Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Cristina Ortega Casanueva. Unidad de Alergia y Neumología Infantil. Hospital Quirónsalud San José.

Alergia a la picadura de insectos

Alergia picadura insectosAlergia picadura insectos

Todos los insectos que pican pueden provocar reacciones alérgicas. Los más frecuentes son las avispas y las abejas, pero los mosquitos, tábanos, pulgas, orugas y las arañas, también pueden producir reacciones exageradas, reacciones de hipersensibilidad.

Sobre esto he escrito una revisión en Pediatría Integral , la revista de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria: (https://www.pediatriaintegral.es/numero-actual/alergia-a-la-picadura-de-insectos/Este enlace se abrirá en una ventana nueva).

Este es un tema que nos interesa a todos, pediatras, alergólogos y papás de estos peques que tienen esas reacciones tan intensas tras la picadura de un insecto.

Antes de comenzar a hablar de este tema, quiero agradecer al Dr. Francisco Pelayo, compañero pediatra del Hospital Quironsalud San José, el haberme cedido muchas de las fotografías con las que ilustro el artículo. Y es que, aparte de ser un gran pediatra endocrino, es un gran fotógrafo de la naturaleza y sobre todo, un gran compañero.

Alergia picadura insectosAlergia picadura insectos

Cuando un insecto pica a un niño, a veces es difícil saber qué insecto concreto ha sido, ya que casi todos producen en la zona de la picadura una reacción similar: inflamación (edema), enrojecimiento (eritema) y picor (prurito).

Todos sabemos que la reacción que produce la picadura de un mosquito es más leve que las producidas por picadura de una avispa. Hoy hablaremos sobre las picaduras de mosquitos y en el próximo post, sobre las picaduras de himenópteros.

Picadura de mosquito

Cuando el mosquito pica, produce una pápula en el lugar de la picadura. Suele aparecer a las 2 horas de la inoculación aproximadamente y persiste uno o dos días.

A veces estas pápulas pican de forma terrible, desesperante y es muy dificil pedirle al niño que no se rasque, pero tenemos que intentarlo, porque esto sólo exacerbará el cuadro, es decir, que le pique más.

Un consejo para los más pequeños a los que les será dificil evitar no rascarse: mantenedle las uñas bien cortitas. Así evitaremos que con el rascado se erosione la piel y aparezca una infección.

¿Se habla entonces de alergia a los mosquitos? Pues no exactamente..

Esta reacción se atribuye a una hipersensibilidad a la saliva del mosquito, aunque realmente el mecanismo es incierto. La prevalencia de la alergia a la saliva de mosquito es desconocida, pero se ha descrito que alrededor del 3% de la población reacciona de forma exagerada frente a su picadura y, aunque se han descrito reacciones anafilácticas por saliva de mosquito, es excepcional que esto ocurra.

Cómo tratamos las picaduras de insectos

Existen unas medidas generales como elevar el brazo o la pierna afectada y aplicar hielo (¡recordad!: siempre envuelto en un paño, el hielo al contacto directo con la piel quema) para reducir la inflamación.

Para evitar infecciones secundarias lavar la zona con agua y jabón. Si veis que el niño está muy incómodo por el picor, consultad a vuestro pediatra que os pautará un antihistamínico vía oral o incluso un corticoide tópico.

El amoníaco frena rápida y eficazmente el picor y la irritación de la piel. Además, neutraliza el veneno. Por tanto, el uso inmediato de un producto a base de amoníaco, proporcionará un alivio rápido en las picaduras de mosquitos, tábanos, abejas, avispas, animales marinos o plantas urticantes.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Alergia en la mochila
Sobre este blog

Blog sobre alergia y neumología infantil en la que se describen los síntomas y se ofrecen consejos útiles y prácticos a los padres de niños alérgicos para detectar y tratar este trastorno de sus hijos.

Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.