Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia.

  • Si tienes obesidad y te cuesta descansar, puede ser apnea del sueño. Presta atención a estos síntomas

    La apnea del sueño es un trastorno relativamente común en el que las personas experimentan dificultad para respirar mientras duermen. Las personas con sobrepeso presentan un tejido adicional en la parte posterior de la garganta que bloquea el flujo del aire, induciendo al paciente a la apnea del sueño. Perder peso ayuda a una mejor apertura de la garganta y, por tanto, que se reduzca los síntomas de este síndrome.

    Obesidad y ronquidoObesidad y ronquido

    ¿Qué es la apnea del sueño?

    La apnea del sueño es una enfermedad caracterizada por interrupciones y reducciones en la respiración durante las horas de sueño. Estas se pueden asociar a episodios de desaturación de oxígeno y fragmentación de los ciclos del sueño.

    Hoy por hoy se considera la apnea del sueño como un factor de riesgo cardiovascular importante ya que intervienen en la evolución y desarrollo de hipertensión, arritmias, enfermedad cardiovascular y cerebrovascular así como también se asocia con un aumento en la tasa de accidentes de vehículos a motor y transporte público.


    ¿Qué relación guarda con la obesidad?

    Aun cuando la apnea del sueño obedece a múltiples causas, la obesidad constituye uno de sus principales factores ya que el exceso de tejido graso tiende a depositarse en las paredes musculares del istmo faríngeo, el cual a su vez es el sitio donde ocurre la mayoría de las veces el colapso de la vía área, ocasionando los episodios de cese respiratorio.

    Así mismo, la apnea del sueño ocasiona un estrés metabólico con alteración de ciertas moléculas (leptinas, grelinas, entre otras) que ocasionan un aumento del apetito terminándose de convertir en un círculo vicioso donde la obesidad genera mayor apnea y a la apnea no facilita la reducción de peso.

    ¿Cuál es la causa de la apnea del sueño?

    No se tiene claro al 100 % la fisiopatología de la apnea del sueño, se cree que va en relación con el desarrollo evolutivo y el paso a la bipedestación, lo que conllevó a un descenso de la laringe a su posición actual estrechando la vía aerodigestiva superior haciéndola más propensa al colapso, al disminuir el tono neuromuscular durante el ciclo de sueño y vigilia.

    Alguna evidencia sugiere que los pacientes más predispuestos a desarrollarla tienen esta respuesta neuromuscular disminuida lo cual dificulta el equilibrio entre los músculos tensores y dilatadores de la vía aérea.

    ¿Se puede curar la apnea del sueño?

    Es un proceso complejo y el abordaje del mismo debe ser multidisciplinar ya que intervienen distintos factores de tipo metabólico, endocrino, anatómicos, y es el otorrinolaringólogo quien puede dirigir esta orquesta ya que la estructura involucrada principalmente atañe a su especialidad.

    Mientras exista una mejor comprensión de los factores que llevan a desarrollarla, es posible conseguir alguna modalidad de tratamiento, sin embargo, no siempre puede llegar a ser curada del todo, pero si logrando una mejoría en la calidad de vida sustancial que no interrumpa el sueño del paciente ni de su entorno familiar.

    ¿Cómo debe ser el estilo de vida del paciente con apneas del sueño?

    En esta entidad como en la gran mayoría de las enfermedades es de suma importancia una vida saludable, con una reducción y ajuste de peso al ideal, la restricción de ingesta alcohólica sobre todo de predominio nocturno, la supresión del hábito tabáquico y de la medicación sedativa sobre todo a la hora cercana al horario del sueño.

    Así mismo se recomienda evitar la posición boca arriba y procurar dormir de lado, ya que todas estas medidas han demostrado que pueden ayudar a atenuar la severidad de las apneas.

    Síntomas de la apnea del sueño

    En cuento a los principales síntomas de la apnea del sueño en personas con sobrepeso, podemos diferenciarlos entre los que tienen su repercusión durante el día y otros durante la noche.

    La sintomatología suele ser muchas veces vaga cuando hay repercusiones durante la actividad diaria, entre ellas podemos encontrar:


    - Somnolencia excesiva.

    - Dificultad para concentrarse.

    - Labilidad emocional.

    - Irritabilidad.

    - Cefalea matutina.

    - Dificultad para recordar las cosas.


    Por otra parte, los síntomas nocturnos de la apnea del sueño son:


    - Ronquidos.

    - Reflujo gastroesofágico.

    - Despertares frecuentes.

    - Pesadillas.

    - Insomnio.

    - Movimientos anormales.

    - Apneas observadas.


    El síntoma cardinal nos lo suele referir el entorno familiar del paciente ya que los ronquidos son la manifestación acústica de la obstrucción a nivel de la vía aérea superior y luego las pausas respiratorias evidenciadas habitualmente por la pareja del paciente.


    Diagnóstico de apnea en personas con obesidad.

    Por otra parte, para el diagnóstico de la apnea del sueño, se puede realizar al paciente la polisomnografía nocturna, una prueba mediante la cual se evalúa varios parámetros como la oxigenación nocturna la actividad cerebral mediante electroencefalografía, la frecuencia cardíaca y los movimientos de resistencia a la expansión de la caja torácica, por ejemplo. Este estudio es el que nos va a decir la severidad del cuadro de apnea.

    ¿Cuál es el tratamiento de la apnea de sueño?

    El tratamiento ideal sería la corrección de los factores en el estilo de vida que puedan conllevar a desarrollar la misma, no obstante, esto no siempre es posible o suficiente, por lo cual hay modalidades terapéuticas, como lo son los ejercicios para fortalecer la musculatura del suelo de la boca y el velo del paladar.

    Existen dispositivos para desplazar la lengua hacia delante o la mandíbula, llamadas férulas de avance mandibular, existen máquinas de presión positiva de oxígeno que dilatan la vía aérea llamada CPAP y finalmente si ninguna de éstas dan resultado, se pueden realizar distintas intervenciones quirúrgicas que pueden conllevar a una mejoría notable.

    En caso de que estos tratamientos no le sirvan al paciente con obesidad para reducir la apnea del sueño, en el último eslabón del tratamiento que lo constituyen los Dispositivos Implantables llamados Neuroestimuladores del nervio hipogloso que actúa como marcapasos, registrando el momento del cese respiratorio, para luego enviar una señal que actúa sobre la musculatura faríngea dilatando la misma evitando el cierre y colapso, y por lo tanto, las apneas.

    Consejos para mejorar la apnea en pacientes con obesidad.


    Los especialistas de los Centros Quirónsalud solemos recomendar:


    Perder peso, como primer paso.

    Una buena alimentación, aprender nuevos hábitos y rutinas a la hora de comer.

    Incorporar el ejercicio físico en la rutina, ya que esto es una de las mejores maneras de tratar la enfermedad.


    Según diferentes investigaciones médicas, la pérdida de peso puede significar no solo la mejora de la patología, sino que incluso puede curarse la enfermedad.


    Si padeces apnea de sueño por obesidad o sobrepeso, en Quirónsalud contamos con especialistas que podrán ayudarte a mejorar tu estilo de vida y ponerle solución a esta enfermedad.

    Texto elaborado por el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud de Valencia











  • El hambre y tu alimentación en verano, sigue estos consejos y di adiós a picar entre horas

    Son muchas las personas que no pueden resistirse a la tentación de picar entre horas y más en verano. Uno de los principales errores que cometemos en nuestra alimentación es lo que conocemos como "el picoteo entre horas".

    A la hora de elegir ese picoteo solemos tomar alimentos como galletas y snacks llenos de aditivos y azúcares, dejando la opción más saludable como la fruta en segundo lugar.

    Es importante seleccionar muy bien qué tipo de aperitivos tomamos, los snacks sanos y naturales son una muy buena opción.

    PicotearPicotear


    El hambre en verano.

    En verano muchas personas tienen más tiempo libre, realizan más actividad física, y están más expuestas a estímulos externos.

    En ocasiones, el verano también supone una época de mayor libertad y permisividad cEste enlace se abrirá en una ventana nuevaon uno mismo/a, y esto puede llevarnos a descuidar nuestra alimentación, porque repetidamente nos damos "permisos" para comer alimentos poco saludables.


    Cuida tu alimentación en verano con estos consejos.

    La dietista-nutricionista y el psicólogo de la Unidad de Obesidad y Nutrición de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva han recogido algunos de los consejos más sencillos de llevar a la práctica para que disfrutes del verano, sus comidas y cuides tu salud.

    La fruta, refréscate con algo natural.

    Empieza las comidas principales con fruta o verdura. Incluye una ración de fruta o un vaso de zumo natural en el desayuno, un gazpacho antes del plato principal en la comida, y elige una guarnición vegetal con la cena.

    Este grupo de alimentos es de bajo aporte calórico, y alto contenido en agua y fibra, características que contribuyen a activar el mecanismo de la saciedad.


    Estimula el consumo de fruta de forma sencilla

    Si funcionamos con estímulos, vamos a utilizarlos a nuestro favor. Otra recomendación es recuperar la costumbre de nuestras abuelas, ellas tenían un frutero en casa siempre a la vista, una forma de estimular el consumo de más fruta.

    Salgamos de casa ya sea al trabajo o a la playa con un picnic saludable, donde cuidemos la calidad y la cantidad de los alimentos que portemos.


    Vida social no es solo reunirse alrededor de una mesa.

    Hagamos vida social en verano no sólo alrededor de la comida. Podemos programar una salida en bicicleta, o jugar un partido de pádel con amigos, dar un paseo después de la cena con nuestra pareja, o levantarnos por la mañana temprano para pasear por la playa con una vecina antes de empezar las actividades cotidianas.


    Haz del agua tu mejor aliado.

    Observemos si el agua sigue siendo la principal bebidaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.Este enlace se abrirá en una ventana nueva Te invitamos a utilizar la siguiente estrategia: conserva los envases de bebidas azucaradas o bebidas con alcohol durante una semana para tomar conciencia de cuál es tu consumo real e impulsar el cambio.

    ¿Por qué comemos entre horas?

    Comemos entre horas por hambre, o empujados por diferentes estímulos, o según sea nuestro estado emocional.

    Comer por hambre, ¿cómo sé si tengo hambre?

    Es fácil que ocurra si hemos descuidado o ingerido pocos alimentos antes. Por eso, más que sentirnos culpables por picar, debemos poner el foco en revisar nuestro desayuno habitual, almuerzo o merienda.

    Comer empujado por estímulos.

    En esta época del año realizamos más comidas fuera de casa y en más compañía. Hay más platos encima de la mesa que activan nuestros sentidos. Y ofrecer comida para agradar forma parte del ser humano como ser social y cultural.

    Esta forma de relacionarnos con nuestro contexto se asocia al denominado comer externo, siendo una conducta que llevamos a cabo en base a impulsos generados por nuestra mente de manera fugaz y, siendo por tanto decisiones habitualmente no muy elaboradas.

    Ejemplo de ello podría ser aquellas ocasiones donde bajamos al supermercado con la lista de la compra pero la presentación, el olor de un determinado alimento o el recuerdo de una experiencia pasada, nos lleva al impulso de añadirlo a la cesta de la compra.


    Comer según nuestro estado emocional.

    La comida es utilizada como recompensa o castigoEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Debemos de buscar ayuda psicológica para resolver la causa antes que atender a la consecuencia.

    Existen diferentes estilos de ingesta, siendo uno de ellos el denominado comer emocional, en el cual las personas no sienten hambre fisiológica (real) sino que su sensación obedece a una respuesta basada en una emoción que se trata de "apaciguar" mediante la comida.

    Esta forma de actuar no obedece solo a episodios de tristeza como los que vemos en ocasiones en algunas películas con personajes que comen, mientras lloran, grandes tarrinas de helado, sino que también pueden desencadenarse ante emociones de alegría como tras una jornada laboral satisfactoria.


    Evita la ansiedad de comer entre horas.

    Pueden aplicarse técnicas que ayuden a controlar estas difíciles situaciones, son una de las funciones del psicólogo en nuestra Unidad de Obesidad del centro de Quirónsalud Valencia.

    Desde el área de psicología se acompaña a los pacientes durante todo el proceso para que puedan aprender y fomentar cambios significativos en su repertorio de conductas y pensamientos ante una situación dada (como es el hecho de comer entre horas).

    La finalidad es buscar respuestas alternativas que no generen malestar en la persona, puesto que es importante evitar el fomento de la ansiedad mediante ingestas inadecuadas como ocurre con los picoteos.

    Promover la motivación y el compromiso del paciente con el cambio, es uno de los objetivos principales del departamento de psicología, además de poder abordar otros aspectos como la autoestima del paciente con obesidad, la posible presencia de ingestas emocionales en momentos de ansiedad, y el fomento de la regulación emocional mediante técnicas cognitivo-conductuales.

    Entrenar la razón y el conocimiento forma parte de nuestros tratamientos dietéticos; cuando el paciente adquiere conocimientos básicos sobre alimentación saludable, y comprende lo importante que es para su salud adoptar algunos cambios, tiene más recursos para no utilizar la comida como salida.

    ¿Qué hacer para no comer cuando estás aburrido?

    La reflexión es un aliado, pensar antes de responder al impulso de abrir la nevera o agarrar las galletas de chocolate.

    El aburrimiento, al igual que la ansiedad, es una emoción que trata de comunicarse con nosotros mediante un estado transitorio en nuestro cuerpo. Sabemos que las emociones vienen y van al cabo del día, y es por ese mismo motivo, por el que tenemos que aprender a tolerar el malestar que nos generan cuando las interpretamos como algo negativo.

    Es importante destacar que las emociones no son buenas ni malas, sino que tienen un papel adaptativo que nos llevan a realizar cambios en nuestra conducta o la situación que nos rodea.

    El aburrimiento, por tanto, nos pide un cambio, una distracción, y en este sentido, es importante contar con herramientas de distracción y autocontrol para evitar caer en la tentación de realizar una ingesta inadecuada.

    Si nos dejamos llevar por el primer impulso y acudimos a la nevera, lo más probable es que a la larga fomentemos una sensación de desconexión con nosotros mismos, además de sentir culpa y una pérdida de control en ocasiones futuras.

    Por lo tanto, si nos damos cuenta de que nos aburrimos entre horas, es posible que nuestro entorno o propia conducta no nos refuerce lo suficiente como para tenernos distraídos, y en ese sentido, os animamos a que podáis aplicar técnicas centradas en la solución de problemas, empezando por identificar el problema cuando aparece, es decir, "a qué horas exactas siento aburrimiento y esta emoción me lleva a la nevera".

    En segundo lugar, es importante definir el problema de manera correcta, "qué es aburrirse para ti", puesto que cada persona realiza una interpretación distinta de lo que es aburrirse, ya que, es un término subjetivo que no representa la realidad de todo el mundo ni se expresa de la misma forma.

    En tercer lugar, es importante intentar comprender el problema y definir objetivos concretos que nos lleven a soluciones alternativas. Sabemos que las emociones no se activan en nuestro cuerpo por sí mismas, sino que es la interpretación que hacemos de nuestra situación (nuestros pensamientos) lo que las desencadenan, al igual que a nuestras conductas.


    ¿Qué se puede comer entre horas que no engorde?

    La comida no es un refugio ni la mejor forma de premiarse. No hay que buscar alternativas menos calóricas y continuar pensando en la comida como una vía de escape de una situación o emoción que no es de nuestro agrado, hay que reconocer donde está el problema y buscar soluciones.

    En los centros de Quirónsalud Valencia y Alicante contamos con profesionales sanitarios, dietistas-nutricionistas y psicólogos para ayudarte a tener una relación más sana con la comida.

    Texto elaborado por Rocío Práxedes, dietista, y Jose Enrique Lauron, psicólogo, de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • La leche y su importancia en nuestra vida

    La leche es uno de los alimentos más importantes, de hecho, es nuestro primer alimento y continuamos tomándolo en todas las etapas de la vida. Vamos a responder a algunas de las preguntas más frecuentes que los pacientes suelen hacernos en consulta, como es ¿qué nos aporta?, ¿es realmente importante tomarla para nuestro organismo?, ¿qué le pasa a mi cuerpo si no tomo lácteos?

    ¿Qué nos aporta la leche?

    En el grupo de los lácteos encontramos la leche y sus derivados, como queso, yogur, requesón, cuajada y otras leches fermentadas como el kéfir.

    La mantequilla y la nata, aunque se obtienen de la leche, desde el punto de vista nutricional, no se incluyen dentro de este grupo ya que se consideran grasas de origen lácteo.

    Por norma general, al referirnos a la ‘leche’ nos referimos a la de vaca, aunque también puede ser de cabra o de oveja, de uso común en los países mediterráneos. Cualquiera de estas tres presenta una excelente densidad nutricional.

    ¿Es recomendable tomar leche?

    El calcio no sólo es importante para la salud, sino que juega un papel clave en numerosos procesos de nuestro cuerpo como el filtrado renal, la conducción nerviosa o el funcionamiento muscular.

    Se recomienda, aproximadamente, tomar entre 2 y 4 raciones de lácteos al día según la edad y el estado fisiológico de la persona. Una ración de lácteos sería igual a beberse un vaso de leche de 250 ml o a comerse dos yogures.

    Sin embargo, en los últimos años, está habiendo mucha polémica relacionada con el consumo de los lácteos, ¿cuáles son las recomendaciones actuales de calcio que se están dando?

    Las recomendaciones tradicionales de calcio oscilan entre 800 y 1200 miligramos al día dependiendo de la edad. Pero ahora se sugiere que con la ingesta de entre 500 y 700 miligramos se cubren las necesidades.

    El consumo de leche aporta una serie de beneficios a la salud que, por su composición, son difíciles de suplir con otros alimentos, una dieta con suficiente cantidad de lácteos proporciona hasta el 33% de las necesidades de proteínas diarias.

    Su alto contenido en calcio y vitamina D favorece el desarrollo y mantenimiento de los huesos y dientes.

    El alto contenido en proteínas afecta positivamente al control del sobrepeso y la obesidad. Esto se debe a la sensación de saciedad y disminución del apetito que produce la leche.

    Asimismo, el consumo de leche con bajo contenido graso contribuye a evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares. Además, se ha detectado una menor incidencia de diabetes tipo 2 entre los consumidores habituales de productos lácteos.

    Si no tomas leche, ¿Qué pasa en nuestro cuerpo?

    La leche no es un alimento imprescindible, pero sí una forma muy eficaz de obtener calcio.

    Dentro de la leche y sus derivados, como nutrientes destacan el calcio y la vitamina D por su cantidad y alta biodisponibilidad. Estos dos micronutrientes están relacionados con el crecimiento y mantenimiento de los huesos, así si la ingesta de calcio disminuye, el organismo utiliza el calcio óseo para su correcto funcionamiento, lo que disminuye la densidad mineral ósea y debilita los huesos, que serán más susceptibles a sufrir fracturas.

    Estos también están relacionados con la coagulación sanguínea, el metabolismo energético y neuromuscular, la función de enzimas digestivas, la división neuromuscular y la diferenciación celular. Por estos motivos, el consumo de estos minerales resulta esencial, no solo durante el crecimiento y el desarrollo, sino en todas las etapas de la vida.

    Otro beneficio del calcio presente en los productos lácteos es que este se absorbe mejor junto con la lactosa, vitamina D y la adecuada proporción calcio/fósforo que contiene la leche.

    Dejar de tomar lácteos, por alguna circunstancia (alergias, intolerancias, aversiones), dificultará cubrir las necesidades de calcio.

    LecheLeche

    ¿Qué tipo de leche es mejor según los nutricionistas?

    La recomendación de los expertos en nutrición es el consumo de leche entera.

    Dependiendo de las marcas, una leche desnatada tiene 6 o 7 veces menos cantidad de nutrientes que la leche entera y una leche semidesnatada, aproximadamente la mitad.

    La principal diferencia a la hora de elegir la leche estará en el porcentaje de grasa que contiene, que influirá tanto en las calorías como en el sabor.

    Al perder la grasa, la leche desnatada pierde también las vitaminas liposolubles características de la leche, sobre todo la A o retinol y la vitamina D o calciferol.

    Los lácteos enteros tienen otros componentes saludables como aminoácidos, grasas no saturados, vitaminas K1 y K2, calcio, magnesio, potasio y probióticos.

    La leche entera es igualmente recomendable cuando una persona está a dieta o tiene el colesterol alto. La entera tiene un colesterol dietético que no tiene que ver con el colesterol de la sangre.

    La leche entera es capaz aportar nutrientes en una proporción superior al nivel calórico que aporta, propiedades como la capacidad de la grasa láctea de elevar el colesterol bueno o la importante presencia de lípidos bioactivos son positivos a nivel cognitivo.

    Los últimos estudios han demostrado que el consumo de lácteos enteros no se relaciona con un mayor índice de enfermedades cardiovasculares.

    La leche entera es altamente saciante y tiene mayor palatabilidad, por lo que está mejor en boca una leche entera que una desnatada y evitando el consumo de otros productos con grasas o azúcares refinados.

    ¿Qué marca de leche tiene más vitamina D?

    Más del 50% de los españoles presentamos un déficit general de vitamina D en sangre, que ahora puede verse agravado al no exponernos al sol con regularidad dada la situación de confinamiento.

    Una exposición solar de al menos 10 minutos (en cualquier parte del cuerpo) al día sería suficientes para cubrir los requerimientos diarios de vitamina D.

    La marca de leche que parece tiene un mayor porcentaje de vitamina D es Pascual 0.8-1µg/100ml.

    Recomendaciones a la hora de escoger la leche

    Según la etapa de la vida, NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) dice que los lácteos se incluyen en el segmento de consumo de dos a cuatro al día. Dos raciones diarias de lácteos conllevarían una reducción del riesgo de sufrir diabetes, síndrome metabólico e hipertensión. Lo llamativo del caso es que serían los productos lácteos enteros, es decir, grasos, los que demostrarían una mayor acción protectora del metabolismo.

    Sin duda hay que tomar la leche que se ajuste a nuestros gustos (más o menos sabor) y a nuestra situación metabólica.

    Los nutricionistas de Quirónsalud te damos una serie de recomendaciones para la elección de tu leche:


    - Con fitoesteroles si tenemos alto el colesterol.

    - Sin lactosa si somos intolerantes a la lactosa.

    - Con fibra si sufrimos estreñimiento.

    - Con aceites omega W3 y W6 si queremos prevenir enfermedades cardiovasculares y a nuestros requerimientos según la edad (el mínimo uno, para niños de uno a seis años y hombres de más de 65 años; entre dos y tres para escolares y adultos en general; tres o cuatro para adolescentes y cuatro para embarazadas y lactantes).


    Texto elaborado por Carolina Pérez, nutricionista de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud Murcia



  • Insuficiencia respiratoria, otra consecuencia de la obesidad

    Cuidar nuestro peso es importante para la salud. Mantener un peso saludable para los enfermos crónicos o con problemas respiratorios lo es aún más. Las alteraciones en la composición corporal constituyen un marcador de gravedad y empeoran el pronóstico de la enfermedad. Tanto el exceso de peso como el déficit son perjudiciales.

    Relación obesidad y problemas respiratorios

    La obesidad repercute sobre la función pulmonar de diferentes formas.

    Por una parte, se comprueba una reducción de los volúmenes pulmonares, especialmente la capacidad residual funcional y el volumen de reserva espiratorio. Asimismo se ha señalado un descenso de la fuerza de los músculos respiratorios.

    Estas alteraciones pueden provocar desde una disnea de esfuerzo hasta un síndrome de hipoventilación-obesidad. También hay una relación estricta entre obesidad y apnea del sueño.

    Obesidad e Insuficiencia respiratoriaObesidad e Insuficiencia respiratoria

    Insuficiencia respiratoria y obesidad

    La obesidad es uno de los problemas de salud más comunes y está reconocido como factor de riesgo cardiovascular. La obesidad puede afectar al sistema respiratorio dependiendo de la edad, nivel de obesidad y distribución de la grasa corporal.

    En algunas personas obesas se presenta una afectación llamado síndrome de hipoventilación y obesidad, en la cual la respiración deficiente lleva a bajos niveles de oxígeno y niveles más altos de dióxido de carbono en la sangre.

    Las personas con síndrome de hipoventilación y obesidad para respirar realizan un esfuerzo excesivo al tener que movilizar la caja torácica más pesada. Debido a la grasa, el diafragma no puede moverse de forma adecuada durante la respiración, lo que provoca que las respiraciones sean superficiales, por lo que no entra el suficiente aire en los pulmones, y no llega a los alveolos, que es donde se produce el intercambio gaseoso, parte fundamental de la respiración.

    Es por esto que las personas con síndrome de hipoventilación y obesidad, tienen menos cantidad del oxígeno necesario en sangre, sin embargo presentan mayor dióxido de carbono, lo que deriva en problemas respiratorios graves como es la insuficiencia respiratoria.


    Causas de la insuficiencia respiratoria por obesidad

    Se desconoce la causa exacta del síndrome de hipoventilación y obesidad.

    Los investigadores creen que el síndrome de hipoventilación y obesidad es resultado de un defecto en el control del cerebro sobre la respiración.

    El peso excesivo contra la pared torácica también dificulta a los músculos hacer una respiración profunda y respirar suficientemente rápido.

    Esto empeora el control respiratorio del cerebro. Como resultado, la sangre tiene demasiado dióxido de carbono e insuficiente oxígeno.

    Insuficiencia respiratoria y calidad del sueño

    Los síntomas principales del síndrome de hipoventilación y obesidad se deben a la falta de sueño e incluyen:

    Mala calidad del sueño

    Apnea del sueñoEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    Somnolencia durante el día

    DepresiónEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    Dolores de cabeza

    Cansancio

    También se pueden presentar síntomas de bajos niveles de oxígeno en la sangre (hipoxia crónica). Los síntomas incluyen la falta de aliento o la sensación de cansancio después de realizar muy poco esfuerzo.


    Especialidad de la medicina que diagnostica la dificultad en la respiración por obesidad

    El neumólogo puede diferenciar el síndrome de hipoventilación y obesidad de la apnea obstructiva del sueño porque una persona con el síndrome de hipoventilación y obesidad tiene un nivel alto de dióxido de carbono en la sangre cuando esta despierta

    Entre los exámenes para ayudar a diagnosticar y confirmar el síndrome de hipoventilación y obesidad están:

    Gasometría arterialEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    Radiografía o tomografía computarizada del tórax para descartar otras posibles causas

    Pruebas de la función de los pulmones (pruebas de la capacidad pulmonar)

    Estudio del sueño (polisomnografía)Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Tratamiento hipoventilación y obesidad

    Los médicos de Quirónsalud Torrevieja y Alicante, solemos recomendar el tratamiento que involucra la asistencia respiratoria usando máquinas especiales, como la ventilación mecánica.

    Entre las diferentes opciones que incluyen este tipo de tratamiento encontramos:

    Ventilación mecánica no invasiva como presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) o la presión positiva de dos niveles en las vías respiratorias (BiPAP, por sus siglas en inglés)Este enlace se abrirá en una ventana nueva por medio de una máscara que se ajusta con firmeza sobre la nariz o sobre la nariz y la boca (sobre todo para dormir).

    Oxigenoterapia

    Ayuda para respirar a través de una abertura en el cuello (traqueotomíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva) para casos graves

    El tratamiento se inicia en el hospital o en una clínica ambulatoria.

    Otros tratamientos están encaminados a reducir el peso, lo cual puede contrarrestar el SHO.

    Texto elaborado por el doctor Dick Pasker, jefe de neumología de Quirónsalud Torrevieja y Alicante

  • Combate la retención de líquidos este verano con estos consejos

    La expresión "retengo líquidos" es repetida a menudo en las consultas de nutrición y esta suele darse cuando hay una ganancia de peso corporal. Pero, ¿qué es realmente la retención de líquidos?, ¿qué pasa en nuestro organismo? Hablemos de ello.


    Nuestro cuerpo por dentro, el agua corporal

    El agua es el componente básico más importante del cuerpo humano y supone de media el 60% del peso en los adultos. Dos terceras partes del agua está dentro de las células, y el tercio restante, repartida entre los vasos sanguíneos, los vasos linfáticos y los espacios entre células y órganos. El agua de ambos compartimentos (el espacio intracelular y el espacio extracelular) contiene sustancias disueltas que contribuyen al equilibrio hídrico.

    La necesidad diaria de agua está determinada por la cantidad que se pierde y se metaboliza, y por la que se intercambia con el exterior, la cual depende de factores como la temperatura ambiental, el gasto energético, la actividad física o la composición de la dieta. Las necesidades de ingesta de agua también están determinadas por la edad, el sexo, el peso corporal, y las alteraciones relacionadas con la salud (p.ej. fiebre, vómitos y diarrea).

    Retención de líquidosRetención de líquidosCómo se consigue el equilibrio hídrico

    Nuestro cuerpo en condiciones normales gana y pierde agua a diario. Para mantener el volumen de líquidos corporales las ganancias y las pérdidas deben equilibrarse entre sí. Esto es importante, ya que el cuerpo no tiene la capacidad de almacenar agua.

    Ingresamos agua a través de bebidas, alimentos y por la transformación de nutrientes en energía (agua de oxidación); y la perdemos por la respiración, las heces, la transpiración, sudoración y la orina.

    El balance hídrico depende sobre todo de la ingesta de agua y la producción de orina. El tubo digestivo, los riñones y el encéfalo mantienen el contenido de agua corporal relativamente constante. Los mecanismos que sostienen el equilibrio hídrico dependen de varias hormonas, entre las que se incluyen la hormona antidiurética (vasopresina), la aldosterona, la angiotensina II, la cortisona, la noradrenalina y la adrenalina. La sed está regulada por el hipotálamo y controla la ingesta de agua en los individuos sanos.


    El agua y tu alimentación

    El contenido en agua de los alimentos es muy variable, ingresaremos más agua si nuestra dieta es rica en frutas y verduras.

    El agua de oxidación, también llamada agua metabólica, es la formada por nuestro cuerpo cuando transformamos las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas en kcal; se produce alrededor de 107g de agua por cada 100g de grasa, 41g por 100g de proteína y 55g por 100g de carbohidratos.

    Una dieta muy abundante en proteínas puede ser causa de deshidratación si no es acompañada de una ingesta suficiente de agua; también una dieta rica en azúcares en pacientes hiperglucémicos, ya que para eliminar el exceso de glucosa, se pierden grandes cantidades de líquido por la orina; el sodio atrae el agua, y una dieta alta en sodio desplaza agua al flujo sanguíneo, lo cual puede aumentar el volumen de la sangre y posteriormente la presión sanguínea.

    Posibilidades de un desequilibrio hídrico

    Hemos descrito al inicio cómo se distribuye el agua en condiciones normales dentro de los espacios intracelular y extracelular, ¿pero qué puede ocurrir en condiciones anómalas?

    Se produce desequilibrio hídrico cuando hay alteraciones en el contenido de agua y/o sustancias disueltas en ella en los espacios intracelular y/o extracelular más allá de los límites normales, que pueden provocar deshidratación, sobrehidratación, edema, hipervolemia o hipovolemia.

    Las causas son diversas y requieren de una evaluación médica que incluye: la valoración física, conocer todas las fuentes de aporte de líquidos y todas las fuentes de pérdida de los mismos, pruebas de imagen, pruebas de laboratorio, la descripción subjetiva de los síntomas por los pacientes, los cambios repentinos de peso, los fármacos y los signos vitales.


    Causas de la deshidratación

    Entra las causas que pueden provocar deshidratación en el cuerpo son, el bajo aporte de líquidos, sudor, fiebre, vómitos, diarreas, aspiración gastrointestinal, drenajes quirúrgicos, ileostomías, tratamientos diuréticos, insuficiencia renal, diabetes, peritonitis, quemaduras, obstrucción intestinal, postoperatorio, tromboflebitis, pancreatitis aguda, ascitis, cirugía mayor con amplio traumatismo de los tejidos.

    Causas de sobrehidratación

    Por paradójico que pueda parecer, se puede provocar una sobrehidratación en el organismo. Pues bien, si esto ocurre se produciría una intoxicación por agua. Los riñones se sobrecargan y las células comienzan a hincharse de manera transitoria. Debido a esta hinchazón, el cerebro presiona el cráneo y aparecen dolores de cabeza muy fuertes.

    Entre las causas podemos encontrar: el exceso de aporte de agua, enfermedad renal primaria, insuficiencia cardíaca, cirrosis, estrés, hipoalbuminemia, postoperatorios, soluciones de irrigación hipotónica o de agua, soluciones endovenosas hipotónicas, morfina.

    Causas de hipovolemia

    La hipovolemia, es la pérdida rápida e importante de fluidos corporales. Entre sus causas encontramos: Ingesta alterada, hemorragias, fiebre con sudoración exagerada, infección sistémica con hipercatabolismo, quemaduras, diuresis osmótica, desplazamiento al tercer espacio (desplazamiento del líquido vascular a otros espacios, perdiendo esta agua sus funciones), peritonitis, obstrucción intestinal, postoperatorio, tromboflebitis, pancreatitis aguda, ascitis, cirugía mayor con amplio traumatismo de los tejidos.

    Recomendaciones para tu salud

    El agua es indispensable para la vida, un cuerpo sano tiene los mecanismos que le permiten mantener constante su medio interno, a pesar de las grandes variaciones del exterior, esta estabilidad orgánica se conoce como homeostasis.

    No obstante, las fluctuaciones de agua dentro de los límites normales son inevitables, porque a lo largo del día comemos, bebemos, practicamos ejercicio y sudamos, vamos mejor o peor al aseo, etc. Es necesario interpretar las variaciones de peso prestando atención a las entradas y las salidas de agua corporal durante el día.

    Las fluctuaciones del peso corporal llamativas y repentinas no deben relacionarse con la pérdida o ganancia de grasa corporal, es importante saber que para perder 1kg de grasa es necesaria una restricción calórica de 7.000 kcal, esto demuestra que es imposible una pérdida verdadera de peso en muy poco tiempo.

    Lo que sí podemos hacer es mantener una dieta equilibrada, donde el consumo de frutas y verduras sea de al menos 400g al día, vigilar nuestro consumo de líquidos a diario, procurando que el agua sea nuestra bebida principal, realizar una ingesta de sal inferior a 5g al día, y limitar el consumo de alimentos envasados con alto contenido en sodio (≥1,2%), porque todas estas medidas contribuyen a mantener nuestro estado de salud.

    La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) establece el consumo de 2,5 litros de agua al día para la población masculina adulta y de 2 litros diarios de agua para la población femenina adulta. En jóvenes de 9 a 13 años, el consumo recomendado es de 2,1 litros/día para los niños y 1,9 litros/día para las niñas. Según la EFSA, entre el 70% y el 80% de la hidratación diaria debe provenir de diferentes tipos de bebidas, preferiblemente el agua, mientras que entre el 20% y el 30% restante es aportado a través de la ingesta de alimentos sólidos.

    Hay varios métodos para la estimación de las necesidades hídricas basados en la edad, la ingesta calórica y el peso. La obesidad supone un reto a la hora de realizar cálculos basados en el peso sobre las necesidades de líquidos, ya que el agua supone únicamente del 45 al 55% del peso corporal en los pacientes con menores proporciones de masa corporal magra.

    En la práctica clínica hay que individualizar las estimaciones de líquidos para cada paciente, especialmente de aquellos con insuficiencia cardíaca, hepática o renal, y en presencia de pérdidas digestivas continuadas en alto volumen.

    Texto elaborado por Rocío PráxedesEste enlace se abrirá en una ventana nueva, dietista-nutricionista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

55 resultados
Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.