Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Cristina Ortega Casanueva. Unidad de Alergia y Neumología Infantil. Hospital Quirónsalud San José.

Prevención de las infecciones de las vías respiratorias mediante la modulación de la microbiota

MicrobiotaMicrobiota

Hoy voy a hablar sobre la modulación de la microbiota y el papel que ésta juega a la hora de prevenir las infecciones de las vías respiratorias.

Estoy segura que todos habéis oído hablar en alguna ocasión de la microbiota.

Para aquellos que no lo han oído o aunque lo hayan oído, no saben exactamente de qué se trata, diré que la microbiota es el conjunto de microorganismos que se encuentran en nuestro cuerpo. Están en la piel y en las mucosas; residen en nuestros tejidos de forma más o menos permanente y en algunos casos realizan funciones muy concretas.

Tener microorganismos en nuestro organismo no equivale a estar enfermo sino que, en la mayoría de las ocasiones, son corresponsables de nuestra salud. Estos pequeños seres vivos habitan las mucosas y epitelios de los individuos sanos y sin las funciones que desempeñan no seríamos viables.

¿Habéis oído hablar de los probióticos? Estoy segura que sí.

Los probióticos han sido definidos por un comité mixto de la OMS y la FAO como microorganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud del huésped.

Aunque es un campo en el que aún queda mucho por saber, el uso de probióticos se encuentra cada vez más extendido en la práctica clínica.

El Doctor Juan Miguel Rodríguez Gómez, gran experto en el tema, nos habló el pasado jueves de la relación entre probióticos y microbiota.

Intentaré resumir de una forma fácil la información que nos dio.

Aunque parezca algo obvio, el primer concepto que hemos de tener en cuenta es que no vale cualquier probiótico para cualquier patología. Las propiedades funcionales o beneficiosas de un microorganismo no dependen de la especie a la que pertenezca sino de cada cepa en particular, por lo que el análisis del potencial probiótico debe hacerse cepa a cepa. Actualmente existen relativamente pocas cepas probióticas cuyos efectos sobre la salud humana se hayan comprobado en ensayos clínicos. Por este motivo, a la hora de seleccionar un probiótico deberíamos decantarnos por aquellos que figuran en las guías clínicas, con su nivel de evidencia y posología, o aquellos con los que se han realizado ensayos para dianas específicas y cuyos resultados se han publicado en revistas científicas contrastadas.

Por ejemplo, en el tratamiento de la gastroenteritis aguda en niños, existe una cepa de Lactobacillus rhamnosus (GG), una de Lactobacillus reuteri (DSM 17938) y otra de Saccharomyces boulardii (CNCM I-745) que figuran en la guía de la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) y que pueden considerarse como un complemento de la terapia de rehidratación oral. https://www.worldgastroenterology.org/guidelines/global-guidelines/probiotics-and-prebiotics/probiotics-and-prebiotics-spanishEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Respecto a la modulación de la microbiota y el papel que ésta juega a la hora de prevenir las infecciones de las vías respiratorias existen algunas recomendaciones sobre el uso de cepas estrictamente definidas en la prevención de infecciones respiratorias de vías altas en niños. No obstante, el número de cepas con las que se han realizado ensayos clínicos en el ámbito de las mucosas respiratorias es muy escaso.

La otitis media aguda es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes en la infancia y el motivo más frecuente de prescripción antibiótica. Este hecho se asocia al aumento de las resistencias a antibióticos y a una alteración de la microbiota infantil. Por ese motivo, los probióticos podrían ser una alternativa. En este sentido, Lactobacillus salivarius PS7 es hasta la fecha, la cepa que muestra las mejores propiedades para ser empleada como probiótico para el control de otopatógenos, previniendo las otitis agudas recurrentes en un porcentaje elevado de casos y reduciendo hasta en un 60% el número de tratamiento antibióticos.

Cárdenas N, Martín V, Arroyo R, López M, Carrera M, Badiola C, Jiménez E, Rodríguez JM. Prevention of Recurrent Acute Otitis Media in Children Through the Use of Lactobacillus salivarius PS7, a Target-Specific Probiotic Strain. Nutrients. 2019 Feb 12;11(2):376. doi: 10.3390/nu11020376.

Respecto a la bronquiolitis o infecciones de vías respiratorias bajas, se trata de una infección que puede estar causada por diversos virus, entre los que destaca el virus sincitial respiratorio. A pesar de su origen vírico el resultado de la infección puede ser muy distinto dependiendo de la composición de la microbiota de las vías altas. Así, cuando existe una diversidad elevada dominada por bacterias comensales o mutualistas (corinebacterias, estreptococos de los grupos mitis y salivarius, estafilococos coagulasa-negativos…) la infección suele ser asintomática o muy leve mientras que si la microbiota tiene una diversidad reducida y está dominada por Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis o Streptococcus pneumoniae, puede resultar en cuadros severos que requieran la hospitalización de los niños. En este sentido, la modulación de la microbiota respiratoria mediante el uso de probióticos puede ser una estrategia prometedora en el futuro.

Los probióticos no se pueden recomendar para la prevención de enfermedades atópicas según la evidencia disponible actualmente, aunque la Organización Mundial de Alergia recomienda el uso de probióticos en la madre, tanto durante el embarazo como durante la lactancia, y en bebés con alto riesgo de atopia.

Los probióticos podrían reducir el riesgo de atopia de manera más eficiente si se administran prenatalmente a la madre embarazada y postnatalmente al niño.

Los estudios de seguimiento revelaron que, aunque el riesgo de dermatitis atópica se mantuvo reducido con el tiempo, el riesgo de otras enfermedades alérgicas, como sibilancias y rinoconjuntivitis alérgica, aumentó en el grupo de probióticos y por tanto, concluyen que la evidencia para recomendar cepas o combinaciones de probióticos específicos para la prevención de la atopia es insuficiente.

Novedades en probióticos: evidencias, indicaciones y seguridad. Pediatr Integral 2020; XXIV (3): 151 – 165

En cuanto a la alergia alimentaria, existen estudios donde la adición del probiótico Lactobacillus rhamnosus GG a la leche altamente hidrolizada puede inducir una adquisición más rápida de la tolerancia a la leche de vaca. Sin embargo, los mecanismos subyacentes a este efecto aún son parcialmente desconocidos y los estudios únicamente se han realizado en modelos animales sin que aún existan evidencias de tal efecto en humanos.

Extensively hydrolyzed casein formula alone or with L. rhamnosus GG reduces βlactoglobulin sensitization in mice (https://doi.org/10.1111/pai.12687Este enlace se abrirá en una ventana nueva)

Queda mucho por saber, pero de lo que no hay duda es que los probióticos adecuados empleados en patologías concretas son beneficiosos.

Quiero agradecer a SEPEAP y al Laboratorio Casen Recordati haber contado conmigo en este seminario virtual y de nuevo, darle las gracias al Dr. Juan Miguel Rodríguez Gómez por toda la información que nos aportó y todas las dudas que nos resolvió.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Alergia en la mochila
Sobre este blog

Blog sobre alergia y neumología infantil en la que se describen los síntomas y se ofrecen consejos útiles y prácticos a los padres de niños alérgicos para detectar y tratar este trastorno de sus hijos.

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.