Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia.

  • Consejos nutricionales para sobrevivir a la Navidad

    La Navidad, es una época vacacional de reencuentro familiar y social, puede entrañar riesgos para nuestra salud, debido a que las reuniones se suelen hacer alrededor de una mesa.

    Nutrición y navidadNutrición y navidad

    La celebración de las navidades se asocia tradicionalmente a comer copiosamente, lo que provoca, además de la temida ganancia de peso, un sobreesfuerzo del aparato digestivo, que puede suponer ardor, acidez, pesadez, flatulencia, distensión abdominal con digestiones lentas y hasta indigestión, que puede provocar diarreas, náuseas y vómitos.

    De ahí que el control de los nutrientes ingeridos y del valor energético de los alimentos sea en estas fechas un hecho muy a tener en cuenta. Y lo es más aún en personas con enfermedades crónicas cuyo tratamiento exige un plan especial de alimentación (diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión, etc.).

    Recomendaciones alimentación Navidad

    En esta época del año, no es cuestión de restringir sino de incrementar las medidas propias de una vida saludable.

    Te dejo algunos consejos:

    1. Cinco comidas al día: Disfruta de los platos tradicionales de tu hogar. Mantén el criterio general, tres comidas principales y dos tente en pies, uno por la mañana y otro a media tarde.

    2. Cuidar las raciones: se puede comer de todo, pero teniendo muy en cuenta la cantidad. Los excesos pasan factura. Cocinar sólo la cantidad que se va a comer el día de la celebración, evitando que estas preparaciones sigan presentes en tu mesa durante los días o semanas siguientes.

    3. Minimizar el peligro de los postres navideños: la bandeja con turrones y otros productos típicos navideños tienen una presencia continua en la mesa familiar durante la Navidad. Es necesario planificar bien la compra. Hay que comerlos "cuando toca" y con moderación evitando tener restos en casa durante todo enero.

    4. Preparar aperitivos ligeros previos a los platos fuertes a base de ensaladas, marisco hervido y carnes magras como el jamón, lomo.

    5. Comer de todo intentando no llenar los platos más de lo que lo haces habitualmente en tu dieta diaria.

    6. Come despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos y disfrutando de la compañía y de la conversación.

    7. Tomar alcohol con moderación, pues contiene las más calorías que la grasa. Limita las copas de vino durante la comida, no te olvides de beber también agua y resérvate la copa cava o champán para brindar.

    8. Aunque hayas realizado una comida copiosa no te saltes otras comidas. Es preferible que hagas las tres comidas principales, aunque sean más suaves para compensar los excesos, tal es el caso de zumos naturales, un poco de verdura hervida, un pescado blanco a la plancha, un consomé y de postre un yogur desnatado o una gelatina sin azúcar. No desayunar es un error.


    9. La piña y la papaya son frutas bajas en azúcar y con efecto diurético que te pueden ser de gran ayuda si tienes digestiones pesadas. Además, existen infusiones que facilitan la digestión y que nos ayudan a aumentar nuestra ingesta hídrica diaria.

    10. En estos días, puedes sustituir el azúcar por edulcorantes.

    11. Toma un yogurt probiótico al día, ya que facilita la digestión, reduce la hinchazón y las molestias digestivas.

    12. Ejercicio: Al terminar las comidas… ¿por qué no salir a dar un paseo en familia? Si ya es recomendable durante todo el año hacer ejercicio físico moderado al menos 20-30 minutos diarios, en Navidad conviene insistir en lo saludable de esta práctica y sugerir aumentar su intensidad y duración con el fin de quemar los excesos de las celebraciones. El baile en las fechas señaladas es una buena manera de hacerlo. El resto de los días será suficiente con un largo paseo a paso rápido.

    ¿Cómo conseguir una dieta equilibrada en Navidad?

    Todo empieza con realizar una compra adecuada, en estas fechas cogemos entre tres y cinco kilos, por tanto, es aconsejable la compra de alimentos que sean de calidad y saludables.

    Acordaos de llenar vuestra despensa de hortalizas, verduras y frutas de temporada. Intercalar alimentos de origen vegetal entre los de más densidad energética es una estrategia para reducir la aportación energética de los aperitivos y platos navideños.

    Por lo tanto, durante estas fiestas navideñas podemos comer de todo, pero con moderación, es fundamental evitar cenas copiosas y no comer hasta "reventar".

    Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año nuevo y Reyes son fechas señaladas, por ello, a la hora de confeccionar el menú es importante tener en cuenta el conjunto de nutrientes y la función que cada uno de estos cumplen, manteniendo la debida proporción entre grasas, proteínas, hidratos de carbono y azúcares.

    ¿Cómo hacer para no engordar en diciembre?

    Planificar qué incluir en la lista de la compra, recuerda incluir:

      • Las alcachofas, que favorecen la desintoxicación hepática.
      • El apio y la cebolla por ser depurativos de la sangre y el ajo, porque aporta selenio, muy necesario para la acción de las enzimas antioxidantes del organismo.
      • El aceite de oliva, rico en sustancias antioxidantes y ácidos grasos monoinstaturados.
      • Las legumbres, que son ricas en fibra y elementos fitoquímicos anticancerígenos.
      • Los cereales integrales, como el centeno y el germen de trigo, por ser anticancerígenos y antioxidantes.
      • Así como las hortalizas y las verduras ricas en antioxidantes y vitaminas, como la remolacha roja, la zanahoria, el tomate, la coliflor, el brócoli, el rábano, la cúrcuma, la pimienta y el jengibre.
  • ¿Qué es la tiroides?

    La glándula tiroidea es un órgano situado en la región anterior del cuello. Consta de dos lóbulos simétricos adosados a los lados de la tráquea y la laringe que están unidos entre sí por el istmo. La tiroides pesa unos 20 gramos en un adulto sano.

    Esta glándula utiliza el yodo para elaborar determinadas hormonas que intervienen en el desarrollo y el metabolismo de nuestro cuerpo. Entre sus funciones está: controlar la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal, los niveles de colesterol, glucógeno y glucosa y, además son fundamentales para la memoria. Estas influyen en el peso corporal y el nivel energético.


    Cancer_tiroides_quironsaludCancer_tiroides_quironsalud


    ¿Qué tipos de tiroides hay?

    La clasificación es muy amplia, pero para simplificar se puede resumir en dos entidades principales.

    El hipotiroidismo

    Este tipo de tiroides se denomina cuando se da la situación clínica en la que existe una insuficiente producción de hormonas tiroideas

    Esta situación puede estar producida por patología a nivel de la glándula tiroidea, siendo la causa más frecuente de hipotiroidismo. Este es el motivo por el que suelen darse casi el 99% de los casos, y de ellas la Tiroiditis de Hashimoto. La otra situación puede ser por insuficiente estimulación de un tiroides normal debido a enfermedad hipotálamo-hipofisaria, estas suele darse con una frecuencia inferior al 1% de los casos, o por resistencia de los tejidos a la acción de las hormonas tiroideas.

    El Hipertiroidismo

    Este tipo de tiroides se denomina así debido a un aumento de la actividad tiroidea.

    La enfermedad de Graves-Basedow es la causa más común, seguida del bocio multinodular y del adenoma tóxico.

    ¿Qué relación tiene el hipotiroidismo con el aumento de peso?

    Debido a que las hormonas tiroides actúan sobre múltiples órganos, las manifestaciones clínicas de la enfermedad son muy diversas.

    La clínica depende principalmente de la severidad del déficit hormonal, del tiempo de evolución y de la repercusión sobre los diferentes tejidos. Éstos síntomas suelen instaurarse de forma progresiva, siendo uno de los síntomas de aparición más precoz la astenia y la ganancia de peso.

    ¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

    Los síntomas del hipotiroidismo varían según la gravedad de la deficiencia hormonal. Los problemas tienden a desarrollarse lentamente, a menudo durante varios años.

    Al principio, los síntomas del hipotiroidismo son apenas perceptibles, como el cansancio o el aumento de peso. O simplemente puedes atribuírsele al día a día o a una mala alimentación. A medida que el metabolismo continúa ralentizando, es posible que los problemas sean más evidentes.

    Los síntomas que puede presentar este tipo de tiroides es muy variado y depende de cada paciente, pero entre ellos podemos mencionar algunos generales.

    Afecta a piel y anejos, produciendo una piel pálida y gris, de aspecto edematoso, piel reseca y áspera. Pieles con mayor frecuencia de hematomas por fragilidad capilar, disminución de vello, uñas más quebradizas y crecen más lentamente.

    Al sistema cardiovascular, puede darse un gasto cardiaco disminuido, alteraciones en la la resistencia vascular periférica, puede producir cambios electrocardiográficos tales como bradicardia sinusal…

    Al sistema nervioso central y periférico, se pueden ver afectadas todas las funciones intelectuales, como son el pensamiento, memoria, aprendizaje viéndose disminuidas.

    Al sistema muscular y respiratorio, afectación mixedematosa de la musculatura, rigidez, dolores musculares…

    Sistema esquelético, este puede verse afectado, y son esenciales para el normal crecimiento y maduración del esqueleto.

    Función renal, hematopoyético, función hipofisaria y suprarrenal, metabolismo energético.

    Aparato gastrointestinal, afectando en forma de estreñimiento, malabsorción…

    Función reproductora, se puede producir una disminución de líbido, oligoespermia, disfunción eréctil, fertilidad reducida, abortos espontáneos…

    ObesidadObesidad

    Causas del hipotiroidismo

    Las causas del hipotiroidismo pueden ser numerosas, entre ellas, enfermedad autoinmunitaria, tratamientos para el hipertiroidismo, radioterapia, cirugía de tiroides y ciertos medicamentos.

    El hipotiroidismo surge cuando la glándula tiroides no produce la suficiente cantidad de hormonas. El hipotiroidismo puede deberse a muchos factores, como puede ser:

    Una enfermedad autoinmune, una de las causas más frecuentes de hipotiroidismo es un trastorno autoinmunitario conocido como tiroiditis de Hashimoto.

    La respuesta al tratamiento para el hipertiroidismo. Las personas que producen demasiada hormona tiroidea suelen recibir tratamiento con yodo radioactivo o medicamentos antitiroideos. En ocasiones al corregir el hipertiroidismo puede acabar disminuyendo demasiado la producción de la hormona tiroidea, lo que ocasiona un hipotiroidismo permanente.

    La cirugía de tiroides ya que al extirpar toda o gran parte de la glándula tiroides se puede disminuir o detener la producción de hormonas, lo que hará necesario consumir hormona tiroidea de por vida.

    La radioterapia. Este tratamiento que se utiliza para tratar el cáncer de cabeza y cuello puede afectar la glándula tiroides y conducir al hipotiroidismo.

    Algunos medicamentos. Hay un gran número de medicamentos que pueden contribuir al desarrollo del hipotiroidismo.


    Factores de riesgo para padecerlo

    Existe susceptibilidad genética para desarrollar por ejemplo la tiroiditis de Hashimoto, siendo más prevalente en pacientes con historia familiar de esta y de otras enfermedades autoinmunes como la insuficiencia adrenal, diabetes mellitus tipo 1, anemia perniciosa, miastenia grave, celiaquía, artritis reumatoide, vitíligo, esclerosis múltiple o lupus, entre otras.

    Además de la susceptibilidad genética, existen factores de riesgo no genéticos tales como la baja/muy alta ingesta de yodo, obesidad, gestación, irradiación local, tratamiento con citoquinas, o la propia edad.

    ¿Cuánto se puede llegar a engordar con el hipotiroidismo?

    El aumento de peso en general es debido a la retención de líquidos en los tejidos y no suele superar el 10% del peso corporal.

    Tratamiento para el hipotiroidismo

    Una vez se confirme el hipotiroidismo mediante una analítica de sangre se procede al inicio del tratamiento y al cambio en las medidas higienico-dietéticas.

    El tratamiento de elección del hipotiroidismo es la levotiroxina (T4). El objetivo del mismo es:

    Resolver los síntomas y signos del hipotiroidismo.

    Conseguir la normalización de los niveles de TSH

    Evitar el sobretratamiento, sobre todo en personas mayores, por el riesgo de efectos adversos que ello conlleva.

    Una vez iniciado el tratamiento con hormona tiroidea, se recomienda reevaluar a las 4-8 semanas de haber iniciado el mismo, y así sucesivamente hasta que se consiga el objetivo deseado de TSH. Una vez estable, se recomienda reevaluar cada 6 meses durante un año, y posteriormente, de forma anual.


    Texto elaborado por el Dr. Jorge Cid,Este enlace se abrirá en una ventana nueva endocrino de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva





  • Cómo aliviar los síntomas de reflujo, la solución de Quirónsalud


    Texto elaborado por doctor BretchaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, jefe de Cirugía General de TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Al comer, los alimentos pasan de la boca al estómago a través de un tubo que se llama esófago en cuyo extremo inferior hay un pequeño anillo muscular que actúa a modo de válvula.




    El reflujo gastroesofágico se produce cuando el esfínter esofágico inferior (EEI) no funciona como corresponde y permite que el ácido retroceda y queme la porción inferior del esófago.




    Esto irrita e inflama al esófago, y ocasiona la sensación de acidez, y con el tiempo puede incluso dañar el esófago. Se suele acompañar de la existencia de una hernia de hiato, es decir el estómago asciende a la cavidad torácica en distintos grados, aunque no necesariamente.




    En Quirónsalud Este enlace se abrirá en una ventana nuevacontamos con el doctor Pedro BretchaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, especialista en cirugía del aparato digestivo en el Hospital Quirónsalud TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva para tratar este tipo de patología.



    Síntomas del reflujo estomacal



    Entre sus múltiples síntomas se puede destacar:




    • La pirosis, que es la sensación de ardor o quemazón retroesternal.
    • Las regurgitaciones que son el retorno del contenido del estómago a la boca.
    • Y otros como el dolor abdominal epigástrico, el dolor torácico, la afonía, la tos sin causa aparente, asma bronquial, faringitis y los problemas de sueño.



    Esta enfermedad es benigna y en la mayoría de pacientes no presentarán complicaciones, en ocasiones la persistencia e intensidad de los síntomas puede afectar negativamente a la calidad de vida e interferir con las actividades de la vida diaria.



    El reflujo crónico puede desarrollar una condición premaligna denominada "esófago de Barret" que a su vez en ocasiones se transforma en cáncer.Este enlace se abrirá en una ventana nueva La gran mayoría de cáncer de esófago inferior tiene su origen en un reflujo crónico.


    El reflujo gastroesofágico suele tratarse en tres pasos progresivos. En primer lugar, se valora un cambio en el estilo de vida con un cambio de dieta y el tomar antiácidos de venta libre pueden reducir la frecuencia y la severidad de sus síntomas. La pérdida de peso, reducción o eliminación del hábito de fumar y del consumo de alcohol y la modificación de los hábitos de comida y de sueño también pueden ser de ayuda.



    En el caso que persistan los síntomas después de estos cambios en el estilo de vida, es posible que haga falta una terapia farmacológica.



    Los antiácidos neutralizan los ácidos gástricos y las medicaciones de venta libre reducen la cantidad de ácido gástrico que se produce. Ambos pueden resultar eficaces en aliviar los síntomas. Las medicaciones recetadas resultan más eficaces en cuanto a curar la irritación del esófago y aliviar los síntomas aunque antes de comenzar el tratamiento el paciente debe consultar a su cirujano", advierte el especialista.



    La solución médica al reflujo



    La cirugía laparoscópica Este enlace se abrirá en una ventana nuevaes altamente eficaz para el tratamiento del reflujo gastroesofágico y elimina de forma definitiva la toma de medicamentos en la mayoría de los casos que, a la larga ocasionan efectos secundarios.




    La cirugía se realiza bajo anestesia general y consiste en construir un manguito completo o parcial con la parte alta del estómago alrededor del esófago, colocándolo debajo del diafragma.




    Para ello se realizan una incisiones pequeñas de apenas unos milímetros a fin de acceder al abdomen a través del laparoscopio, que se conecta a una pequeña cámara de video para obtener una visión completa de la cavidad abdominal. Entre las ventajas del abordaje laparoscópico se encuentra la reducción del dolor posoperatorio, ingreso hospitalario breve, mínimas cicatrices y rápida incorporación al trabajo.



    En Quirónsalud Este enlace se abrirá en una ventana nuevagracias a esta intervención el paciente logra aliviar sus síntomas en nueve de cada diez casos y solo un 15% tiene una reincidencia de los síntomas pasados cinco años. A estos beneficios hay que unirle el abandono de la medicación, cuyo uso continuado en el tiempo ha demostrado estar asociado a un mayor riesgo de trastornos renales, demencia y fracturas de cadera.




    Si quieres conocer más acerca de la solución del reflujo estomacal, consulta con nuestros expertos.Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.youtube.com/watch?v=l5TyNbBPz9g

  • Intervenciones sin cicatriz para combatir la obesidad con la laparoscopia

    La laparoscopia es una técnica que cada vez se emplea más, y por especialistas de diferentes ámbitos ya que tiene numerosas ventajas para los pacientes.


    ¿Qué es la laparoscopia y para qué sirve?


    La laparoscopia es el acceso a la cavidad abdominal a través de una óptica conectada a una cámara que se introduce a través de la piel del abdomen, habitualmente el ombligo.


    Este procedimiento nació a principios del SXX de forma experimental en Suecia, pero hasta los años 80 no se extendió su uso, inicialmente en ginecología, ampliando las indicaciones hasta el uso habitual que hacemos en cirugía moderna.



    ¿Qué es la cirugía laparoscópica?



    La cirugía laparoscópica es una alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta.


    Consiste en acceder al abdomen del paciente a través de pequeñas incisiones por las que se introduce una óptica conectada a una cámara y el material necesario (pinzas, suturas, grapadoras, etc.) para realizar un procedimiento quirúrgico.


    Actualmente se emplea en casi todos los campos de la cirugía abdominal, ya que ha demostrado que la recuperación del paciente es mucho mejor, con menos complicaciones, e iguales o incluso mejores resultados que la cirugía abierta tradicional.


    La cirugía laparoscópica requiere un aprendizaje específico, ya que las habilidades y destreza necesarias son diferentes de las de la cirugía tradicional con laparotomía.


    Beneficios para el paciente de la laparoscopia


    Las intervenciones que se realizan por laparoscopia tienen muchas ventajas, tanto para el médico que las realiza como para el propio paciente. Algunas de ellas son:


    • El dolor postoperatorio es mucho menor y, por consiguiente, se reduce la toma de analgésicos al encontrarse bien el paciente.
    • La estancia hospitalaria disminuye, al ser la recuperación más rápida.
    • Apenas deja cicatriz. Las tres o cuatro incisiones se vuelven casi invisibles con el paso del tiempo.
    • Esta técnica reduce el riesgo de infecciones tras la intervención.
    • El tiempo de baja laboral del paciente es menor.


    La laparoscopia es una técnica segura, aunque conlleva unos riesgos que hay que tener en cuenta, como la posibilidad de que se infecte la herida quirúrgica o la zona de sutura interna, que se produzca una la hemorragia o que haya una mala cicatrización de la herida.


    Tipos de intervenciones por laparoscopia


    Esta técnica quirúrgica puede ser usada en todas las operaciones de la cavidad abdominal, como pueden ser las cirugías del aparato digestivo, en urología o en ginecología, además de en otros casos como urgencias por apéndice, o úlceras o en las cirugías de la obesidad mórbida.


    Laparoscopia en cirugías del aparato digestivo, se suele utilizar la para extirpación de la vesícula y corrección del reflujo gastroesofágico. Actualmente también se realizan otras como la cirugía del colon, bazo, suprarrenales, hernias inguinales y abdominales y estómago. Se tratan dolencias como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, el prolapso rectal o el estreñimiento grave.


    Uso de laparoscopia en urología, se utiliza en casos de prolapso vaginal, testículo no descendido, prostatectomía radical por cáncer de próstata, resección de quistes del riñón o cirugía para la incontinencia femenina.


    En la unidad de ginecología también se puede hacer uso de esta técnica para extirpar quistes de ovario, endometriosis, miomas, ligadura de trompas, , embarazos ectópicos, extirpar el útero o en cánceres ginecológicos.


    Por otra parte, se puede hacer uso en las cirugías para tratar la obesidad mórbidaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, ya que se reducen las infecciones y hernias de la pared abdominal.




    Recuperación tras una intervención mediante laparoscopia


    La recuperación postoperatoria es muy rápida, al minimizar la agresión quirúrgica con unas pequeñas incisiones en la piel, y tanto el dolor como las complicaciones son mucho menores.


    En el caso de la cirugía bariátrica, nuestros pacientes suelen irse de alta tras 24h en el hospital, y recuperan la vida normal en una semana tras la intervención.


    Tras un procedimiento laparoscópico hay mucho menos dolor y mejora la función respiratoria rápidamente, lo que acelera la recuperación física del paciente y reduce el riesgo de complicaciones, además del beneficio estético, ya que las pequeñas incisiones apenas son visibles.


    En Quirónsalud Valencia y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva utilizamos este tipo de técnica para las intervenciones que ayudan a nuestros pacientes a combatir la Obesidad. Por ello nuestra Unidad de Obesidad cuenta con los profesionales capacitados para realizar este tipo de técnica en las intervenciones.


    Texto elaborado por el doctor Carlos SalaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, jefe de las Unidades de Obesidad Quirónsalud Valencia y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • La obesidad y sus síntomas, cuestión de salud no de estética.

    La obesidad no es solo un problema estético. Es un problema médico que aumenta el riesgo de enfermedades y problemas de salud, como enfermedades cardíacas, diabetes, presión arterial alta y determinados tipos de cáncer.


    La obesidad es una enfermedad caracterizada por el acúmulo patológico de grasa en el organismo que es perjudicial para la salud.


    Según la OMS, se diagnostica obesidad en un paciente cuando el Índice de Masa Corporal es igual o superior a 30 (IMC=kg/m2), o bien cuando el perímetro abdominal es igual o superior a 102cm en el varón y 88cm en la mujer.


    Por su parte, y algo con lo que se suele confundir es el sobrepeso. Este se diagnostica con un IMC igual o superior a 25.


    Ambas son enfermedades altamente perjudiciales para la salud de los pacientes.


    Síntomas pacientes con obesidad



    El síntoma más obvio es el aumento de peso, por lo que los síntomas dependerán de este incremento de peso que, entre otros, pueden ser:


    • Dificultad para dormir, apnea del sueño, o somnolencia diurna.
    • Dolor en la espalda o articulaciones.
    • Sudoración excesiva.
    • Fatiga.
    • Infecciones en los pliegues cutáneos.
    • Intolerancia al calor.
    • Disnea o falta de aire.


    Riesgos de la obesidad



    El incremento del IMC comporta un mayor riesgo de padecer ciertas enfermedades como:


    • Enfermedades cardiovasculares, como pueden ser: cardiopatía isquémica -angina e infarto, y accidentes cerebrovasculares -ictus).
    • Diabetes tipo 2 (DM2).
    • Enfermedades osteoarticulares (osteoartritis invalidante).
    • Dislipemia.
    • Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.
    • Algunos tipos de Cáncer, como son los de endometrio, mama, ovario, hígado, colon, riñón, próstata y vesícula biliar, entre otros.
    • Síndrome del Ovario Poliquístico, etc.


    Todas estas enfermedades derivadas por la obesidad también se conocen como comorbilidades.


    Causas de la obesidad



    La principal causa del sobrepeso y la obesidad es el desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas, debido a la sobreingesta, al mayor consumo de alimentos muy energéticos y con alto contenido en grasa, azucarados procesados, y al menor nivel de ejercicio con hábitos más sedentarios.


    Diagnóstico de la obesidad



    Cuando el sobrepeso o la obesidad afecta o limita nuestra vida diaria es una gran señal de que algo no va bien en nuestro cuerpo.


    Cuando altera nuestro bienestar emocional y autoestima, cuando condiciona la aparición de alguna de las comorbilidades mencionadas anteriormente, o simplemente cuando hemos ganado peso y queremos anticiparnos a todos estos problemas, debemos consultar con un médico especialista y dietista-nutricionista para valorar, estudiar y aplicar la mejor solución personalizada a nuestro caso.


    En Quirónsalud contamos con un equipo de nutricionistas y endocrinos que podrán ayudarte a detectar cualquier anomalía en tu salud y peso.



    Factores de riesgo de la obesidad



    A día de hoy, son muchos los condicionantes ambientales y sociales que promueven cambios poco saludables de nuestros hábitos y dieta.


    Tanto la sobreingesta, como el consumo de alimentos grasos, hipercalóricos y azucarados, los alimentos ultraprocesados, etc., junto con un menor nivel de actividad física debido al mayor sedentarismo y a las exigencias laborales, promueven y facilitan la aparición y desarrollo del sobrepeso y la obesidad.


    De hecho, es tal la magnitud del problema que afecta ya al 70% de la población española, y se denomina Pandemia del SXXI o diaglobesidad (Diabetes+obesidad). En la Comunidad Valenciana, el 62% de la población padece exceso de peso, y el 20% son obesos.



    Calidad de vida de los pacientes con obesidad



    Los pacientes con obesidad presentan una peor calidad de vida debido a la dificultad en la movilidad, a las enfermedades que asocian con dependencia a fármacos, que necesitan mayores y más estrictos controles de salud (pincharse controles de glucemia, o insulina varias veces al día), sufren una mayor alteración del área afectiva y emocional, con menor autoestima y mayor dificultad para las relaciones personales y laborales, etc. Los pacientes enfermos de obesidad viven menos y además viven peor.



    ¿Qué estilo de vida debería de llevar una persona con obesidad?



    No se trata solamente de hacer una dieta durante unos meses para perder peso, por desgracia suele tener un gran efecto rebote y acaba fracasando.



    En nuestra unidad de obesidad del Hospital Quironsalud de Valencia y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva ponemos el objetivo en un cambio de hábitos dietéticos y físicos, ayudados de la cirugía bariátrica y metabólica cuando está indicada, para promocionar un peso saludable y una mejoría o curación de las comorbilidades para el resto de la vida de nuestros pacientes. Esta es la base de nuestro éxito.


    Si estás preocupado por tu peso o por los problemas de salud relacionados con el peso, consúltale a nuestros especialistas.

    Texto elaborado por el doctor Jorge CidEste enlace se abrirá en una ventana nueva, endocrinólogo de los hospitales Quirónsalud Alicante, Torrevieja y MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    Puedes solicitar más información acerca del tratamiento de la obesidad en nuestro hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.