistema inmunitario que combaten las enfermedades mediante los anticuerpos, unas proteínas que neutralizan las bacterias y agentes externos. Estos anticuerpos y leucocitos circulan más rápidamente con la práctica habitual de ejercicio, así que pueden detectar y combatir enfermedades más rápida y efectivamente.

    La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después del ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Esta elevación en la temperatura puede ayudar al cuerpo a combatir mejor una infección, similar a lo que sucede cuando uno tiene fiebre.

    El ejercicio disminuye la secreción de las hormonas del estrés como el cortisol. Algo de estrés incrementa las probabilidades de que se presente una infección. Disminuir las hormonas del estrés puede proteger contra enfermedades.

    La práctica deportiva de entre 20 y 30 minutos al día de ejercicio todos los días estaría bien.

    Desde Quirónsalud animamos a nuestros pacientes a llevar una vida saludable que combine una buena alimentación y la práctica de deporte.

    Texto elaborado por Carolina Pérez,Este enlace se abrirá en una ventana nueva nutricionista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Murcia


















  • Ventajas de reducir la obesidad con un Bypass Gástrico

    El BYPASS GÁSTRICO es la técnica quirúrgica más consolidada y empleada en Cirugía de la ObesidadEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    El primer bypass gástrico se realizó en 1966 (año de mi nacimiento) en USA (Dr. E. Mason, Iowa), lo que certifica que esta técnica ha pasado la "prueba del tiempo" y se la considera el "gold standard" con la que se comparan todas las demás técnicas nuevas que van surgiendo.

    Consiste en recortar el estómago para reducir su capacidad disminuyendo el volumen de la ingesta, y enlazarlo directamente al intestino para acortar el proceso de la digestión y reducir la absorción de grasas y carbohidratos.

    Actualmente, se realiza mediante cirugía mínimamente invasiva vía laparoscópica, para reducir el dolor postoperatorio, mejorar el confort para el paciente, minimizar las complicaciones y acortar la estancia hospitalaria, que suele ser en 24 y 36h.

    Bypass_gastricoBypass_gastrico

    ¿Cuándo se recomienda un bypass gástrico?

    El Bypass Gástrico está indicado en pacientes con obesidad.

    Se recomienda en aquellos que tengan un Índice de Masa Corporal IMC (peso en kg/ talla en metros al cuadrado) superior a 40, o entre 35 y 40 que asocian morbilidades, como puede ser: hipertensión, dislipemia, diabetes tipo 2, hígado graso, problemas articulares, apnea del sueño, etc.

    Con el Bypass gástrico se consigue resolver especialmente el reflujo gastroesofágico al impedir que el ácido del estómago acceda al esófago.

    También está indicado en pacientes con obesidad tipo I (IMC30-35) y Diabetes tipo 2 mal controlada, es la denominada Cirugía Metabólica.

    En estos casos, los mejores resultados se obtienen cuando realizamos la intervención antes de que la diabetes esté muy evolucionada con grandes necesidades de insulina, y aún en estos pacientes conseguimos mejorar o remitir la diabetes abandonando el uso de insulina tras la cirugía.

    Son candidatos los pacientes entre los 18 y los 70 años, pero nuestra Unidad de Obesidad del Adolescente de Quirónsalud Valencia se trata pacientes desde los 14 años.


    Beneficios para el paciente

    Después del bypass gástrico, el paciente recupera progresivamente su peso saludable, mejora y se resuelven las comorbilidades.

    Entre otras, remite la Diabetes tipo 2 inmediatamente tras la intervención por acción de las hormonas intestinales (incretinas).

    El paciente progresivamente mejora la hipertensión, el colesterol y los triglicéridos, la apnea del sueño.

    Se consigue que desaparezca el hígado graso (esteatosis).

    Se mejoran las articulaciones al disminuir la carga sobre ellas.

    Por otra parte, se reduce el riesgo de padecer ciertos cánceres, como son los de mama, colon, esófago, tiroides, meningioma, hígado y vesícula biliar, estómago, páncreas, endometrio y ovario, riñón, mieloma, etc.)

    El Bypass Gástrico consigue que los pacientes obesos vivan más y con mejor calidad de vida.

    ¿Cuáles son los riesgos de un bypass gástrico?

    Se trata de cirugía mínimamente invasiva por vía laparoscópica y con anestesia general, que es muy segura.

    El equipo de doctores comprobamos la estanqueidad de las suturas intracorpóreas, las heridas apenas son perceptibles y no causan dolor postoperatorio.

    Durante la intervención aplicamos todas las medidas para evitar el riesgo de trombosis (medias, heparina y dispositivos neumáticos).

    En este tipo de cirugía en los hospitales de Quirónsalud somos un equipo multidisciplinar con más de 25 años de experiencia en este tipo de intervenciones, y los riesgos son mínimos en nuestra unidad.

    ¿Cómo es la vida después de un bypass gástrico?

    El paciente es dado de alta con dieta líquida a las 24-36h de la intervención, con protección gástrica y heparina.

    En las sucesivas semanas se progresa la dieta hacia triturados y sólidos blandos.

    Al mes de la intervención se come prácticamente de todo, en calidad, no en cantidad, ya que la capacidad del reservorio gástrico es limitada. Apenas hay sensación de hambre.

    A medida que se reducen los kilos mejora la calidad de vida, se reduce o elimina el consumo de fármacos.

    El ejercicio físico es recomendable inmediatamente tras el alta, y progresivamente se incrementa hasta el 100% al mes de la cirugía.

    Al tratarse de una intervención que condiciona una malabsorción controlada es necesario tomar un suplemento vitamínico.


    ¿Cuánto dura la cirugía del bypass gástrico?

    La intervención laparoscópica dura entre 60 y 90 minutos, dependiendo de cada paciente.

    En cuanto a la recuperación es muy rápida, por lo que no es necesaria la estancia en Cuidados Intensivos de las clínicas de Quirón Salud.

    El paciente se levanta a las 6h de la operación sin apenas dolor e inicia la ingesta de líquidos, junto con la fisioterapia respiratoria para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y sin complicaciones.

    ¿Cuál es el coste de un bypass gástrico?

    Con una intervención de bypass gástrico se pretende recuperar la salud física y mental, resolver las enfermedades asociadas que empeoran la calidad de vida, mejorar la actividad física y el bienestar, y recuperar la autoestima y las ganas de vivir saludablemente cambiando los hábitos.

    Por esto, cada paciente necesita una valoración individual y unas indicaciones personalizadas, por ello el precio depende de cada caso.En las clínicas de Quirónsalud te acompañamos desde que decides realizarte este tipo de intervención, en las pruebas previas a la operación que sean necesarias para tu caso como son la gastroscopia con sedación, analítica de sangre, ecografía abdominal, estudio preanestésico. Te ayudamos y asesoramos en tu preparación dietética y psicológica. Te acompañamos en la intervención rodeado de un equipo de profesionales, quirófano y estancia en el hospital, así como el seguimiento por todo el equipo de la Unidad después de la intervención.


    Texto elaborado por el doctor Carlos Sala, jefe de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Valencia y Alicante






  • Balón gástrico, recomendaciones del especialista

    Balón intragástricoBalón intragástrico

    El Balón intragástrico, es un balón, lleno de solución salina, que se implanta en estómago con el fin de ocupar buena parte de su espacio y producir sensación de saciedad.

    La finalidad es ayudar al paciente a bajar de peso,Este enlace se abrirá en una ventana nueva por tanto, una vez colocado se requiere un compromiso con un estilo de vida más saludable. Cambios en la dieta y el ejercicio físico regular, ayudará a garantizar el éxito a largo plazo del procedimiento.

    Entre sus beneficios al adelgazarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, es posible reducir el riesgo de que se presenten problemas de salud potencialmente graves relacionados con el peso como son las enfermedades cardíacas.

    El uso del balón gástrico como método para bajar de peso, se realiza únicamente después de haber intentado bajar de peso con mejores hábitos alimenticios y ejercicio, sin los resultados esperados.




    ¿Cuál es la media de pérdida de peso con un balón?

    Según los resultados de diversos estudios publicados, la pérdida de peso medio se sitúa entre los 15 y 20 Kg. Esto quiere decir que habrá pacientes que pierdan más de 20 Kg y pacientes que pierdan menos de 15 Kg.

    El resultado siempre va a depender de la actitud del paciente y serán mejores si existe un protocolo de seguimiento de un equipo multidisciplinar que tiene que estar formado por psicólogo, endocrino, nutricionista, médico endoscopista y cirujano bariátrico.

    ¿Cómo se realiza la técnica?

    Paso 1. La valoración

    Una vez valorado al paciente tanto por el psicólogo como por el endocrino y si existe una indicación de balón intragástrico, el siguiente paso es realizar una consulta con el médico endoscopista que le explicará todo lo relacionado con la colocación y sus posibles complicaciones.

    El balón intragástrico es un tratamiento muy seguro con muy pocas complicaciones publicadas.

    La colocación endoscópica del balón se realiza bajo control anestésico. Generalmente se trata de una sedación profunda con lo que el paciente no se entera de nada.

    Paso 2. La gastroscopia

    Previamente hay que realizar una gastroscopia diagnóstica que nos servirá para descartar alguna contraindicación para el balón como puede ser una hernia de estómago de gran tamaño.

    Paso 3. La colocación del balón

    Si la gastroscopia es normal se procede a la implantación del balón que se coloca manualmente dentro del estómago, por supuesto con el paciente dormido.

    Mediante control endoscópico podemos ver cómo se va hinchando al introducir suero fisiológico hasta un volumen de unos 550 cc.

    También se debe inyectar un líquido colorante que sirve para poder detectar una rotura del balón ya que, en ese caso, se produciría un cambio en la coloración de la orina.

    La duración de todo el procedimiento es de unos 30 minutos y al finalizar el paciente permanecerá algo menos de una hora en una sala de despertar y se podrá ir a su domicilio.

    En el momento de la retirada sí que es recomendable realizar una anestesia general con el fin de proteger la vía aérea para que no pase nada de líquido del balón durante su vaciado.

    Post operatorio del balón intragástrico

    Si la gastroscopia es normal se procede a la implantación del balón que se coloca manualmente dentro del estómago, por supuesto con el paciente dormido.

    Mediante control endoscópico podemos ver cómo se va hinchando al introducir suero fisiológico hasta un volumen de unos 550 cc.

    También se debe inyectar un líquido colorante que sirve para poder detectar una rotura del balón ya que, en ese caso, se produciría un cambio en la coloración de la orina.

    La duración de todo el procedimiento es de unos 30 minutos y al finalizar el paciente permanecerá algo menos de una hora en una sala de despertar y se podrá ir a su domicilio.

    En el momento de la retirada sí que es recomendable realizar una anestesia general con el fin de proteger la vía aérea para que no pase nada de líquido del balón durante su vaciado.


    Seguimiento después de colocar el balón intragástrico

    En el seguimiento de estos pacientes es primordial el papel que va a jugar el psicólogo y evidentemente el nutricionista.

    Hay que motivar continuamente al paciente para que cumpla las pautas recomendadas y a su vez animarle a que realice ejercicio. Todo ello es fundamental para el éxito del balón.

    El objetivo fundamental es lograr que el paciente cambie sus hábitos tanto alimentarios como de ejercicio físico siendo esto la clave para que esa pérdida de peso se pueda mantener en el tiempo.


    En qué casos está contarindicado el balón

    Las contraindicaciones absolutas para la colocación de un balón intragástrico pueden ser propiamente digestivas, como es el caso de una esofagitis severa, una hernia de gran tamaño o una úlcera gástrica.

    También se pueden dar contraindicaciones derivadas del propio paciente como es los trastornos psiquiátricos, la drogadicción activa, causas endocrinas de la obesidad y pacientes no colaboradores.

    Por otro lado, existen unas contraindicaciones relativas como es la toma de anticoagulantes que debe ser el propio médico endoscopista el que valorará cada caso.

    ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

    Las complicaciones del balón intragástrico son relativamente poco frecuentes.

    En menos de un 0.5 % el paciente no está preparado para sufrir los síntomas de los primeros días y solicita voluntariamente que se le retire el balón. En algunos casos se debe aumentar las dosis del protector gástrico por aparecer síntomas de reflujo ácido.

    Una complicación que puede ocurrir por debajo del 1 % es la impactación del balón en la salida del estómago provocando una oclusión que impide el paso del contenido gástrico al duodeno, apareciendo un cuadro de vómitos e intolerancia que obliga a la retirada del balón.

    En cualquier caso, es imprescindible que el equipo médico valore al paciente ante cualquier cambio que ocurra durante la evolución y tomar las medidas oportunas.

    El equipo de médicos de Quironsalud está cualificado para aconsejar y acompañar en este proceso al paciente.

    Texto elaborado por el doctor Juan Antonio Casellas, Este enlace se abrirá en una ventana nuevajefe de endoscopias de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Valencia yEste enlace se abrirá en una ventana nueva AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • Dietas para bajar de peso que funcionen

    ¿Cómo funciona el cuerpo con las dietas?

    AdelgazarAdelgazarLas dietas muy bajas en calorías parecen funcionar muy bien al principio, pero la pérdida de peso se irá ralentizando. A más largo plazo, las dietas con una restricción de calorías más moderada, logran el mismo resultado.

    Nuestro cuerpo está diseñado para disminuir el gasto cuando comemos menos, así que es mejor acompañar la dieta de ejercicio fuerza, porque influye más y mejor sobre el metabolismo que otras actividades.

    No hay que fijarse solo en las calorías, los nutrientes son fundamentales en los mecanismos que controlan el metabolismo.

    ¿Cuál es la dieta más efectiva para perder peso?

    La dieta más efectiva es la que permite resultados más duraderos y ayuda a adquirir hábitos y conductas más saludables.

    El tratamiento del sobrepeso y la obesidad requiere tiempo, hay que profundizar en las causas que han llevado al exceso de peso, y diseñar un plan de actuación a partir de una evaluación clínica completa. Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    Los factores desencadenantes del exceso de peso pueden ser dietéticos, pero también médicos, psicológicos y/o relacionados con la falta de actividad física.

    ¿Cuánto se puede bajar de peso en una semana?

    Tiene poco sentido hablar de kilos perdidos por semana.

    Hay muchos aspectos que condicionarán el resultado, algunos ajenos al esfuerzo que pueda realizar el paciente. Estos factores son, el sexo, la edad, la altura, el peso corporal actual, el peso corporal histórico, las dietas realizadas anteriormente, la actividad física y/o la masa muscular…

    El peso baja bruscamente los primeros días porque se vacían reservas que tenemos en hígado y músculo (glucógeno), inicialmente se moviliza poca grasa del tejido adiposo. Para perder un kilo de grasa necesitamos generar un déficit de 7.000 kcal.

    ¿Por qué las dietas no funcionan?

    Hay muchas respuestas, así que hay que estudiar cada caso.

    Es posible que la dieta no se haya entendido como parte de un cambio, puede que no sepamos prestar atención a las señales de hambre y saciedad internas, es fácil que nadie nos haya enseñado a elegir alimentos de más calidad nutricional, o que hayamos alterado los ritmos naturales de actividad y descanso, que pasemos gran parte del día sentados...

    ¿Qué pasa si haces dieta y no bajas peso?

    Hay que buscar las causas, pueden ser muchas y estar relacionadas.

    • Costumbres. Revisa las conductas aprendidas; abre la despensa y la nevera en casa, observa qué tipos de alimentos consumes habitualmente; examina también cuántas comidas realizas fuera del hogar, cómo comes, cuánto, a qué hora...
    • Sedentarismo. Suma las horas diarias que pasas sentado (trabajo, tiempos de pantalla, estudio, lectura...) y suma aparte las horas de movimiento (tareas del hogar, trayectos a pie, deporte...), compara y toma decisiones.
    • Metabolismo. Ten en cuenta que no necesitamos comer lo mismo siempre. Los requerimientos de energía y nutrientes cambian en función de la edad, el sexo, la altura, el peso, la complexión, la etapa de la vida (crecimiento, embarazo, lactancia, menopausia) y sobre todo de la actividad física.
    • Composición corporal. A más tejido muscular, más gasto calórico diario, no solo mientras realizas actividad física, también mientras duermes. Si no ejercitas los músculos, la masa magra se irá reduciendo, y consecuentemente también la necesidad de ingerir calorías.
    • Falta de descanso. Las hormonas que regulan el sueño ejercen una acción sobre el control del hambre, la acumulación de grasa y el consumo de energía.
    • Estrés. Puede estar asociado con la ganancia de peso y promover que se ingiera más cantidad de comida y de peor calidad (azúcares y grasas de mala calidad).
    • Horarios. La hora de comer y la alteración de los horarios parece que influyen en el peso corporal.
    • Patologías. Algunas enfermedades pueden reducir el metabolismo basal y/o favorecer una distribución determinada de la grasa y los líquidos corporales. El tratamiento de pérdida de peso deberá considerarlas y proponer objetivos realistas.
    • Fármacos. Algunos tratamientos, como efectos secundarios, pueden aumentar el apetito, dificultar la oxidación de las grasas o favorecer la retención de líquidos, pero no hay que dejar el medicamento, sino prevenir estos efectos.
    • Genes. A pesar de lo que se cree, los genes solo son responsables del 5-10% de los casos de sobrepeso y obesidad, y lo que hacemos, pueden modificar la propia predisposición genética.

    ¿Cúal es la mejor forma de elegir una dieta para bajar de peso?

    Como se ha mencionado, cada cuerpo es distinto, por ello, para poder elegir una dieta efectiva que ayude a la pérdida de peso, es necesario realizar un diagnóstico individualizado.

    En un abordaje integral intervienen médico, dietista-nutricionista, psicólogo, y entrenador personal. Los menús, las recetas, solo son una herramienta dentro del conjunto de medidas destinadas a ayudar al paciente a lograr sus metas.


    Texto elaborado por Rocío Práxedes, dietista-nutricionistaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, Unidad de Obesidad Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • Sobrepeso y obesidad, qué es y cómo tratarlo


    PesoPeso

    El ritmo de vida, una mala alimentación y una vida sedentaria, ha aumentado a nivel mundial los problemas de salud como el sobrepeso u obesidad.

    Para saber si una persona tiene sobrepeso u obesidad, se debe calcular el IMC o Índice de Masa Corporal, dicho índice expresa la proporción entre el peso y talla de la persona, y no su estado de salud.

    El Índice de Masa Corporal (IMC), es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Solo es válido para calcular la masa de personas entre 20 y 65 años, y nunca para niños, embarazadas, madres lactantes o personas que realizan mucho deporte o de alta competición.

    Este índice se calcula dividiendo el peso (en kilos) entre la estatura al cuadrado (en metros). Si el índice de Masa Corporal (IMC) es mayor a 24.9 indica sobrepeso y si es superior a 30, se trata de obesidad.

    El IMC ideal que hay que tener para estar sanos o tener una salud óptima, para una población adulta debe estar en un IMC de entre 18,5 y 24,9.


    ¿Qué es el sobrepeso o la obesidad?

    El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

    El tejido adiposo es una reserva natural de energía de los seres humanos que compartimos con el resto de los mamíferos. La energía se almacena en el cuerpo en forma de grasa corporal, si esta reserva de energía se incrementa puede llegar a un punto en el que se pone en riesgo la salud o la vida decimos que padece obesidad.

    La causa del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. A nivel mundial ha ocurrido un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo y los nuevos modos de transporte.

    Tanto la obesidad como el sobrepeso son el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo. A día de hoy, 2,8 millones de personas adultas mueren anualmente en el planeta como consecuencia del sobrepeso o la obesidad y sus enfermedades asociadas.

    Sobrepeso

    Oficialmente la Organización Mundial de la Salud, define como sobrepeso cuando el IMC en adultos es de 25 a 29.9 kg/m², distinguiendo dos tipos de sobrepeso:

    - Sobrepeso Grado I: IMC = 25-26.9 kg/m2

    - Sobrepeso Grado II o Preobesidad: IMC = 27-29.9 kg/m2

    Si no hay una rectificación de la conducta alimentaria por parte del individuo o de actividades de la vida diaria adquiriendo hábitos saludables (hacer ejercicio), lo normal es que este sobrepeso evolucione con el tiempo a obesidad.

    Obesidad

    La Organización Mundial de la Salud, define como obesidad cuando el IMC en adultos es igual o superior a 30 kg/m².

    Las causas de la obesidad obedecen a varios factores: los de origen genético y endocrino, que suponen un 30%, y los de origen ambiental, que representan el 70%.

    La obesidad es una enfermedad crónica que puede deberse a múltiples factores, muchos de los cuales se pueden prevenir, se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa (hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo).

    Tipos de obesidad según la distribución de grasa:

    Obesidad abdominal o androide (forma de manzana).

    El exceso de grasa se encuentra localizado en el abdomen, el tórax y la cara. Este tipo de obesidad está muy asociada con la diabetes y enfermedades del corazón.

    Obesidad periférica o ginoide (forma de pera).

    El exceso de grasa se acumula en muslos y caderas. Se da especialmente en mujeres y está relacionada con problemas como las varices y la artrosis en las rodillas.

    Obesidad homogénea.

    La grasa se reparte por el cuerpo en las mismas proporciones.

    Tipos de obesidad según la causa.

    Genética.

    Este tipo de obesidad es una de las más comunes. El paciente ha recibido una herencia genética o predisposición para tener obesidad.

    Dietética.

    Se da por llevar un estilo de vida sedentario unido a una ingesta de alimentos de alto valor calórico o a una mayor ingesta de calorías que las que se llegan a consumir.

    Obesidad por desajuste.

    Cuando se produce un desajuste en el mecanismo de la saciedad. La persona nunca se encuentra satisfecha al comer y siempre siente la necesidad de seguir ingiriendo más alimentos.

    Defecto termogénico.

    Se produce cuando el organismo no quema las calorías de forma eficiente. Es un tipo muy infrecuente de obesidad.

    Obesidad Nerviosa.

    La obesidad la produce el sistema nervioso central cuando altera los mecanismos de saciedad. La padecen aquellas personas que sufren otras enfermedades como la hipoactividad u otros tipos de problemas psicológicos.

    Enfermedades endocrinas.

    Es generada por enfermedades de carácter endocrino como el hipercorticismo o el hipotiroidismo.

    Obesidad por medicamentos.

    Algunos medicamentos pueden producir acumulación de grasa. Ocurre con algunos tipos de antidepresivos o corticoides.

    Obesidad cromosómica.

    Se asocia al origen cromosómico de aquellas personas que sufren síndrome de Down o de Turner.


    ¿Qué es la obesidad mórbida?

    La OMS diferencia o establece cuatro tipos de obesidad según el IMC:

    Obesidad Tipo I: IMC= 30-34.9 kg/m2

    Obesidad Tipo II: IMC= 35-39.9 kg/m2

    Obesidad Tipo III o mórbida: IMC= 40-49.9 kg/m2

    Obesidad Tipo IV o extrema: IMC> 50 kg/m2

    Un paciente con obesidad mórbida puede presentar enfermedades asociadas a la obesidad como enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular isquémico, diabetes mellitus tipo 2. También aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, colon, próstata, endometrio, riñón y vesícula biliar. Las tasas de mortalidad aumentan con los grados crecientes de obesidad.

    ¿Qué enfermedades provoca el sobrepeso?

    Cuando el Índice de Masa Corporal se encuentra por encima de 25, el riesgo de contraer enfermedades es mayor. Además de presentar problemas de autoestima, de socialización, deestigmatización social, el exceso de peso puede generar graves problemas de salud. Mencionemos algunas de ellas.

    Enfermedades cardiovasculares: entre ellas están la hipertensión, los infartos, accidentes cerebrovasculares, claudicación, etc. Necesitando medicación de por vida y con una baja calidad de vida.

    Resistencia a la insulina y Diabetes: la mala alimentación y la descarga hormonal alteran el metabolismo de la glucosa en la sangre y la secreción de insulina da origen a la diabetes tipo 2, una enfermedad crónica e incapacitante.

    Cáncer: las hormonas que libera el tejido graso elevan el riesgo de sufrir ciertos cánceres, como el de mama, próstata, colon, recto, ovarios, endometrio, etc.

    Apnea del sueño: el alto peso puede comprimir la vía respiratoria durante el sueño, causando que la respiración se detenga varias veces. Esto se traduce en muchos despertares nocturnos, un mal descanso y depresión.

    Artrosis o degeneración articular

    las articulaciones intervertebrales, la cadera, las rodillas y los tobillos tienen una carga excesiva a diario que las daña a largo plazo. Esto disminuye la movilidad y puede ocasionar dolor constante.


    ¿Cuál es tu peso ideal?

    El peso ideal es aquel que permite un estado de salud óptimo, con la mayor calidad de vida posible el mayor número de años. El peso ideal de cada persona está marcado por su sexo, edad, constitución y por otros factores como pueden ser el estado de salud general.

    En ocasiones el concepto peso ideal que deseamos no se ajusta con nuestro peso más saludable ya que el estándar de belleza es una valoración muy subjetiva y además está sobrevalorado, ya que dependerá de la masa muscular del individuo, de su complexión…

    El actual concepto de peso ideal está estrechamente relacionado con el IMC. Lo ideal es intentar mantenerse dentro del rango del IMC normal, es decir, entre 18,5 y 24,9 kg/m ². Lo que gran parte de las fórmulas de peso ideal intenta hacer es encontrar un peso con que el paciente quede, aproximadamente, alrededor de 22 o 23 kg/m².

    Fórmula utilizada en el cálculo del Peso ideal:

    Hombre: (Altura en centímetros- 100) x 0.90

    Mujer: (Altura - 100) x 0.85

    A nivel popular y como aproximación, siempre se ha dicho que el peso ideal es aquel que iguala los centímetros de nuestra talla más /menos 2 kg.

    Texto elaborado por Mª Carmen Díaz, nutricionistaEste enlace se abrirá en una ventana nueva de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.