Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid

  • ¿Qué es la alergia al pescado? ¿Cómo se identifica?

    pescadopescado

    La alergia a pescados es una reacción inmunológica que puede aparecer tras la ingesta, el contacto e incluso la inhalación de vapores procedentes de la cocción de estos alimentos. En los niños es una de las alergias a alimentos más frecuentes, después de la alergia a leche y huevo y aunque puede producirse a cualquier edad, generalmente se inicia antes de los 3 años de vida, coincidiendo con la introducción del alimento en la dieta.

    La causa principal de la alergia a los pescados es una proteína denominada Parvalbúmina, que no se altera por el calor ni por la digestión. Esta proteína se encuentra en mayor cantidad en el músculo blanco que en el músculo rojo de los peces (que se encuentra debajo de la piel en peces que realizan grandes desplazamientos, como el atún). La alergia se puede desarrollar frente a todos los pescados o solo frente a un grupo o una especie.


    Pescados blancos o azules
    Los denominados pescados blancos, contienen más cantidad de esta proteína que los azules, (en los que predomina el músculo rojo) y es por esto que en general, los pescados que más frecuentemente producen alergia son los pescados blancos. En España, especialmente gallo y también merluza, que son los pescados que más damos a nuestros niños pequeños.

    La clasificación entre blancos y azules responde a criterios nutricionales, dependiendo de donde almacenen la grasa. En los llamados azules o grasos, los lípidos (grasas) pueden suponer hasta un 12 % de su peso corporal, almacenando esta grasa en los músculos de debajo de la piel. En los pescados blancos, en cambio, la grasa supone entre un 0,1 y 2% de su masa y la acumulan en el hígado.

    Se clasifican como pescado blanco el gallo, lenguado, merluza, pescadilla, rape, abadejo, mero, acedia, bacaladilla, lubina, besugo, bacalao.

    Entre los pescados azules se encuentran el atún, bonito, salmón, jurel, palometa, sardina, boquerón, anchoa, pez espada, trucha, caballa y cazón.


    ¿Qué reacciones al pescado son más frecuentes?
    Las reacciones alérgicas a los pescados suelen ser reacciones de hipersensibilidad inmediata, debida a un mecanismo inmunológico, en general hipersensibilidad mediada por anticuerpos IgE específicos frente a ellos.

    Estos anticuerpos generalmente conducen a reacciones inmediatas, habitualmente en la primera hora después de haberlos ingerido, en ocasiones en segundos o pocos minutos.

    Estas reacciones pueden también tener lugar también tras el contacto y con la inhalación del vapor desprendido durante su cocción o incluso en lugares en los que la proteína causante de la reacción está en el ambiente en forma de "aerosoles" (pescaderías, etc), dependiendo del grado de sensibilización.

    Las reacciones pueden ser muy variables, desde un cuadro leve como algunos habones aislados, pasando por angioedema (inflamación) de labios, párpados etc, urticaria más extensa, rinoconjuntivitis, asma, síntomas digestivos, hasta cuadros muy graves de anafilaxia.

    También puede ser muy variable la cantidad de alimento necesaria para inducir una reacción.

    Existe otro tipo de reacciones adversas, de probable mecanismo inmunológico pero no producidas por los anticuerpos IgE, denominadas enteropatías por proteínas, que cursan con vómitos muy importantes que pueden acompañarse de diarrea y deterioro del estado general y que se suelen iniciar a los 60-90 minutos de haber ingerido el pescado.

    Aunque en niños es menos frecuente que en adultos, en algunos casos, las reacciones no se deben a una alergia al pescado, si no a Anisakis, una larva presente con mucha frecuencia en algunos pescados.


    ¿Cómo se realiza el diagnóstico de a alergia al pescado?

    El diagnostico se realizará basándonos en la historia clínica y mediante la realización de pruebas cutáneas (prick test) con extractos de los distintos pescados y la medición en sangre de los niveles de anticuerpos IgE específicos para cada uno de ellos. En ocasiones es necesario la realización de una prueba cutánea con el alimento en fresco (prick-prick) y, si hay dudas, también puede ser necesario realizar un test de exposición, siempre bajo supervisión del especialista.

    Habrá que evaluar en consulta cada caso individualmente, en algunos casos se indicará una dieta exenta para todos los pescados y en otros se permitirá la ingesta de algunos de ellos.

    En los niños, sobre todo en los más pequeños, es común que la alergia a alimentos desaparezca espontáneamente con la edad, y que lleguen a tolerar el alimento que les produjo la reacción. Esto también puede ocurrir en el caso de la alergia a pescados, aunque es menos frecuente que con la leche o el huevo. En los adultos, la alergia a pescados supone un aproximadamente un 14% de la alergia a alimentos.

    Cuanto más tarde se haya producido la primera reacción o más intensa sea la prueba cutánea y más elevado el nivel inicial de anticuerpos IgE específicos, menos probabilidad de tolerar el alimento existirá. Se realizará un seguimiento en consulta, repitiendo las pruebas cutáneas y la detección de IgE en sangre cada cierto tiempo.

    En algún momento se puede considerar la realización de un Test de Provocación con el pescado para valorar si ya se tolera. Este estudio se realizará administrando al niño, poco a poco pequeñas cantidades del pescado implicado, aumentando progresivamente la cantidad para comprobar su tolerancia. Se trata de un estudio de riesgo, que debe ser realizado siempre bajo supervisión del especialista y en un centro hospitalario.

    Ante un diagnóstico confirmado de alergia, hoy por hoy el tratamiento es evitar la ingesta del pescado o pescados responsables y los alimentos cocinados con ellos (sopas, arroces, purés, etc).

    Deberán tener especial precaución en restaurantes, especialmente los especializados en pescados, debido a la posibilidad de contaminación (aceites de freidora, planchas, utensilios etc).


    Cuidado con los productos que contengan proteínas de pescado
    Deben también evitar otros productos que contengan proteínas de pescados en su composición, como gelatinas, salsas preparadas y suplementos de omega 3 o evitar comer animales (pollos, cerdos) alimentados con harinas de pescados.

    La alergia a pescados no implica alergia a los mariscos, por lo que no hay que retirar los mariscos de la dieta, siempre teniendo en cuenta las medidas anteriormente referidas para evitar contaminaciones.

    Si se deben evitar los preparados de palitos de pescado o cangrejo o muslitos de mar, que están elaborados con pescados o harinas de pescado.



    ana_novalbosana_novalbos
  • Reacciones a las picaduras de los mosquitos


    Es frecuente que veamos en consulta niños que han sufrido picaduras de mosquitos.

    La mayoría de las veces son reacciones locales consistentes en ronchas que producen mucho picor e incluso dolor debido a una hipersensibilidad a la saliva del mosquito.

    mosquito1mosquito1


    A veces las reacciones son muy aparatosas pero no suelen ser graves.

    Estas lesiones suelen desaparecer en un plazo de 2-3 dias.

    Hay niños que tienen una predisposición a las picaduras por su tipo de piel o su olor. Es frecuente escuchar en consulta que "siempre les pica a los mismos" aunque haya más personas en la misma habitación.

    Una reacción importante a una picadura de mosquito no predispone a una reacción grave si pica una avispa o abeja al ser venenos diferentes.

    Donde se suelen producir más picaduras son en el campo, la montaña, lagos, pantanos, ríos, piscinas y playa.

    Si vamos a salir al campo se debería llevar ropa que tape la mayor superficie del cuerpo posible y no usar colonias ni perfumes que puedan atraer a los insectos.

    Entre las medidas para evitar las picaduras de mosquitos están las mosquiteras en las habitaciones, el uso de insecticidas o repelentes de insectos. También hay remedios naturales como lociones que contienen citronela o eucalipto que desprenden un olor característico que no suele "gustar" a los mosquitos.

    Si a pesar de haber realizado todas las medidas posibles de evitación nos han picado los mosquitos, podemos aplicar hielo en la zona de la picadura y si hay mucho picor un antihistaminico en jarabe y corticoide tópico local.

    Es muy importante que el niño no se rasque porque se podría infectar la herida y precisar tratamiento antibiótico.

    A la vuelta de vacaciones se deberá acudir a la consulta del alergólogo para valorar realizar los estudios pertinentes.




    ana_perez_monteroana_perez_montero
  • Tratamiento de la alergia al polen

    En Medicina, tan importante como dar un diagnóstico certero, es elegir y pautar el tratamiento correcto. Lo complicado de ser médico, es que en Medicina, es muy complicado establecer un tratamiento general de una misma patología para distintos pacientes porque normalmente son muchas las variables que influyen y en nuestra especialidad, aún más.

    Por todo ello, es imposible explicar en este post detalladamente el tratamiento completo de la alergia al polen pero sí que vamos a intentar que lo más básico y general quede lo más claro posible.

    polinosispolinosis


    Tenemos un paciente en la consulta al que hemos diagnosticado de alergia a pólenes ambientales ¿y ahora qué?

    El tratamiento de la polinosis está basado en tres pilares básicos:

    Desalergenización, es decir, evitación del alérgeno o alérgenos. Es la medida ideal y la que nos garantiza al 100% no tener síntomas alérgicos pero hablando de evitar uno o varios pólenes, nos encontramos en una tarea bastante imposible de conseguir. ¿Nos metemos en una burbuja que nos aísle durante las épocas de polinización? Va a ser muy complicado así que al menos, en consulta siempre es importante explicarles a los pacientes unas medidas generales que tienen que conocer, que nos pueden ayudar a exponernos a menos cantidad de polen. Algunas de ellas son:

    • 1. Conocer la planta productora del polen y su época de polinización.
    • 2. Mantener las ventanas cerradas del domicilio por la noche. Ventilar la casa a mediodía (menos emisión de pólenes a la atmósfera).
    • 3. Empleo de aire acondicionado con filtros especiales.
    • 4. Evitar actividades al aire libre en los períodos de 5-10h (emisión de pólenes) y de 19-22h (descenso de pólenes desde la atmósfera).
    • 5. Viajar en coche con las ventanillas cerradas. Empleo de aire acondicionado con filtro.
    • 6. Permanecer el mayor tiempo posible en el domicilio durante los períodos de máxima polinización, especialmente en días ventosos y tras tormentas.
    • 7. Evitar secar la ropa al aire libre.
    • 8. Empleo de gafas de sol y, si síntomas muy intenso incluso empleo de mascarillas.
    • 9. Tomarse las vacaciones durante el período álgido de polinización, eligiendo zonas con niveles bajos de pólenes (la playa).
    • 10. Evitar cortar el césped y tumbarse sobre él.
    • 11. Tomar la medicación prescrita.
    • 12. Seguir la información sobre recuentos de pólenes.

    Tratamiento sintomático, que consiste en administrar distintos medicamentos para intentar hacer desaparecer o, al menos disminuir la frecuencia e intensidad de los síntomas de alergia. Según los síntomas de cada paciente, el alergólogo decidirá pautar uno o varios medicamentos. Sin detenerme mucho, decir que los medicamentos más utilizados para tratar los síntomas rinoconjuntivales o cutáneos son los antihistamínicos y corticoides (en pastillas, en gotas, en sprays, en cremas). Se decidirá de forma individual según la clínica que refiera cada paciente) y para tratar los síntomas asmáticos son los broncodilatadores (el famoso ventolín entre otros) y corticoides inhalados entre otros.

    Muchas veces, en la consulta los pacientes nos dicen que como no saben a qué polen son alérgicos no han querido tomar ningún antihistamínico, aún prescritos por sus médicos es decir, piensan que hay un antihistamínico u otros medicamentos específicos para cada polen y nada más lejos de la realidad. Con el tratamiento sintomático, es decir, cuando recetamos medicamentos, controlamos el síntoma (picor, ahogo, estornudo, etc,..) pero nunca la causa de los síntomas y mucho menos si es por olivo, gramíneas o arizónica. Para eso tenemos la inmunoterapia, que pasaremos a explicar en breve.

    Otra duda que también quiero aclarar: la pastilla de la alergia. Muchos pacientes vienen convencidos de que como sus síntomas han mejorado con el antihistamínico (pastilla de la alergia) lo que ellos tienen es alergia sí o sí y me temo que otra vez, nada más lejos de la realidad. El antihistamínico controla el síntoma pero no la causa. Ponemos un ejemplo: hay personas que tienen mocos y estornudos por alergia y otros por un simple catarro. En ambos casos, el antihistamínico mejorará los síntomas.

    Inmunoterapia, es decir, la vacuna de alergia. Consiste en administrar de forma repetida un extracto alergénico (uno o varios pólenes en este caso), a dosis crecientes hasta la llamada dosis de mantenimiento, para conseguir inducir tolerancia al mismo y evitar síntomas ante posteriores exposiciones. Se trata del único tratamiento curativo de la alergia, ya que es el único que puede modificar el curso natural de las enfermedades alérgicas, induciendo tolerancia así como también se ha demostrado que impide el desarrollo de asma en pacientes con rinitis alérgica.

    Se trata de un tratamiento que se elige en función de los resultados de los test cutáneos y analíticos realizados al paciente, que debe ser recetado siempre por un Especialista en Alergología y administrado siempre bajo supervisión médica en Unidades de Inmunoterapia ( con personal entrenado en subsanar cualquier posible reacción tras la administración de la vacuna). Este tratamiento por tanto sí es individual para cada paciente y para ello sí es necesario saber el patrón de sensibilización de cada paciente. No podemos pautar una vacuna con olivo si el paciente no es alérgico a este polen por ejemplo. Existen distintas vías y pautas de administración. Cada alergólogo decidirá la mejor para cada paciente siempre consensuando con él.




    elena_sierraelena_sierra
    • Elena SierraEste enlace se abrirá en una ventana nueva, alergóloga del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid
  • Alergia al anisakis, ¡no bajemos la guardia!

    En este blog queremos recordaros el riesgo que corremos de hacernos alérgicos a Anisakis con la ingesta de pescado.

    Sobre todo en estas fechas de verano en las que apetece comer pescados frescos y poco cocinados en forma de ensaladas o suculentos tartares.

    Para que podáis disfrutar sin riesgo de estos platos os recomendamos que sigáis los consejos que aquí os damos.


    anisakisanisakis


    Todo el mundo ha oído hablar de Anisakis Simplex. Este gusanito es un parásito de pescados y cefalópodos (calamar , sepia, pulpo…) capaz de producir distintos cuadros de alergia y parasitosis.

    El ser humano no forma parte de su ciclo biológico, es decir; es incapaz de vivir en nosotros. Precisamente esta es una pregunta que con frecuencia hace en consulta el paciente con alergia a Anisakis, ¿tengo el gusano dentro del cuerpo?. La respuesta es: No. Sólo puede llegar a vivir unas 72 horas en nuestro interior, después lo eliminamos.

    Lo más importante que debéis saber es que Anisakis sólo nos produce alergia cuando lo ingerimos vivo. Es decir, cuando el pescado o el cefalópodo que nos comemos está parasitado y lo comemos crudo o poco cocinado.

    El problema es que nunca sabemos si la pieza que vamos a consumir está parasitada o no. Por ello debemos ser cautelosos y pensar que todo pescado o cefalópodo puede estar potencialmente parasitado y debemos erradicar (¡matar!) el parásito para que no nos produzca alergia.

    La erradicación de dicho parásito se consigue sometiendo los productos de mar mencionados (pescados y cefalópodos), antes de ser ingeridos, a congelación, durante un mínimo de 48 h. a -20ºC. Se recomienda el pescado ultracongelado.

    También se consigue con temperaturas superiores a 60 ºC durante al menos 10 min. No es válido el cocinado en microondas, ahumado o a la plancha.

    En general no hay problema con los crustáceos (gamba, langostino, centollo, etc) y bivalvos (mejillón, almeja, etc) así como pescados de piscifactoría, pues no son parasitados por Anisakis. Es decir; no hay que congelarlos.

    También se puede comer con libertad conservas de pescado y salazones.

    Como veis no son tantas las restricciones para evitar la alergia a Anisakis y así poder disfrutar de los apetecibles platos de pescado veraniegos.

    Seguid nuestros consejos para pasar un Feliz Verano.






    aranzazu_plazaaranzazu_plaza
    • Dra. Aránzazu PlazaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, alergóloga del servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid
  • ¿Qué es la alergia al látex?

    El látex (caucho o goma) procede de la savia de un árbol , Hevea Brasiliensis, y se utiliza para fabricar multitud de productos que usamos a diario. No debe confundirse con el plástico, que procede del petróleo.

    La alergia al látex se puede producir por contacto directo con objetos fabricados con látex, o por inhalación, en ambientes donde hay objetos de látex o bien por contacto indirecto, cuando se toca o ingiere algo que a su vez ha estado en contacto con él.


    latexlatex

    Todos los objetos de látex pueden provocar reacciones en las personas alérgicas, la reacción puede ser más o menos intensa dependiendo del grado de alergia de la persona. En general los objetos nuevos (guantes o globos) desprenden mas partículas de látex, que los objetos viejos, usados o que ya se han lavado varias veces.

    Como todas las alergias, la alergia al látex se adquiere con el tiempo y tras varios contactos. Por ello, las personas que más se suelen sensibilizar son aquellas que usan látex continuamente, como el personal sanitario y también las personas sometidas a múltiples exploraciones médicas o intervenciones quirúrgicas. En estos últimos, los niños con enfermedades congénitas, como espina bífida, malformaciones digestivas o cardíacas, que son sometidos a intervenciones repetidas desde muy pequeños, se sensibilizan con más frecuencia que los adultos.

    También existe más frecuencia de sensibilización en personas atópicas, que se sensibilizan fácilmente a sustancias del medio ambiente.

    Los síntomas de alergia al látex son variables, desde rinoconjuntivitis o urticaria, a edema (inflamación) o asma y hasta cuadros graves de anafilaxia que ponen en peligro la vida. También existen cuadros de dermatitis de contacto tras el uso de objetos de látex, pero esto suele sele ser debido a otros productos, que se añaden durante el proceso de su fabricación.

    Además de en el medio sanitario (guantes, sondas, catéteres, drenajes, émbolos de jeringuillas, mascarillas faciales, vendajes elásticos ...) , el látex está presente en multitud de objetos usados en la vida diaria: entre ellos, chupetes, tetinas de biberón, globos, gafas de natación y ski, juguetes (muñecas,. pelotas, etc), pegatinas, suelas de zapatos de goma (zapatillas, chanclas, botas de agua), algunos componentes de bicicletas, colchonetas hinchables, chubasqueros, gomas de la ropa interior, algunos pañales, bañadores...

    Por otro lado, algunas personas alérgicas al látex pueden presentar reacciones de intensidad variable, tras ingerir algunas frutas y vegetales, sobre todo el kiwi, aguacate, plátano o castaña. Con menor frecuencia , tras mango, papaya, piña, tomate o frutas rosáceas (melocotón, albaricoque, cereza, manzana).

    El Diagnostico de alergia a látex se realizará en la consulta de alergología, en base a la historia clínica y mediante la realización en el antebrazo de una prueba cutánea superficial (prick test) con un extracto de látex. También se determinará en sangre el nivel de anticuerpos IgE frente al látex y sus alérgenos. En algunos casos dudosos, para confirmar el diagnostico, puede ser necesario realizar una prueba de exposición al látex, que normalmente se realiza con un guante de látex.


    El Tratamiento de las reacciones alérgicas al látex es como el de otras reacciones alérgicas, dependiendo de su intensidad. En algunos pacientes, con riesgo de reacciones especialmente graves, su alergólogo puede indicar que lleven siempre adrenalina consigo.

    Una vez diagnosticada, la base del tratamiento de la alergia al látex, es evitar el contacto con los objetos que lo puedan contener, lo puede ser difícil. Las personas alérgicas deben comunicar su alergia siempre que acudan a una consulta médica, al dentista, antes de una intervención quirúrgica o en otros lugares en los que se puedan tener contacto con látex (peluquerías, manipulación de alimentos etc).

    Desde hace unos años se ha comercializado en España una vacuna frente al látex, que se administra de forma sublingual. Su uso no es generalizado para todos los pacientes. Cada caso debe ser evaluado por un especialista en alergología, que decidirá si está o no indicada la vacunación, según las proteínas del látex a las que el paciente esté sensibilizado , el cuadro clínico que presente y otros factores.



    ana_novalbosana_novalbos
36 resultados
Buscador de Alergología infantil
Sobre este blog

Se dará información y se resolverán dudas sobre las alergias en niños en especial a las alergias alimentarias

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.