Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Arochena y Dra. Fernández-Nieto. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

Alergia al huevo y la leche

El huevo y la leche son dos de los alimentos que causan alergia con mayor frecuencia entre los niños; la buena noticia es que hasta un 85 por ciento de los casos estas alergias se superan sobre los 6 años de edad. Los síntomas normalmente ocurren entre minutos y horas después de ingerir huevo o leche, o alimentos que lo contienen. Los signos y síntomas varían de moderados a graves y pueden ir desde habones y urticaria hasta congestión nasal, vómitos y otros problemas digestivos. Incluso, en ocasiones, estas alergias pueden causar cuadros de anafilaxia.

2019 11 19Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2019 11 19

Tanto la yema como la clara de huevo contienen proteínas que pueden causar alergia, pero habitualmente la proteína más problemática es la de la clara. Sin embargo, una vez diagnosticada la alergia, es importante evitar la ingesta de huevo en todas sus formas. En cuanto a la leche, la más habitual es la alergia a leche de vaca, pero la leche de otros mamíferos como oveja, cabra y búfala también puede causar alergia.

Hay factores de riesgo para la alergia al huevo y a la leche, como son la dermatitis atópica o los antecedentes familiares de alergia alimentaria, asma o rinitis.

Para el diagnóstico de estas alergias, lo fundamental es una buena historia clínica ya que, en algunos casos lo que el paciente identifica como una alergia es en realidad una intolerancia (como ya explicamos en el post "Intolerancia vs alergia alimentariaEste enlace se abrirá en una ventana nueva".

Una vez establecida la necesidad de estudio, las primeras pruebas que se realizan son pruebas cutáneas en prick, que se pueden realizar en bebés sin ningún tipo de problema. En ocasiones será también necesario un análisis de sangre para medir la respuesta del sistema inmune a las proteínas de leche y/o huevo (a veces la historia clínica es muy sugestiva pero las pruebas cutáneas son inconclusas o negativas).

En algunos casos se realiza una provocación con leche y/o huevo. Esto se realiza en dos tipos de situaciones: bien cuando en la primera consulta todas las pruebas son negativas, o bien en consultas sucesivas de seguimiento, cuando las pruebas se han negativizado tras meses de evitación del alimento.

En cuanto al tratamiento, la única forma de prevenir los síntomas de alergia alimentaria es la evitación de los alimentos que dan problemas, así como de los productos que los contengan.

El alergólogo, tras el estudio, le pautará medicación de rescate para los casos de ingesta accidental, que lamentablemente en niños se dan con cierta frecuencia en el colegio, en las fiestas de cumpleaños o cuando éstos se quedan al cuidado de personas que no están familiarizadas con su alergia. Es posible que le recomienden el uso de antihistamínicos, corticoides o incluso autoinyector de adrenalina para los casos y reacciones más graves.

Algunas herramientas para la prevención de estos incidentes pueden ser:

-Leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos.

-Tomar precauciones extra al comer fuera y preguntar la lista completa de ingredientes del plato que queramos comer.

-Utilizar un brazalete o collar con la información del diagnóstico de alergia alimentaria.

Fuentes ocultas de productos que contienen huevo:

-Chucherías.

-Mayonesa.

-Merengue.

-Productos horneados.

-Alimentos rebozados.

-Mazapán.

-Glaseados.

-Carnes procesadas.

-Tartas y natillas.

-Aderezo para ensaladas.

-Muchas pastas.

-Bollería y algunos panes.

Varios términos indican que se han utilizado productos con huevo en la fabricación de alimentos procesados, entre ellos:

-Albúmina.

-Globulina.

-Lecitina.

-Livetina.

-Lisozima.

-Vitelina.

-Palabras que comienzan con «ova» u «ovo», como ovalbúmina u ovoglobulina

Las fuentes obvias de las proteínas que ocasionan la alergia a la leche son los productos lácteos, entre los que se incluyen los siguientes:

-Leche (entera, semi o desnatada).

-Mantequilla.

-Yogur.

-Helado y cremas heladas.

-Queso y cualquier alimento que lo contenga.

La leche puede ser más difícil de identificar cuando se usa como ingrediente en alimentos procesados, como los productos horneados y las carnes procesadas. Las fuentes ocultas de leche incluyen lo siguiente:

-Suero de leche.

-Caseína.

-Ingredientes con el prefijo "lact" (como lactosa y lactato).

-Golosinas, como el chocolate, el turrón y el caramelo.

-Polvos de proteína.

-Saborizante artificial de mantequilla.

-Saborizante artificial de queso.

-Hidrolizados.

Por último, añadiremos que las dietas de evitación de determinados alimentos (leche, huevo, etc) en la alimentación de la madre mientras está gestando o durante el período de lactancia no tienen efecto preventivo de esta alergia. Lo que sí se ha demostrado es que la introducción precoz de los alimentos en los niños, incluso antes del cuarto mes de vida, puede tener un efecto preventivo en la aparición de alergias alimentarias.

Finalmente, siempre consulte a su alergólogo ante cualquier duda sobre alergia alimentarias.

Más información: Participación de la Dra. Arochena en en canal #HacerlaCompraCon, sobre Qué son las alergias e intolerancias alimentariasEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Este blog tiene fines informativos y divulgativos, no es un consultorio y no podemos valorar casos particulares, diagnosticar patologías ni prescribir tratamientos por esta vía. Para cualquier consulta particular, debe acudir a su especialista
Buscador de Alergiate el día
Sobre este blog

Seguro que conoces a alguien que tenga alergia al polen, o a los ácaros, o al pescado, la leche, la aspirina... La alergia se ha convertido en un problema global, que aparece en muchos aspectos de la vida cotidiana, en general haciéndola algo más engorrosa. Aunque no es una enfermedad nueva, si existe en general gran desinformación sobre como manejarla, sobre los tratamientos posibles, y sobre los estudios que se deben llevar a cabo para un buen diagnóstico. Creemos que es fundamental que el paciente esté formado e informado en este tema, y con ese objetivo en mente hemos puesto en marcha este blog.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.